Posts etiquetados con ‘Mato Grosso’

La Investigación del Manejo del Suelo y los Resultados de Estudios Peligrosos (Confundentes)

mato-grosso

Destrucción del Mato Grosso (fuente: Bing fotos)y sus anteriores paisajes Naturales (Fuente VisitBrasil.net)

A menudo se publican resultados de estudios cuyas conclusiones a primera vista resultan ser lógicamente correctas pero que a la larga pueden llegar a justificar prácticas de manejo peligrosas e incluso muy perjudiciales. Este es el caso de la noticia que analizamos hoy, y que lleva por título Deep, permeable soils buffer impacts of crop fertilizer on Amazon streams, study finds. Como se enfatiza en la mentada nota de prensa, en climas templados y fríos, el exceso de fertilización química (nitrógeno, fósforo etc.)  da lugar a la eutrofización (polución) de las aguas superficiales y subterráneas, con los consiguiente riesgos para la salud de la vida salvaje y de los seres humanos. Hemos tratado este tema en diversos post incluidos en nuestra categoría “contaminación de suelos”. Recientemente se ha llevado a cabo una experiencia en zonas deforestadas del Mato Grosso brasileño, demostrándose, según los autores, que tal hecho no ocurre. Pues bien, cabe mentar que los suelos de los biomas más septentrionales suelen ser muy someros mientras que en esta zona tropical ostensiblemente profundos, si tenemos en cuenta el conjunto del sistema suelo-regolito. Los investigadores implicados reconocen este hecho diferencial señalando que las capas profundas deben actuar como ambientes buffer o tampónreteniendo los nutrientes que causan los problemas mentados en los perfiles del suelo más someros de Europa o EE.UU., por citar dos ejemplos.  Sin embargo, sería sumamente irresponsable pensar que (i) todas las profundas coberturas edáficas de la región estudiada en Brasil reaccionan de la misma manera; (ii) que el proceso no pueda revertirse con el tiempo y (iii) que los resultados induzcan a inferir que se pueden añadir elevadas dosis de fertilizantes a estos ecosistemas que dicho sea de paso, debieran ser conservados como patrimonio de la humanidad en lugar de padecer deforestación y la consiguiente agresiva agricultura industrial.  

Hará aproximadamente un decenio cuando escuche en una conferencia de un  investigador alemán como, tras bajo varios metros bajo un solum típico de estas zonas (ya fuera un Oxisol–Ferralsol- o un Ultisol–Acrisol) se topaba, brusca y sorprendentemente,  con un espeso horizonte cálcico, hecho muy extraño en tales ambientes. Bien pudiera ser que nos encontráramos ante la conocidaBomba química del tiempo”, que también explicamos en este post de nuestra bitácora. A varios metros de profundidad, en el sistema suelo-regolito,  pueden aparecer capas que, por su composición, atesoren propiedades como para retener algunos elementos químicos hasta ciertas concentraciones. En consecuencia estos no son vertidos inmediatamente al agua, pudiendo pensarse que “nos encontramos seguros”. Empero cuando se saturan de los mismos, se desprenden bruscamente y en grandes cantidades a las aguas, como por arte de magia. Este proceso también es archiconocido en Europa o EE.UU, aspecto que omite la noticia. Debido a que el concepto de suelo y su clasificación suele referirse a los dos primeros metros del perfil, el estudio de los materiales edáficos y la circulación del agua a mayor profundidad suele ser omitido, no pudiendo detectarse procesos como el que hoy os presentamos. Por esta razón, entre otras, diversos expertos claman por un cambio de paradigma, pasando de los estudios clásicos a o los que contemplan la denominada zona crítica terrestre  (sistema suelos+regolito+aguas subterráneas) a la que hemos dedicado toda una categoría en esta bitácora.

En vista de todo ello, me temo que lo que se desea es inducir a pensar que pueden aplicarse dosis exageradas de fertilizantes a los suelos recientemente deforestados (o fomentar más aun la deforestación en el futuro) del Mato Groso sin peligro alguno, iniciativa que se me antoja insultantemente peligrosa. En este sentido habría que indagar seriamente en donde se encuentra la capa de suelos/regolito tamponadora, conocer su capacidad de carga o retención de enmiendas antes de comenzar a comportarse como una  Bomba química del tiempo” y cotejar si se trata de un hecho singular o generalizado en la región aludida. Recordemos que la materia ni se crea ni se destruye. Si estas sustancias polucionantes resultan ser retenidas, tarde o temprano terminarán por contaminar el ciclo hidrológico.

Resumiendo, un  estudio singular puede dar lugar a conclusiones aparentemente correctas siendo utilizadas para llevar a cabo prácticas de manejo que a la postre devengan en calamidades medioambientales. Se trata de un modo de proceder que acaece con harta frecuencia en la indagación científica y que es aprovechado por multinacionales o grandes compañías productoras de alimentos con vistas a lucrarse esquilmando suelos y ecosistemas. Hagamos las cosas correctamente o tendremos pan para hoy a costa de desastres en un futuro cercano.  No se pueden extraer conclusiones precipitadas, ni soslayar procesos que ya se conocen desde hace décadas con vistas a justificar lo injustificable.    

Os dejo pues con esta noticia, aparentemente cándida y sustancialmente peligrosa.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,