Pagina Web sobre “Pedometrics” (Edafología Matemática)

Me imagino que para aquellos que no trabajan en edafología matemática, este vocablo sonará fatal. Como la mayor parte de vosotros sabéis, la edafología es conocida en francés e inglés como “pedologie” and ”pedology”, respectivamente. Supongo, que en razón de la posible vinculación inconsciente de la raíz latina “pedo” con la manera en que el vulgo denominamos a las “ventosidades”, en España preferimos el término edafología (raíz griega “edaphos”, si no recuerdo mal) al de pedología. En Latinoamérica, no tienen mayores problemas para usar la raíz latina en lugar de la griega. Un problema adicional estriba en que la comunidad de edafólogos españoles suele utilizar Ciencias del Suelo y Edafología indistintamente. Este no es el caso a nivel internacional. La edafología (o pedology) es la disciplina de las ciencias del suelo que estudia la morfología, génesis, inventario y cartografía de los suelos. Se trata del “alma mater” de las ciencias del suelo, pero la última recoge otras ramas del conocimiento, como son la biología, la física, la fertilidad, etc.

A los españoles tan solo deciros que: fijaros que a veces me preguntan en que trabajo y respondo sin pensarlo que en pedodiversidad. La carcajada de los interlocutores es impresionante. El renegado de mi amigo Avelino, entre otros temas ha abordado la emisión de gases desde el suelo. En otras palabras podría hablarse de “pedoflatulencia”. Tremenda la pareja ¿verdad? Pero, ¿que es The Pedometrics?

 

Pues bien, se  denomina pedometrics a la subdisciplina de las ciencias del suelo que aplica desarrollos matemáticos a las restantes.  Podría, por tanto, traducirse como edafometría o edafología matemática. Obviamente, como en otras ramas del saber, las matemáticas van abriéndose paso para formalizar rigurosamente tanto los constructos teóricos previos, como para abrir nuevos caminos de investigación. Se trata pues de una materia en plena expansión. Se da la paradoja que se me suele considerar en el extranjero como edafometra, (“pedometra”, ¡más caña al mono!) cuando, en realidad, mantengo una batalla sin cuartel con su establishment. ¿Por qué?

 

Sencillamente porque se han emborrachado de poder y gloria, denostando a los que no piensan como ellos. Reitero que mis controversias son con el establishment, no con el grueso de sus practicantes. Efectivamente, se me puede considerar en algunos aspectos como edafometra. Ahora bien, las proclamas de el lobby que conforma el susodicho establishment no obedecen a su formación matemática, sino al “tipo” de subdisciplinas de esta ciencia a la que suelen pertenecer (geoestadística, etc.). Por el contrario, mantengo buenas relaciones con los que trabajan en fractales, multifractales y Ciencias de la complejidad. Curiosamente, éstos no están prácticamente representados en la recientemente creada Comisión de Edafometría de la UISS (hasta el momento, como yo, no se sienten identificados).  

 

Los edafometras han alcanzado puestos de editores en muchas revistas de suelos, y como forman un lobby bastante cohesionado, se dedican a torpedear a los que no piensan como ellos y a inundar tales revistas de artículos de su gusto, en detrimento de otras disciplinas de las ciencias del suelo. Este es, por ejemplo, mi caso. Comienzo a serles una persona “non grata” (es decir empiezan sin quererlo a darme prestigio), como podréis observar ya en su página Web, a los pocos días de abrirla, con un nuevo formato Lo que pretende tal establishment es abolir la edafología considerada ortodoxa y sustituirla por pura matemática de una clase “muy determinada”. Lo que en el fondo desean es alzarse al poder mediante un manifiesto golpe de estado. Las matemáticas aplicadas a una disciplina son un lenguaje que nos permite progresar y ser más rigurosos en nuestras aserciones, la edafología es una ciencia. Pretenden sustituir, como si no ocurriera nada, conocimiento por lenguaje, haciendo uso de todos los ardides a su alcance. En sus ansias de poder descalifican a la mayoría de los edafólogos, incluso a otros matemáticos.  

 

Pero se trata de un tema muy serio al que habrá que dedicarle su tiempo, no sea que terminen por convencer a algunos de que se encuentran en posesión de la verdad. En agosto de 2004, lancé abiertamente mi primer ataque público contra ellos en un congreso internacional celebrado en Rusia sobre clasificación de suelos. Ya advertí a mis colegas que lo único que deseaban esos edafometras (que no todos) era desbancarles para hacerse, sin remilgos, con el poder de la IUSS. Así está ocurriendo. Insisto que ya volveremos sobre este tema. En una contribución que presente hace varios meses relacionada con El suelo como substrato del desarrollo vegetal, y la edafología matemática (¿?), ya relaté algunas de las estupideces que lanzan las viperinas lenguas de  sus “capos”. No es el momento para continuar por tales derroteros a la hora de presentar un enlace.

 

Las técnicas que defienden no son el problema. Este último viene de su actitud. La geoestadística, conjuntos difusos, “wavelets” y otras técnicas que usa el lobby, resultan ser del mayor interés en ciencias del suelo. Por el contrario sus proclamas panfletarias (ver enlace de arriba) son merecedoras de pasar a la galería de la historia de las estupideces científicas.

 

Resumiendo, la nueva página Web de esta Comisión es www.pedometrics.org. Como veréis, tan solo se han hecho tres breves comentarios, cuando uno de sus capos (AMB), editor de Geoderma para mi desgracia, ya anuncia que sus lacayos se lean un artículo mío, recientemente publicado en “Eurasian Soil Research” (justamente un resumen de lo que comenté en Rusia) para calentar el ambiente. El problema es que esta revista no es de libre acceso (“pay per view”). Ya se encargará AMB de distribuirlo, aunque contravenga la ley. Me encantará. Les tengo preparadas otras lindezas para un futuro muy cercano. Reté a AMB a un debate abierto en Geoderma, pero evidentemente no tiene lo que hay que tener. En estos casos las mejores virtudes son tenacidad, paciencia y sangre fría ante la adversidad.

 

Por cierto, como podréis observar, la Comisión de Edafometría, va a lanzar un premio internacional cada cuatro años para galardonar al experto en la materia que haya hecho la mejor contribución internacional (según sus preferencias, claro está) durante ese lapso de tiempo. Tal distinción lleva el título de tal “Richard  X“, el capo de sus capos”. Curiosamente, este individuo es el que mentaba que los suelos no cumplen las leyes de la física como ya comenté en la susodicha contribución sobre la edafología matemática. Imaginaros hasta que punto de estupidez se pueda llegar. Y eso que algunos le consideran un genio. Por cierto, este individuo, también es Editor del European Journal of Soil Science. En consecuencia, me han obligado a acercarme a USA para poder publicar los resultados de mis investigaciones. Por supuesto, ellos me tienen proscrito.  No hay problema. El combate con RX y AMB está abierto y yo no tengo la menor intención de perderlo. ¿Qué si las revisiones por pares funcionan bien? Por favor que hipocresía. Falacia total. ¿Cómo es posible que se me invite a Filadelfia a dar la conferencia inaugural de un Simposio internacional, cuando el mismo trabajo ha sido desechado de las revistas mentadas?

 

Aparte de este tema, no albergo la menor duda de que tanto RX como AMB son excelentes edafometras y han publicado mucho y bien. Lo que suele ocurrir es que la codicia de poder es mala consejera. O también podríamos decir que no tienen ni pajolera idea de los que es la ciencia, como tampoco de la tarea de un editor respetuoso debe desempeñar en una revista científica.

 

Finalmente recordar que es un foro de expresión del que se puede aprender mucho, aunque no todo bueno. Os animo a visitarlo.

 

 

Juan José Ibáñez

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

quisiera fotos de horizontes A, B, C

GRACIAS

CHAU

He leido, tu comentario, pero nada sustancioso, respecto a la enorme diferencia entre edafometría y edafología, es interesante tratar de medir, lamentablemente no es una ciencia exacta, me gustaría un comentario más concreto, gracias

David, sobre gustos no hay nada escrito. Simplelemnte estaba dando el enlace en este post y aludiando a una opinión que tenemos bastantes edafólogos. Y otros post al respecto y puedes detectarlos arriba por el buscador interno.

No se trata de edafometría en general sino a la actitud y "tipo" de edafometría que impera en esta comisión.

¿La enorme diferencia entre edafología y edafometría?. Pues va a ser que no. El objetivo de la edafometría es la paulatina asimilación de instrumentos matemáticos en el ámbito de la edafología. No veo la diferencia ya que la edafometría no deja de ser una sudbisciplina de la edafología, ni más ni menos. Pero jamás al revés.

Saludos

Juanjo Ibáñez

[...] Edafometría atesora un núcleo duro (no de todos sus miembros) de su comisión en la IUSS que se comporta como [...]

(requerido)

(requerido)


*