Posts etiquetados con ‘actividad biológica’

Una Nueva Instantánea de la Vida Microbiana en el Suelo y el Reciclado de la Materia Orgánica

paisaje-del-interior-del-suelo

Fuente:  Frontiers in Microbiology y collage google images

La nomenclatura y rosario de palabras que debo utilizar en este post no son de mi agrado. Si los añado al título de esta entrega parecería que esta bitácora aborda otros temas más sexy (por decir algo). Sin embargo, se trata de traducciones literales del original en suajili.  Del mismo modo también ignoro si he interpretado adecuadamente lo que los anglosajones denominan priming effects.

Sin embargo el texto que os voy a mostrar, y que se basan fundamentalmente en las conclusiones de un artículo concreto de investigación ,se me antoja interesante con vistas a que mejoremos nuestra comprensión “visual” de la actividad biológica de los suelos en sus tareas de reciclado. Ya os hablamos en otro post que, si pensáramos mediante paisajes mentales el mundo telúrico, visualizaríamos  los espacios de mayor actividad biológica como enclaves con una iluminación intensa respecto a la matriz del suelo, nuestro paisaje mental nos podría aparecer como una ciudad de noche, a altas horas de la madrugada (casi sin tráfico) en tiempos navideños, con sus arbolitos llenos de bombillas resplandeciendo en medio de la oscuridad.  El estudio que presentamos hoy da lugar a mejorar tal panorámica, por cuanto nos indica que, además habría otras fuentes de luz, unas que parpadean rápidamente y cambian de lugar, junto a otras que permanecen más tiempo encendidas aunque sin tanto brillo. Se trata de una metáfora, por supuesto. Ahora bien, pudiera ser útil. La matriz del suelo sería pues bastante inerte, aunque salpicada por estas estructuras, a modo de oasis aunque unas más permanentes y otras de actividad muy intensa y breve. Eso sí, lo de los “puntos calientes”, “momentos calientes” y la plétora de “esferas” podría dar lugar a un paisaje a la par más sexi y celestial. Ese no es mi deseo. Quedémonos pues con la primera interpretación. Y quedan por medio los denominados “priming effects”, que nos vienen a mejorar una visión que ahora se me antoja caduca, por ramplona, de cómo se recicla la materia orgánica en el suelo.  Os dejo con la traducción al castellano del resumen de este artículo y una parte del texto que he traducido. Por ser un resumen en lo esencial, se encuentra en acceso abierto. Eso sí, hipervinculadas, al final se encuentran frases que al pinchar sobre las mismas ofrecen artículos científicos originales pero relacionados con el contenido de estas líneas de investigación y que nos conducen a papers  que preceden a esta publicación muy reciente cuando redacto el post. Reitero, intentar imaginaros mediante paisajes mentales lo que ocurre en un suelo, ya que se parecería a un desierto iluminado por aquí y por allá, por las luces navideñas de los arboles, junto con otras fuentes aisladas y bla, bla, bla. Veamos primero los “puntos calientes” que anteceden al resumen, para continuar con este último.     

(i) Rizosfera, detritosfera (enclaves de acumulación de detritos), bioporos y las superficies de los agregados son puntos calientes de actividad microbiana; (ii) La fracción de microbios activos en tales micro-sitios críticos resulta ser entre 2 y 20 veces mayor que en resto de la matriz del suelo; (iii) La duración de un momento caliente (periodo de intensa actividad biológica) en la rizosfera depende de la incorporación de productos orgánicos lábiles; (iv) La duración de tales instantes calientes en la  detritosfera (detritusphere) depende principalmente de la descomposición de la hojarasca; y (v) Las sucesiones ecológicas microbianas durante los momentos calientes intensifican la competencia e impulsan el reciclado del carbono del suelo. Comenzamos ahora con parte del resumen.

Los momentos calientes inducen una rápida sucesión en las comunidades microbianas, así como una intensa competencia intra e interespecifica que afecta a la eficiencia en el uso del de la materia orgánica, su reciclado y el propio crecimiento microbiano. Cuando más rápido sea la renovación y menor la eficiencia en el uso del carbono dentro de los puntos calientes (hotspots),  más se contrarrestan los altos insumos de la materia orgánica, compensando la ausencia de fuertes aumentos en sus  existencias (stocks).

Comenzamos…… 

Los suelos son el recurso natural más heterogéneas de la biosfera, con una elevadísima diferenciación de sus propiedades y procesos, tanto a nivel de nano-escala como de macro-escala. La heterogeneidad espacial y temporal de la incorporación a este medio de los  compuestos orgánicos lábiles que desprenden las plantas crean focos microbianos durante períodos cortos de tiempo, a los que se han denominado momentos calientes……..

Sigamos……

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Paisajes y vida bajo el suelo en ambientes semiáridos y áridos

Veamos como explico la nota de prensa de la que hablaremos en este post, ya que su título me parece confuso y confundente: “Descubren un nuevo hábitat subterráneo para fauna terrestre”. Sin embargo, el contenido resulta ser bastante interesante si bien, en cierta medida era previsible, al menos para los lectores de esta humilde bitácora. Ya os hemos mentado en varias ocasiones que en los ambientes áridos y semiáridos la cobertura vegetal se torna más dispersa, conforme aumenta el stress hídrico. Suelen denominarse islas de fertilidad a los enclaves bajo las plantas o cluster (conjunto) de ellas, por cuanto la actividad biológica bajo las mismas resulta ser bastante intensa. Un resumen de ello podéis encontrarlo en una entrega precedente que llevaba como título  “Arquitectura de los Suelos y la Vegetación en los Ambientes Áridos y Semiáridos”. También explicamos que existen numerosas evidencias que inducen a pensar como en los suelos bajo climas contrastados, como los mediterráneos, entre otros muchos, tanto los microorganismos, como los micro-invertebrados que alberga el medio edáfico son mayoritariamente acuáticos (aunque los agregados del suelo parezcan secos), migrando verticalmente en profundidad para huir de las inclemencias del clima aéreo (conforme emigramos hacia el fondo del “solum” se amortiguan las fluctuaciones térmicas e hídricas).  Por lo tanto, podemos resumir estos hechos alegando que existe una migración vertical de la fauna y microflora del suelo al vaivén de la estacionalidad. No obstante, también se ha constatado otra lateral subsuperficial siguiendo el flujo de agua, ya sea natural, o de irrigación. Más aún, si ampliamos la observación espacial (en profundidad), y temporal (miles o cientos de miles de años) tales viajes pueden alcanzar algunos kilómetros de profundidad en el seno de la litosfera terrestre (ver el post: La Vida en las Profundidades de la Tierra: Organismos llovidos del Suelo). Pues bien, en este contexto, el contenido de la noticia que os ofrecemos hoy, se me antoja interesante. En los ecosistemas semiáridos y áridos, bajo de los abundantes cauces efímeros (que tan solo transportan agua estacionalmente algunos días al año, en el mejor de los casos) que los salpican, se ha detectado una actividad biológica intensa, con independencia de que no pudiéramos inferirla al observar su superficie. Los investigadores que han llevado a cabo este interesante estudio dan cuenta de ello, proponiendo que se trata de un nuevo tipo de hábitat. Y es aquí en donde discrepo, al menos en cierta medida. Como podréis observar en la nota de prensa y también en el trabajo original, que se encuentra en acceso abierto (ver enlace abajo), los autores muestran tal proceso hasta profundidades de 1 o 2 metros, ya sean suelos o rocas o “sedimentos” ¿?. El problema aquí estriba en que entienden por suelo (ver nuestra categoría La Zona Crítica terrestre). En mi opinión, defender que se trata de un nuevo hábitat es excesivo. No obstante, también es cierto que los biólogos del suelo y/o del suelo/regolito, suelen soslayar este tipo de enclaves en sus investigaciones e inventarios. Y es aquí en donde surge la paradoja (…) que explicamos a continuación.

paisajes-subterraneos-valle-gallinera-funte-plos-one

Sobre los denominados nuevos hábitats Fuente: Trabajo de los Autores Figure 4. Alluvial MSS. (A) Dry watercourse (Barranc de la Vall de Gallinera). (B, C, D) structure of the substratum. doi: 10.1371/journal.pone.0076311.g004.

(más…)

Etiquetas: , , , , ,