La alarmente contaminación de muchos fertilizantes orgánicos

lodos-depuradora-con-microplasticos

Depuradoras, Lodos, contaminación. Fuente Colaje imágenes Google

 Obviamente se trata de una mala noticia, aunque era predecible que tarde o temprano se diera a conocer a los ciudadanos. Ya comentamos en más de alguna ocasión que un residuo orgánico no tiene por qué ser ineludiblemente bueno. Todo depende de su composición, calidad, etc. Durante el proceso de compostaje s.l. el producto resultante dependerá, en gran medida del proceso utilizado, pero también de la calidad de las materias primas. Mientras los residuos naturales “suelen estar poco o nada contaminados”, lo contrario ourre respecto a los lodos de depuradoras, dependiendo el riesgo de toxicidad de su procedencia. Cuando la planta de tratamiento recoge aguas residuales de zonas industriales y grandes urbes, nos topamos siempre con el mismo problema.  Aun suponiendo que usemos una planta de depuradora eficiente y adecuadamente mantenida, cabe mentar que están no suelen actuar contra los denominados contaminantes emergentes, es decir aquellos “de nueva generación” que pasan los diversos filtros sin ser retenidos y neutralizados, ya que los perimeros no suelen encontrarse diseñados con vistas a su “neutralización”.

 Apelando a vocablos de evolución y biodiversidad, podría decirse que nos encontramos ante una radicación de nuevas especies de contaminantes, por cuanto no paramos de innovar con nuevos tóxicos, muchos más de los que erradicamos. De aquí que las depuradoras no garanticen del todo, la calidad de los lodos resultantes. Como corolario, los abonos orgánicos obtenidos pueden atesorar propiedades más o menos saludables.

 No obstante, la noticia que os ofrecemos hoy desinforma más que informa, al menos si no se reflexiona con serenidad sobre su contenido. Según su título: los fertilizantes orgánicos son fuente de polución por microplásticos”, alertando al público de su riesgo para la salud pública. ¿Cierto o falso?.  Pues ni lo uno ni lo otro. Reiteramos que todo depende de su procedencia. No se puede generalizar, y algunos comentarios de los autores que os muestro debajo así lo atestiguan. Como corolario podemos concluir que el título es nefasto y alarmista, aunque no podemos calificarle de totalmente falso. Bien podría ser propaganda mal intencionada encubierta de las empresas que comercializan fertilizantes inorgánicos, cuyos efectos perversos ya nadie cuestiona.   Pero soslayemos los argumentos “conspiranoicos”.

 A día de hoy, sabemos que el pescado contiene microplásticos entre otros contaminantes, que el agua embotellada también, como los alimentos precocinados y hasta la sal que ingerimos de sobremesa. La cuestión a contestar sería pues ¿Qué alimentos de este maltratado planeta no se encuentran contaminados?.

 No obstante, con ello no deseo justificar el empleo de cualquier basura orgánica como un fertilizante que garantize una agricultura ecológica que proporcione alimentos sanos.  Todo dependerá, en última instancia de los conocimientos y ética de los agricultores que se han adherido a esta loable práctica. Sin embargo, muchas multinacionales nos venden productos ecológicos, y aquellas, por lo general,  no tienen reparo alguno en hacer uso de las materias primas más baratas.

 Por lo tanto, mientras la dictadura financiera intenta confundirnos al equiparar los productos orgánicos con los ecológicos, en realidad, la defensa del consumidor debiera exigir el proceso inverso: en función da la calidad de las materias primas los certificados debieran añadir estrellas, o lo que se quiera, que ¿garantice? el cumplimiento de las normas especificadas. Y en este contexto, las bondades de la materia prima estriban en parte en la calidad de los lodos y sus contenidos en contaminantes. Es decir que los últimos demandarían un certificado de calidad con sus correspondientes estrellas.

 Así pues, cuando compramos un producto ecológico, ¿ingerimos un alimento sano?. No está tan claro. Si uno conoce la cooperativa que los comercializa, podrá elegir con mayor seguridad. Empero si los compra en las miles de tiendas que proliferan como setas ¡Dios dirá!.

 Juan José Ibáñez

 Continuá……

Organic fertilizers are an overlooked source of microplastic pollution

by Staff Writers
Washington DC (SPX) Apr 12, 2018

Organic fertilizers from biowaste fermentation act as a vehicle for microplastic particles to enter the terrestrial environment, with the amount of microplastic particles differing based on pre-treatment methods and plant type, a new study shows.

Recycling of organic waste through composting or fermentation, followed by application of the resulting fertilizer products to agricultural land, is considered environmentally friendly, but the results of this study challenge that common perception and highlight an overlooked source of pollution.

Due to their small size, microplastic particles (MPPs) – mainly fragments, fibers and spheres of plastics, all smaller than five millimeters – presumably enter the food web, and may even end up in human food.

Los fertilizantes orgánicos producidos durante la fermentación de biorresiduos actúan como un vehículo de transporte para que las partículas de microplásticos entren en el ambiente terrestre, con la cantidad de partículas microplásticas que difieren según los métodos de pretratamiento y el tipo de planta, según se muestra un nuevo estudio.

El reciclaje de desechos orgánicos mediante compostaje o fermentación, seguido de la aplicación de los fertilizantes resultantes a tierras agrícolas, se considera ambientalmente amigable, pero los resultados de este estudio desafían esa percepción común y resaltan una fuente de contaminación que se pasa por alto. Dado a su pequeño tamaño, las partículas microplásticas (MPP), principalmente fragmentos, fibras y esferas de plástico, todas de menos de cinco milímetros, presumiblemente ingresan a la red trófica e incluso pueden llegar a convertirse en alimento humano.

Considerable attention has thus been given to MPPs, but largely to those discovered in the ocean. Only more recently have researchers expanded their study to include microplastic pollution in terrestrial environments.

To better understand MPP production and initial entry into terrestrial ecosystems, Nicolas Weithmann and colleagues screened different organic fertilizers produced at recycled biowaste plants for MPPs greater than one millimeter in size.

Their screens focused on outputs of biowaste composting plants (which processed biowaste from households) and on outputs of biowaste digester plants (which create biogas from manure). As a reference, they also looked at MPP loads from agricultural energy crop digestion plants, which process only energy crops like corn, and no biowaste.

Se ha prestado mucha atención  a los MPP, pero en gran medida a debido a que fueron descubiertos e los océanos. Recientemente, los investigadores ampliaron su estudio para incluir la contaminación por micro-plásticos en ambientes terrestres.

Con vistas a intentar comprender mejor la producción de MPP y su  entrada inicial en los ecosistemas terrestres, Nicolas Weithmann y sus colegas examinaron diferentes fertilizantes orgánicos producidos en plantas recicladas de residuos biológicos para MPP de más de un milímetro de tamaño.

Sus pantallas se centraron en los resultados de las plantas de compostaje de residuos biológicos (que procesaron los residuos biológicos de los hogares) y en las salidas de las plantas de digestión de residuos biológicos (que producen  biogás a partir de estiércol). Como referencia, también analizaron las cargas de MPP de las plantas de digestión de cultivos de energéticos agrícolas, que se procesan únicamente a partir de cultivos energéticos como el maíz y sin residuos biológicos (o biocombustibles de segunda generación).

All fertilizer samples converting biowaste contained MPPs, they report – usually between two and five mm in size – while none of the samples from the agricultural energy crop digester plants contained significant amounts of the tiny plastics. The amount of MPPs from biowaste treatment differed based on pretreatment and plant type; the MPP load produced from biowaste digester plants, for example, was greatest.

In particular, the biowaste digester plant directly supplied by waste from commerce contained the highest numbers of MPPs (895 MPPs per kilogram of dry weight). Based on their findings, further study into the possible consequences and impacts of MPP contamination from these types of biowaste fertilizers is necessary before any risk can be assumed, Weithmann et al. say.

Research paper

Todas las muestras de fertilizantes que convierten residuos biológicos contenían MPP, informan, por lo general, entre dos y cinco milímetros de tamaño, mientras que ninguna de las muestras de las plantas de digestión de cultivos de energía agrícola contenía cantidades significativas de plásticos diminutos. La cantidad de MPP del tratamiento de los residuos biológicos difirió según el tratamiento previo y el tipo de planta; la carga de MPP producida a partir de plantas de digestión de residuos biológicos, por ejemplo, fue mayor.

En particular, la planta de digestión de residuos biológicos suministrada directamente por los desechos del comercio contenía el mayor número de MPP (895 MPP por kilogramo de peso seco). Con base en sus hallazgos, es necesario realizar más estudios sobre las posibles consecuencias e impactos de la contaminación por MPP a partir de estos tipos de fertilizantes biológicos antes de asumir cualquier riesgo, según Weithmann et al.

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*