Regiones de suelos de Europa del ESB-BGR

En un post reciente presentamos y analizamos el Mapa de Regiones de Suelos del Mundo elaborado por el NCRS de EE.UU. Hoy pasamos revista al Mapa de Regiones de Suelos de Europa, de acuerdo al European Soil Buro (ESB). Si el producto mencionado en primer lugar poseía virtudes y defectos, este último se destaca principalmente por los últimos. Penoso engendro, con una aún más lamentable historia a sus espaldas. En cualquier caso resulta interesante analizar dos metodologías tan dispares. El Mapa de Regiones del Mundo resulta muy simple, pero didáctico. Por el contrario, el producto europeo es un galimatías extremadamente complejo de nulo valor docente. Como siempre, en la decadente Europa, resulta difícil compatibilizar lo políticamente correcto con lo científicamente decente.

 

El Mapa de Regiones de Suelos de Europa fue elaborado e incluido en el formato papel del Manual de Una Base de Datos Georeferenciada de los Suelos de Europa, cuya primera versión data de 1999. Como coautor del citado Manual y responsable de la versión castellana, cuyo enlace para bajarse libremente de Internet os lo incluyo abajo, estuve en interminables reuniones durante años, por lo que os puede narrar la historia con todo detalle. Pero empecemos por los aspectos técnicos.

 

Al contrario que el producto de la NCRS, el mapa del ESB, que más bien hay que atribuir al Instinto Federal  de Geociencias Alemán (BGR-Hanover) consta de asociaciones de suelos, extraídas, no sé muy bien como, en base a complicadas operaciones SIG que incluían clima y geología, modelado, etc. Los autores mentan que en la versión más reciente (2.0) presentada en el Plenario del European Soil Buro Network of Centres of Excellence in Soil Science (ESBN), procedía de manipular con herramientas SIG 33 mapas temáticos y el de suelos a escala 1:1.000.000. El producto resultante se muestra a la escala 1.5.000.000 y consta de 284 regiones de suelos. Como lo elaboró el BGR, y parece no acceder a colgarlo en la Web, no hay manera de que pueda aparecer el EU Soil Portal. Lo lamentamos. Una muestra del saber hacer europeo. En cualquier caso, la descripción de cada una de las regiones de suelos de la versión 1.0 se encuentra exhaustivamente detallada en el susodicho Manual de 1999. También os incluyo abajo el enlace, para que extraigáis vuestra propia opinión. Todos los edafólogos españoles que conozco echan “pestes” de un mapa tan obtuso, mediocre, no intuitivo y alejado de la realidad terreno.

 

 

En base a este breve descripción, podemos decir que: (i) 284 regiones de suelos para Europa son un número exagerado y poco útil para ser utilizado en otros propósitos; (ii) que los autores confunden segmentación de un territorio en base a múltiples cartografías temáticas con una taxonomía racionalizada y (iii) que incluir un número excesivo de mapas temáticos y utilizar un SIG como coctelera es de lo más acientífico que conozco. Claro está el resultado es un cóctel Molotoff. Este, por mucho que se analice, resulta difícil entender. Su racionalidad (si es que la tiene), habrá que preguntársela a los autores. Se pensaba, que una vez se iniciara la elaboración del mapa de suelos de Europa a escala 1:250.000, cada país refinaría el producto (más bien diría una total reconstrucción, al  menos para el caso de España). Debido a que tal iniciativa cartográfica, a día de hoy, no ha salido adelante, tales regiones “reelaboradas” solo las tienen Dinamarca, Alemania e Italia, para sus respectivos países.      

 

 

Una Base de datos Georeferenciada de los suelos de Europa (versión en castellano) puede bajarse del siguiente enlace. En el catálogo de archivos que muestra el European Soil Portal en el siguiente enlace, puede bajarse una presentación en ppt en la que se describe la “presunta” racionalidad del Mapa de Regiones de Suelos de Europa elaborada por el BGR (ver la presentación “EU Soil Region Map”, impartida por Rainer Baritz, del BGR).

 

 

Hay que entender la historia para comprender la pobreza de esta cartografía. La regionalización de suelos de Europa fue propuesta a la vez por el CSIC y el BGR alemán. Los autores del Manual responsabilizaron a ambas instituciones de su elaboración. Como representante de la Institución Española esperé durante de meses a la espera de entrar en contacto con vistas a comenzar tal trabajo (no respondieron a ninguno de los mails que les remití), cuando el BGR presentó su mapa a traición y con alevosía. En el primer engendro tan solo se había hecho uso de los suelos, geología y fisiografía. Lo mostrado al Grupo de Trabajo del Manual fue rechazado por unanimidad, por ser indigerible. Insistí en que debían incluirse criterios climáticos, o me marchaba de tal foro. Finalmente se hizo, pero mal. En los años siguientes a la publicación del Manual y el mapa de regiones, fui elaborando propuestas con vistas a confeccionar un mapa de edafomas en base a una clasificación racional y clara. Los colegas del BGR, recogían las ideas (ellos no parecen tener una sana), pero no ha habido manera. Y una y otra vez los alemanes salieron con (…)

 

Criterios de Autoridad Nacionalistas (neonazis): Alemania es un país que atesora una gran tradición edafológica. Resulta por tanto extraño que en el Servicio Nacional de Suelos (incluido en el BGR) esté al mando de un “zoquete” de la envergadura de Wolf Eckelman. Indescriptible e inenarrable incompetencia profesional y malos modos personales. Su CV es, como su presunto cerebro, un desierto neuronal (que no nacional). Pero lo más preocupante, es que cada vez que dice algo hay que “obedecerle” porque habla en nombre de la Gran Alemania. Alemania será una gran nación pero el un enano mental. No cabe achacar la culpa a otros miembros de BGR, sino a la manera de entender la política nacionalista de nuestro ínclito Wolf. Y es que el pobre hombre basa toda su autoridad en su origen germano. Considera que tan sólo deben comandar y liderar el ESB los países económicamente más fuertes. Al menos Francia e Inglaterra son más sibilinas. Empero lo de Wolf no tiene nombre. Cuando ambos formamos parte del Steering Committee  (SC) del  ESB, mantuvimos multitud de peleas. Siempre terminó apelando al “Soy Alemán”. Ahí acaba su corto discurso. Un día hablaré de este tema de los nacional-socialismos, ya que el austriaco, cuando habla en público, tan solo parece discernir los suelos austriacos de los que no lo son. De nuevo insisto que no ataco a los países, si no a ciertas personas que no acabo de entender como puedan representar a los estados mentados. Cuando acababa nuestro mandato en el mencionado Steering Committee, tuve que recordarle que, a no ser que tuviera derecho de pernada también debía dimitir (ya lo habían hecho Francia, UK, España, etc.), empero no se daba por aludido y se negaba a cumplir las normas establecidas por el ESB para la renovación de los cargos directivos del ESB-SC. Hubo que compensarle nombrándole el “Chairman” (lo de hombre silla le viene como anillo al dedo) de uno de los Grupos de Trabajo de mayor importancia del ESB. Eso sí, cuando le llame públicamente xenófobo, sí lo entendió y comentó por e-milio: “me desmayo”. ¿Qué fino!.

 

Lamento no poder una información más explícita sobre el Mapa de Regiones de Suelos de Europa, empero es que por mucho que lo he intentado, no le encuentro ni pies ni cabeza. En unas semanas os detallaré las regiones de suelos de Europa de una manara fácil, didáctica y científica. Pero hoy por hoy el Wolf-Map es el oficial por “memoles”. No solo en España existen vestigios del Nacional Socialismo, lo puedo garantizar. Lo lamento por otros muchos edafólogos alemanes a los que admiro. Empero son lentejas. Otro científico de excelencia que no científico excelente (por su CV ni parece científico).

 

Juan José Ibáñez

 

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

cuales son los suelos mas afectados

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*