Posts etiquetados con ‘Madrid’

COP 25 ¿Qué cabe esperar?. ¡Nada!, ¡Nada de Nada!

 cop25-chile-madrid

COP 25 2019

 La Prensa augura estos días que si el COP 25 no llega a buen puerto se avecina una gran catástrofe climática. ¿Catástrofe Climática? Se nos advierte de tantas catástrofes que los ciudadanos se encuentran cansados y hastiados, cuando no indiferentes. ¿Y qué decir de los políticos y las gobernanzas nacionales e internacionales? ¡Más de lo mismo!  Al fin y al cabo han sido estos últimos los que aplaudieron en su momento la globalización económica, y mutatis mutandis dieron alas a la dictadura financiera neoliberal que padecemos hoy. Se trata de la verdadera razón que nos ha conducido hasta el vigente estado de degradación planetaria, haciendo uso masivo de la posverdad y la tecnociencia. Sin embargo,  ¿Porque decimos cambio climático en lugar de  hablar de degradación ambiental?. Muy sencillo, fragmentando el coloso reto que tenemos ante nuestras narices, dividir el meollo de la cuestión permite difuminar responsabilidades: “los árboles no nos permiten dejar ver el bosque”.

Nos esperan dos semanas interminables de discusiones, reproches, buenas palabras, ausencias notables, decepciones, esperanzas, etc. ¡Me da igual que me da lo mismo!. Abajo os dejo el material de los interminables COP que se han venido sucediendo desde 1992 (La Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) establecida en mayo de 1992, en la Primera Cumbre de la Tierra, Río de Janeiro). En unos buenas palabras y con el tiempo decepción, en otros fiasco ya desde el principio. ¿Ha mejorado algo?: ¡No!. ¿Qué ha empeorado?: ¡Todo lo demás! Es decir que mientras se realizan una vez de tras de otra, todos estos faustos desde 1992, las emisiones de gases de invernadero, no han parado de aumentar ininterrumpidamente, como veréis abajo (y en la foto que encabeza esta entradilla). Dos semanas de palabras, verborrea, hipocresía, ignorancia, mala fe, oportunismo, posibilidades de hacer otros negocios, etc. Al fin y al cabo si EE.UU., China Rusia, etc., no ratifican el acuerdo, este será papel mojado. ¿Pero y si por milagro lo firmaran?. Más de lo mismo, a la vista de la historia de los COP que os muestro abajo.

¿Los ciudadanos que piensan? En principio, pero solo en principio: ¡basta ya!. Empero también somos nosotros muy sibilinos. Se defiende que la Unión Europea resulta ser el bloque más concienciado en la lucha contra el calentamiento climático. Pues bien, conforme algunos países toman medidas ambientales para comenzar a paliar la degradación ambiental, los sectores más afectados se echan a la calle protestando airadamente, alegando que tales decisiones pueden llevarles a la ruina. En aproximadamente un mes, los tractores han invadido, como mínimo, las ciudades de Berlín, París y Ámsterdam.  Somos pues también parte del problema.

Por lo tanto, y con vistas a ser políticamente correctos, les regalaremos a los asistentes los maravillosos versos de un inmenso poeta, es decir de Rubén Dario. Esta será nuestra bienvenida. No obstante, os comentaré que cuando era niño se celebraba el centenario del nacimiento de este gran escritor nicaragüense (por cierto pobre Nicaragua, sufriendo el despotismo de su antiguo líder revolucionario).  El profesor de literatura me obligó a aprender y recitar La Marcha Triunfal de memoria. Se me antoja insufriblemente grandilocuente y recargado: ¡no la soporto!. Y por eso mismo, presumo que es lo que desean los asistentes a este gran evento en el que se dice jugarse el destino de la humanidad. La añadiré abajo, para finalizar con el resto del material. Los demás no os preocupéis. Como suele ser norma en la historia humana, las grandes decisiones se toman, tarde, mal y nunca, para nuestro escarnio.  Es decir que como la catástrofe aun no es monumental, habrá que esperar a que sea irremediablemente tarde con vistas a sentarnos de verdad a la mesa, dialogar e intentar ponernos de acuerdo y actuar, si no entramos en guerras y otras menudencias antes.   ¿Y si fracaso como pitoniso?. ¡Ni me lo imagino!, pero de suceder sería inmensamente feliz al comerme mis propias palabras. Ahora bien, no bastaría con un acuerdo. Si no se cumple, como suele ser ley, más papel mojado.

Muy lamentable todo. Nuestro Blog pasará olímpicamente del tema, ya que parafraseando a Gabriel García Márquez, sería algo así como realizar “la Crónica de una Muerte Anunciada”.

Vayan mis más entrañables recuerdos para todo Chile. No ha podido celebrarse el COP25 allí, porque salisteis a la calle en busca de un mundo más justo, y “algo parece que habréis conseguido”.  Ojalá sea así. Esto es política travestida de reality show, o viceversa, ¡no estoy muy seguro!.

La Marcha Triunfal del Poeta Nicaragüense  Rubén Darío

¡Ya viene el cortejo!
¡Ya viene el cortejo! Ya se oyen los claros clarines,
la espada se anuncia con vivo reflejo;
ya viene, oro y hierro, el cortejo de los paladines.

Ya pasa debajo los arcos ornados de blancas Minervas y Martes,
los arcos triunfales en donde las Famas erigen sus largas trompetas
la gloria solemne de los estandartes,
llevados por manos robustas de heroicos atletas.
Se escucha el ruido que forman las armas de los caballeros,
los frenos que mascan los fuertes caballos de guerra,
los cascos que hieren la tierra
y los timbaleros,
que el paso acompasan con ritmos marciales.
¡Tal pasan los fieros guerreros
debajo los arcos triunfales!

Los claros clarines de pronto levantan sus sones,
su canto sonoro,
su cálido coro,
que envuelve en su trueno de oro
la augusta soberbia de los pabellones.
Él dice la lucha, la herida venganza,
las ásperas crines,
los rudos penachos, la pica, la lanza,
la sangre que riega de heroicos carmines
la tierra;
de negros mastines
que azuza la muerte, que rige la guerra.

Los áureos sonidos
anuncian el advenimiento
triunfal de la Gloria;
dejando el picacho que guarda sus nidos,
tendiendo sus alas enormes al viento,
los cóndores llegan. ¡Llegó la victoria!

Ya pasa el cortejo.
Señala el abuelo los héroes al niño.
Ved cómo la barba del viejo
los bucles de oro circunda de armiño.
Las bellas mujeres aprestan coronas de flores,
y bajo los pórticos vense sus rostros de rosa;
y la más hermosa
sonríe al más fiero de los vencedores.
¡Honor al que trae cautiva la extraña bandera
honor al herido y honor a los fieles
soldados que muerte encontraron por mano extranjera!

¡Clarines! ¡Laureles!

Los nobles espadas de tiempos gloriosos,
desde sus panoplias saludan las nuevas coronas y lauros
?las viejas espadas de los granaderos, más fuertes que osos,
hermanos de aquellos lanceros que fueron centauros?.
Las trompas guerreras resuenan:
de voces los aires se llenan…

?A aquellas antiguas espadas,
a aquellos ilustres aceros,
que encaman las glorias pasadas…
Y al sol que hoy alumbra las nuevas victorias ganadas,
y al héroe que guía su grupo de jóvenes fieros,
al que ama la insignia del suelo materno,
al que ha desafiado, ceñido el acero y el arma en la mano,
los soles del rojo verano,
las nieves y vientos del gélido invierno,
la noche, la escarcha
y el odio y la muerte, por ser por la patria inmortal,
¡saludan con voces de bronce las trompas de guerra que tocan la marcha triunfal!…

Juan José Ibáñez

Continúa con material sobre los COP y su historia.

(más…)

Etiquetas: , , , ,