Posts etiquetados con ‘formación de suelos’

Materiales parentales de los suelos (roca madre) y sus propiedades: Global Heritage Stone

sagrada-familia-y-su-roca-madre

La roca madre y la Sagrada Familia, ahora y finalizada ¿?. Fuente: Colaje google Imágenes

Ya hemos hablado en numerosas ocasiones de las propiedades de las roca madre de los suelos y de su influencia sobre la génesis y propiedades de los mismos. Os comentamos en otras ocasiones como, tradicionalmente, la edafología ha soslayado la ingente cantidad de otros materiales parentales que pueden llegar a formar parte del solum, llegando allí por la acción del viento o de las aguas. A veces, en ciertos ambientes, estos últimos pueden constituirse en los genuinos sustratos a partir de los cuales se forma el perfil edáfico, y no de las rocas subyacentes. Sin embargo, hoy nos centraremos en el primer caso, es decir cuando los suelos se forman haciendo uso del sustrato litológico que se encuentra debajo de los mismos.

Por costumbre, y la costumbre genera pereza mental, los edafólogos seguimos pensando que todas las rocas de una misma clase (granitos, pizarras, calizas, dolomías, margas, etc.) atesoran composiciones y estructuras tan semejantes, como para no prestar más atención al tema. ¡Gravísimo error!, como ocurriría en el caso trasladar dicha inferencia a los propios tipos de suelos o edafotaxa. Debemos prestar mucha más atención a los falsos tópicos Impregnantes. Si una persona observa atentamente un paisaje montañoso granítico, por ejemplo, detectará modificaciones y una gran variedad de formas, muchas de las cuales no dependen de la dinámica que modela la superficie terrestre. Es usual que cada tipo de roca no sea homogénea, sino que atesore una variabilidad en sus componentes estructurales  tales como como, mineralogía, tamaño de granos o partículas, agentes cementantes, fracturación, etc. Hace unos años me invitaron a formar parte del tribunal de una tesis doctoral. El autor y el director de la Tesis doctoral concluían que muchos tipos de suelos ya estuvieran sobre granitos, pizarras, etc., justamente en la Sierra mentada en la noticia que os mostramos hoy, se comportaban de una forma u otra en función de la roca madre de partida. Empero yo realicé mi tesis doctoral decenios antes en aquel territorio y sabía sobradamente que tal generalización abusiva, daba lugar a falsas conclusiones. Finalmente y para evitar conflictos decliné la invitación.

Existen diferentes clases/variantes, de granitos, gneises  pizarras y cuarcitas en aquellos lares, cuya respuesta a la alteración del sustrato es palmariamente diferente.  En el seno de un mismo tipo los hay muy resistentes, mientras que otros dan lugar a la formación del suelo con mucha mayor rapidez, por ser fácil presa de la intemperización biogeoquímica. Es decir, debiéramos analizar además de la mineralogía, otros factores, como por ejemplo, la resistencia a la alteración/disolución de los cementos que cohesionan los granos, e incluso otros como la fracturación que presentan las rocas, e incluso la tectónica. La velocidad de formación de un suelo se encuentra muy condicionada por esos rasgos litológicos a los que se denominan propiedades petrofísicas.

El ejemplo que os muestro hoy os resultará sorprendente, pero “a buen entendedor pocas palabras bastan”. Eso si soslayemos estupideces como eterno, y otras da la misma guisa.

Os dejo con esta noticia y reitero que: “a buen entendedor pocas palabras bastan”, por lo que apelar al material parental sin más a la hora de explicar la génesis de los suelos no es suficiente, de ninguna manera. Ojalá fuera sí pero…….

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,