Posts etiquetados con ‘suelos forestales’

La Percepción social de los suelos forestales gracias a la prensa: Los Suelos Como basureros

bosque-mixto-ibor-hurdes

Paisaje Mediterráneo de Montaña. Foto: Juan José Ibáñez

Se presupone que la prensa tiene como una de sus principales misiones informar e instruir al ciudadano. Y como botón de muestra os enseñamos hoy una noticia ejemplar:  Un almacén de basura debajo de los árboles. Es decir, los suelos forestales pueden considerarse vertederos. Sin embargo, el título da lugar a una nota de prensa profusa en información, alguna de la cual puede ser válida para los expertos que “sepan” leer entre líneas con cuidado y mucha paciencia. La gravedad de los documentos de esta guisa  estriba esencialmente en extraer información relevante para exponerla, fuera de contexto, de forma desordenada hasta dar lugar a una narración carente de coherencia y repleta de errores mayúsculos. Eso sí “quizás, tan solo quizás”, los investigadores consultados sean parte del problema en sus ansias por aparecer en los medios de comunicación. Por esta razón, raramente acepto entrevistas a los medios de comunicación, y en ningún caso, sin leer el borrador del artículo que duna vez redactado por el “pumillas” debe pasar a imprenta. No me extraña, ante tanto show mediático, que algunos periodistas de una TV autonómica, se sorprendieran hace poco más de un año cuando tras impartir una conferencia en una hermosa localidad de los Serranos (Valencia, España) me propusieran una entrevista televisada, a lo que conteste “bajo ningún concepto” (ya os conozco, pensaba para mis adentros). Al menos esta bitácora me permite expresar opiniones personales sin pasar por la galería de los horrores, es decir, las narraciones de los plumillas y sus consejos de redacción. Reitero que algunos datos aportados en la noticia atesoran interés, como la revegetación de la Península Ibérica, debido primero a la desertización humana del ámbito rural y finalmente a la propiciada por el abandono de tierras que estimulaba la denominada PAC (Política Agraria Común de la Unión Europea). Empero aclaremos que revegetación no resulta ser sinónimo de reforestación, ganancia de biodiversidad y menos aún de freno a los procesos erosivos. Tales aseveraciones no resultan ser el producto de mi obsesión (según algunos ortodoxos) de llevar la contraria al establishment, sino que han sido contrastadas empíricamente por otros colegas. De hecho hace un decenio reuní a varios de ellos en el Congreso Nacional de Medio Ambiente (CONAMA)  con vistas a desmontar varios de los tópicos que diez años después siguen rellenando páginas, como los de esta noticia. Las sesiones fueron magníficas, cumpliendo mis expectativas. Sin embargo, las notas de prensa resultaron ser espeluznantes, soslayando todo lo relevante y rellenando los huecos, esta vez sí, “con basura. En consecuencia, protesté a la mentada fundación, pero “ni caso”, dándome cuenta de la verdadera vocación del CONAMA, perpetuarse año tras año, en base  a una información tan llamativa y políticamente correcta como científicamente impresentable, cuando fuera necesario. Nunca más volveré a caer en su trampa. Afortunadamente guardo toda la documentación en mi Researchgate, donde podréis disponer libremente de la misma (supera las 150 páginas con creces). Tan solo basta pinchar en los palabros que hipervínculo a continuación, con vistas a poder leer lo que mostraron los expertos invitados a ambos grupos de trabajo (Biodiversidad % Patrimonio Natural y Los Suelos en Europa y su Directiva).

Sería difícil clarificar tanto error, falacias y falsas verdades vertidas en la noticia que os exponemos abajo, por lo que tan solo explicaré algunas, a modo de ejemplo. El que los bosques de clima templado oceánico (los cuales no disciernen de los centroeuropeos, craso error) almacenen más carbono que los más xéricos del mediterráneo es algo natural y bien sabido desde hace decenios, por no hablar de siglos. También reiteramos que la materia orgánica no se almacena preferentemente en los 30 cm superficiales del suelo, como al parecer apunta alguno de los entrevistados (ver nuestra categoría “biomasa y necromasa” en donde hemos abundado sobre el tema en diversas entregas). Del mismo modo, se confunden bosques, masas forestales y matorrales arbolados cuando en realidad se trata de ecosistemas muy distintos en su estructura, naturaleza y gestión potencial. Buena parte de los denominados bosques mediterráneos levantinos, son en realidad matorrales con árboles amantes del fuego (pirofíticos). Otro entrevistado defiende que deben evitarse los fuegos, cuando en realidad son parte integral de la dinámica natural en el bioma mediterráneo. La noticia menta la obtención de los biocombustibles como alternativa, siendo en realidad una quimera, mucho menos eficaz que el pastoreo tradicional, ahora escaso debido a la desertificación rural. Comparar fuera de contexto la gestión de los bosques en los países nórdicos con la que demanda buena parte de los ambientes mediterráneos deviene en otra escandalosa barbaridad, ya que por sus dispares naturalezas demandan manejos muy diferentes (craso error de la política forestal española desde el franquismo hasta nuestros días). El fuego resulta ser un elemento de gestión en los ambientes mediterráneos, como bien saben y aplican en EE.UU. Es justamente la revegetación natural, en ausencia de población campesina (abandono de tierras), la causante de muchos incendios forestales, al margen de disminuir la biodiversidad natural de numerosos paisajes ibéricos. Tampoco debemos olvidar que esa sangría anti-ambiental llamada privatización de los servicios públicos, deviene justamente en que la gestión ambiental de lugar a un alarmante deterioro de la cobertura vegetal, como ya denunció, por ejemplo uno de nuestros corresponsales, amigo, biólogo y morador de paisajes azotados por los incendios forestales en la comarca de los Serranos en Valencia, que al margen de ofrecer beneficios a las compañías privadas y (me callo….), soslaya de cualquier compensación digna a  los habitantes de las zonas afectadas (abandono de tierras = incendios forestales en muchos espacios mediterráneos).

La noticia de marras también omite que, en la Península Ibérica la cobertura edafológica resulta ser muy somera, por lo que (cuando se tienen en cuenta los dos primeros metros del perfil edáfico) suele ser usual que los suelos agrícolas almacenen más materia orgánica que los forestales. Y podríamos seguir ad nausean. Más aun, a nivel global la relación entre productividad forestal y nutrientes del suelo, resukla ser inexistente. Sin embargo, para terminar tan solo me gustaría preguntar al plumillas que redactó la noticia esta sorprendente sentencia: Esta nueva visión modifica la que hasta entonces se tenía de que la capacidad de secuestrar carbono de los bosques dependía de la concentración de hidrógeno del terreno ¿¿?? Fastuosa erudición, pero que no la alcanzo a entender, a falta de una versión de esta nota de prensa para catetos, como es mi caso.           

Resumiendo: Lo dicho ,la labor de la prensa es informar e instruir al ciudadano ¿verdad?. Empero tal frase tan solo tiene sentido si los plumillas saben de lo que hablan, rara avis cuando se inmiscuyen en materia de ciencia y o medio ambiente. Os dejo con esta execrable noticia, ejemplar para instruir en clase a los alumnos sobre el periodismo nefasto, es decir casi todo.

Debo suponer que a David García y familia no se le ocurrirá pasear los fines de semana por esos hediondos vertederos forestales, sino que transitan sobre el dulcemente mullido asfalto urbano, mucho menos sucio y peligroso para la salud. Mejor para nosotros, los amantes de la naturaleza y sus basuras.  

 Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

La Cultura de los Indios Clovis, Extinción de la Megafauna y los Paisajes de Suelos

Durante el final de la última glaciación cuaternaria se produjeron varias pulsaciones climáticas enormemente bruscas frió-calor-frío-calor, hasta entrar en el Holoceno, en donde rápidamente surgió la agricultura (Neolítico). Hablamos de  las pulsaciónes del Dryas antiguo y reciente. Como veréis pinchando en este último enlace, existen teorías para todos los gustos a la hora de explicar la razón de cambios climáticos tan abruptos. ¡Y como no!, ya que los mamut norteamericanos desaparecieron durante ese evento (junto con otros grandes mamíferos como los camélidos), los climatófilos actuales vuelven la vista a las grandes emisiones de metano que debían petar tales enormes bestias al recorrer las ¿praderas? Cuando desaparecieron el gas de marras pudo descender sus concentraciones en la atmósfera, dando lugar al Dryas reciente. Ya que por allí, ya pululaba la cultura de los indios Clovis, cazadores de estos gigantes lanudos, mutatis mutandis, ahora ciertos “expertos claman, que esta cultura indígena fue la inductora de la gran primera crisis climática causada por la humanidad. Así, como casi siempre, se barre para la casa del Tío Sam.  La Gran Crisis de la Flatulenta (hoy padecemos la fraudulenta). ¿Quién ha dicho que el hedor es malo? ¿Quién defiende ahora la bondad de los Clovis, por cuya causa se extinguió la megafauna, el clima se congeló, etc. ?

tigres-con-dientes-de-sable-norteamarica-fuente-anthropology-net 

Tigres con diente de sable en las grandes llanuras americanas. Fuente: Anthropology.net

(más…)

Etiquetas: , , ,