La escuela francesa de historia de las relaciones internacionales

El Institut d’histoire des relations internationales contemporaines (IHRIC) acaba de lanzar su página web, https://relations-internationales.fr, y eso nos ofrece una buena ocasión para asomarnos a la escuela francesa de historia de las relaciones internacionales, que tan influyente ha sido en la formación de la disciplina en España y el mundo hispanoparlante.
Según se recuerda en la web del IHRIC, los orígenes remotos de este Instituto hay que buscarlos al término de la Primera Guerra Mundial, cuando se extendió en todo el mundo la convicción de que se necesitaba un nuevo tipo de conocimiento sobre el funcionamiento de las relaciones internacionales. La historia diplomática clásica resultaba insuficiente para explicar una actividad que ya no se desarrollaba exclusivamente en el horizonte de las cancillerías, sino que aparecía atravesada por las fuerzas de la opinión pública, los poderes económicos y las tendencias ideológicas, y en la que los diplomáticos y hombres de Estado compartían protagonismo con todo tipo de actores individuales y colectivos no considerados hasta entonces por la historiografía.

Para responder a este desafío, a la vez político e intelectual, en el mundo anglosajón se fundaron instituciones específicas, cátedras universitarias y think tanks. En Francia se crearon dos institutos: la École internationale de droite internationale, que con el tiempo se convertiría en el Institut des hautes études internationales, en la Facultad de Derecho parisina; y el que debía ser el Institut d’études des relations internationales depuis 1870, que finalmente fue creado en 1935 con el nombre Institut des relations internationales contemporaines, en la Facultad de Letras, igualmente en París. Los estatutos de este último instituto fueron redactados por Pierre Renouvin, profesor de historia contemporánea en la Sorbona, y André Honnorat, político y fundador de la Cité internationale universitaire de París. El propio Renouvin elaboró una enmienda de los estatutos en 1953 que precisaba los objetivos y principios del centro.

Pierre Renouvin

Ya con Jean-Baptiste Duroselle, colaborador y sucesor de Pierre Renouvin en la Sorbona de 1964 a 1983, se crea en 1981 la Association de l’Institut d’histoire des relations internationales (ADHIRIC), que en 1984 adopta su nombre actual y se transforma en el IHRIC. Esta asociación retoma el nombre del Instituto creado por Renouvin de 1935 y actualiza sus objetivos: organiza congresos, publicaba un boletín (1984-1994), impulsa la investigación y la dinamización de la historia de las relaciones internacionales a través de la cooperación con varias instituciones y revistas. Con Pierre Guillen, Raymond Poidevin, Robert Frank y Antoine Marès en la junta directiva, el IHRIC se domicilió desde mayo de 1984 en el Institut de France y se beneficia del patronazgo de esta academia. En la presidencia se han sucedido, tras Jean-Baptiste Duroselle, los nombres de André Kaspi desde 1994, de Pierre Melandri desde 2001, de George-Henri Soutu desde 2010 y de Antoine Marès desde 2015.

Jean-Baptiste Duroselle

En este entorno académico surgió también la iniciativa conjunta de Jean-Baptiste Duroselle y Jacques Freymond de crear la revista Relations internationales, que se publica desde 1974 de forma ininterrumpida y que es una de las escasas publicaciones periódicas francófonas sobre historia de las relaciones internacionales. La revista reunió a un equipo de colaboradores, colegas y discípulos que compartían la dedicación a temas internacionales, la convicción de que la historia debe ser global y la competencia proporcionada por la experiencia en investigación, en particular en archivos, como señalaban Freymond y Duroselle en la presentación el primer número de la revista.

“La revista”, se indica en la web del IHRIC, “sigue fiel a la línea política e intelectual de la escuela histórica francesa fundada por su decano, Pierre Renouvin que, más allá de los “decisores” y de los Estados, trata de explicar las relaciones internacionales por las “fuerzas profundas” y sus juegos complejos. Bajo estos auspicios, Relations internationales tiene la ambición de cubrir el conjunto del campo de la historia contemporánea, siglo XIX a las épocas recientes. Pero, desde este periodo fundacional, la disciplina ha conocido renovaciones importantes y, como otros campos históricos, ha estado marcada por un fenómeno de transnacionalización y mundialización de los espacios y las temáticas estudiadas.”

La especificidad de la historia de las relaciones internacionales”, se apunta, “sigue siendo su dominio de los juegos de escalas y de temporalidades, su capacidad de pensar en conjunto lo nacional, lo infra-, lo inter- y lo supranacional, lo regional y lo transnacional, lo local y lo transfronterizo, inscribiendo estas relaciones en un marco sistémico. Libres en sus convicciones y de sus enfoques, los autores analizan las relaciones y circulaciones entre Estados, entre grupos multinacionales o transnacionales, en la intersección de los campos económicos, psicológicos, ideológicos, culturales, científicos, estratégicos y políticos.”

Relations internationales ha mantenido además desde sus orígenes su identidad de revista franco-suiza. Vinculada inicialmente con el Institut Universitaire des Hautes Études Internationales, fundado por William Rappard y Paul Mantoux en Ginebra, y con el Institut d’histoire des relations internationales contemporaines fundado en la Sorbona (hoy Paris I) por Pierre Renouvin, hoy en día sus filiaciones son el IHRIC, el Institut des hautes études internationales et de développement (IHEID) de Ginebra, y el Institut Pierre Renouvin (Université Paris 1 Panthéon-Sorbonne). Del número 1 (mayo de 1974) al 103 (otoño de 2000) puede consultarse íntegra en ProQuest Periodical Archives Online previo pago. También está disponible en texto integral desde el número 104 (invierno de 2000) en Cairn. Todos los artículos son de acceso libre transcurridos dos años desde su publicación.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..