La “Bacteria de Dios”: Comerse los Organismos del Suelo Incrementan la Inteligencia Humana y Disminuyen la Depresión ¿?

¡Vivir para ver!. La noticia que abordamos hoy dice haber encontrado indicios de que ingerir una bacteria del suelo estimula la inteligencia humana, pudiendo ser también útil como terapia antidepresiva. ¡Alucino!. Aunque desde esta bitácora,  defendemos la importancia del recurso suelo, contra viento u marea, jamás llegaremos a tales extremos. ¿Cómo se subvencionan este tipo de investigaciones? Como científico debo alegar ¡Quién sabe! Lo mismo ingiriendo arqueas levitamos o nos inducen viajes astrales. Quizás ahí se encuentre el enigma de la geofagia. Pero también de ser cierto, podría alegarse que es incomprensible la pobreza de los desamparados ciudadanos de Haití, por cuanto deberían ser superdotados. Ya sabe, si su hijo tiene problemas de aprendizaje o si usted se encuentra un poco “depre” salga al jardín, grite: ¡¡cuerpo a tierra!! ¡Y a comer se ha dicho!. Al perecer una boñiga de vaca, puede servir como sustitutivo. Económico, barato y ecológico. Pero ¡cuidado!. También pueda ingerir patógenos multiresistentes y otros microorganismos de mal vivir. Seamos serios, expondremos primero, con un poco de humor, el contenido “aparente de este notición”, para después intentar desvelar lo que realmente esconde. 

 Mycobacterium-vaccae-fuente-uab-es

Mycobacterium vaccae Fuente UAB

¿No será que las bacterias se encuentren mejor adaptadas para deambular por este tipo de caminos, que los propios ratones?. Lo que algunos todavía no logran comprender es que vivir y orientarse por los poros del suelo resulta un tanto laberíntico ¿?.

Al entrar en Google escribiendo el nombre de la susodicha bacteria, ya en la primera página, nos encontramos que tal bichito parece tener propiedades milagrosas. Y reitero que ni tan siquiera analicé las primeras diez noticias. Veamos pues tan solo dos ejemplos.

Inmunoterapia con Mycobacterium vaccae (SRL172) como adyuvante del tratamiento antituberculoso en pacientes infectados por el VIH

Indagan la eficacia de las bacterias para curar enfermedades

Mycobacterium vaccae es una bacteria que podría ser una buena herramienta en el tratamiento de la tuberculosis, la dermatitis atópica, el asma y el cáncer. Hay dos variantes coloniales, una lisa y otra rugosa. Se ha observado que la variante rugosa es más eficiente. Según este estudio, la diferencia podría estar en la presencia de un poliéster en la superficie de las bacterias de la variante lisa.

Lo dicho, siguiendo el estilo de los rotativos actuales uno podría alegar que nos podríamos encontrar ante la “Bacteria de Dios”. ¿No se habla del Gen de Dios”, “La máquina de Dios” y otras estupideces similares? Ya que estas presuntas deidades son espetadas por la boca de los propios científicos, ¿Por qué no podemos hacer lo mismo los que nos dedicamos al estudio de los suelos? Poder, poder…., si se puede, pero resulta ridículo. Desde un punto de vista filosófico también resultaría lícito alegar que los investigadores, tras ofenderse del creacionismo y diseño inteligente, intentar deificar cualquier cosa u organismo que nos resulten hoy misteriosos. Recordemos primero nuestros post previos sobre la geofagia, para adentrarnos después, brevemente, en el contenido de la noticia que hoy nos preocupa.

Geofagia: Ingestión de los Elementos Minerales del Suelo en la Alimentación y Salud Humana a Través de la Historia

Arcillas, Suelo y Salud

Haití, Un Infierno en la Tierra: La Erosión del Suelo es el Problema, el Terremoto una Tragedia

Se trata de una bacteria del suelo, no de la tierra, aspecto que el periodista que firma la noticia no comenta. No es la primera ver, ni la segunda que el Sr. Nieves soslaya todo lo referente a la ciencia del suelo. Parece que nos tiene alergia. Pero a lo que vamos. No encuentro en el contenido de los escritos evidencias que la bacteria permanezca viva en el cerebro (quizás en el trabajo original…..). Empero, se nos informa que los efectos desaparecen con el tiempo. ¿Se ha llevado a cabo algún tipo de neuro-imagen que de fe que tal microorganismo permanece vivo en las células neuronales receptoras? Ya que de no ser así, como parece, se trataría de algún compuesto químico que atesora el bichito de marras. No hace mucho tiempo que se nos hablaba de fármacos que poseían las mismas propiedades. Del mismo modo, desde hace décadas se recomienda a los estudiantes ingerir ciertas vitaminas y minerales con vistas a evitar el desgaste” que ocasiona un estudio continuado.

La búsqueda de elementos y compuestos, ya sean naturales, ya sintéticos, que mejoren nuestras capacidades cognitivas, no es nueva, ni mucho menos. Y de eso versa la nota de prensa. ¿Cuál es la diferencia? A falta de verificación de que la bacteria viva  actuara, estimulando de “algún modo” nuestro aparato cognitivo, no logro entender las exclamaciones de asombro que ha despertado este estudio en periódicos y noticieros. Más aún, de persistir en el cerebro, tampoco parece ser simbiótica, por cuanto pierde su milagrosos efecto al poco tiempo, de lo cual podemos inferir: (i) que efectivamente mueren, tarde o temprano, por lo que serán sus lisados los que atesoren la molécula que ocasiona tal potenciación-estimulación-modificación” (como también lo dicen de otros) del aparato cognitivo de los ratones y (ii) que al contacto con nuestras neuronas el microorganismo se vuelva “tonto”. Esta última posibilidad no me extraña, por cuanto el ser humano también parece ser de los organismos más nocivos que han surgido en la historia de la evolución planetaria. Recordemos que somos, en términos ambientales como el “caballo de Atila” y el estado de degradación de la biosfera., así lo constata.

¿La bacteria de Dios?: Los microbiólogos del suelo reconocen que son aun escasos los microorganismos que podemos extraer del suelo y manipular en los laboratorios. Su verdadera y presumiblemente basta biodiversidad aun  es desconocida. Cuando una bacteria concreta resulta fácil de reproducir y manipular, suele utilizarse por comodidad-necesidad, con vistas a investigar sobre tales formas de vida. Dicho de otro modo, no se trata de que Mycobacterium vaccae atesore propiedades especiales, sino de que es objeto de estudio por tales circunstancias, al iguales que los ratones son ideales para realizar muchos experimentos en mamíferos.

A itulo personal, si bien la geofagia me parece ser un comportamiento que merece mucha atención por parte de los investigadores (ver post aludidos), no me voy a “chutar” ni “esnifar” un concentrado de estas bacterias, agacharme para ingerir suelo como un loco, y menos aun a servirme un esquisto “guiso de boñiga de vaca sobre lecho de humus mull”. Otra cuestión bien distinta es que algunos atolondrados y extravagantes hindúes (en absoluto ataco su religión) encuentren una razón científica con vistas a explicar el porqué sus ancestros consideraron a las vacas “animales sagrados”.

Juan José Ibáñez

PD. Lo de la “variantes” lisas y rugosas si merecería un post algo más serio, pero será otro día, ya que de este tema algo he hablado en alguna entrega anterior.

Esta bacteria nos hará más inteligentes

¿Puede la simple exposición a una bacteria influir de algún modo en nuestra capacidad cognitiva? ¿O llegar incluso a hacernos más inteligentes? Un estudio recién presentado en el Congreso de la Sociedad Americana de Microbiología, celebrado en San Diego, afirma que sí, que es posible. O por lo menos eso es lo que sugieren una serie de experimentos de laboratorio hechos con ratones.

 

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 28/05/2010

Hasta ahora se sabía que la exposición a ciertas bacterias presentes en el ambiente puede tener ciertas cualidades antidepresivas, pero Dorothy Matthews y Susan Jenks, investigadoras de Sage Colleges, de Nueva York, han ido mucho más allá al sugerir que esas mismas bacterias también podrían incrementar nuestra capacidad de aprendizaje. “Mycobacterium vaccae -explica Dorothy Matthews- es un microorganismo de tierra que es ingerido o respirado de forma natural por las personas cuando pasan tiempo en el campo o en contacto con la naturaleza“.
Investigaciones anteriores ya habían demostrado, además, que la inyección en ratones de M. vaccae (llamada así porque la primera cepa descrita fue aislada analizando el excremento de una vaca) estimulaba el crecimiento de determinadas neuronas en el cerebro, lo que provocaba a su vez un aumento en los niveles de serotonina y una disminución de la ansiedad. “Dado que la serotonina juega un papel importante en el aprendizaje, empezamos a preguntarnos si la propia M. vaccae también podía, por sí misma, estimular el aprendizaje en ratones“, afirma Matthews.
MÁS RÁPIDOS Y SIN ANSIEDAD
Así que se ambas se pusieron manos a la obra y añadieron bacterias vivas a la comida de algunos de sus ratones de laboratorio al mismo tiempo que estudiaban su capacidad para moverse dentro de un laberinto, comparándola con la de otros ratones que no habían ingerido la bacteria. “Encontramos que los ratones que habían ingerido M. vaccae recorrían el laberinto a más del doble de la velocidad, y con un nivel de ansiedad muy inferior al del resto de los ratones”.
En un segundo experimento, se retiró la bacteria de la dieta de los roedores y se volvió a medir su capacidad para recorrer un laberinto. Todos ellos lo recorrieron más lentamente de lo que lo habían hecho mientras ingerían M. vaccae, aunque seguían siendo más rápidos que el resto. Tres semanas después de haber eliminado la bacteria de la dieta, las investigadoras realizaron un nuevo control. Los ratones experimentales seguían teniendo una cierta ventaja sobre los que jamás habían ingerido la bacteria, pero los resultados apenas si tenían una relevancia estadística, lo que sugiere que el efecto de las bacterias es temporal y depende de la continuidad del suministro.
“Nuestra investigación -concluye Matthews- sugiere que M. vaccae juega un papel en los niveles de ansiedad y los procesos de aprendizaje de los mamíferos. Y resulta interesante especular con la posibilidad de crear métodos de aprendizaje en las escuelas que incluyan pasar tiempo en ambientes en los que M. vaccae esté presente, lo que reducirá la ansiedad de los alumnos e incrementará su capacidad para aprender cosas nuevas”.
Autor:   José Manuel Nieves

2 comentarios

 Leopoldo | 28/05/2010    Caracas, Venezuela

El que comenta anteriormente, se nota que no ha estado expuesto a la bacteria

  Juan Alfonso Ayala Serrano | 28/05/2010  MADRID, ESPAÑA

Tengo una firme creencia que la interacción entre microorganismos (virus y bacterias) con las células eucariotas juega un papel importante en la modulación de las funciones de la célula hospedadora, incluso alguien dijo que los virus son el mecanismo (azote) de premio y castigo que usa Dios para controlar a los humanos.
No hay demostración científica de ello, de momento, por lo tanto seamos cautos a la hora de hacer afirmaciones, tan indirectas como la que se describe en esta noticia.

De ahí a decir ‘si quiere ser mas inteligente coma mierda de vaca’ solo hay un paso.

Can Bacteria Make You Smarter

 

by Staff Writers:ashinton DC (SPX) Jun 03, 2010

Exposure to specific bacteria in the environment, already believed to have antidepressant qualities, could increase learning behavior according to research presented at the 110th General Meeting of the American Society for Microbiology in San Diego.

Mycobacterium vaccae is a natural soil bacterium which people likely ingest or breath in when they spend time in nature,” says Dorothy Matthews of The Sage Colleges in Troy, New York, who conducted the research with her colleague Susan Jenks.

Previous research studies on M. vaccae showed that heat-killed bacteria injected into mice stimulated growth of some neurons in the brain that resulted in increased levels of serotonin and decreased anxiety.

Since serotonin plays a role in learning we wondered if live M. vaccae could improve learning in mice,” says Matthews.

Matthews and Jenks fed live bacteria to mice and assessed their ability to navigate a maze compared to control mice that were not fed the bacteria.

“We found that mice that were fed live M. vaccae navigated the maze twice as fast and with less demonstrated anxiety behaviors as control mice,” says Matthews.

In a second experiment the bacteria were removed from the diet of the experimental mice and they were retested. While the mice ran the maze slower than they did when they were ingesting the bacteria, on average they were still faster than the controls.

A final test was given to the mice after three weeks’ rest. While the experimental mice continued to navigate the maze faster than the controls, the results were no longer statistically significant, suggesting the effect is temporary.

“This research suggests that M. vaccae may play a role in anxiety and learning in mammals,” says Matthews. “It is interesting to speculate that creating learning environments in schools that include time in the outdoors where M. vaccae is present may decrease anxiety and improve the ability to learn new tasks.”

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aquí esta mi conocimiento para vuestra inteligencia

La inteligencia del ser en su mano está

Mano= inteligencia divina, automática, autónoma,
Intuitiva y creativa.

Con un cuerpo cuidado a la perfección,
Automáticamente e intuitivamente, etc.

Cada movimiento de mano es pura
Matemática e inteligencia.

Con tu pensamiento puedes coger lo que quieras, cuanto quieras, y el tiempo que quieras, pero acuérdate de cerrarla
Eso es inteligencia.

Cuando no piensas funciona sola.

Nacemos con manos inteligentes y un cuerpo perfecto, nosotros lo hacemos deteriorar por falta de conocimientos hacia nosotros mismos.

Humanos adora tus manos, son todos tus sentidos, tu pasado, tu presente y tu destino

Ten presente que:

El humilde es sabio, y en inteligencia es superior al que no es humilde.
Crea la dulzura en ti, y alcanzaras maravillas en el universo.

COMO DESARROLLAR LA MÁXIMA INTELIGENCIA EN EL MÍNIMO TIEMPO

MOTO SCOOTER CONDUCCION INTELIGENTE

Necesario:

-Las tres primeras paradas hacer lo máximo para frenar lo mínimo y suave posible.

-Ya estas en tu moto, tu eres el profesor y tu eres el alumno.

-En la sensibilidad de tu mano esta tu inteligencia.

-Conseguirás tus máximos conocimientos

Hace 40 años la mano del hombre invento el vehiculo de su futuro, la primera scooter.

Hoy la tenéis en vuestra mano, y lo mejor vuestra inteligencia.

La Perfección existe, no lo dudeis

Que la Paz, el Amor y la Caridad, Reine un vuestro destino.

Atentamente
Joaquín 53 años

No creer no significa que no pueda ser

(requerido)

(requerido)


*