Posts etiquetados con ‘isquemias’

Microorganismos del Suelo y Microbioma Humano ¿Cuál es la relación?

En un post previo: “Accidentes cerebrovasculares y propiedades del suelo” comentamos una interesante aunque polémica noticia que se publicó en el Noticiero del ARS. En ella se explicaba que los: “Resultados del estudio sugieren una conexión entre las características del suelo y el riesgo del ataque de apoplejía. Poco a poco vamos añadiendo el suficiente material a nuestra categoría “los suelos y la salud” como para ir comprendiendo la importancia del medio edáfico en la sanidad ciudadana. Cierto es que la noticia del ARS era muy sugerente y apasionante, al menos para un “edafólogo”. Sin embargo, también criticamos que, como en muchas otras investigaciones biomédicas” los “arboles no dejan ver el bosque”. Y así, al analizar tal plausible relación entre algunas propiedades del suelo y tal contingencia sanitaria, las conclusiones se basaban en una conjetura tras otra, así como que también dieran lugar a que diversas relaciones espurias, echaran abajo tal aparente vinculación. Bajo el lema de publica o perece, uno sospecha si, a menudo, lo que se publica consiste simplemente en un reclamo para que las administraciones suelten más “pasta” a los investigadores que las escribieron. Habrá que esperar. Sin embargo, con independencia de todo esto, hoy en día parece ya aceptado que la conexión entre los microbios que nos rodean y los que atesoramos en nuestro interior, es decir el microbioma humanoresulta ser una realidad. Podéis constatar tal aseveración en post previos, como los siguientes”: “La Salud de los Niños y el Contacto con la Naturaleza. Jugando con el Suelo“ y “Jugar con el Suelo Previene las Alergias Infantiles y de los Adultos. Tal hecho atesora interesantes implicaciones, no solo desde una dimensión sanitaria, sino también desde otras ecológicas y evolutivas, dando indirectamente algunas razones a los lamarckianos en su eterna polémica con los darvinistas. Sin embargo, el rezumante reduccionismo  biomédico, corre el riesgo de trivializar hechos de gran calado, o lo que es peor, finiquitar líneas de investigación apasionantes en manos de sus detractores, por cuanto ofrece la oportunidad a estos últimos a que las refuten sin mayores problemas (tal cual están concebidas).  Puede existir un continuo/flujo más intenso del que sospechamos entre nuestros organismos y el ambiente vía interacciónmicrobiomasy ecosistemas microbianos albergados en los hábitats que nos rodean (suelos, agua, aire). No obstante, para entender estas posibles pautas de la naturaleza, hay que analizar las relaciones causa-efecto de forma multifactorial y con suma cautela/paciencia. Hasta en Wikipedia ya comienzan a aceptarse estas conexiones de gran interés. Utilicemos de nuevo el post aludido: “Accidentes cerebrovasculares y propiedades del suelo” con vistas a abundar en el asunto…….

microbioma-humano-fuente-we-come-from-the-future

Microbioma humano. Fuente: We come from the Future

Como mencionamos en el post anterior (….)

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Accidentes cerebrovasculares y propiedades del suelo

Hoy os ofrecemos una noticia muy interesante acerca de las posibles relaciones de las propiedades de los suelos y la salud humana. No obstante adelantemos que se trata de una conjetura de ciertos investigadores norteamericanos que aún debe ser seriamente  corroborada. De acuerdo con estos científicos existe una correlación positiva entre  accidentes cardiovasculares, suelos con mal drenaje, niveles freáticos elevados y pH ácido. Según alegan, posiblemente se deba a que ambos atesoren comunidades microbianas idiosincrásicas, que en contacto con los seres humanos (especialmente niños), favorezcan que, a corto, medio o largo plazo sean afectados por esta enfermedad, denominada en la nota de prensa del Boletín de noticias ARS (apoplejía o derrames cerebrales). Los investigadores conjeturan pues que los microorganismos del suelo afectan a los que albergamos en el interior de nuestro cuerpo (microbioma humano). Se trataría de un condicionamiento ambiental que ponen en contacto ambas comunidades microbianas afectándonos, para bien, o para mal, a la hora de padecer o no, ciertas enfermedades. Obviamente, resulta plausible que así sea. Ahora bien, el estudio llevado a cabo ofrece unos resultados que bien pudieran ser correctos o el resultado de correlaciones espurias, que ocultan otras subyacentes, las cuales podrían ser la verdadera razón de la causa-efecto, pero no han sido tenidas en cuenta. Y mento tal hecho ya que en el estudio de marras nadie ha analizado las relaciones microbiológicas entre el microbioma y las comunidades del suelo en ciertas áreas geográficas (como por ejemplo la “Zona de Apoplejía” en la parte sudeste de EE.UU.) donde los accidentes cardiovasculares son mucho más frecuentes de lo normal, como bien se detalla en la notas de prensa (corta en español y larga en inglés) aparecida en el Boletín del ARS.  Sin embargo un meta-análisis del estudio ofrece otros detalles interesantes.

 ars-mapa-de-suelos-y-mapa-de-apoplejia-boletin-ars

Mapa de Apoplejía vs mapa del terreno

En principio, los estudios fueron llevados a cabo comparando los mapas de suelos con los de incidencia de la enfermedad mencionada. Sin embargo, debido a que las propiedades del suelo pueden variar considerablemente dentro de un mismo tipo o pedotaxa, finalmente se utilizaron variables concretas haciéndose adicionalmente uso de la geoestadística.  De este modo se alcanzaron mejores resultados (correlaciones positivas o negativas entre la afección y variables edáficas). Tal hecho no es óbice para que puedan persistir correlaciones espurias, como suele ocurrir en este tipo de investigaciones multifactoriales. Finalmente, los investigadores implicados apelan a que recogiendo y analizando unos pocos cientos de muestras de comunidades microbianas para estudiar su genoma (código de barras genético) podría elaborarse una cartografía microbiana de la región apta para seguir indagando sobre las causas-efectos de este intrigante “descubrimiento” con mejores herramientas. No obstante omiten que la misma estrategia debería emplearse con el microbioma y genoma de los ciudadanos que habitan en el lugar, ya que se encuentran condicionadas por la alimentación y otros factores ambientales. Eso sí, por fin podrían llevarse a cabo mapas de la microbiología del suelo por cuanto la salud humana mueve ingentes cantidades de dinero, al contrario que la investigación básica a cerca de la microbiología del suelo. De este modo, de darse el caso de que la conjetura de estos investigadores estadounidenses fuera cierta, nos proporcionaría a los expertos en ciencia del suelo una oportunidad única a la hora de progresar en la comprensión de la ecología del suelo.

Empero el estudio da para mucho más, por cuanto las implicaciones para la salud son de gran calado. Analizaremos el tema en otro post pero hoy nos plantearemos la siguiente pregunta.  Si los microbianas humanos se encuentran afectados por las comunidades microbianas del ambiente que les rodean (hecho del que ya casi nadie duda), las mayores tasas de afección de los accidentes cerebrales podrían ser un efecto colateral de otras adaptaciones quizás más benignas para la salud pública aun no esclarecidas. Ya hablaremos de este asunto. Por cierto soslayaba que la acidez de un horizonte superficial de un suelo no se encuentra necesariamente relacionada con el nivel de la capa freática, salvo en ciertos casos (por ejemplo, cuando las aguas del acuífero se encuentran muy, pero que muy cerca de la superficie). ¿Sería pues un efecto sinérgico de dos o más propiedades edáficas en lugar de una?

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,