Luciérnagas: El Ocaso de las Luces Nocturnas (Indicadores Ambientales)

Una noche de un verano cualquiera entre 1960 y 1970.

Dos amantes se esconden en la oscuridad. Uno emite un destello como señal que es captado por su ansioso cómplice. Cortejo de apareamiento. Amor bañado de luz de luna. Años después, penumbras en la oscuridad. Atónito, cuando mi familia dormía, salía por la noche de la cama para observar desde una atalaya montañosa, desde la lejanía, aquella entrega fruto de la necesidad y el deseo. El tiempo pasó. Yo regresé, pero aquellas parejas nunca volvieron. Y tan evocadora escena, repleta de maravillosos haces de luz intermitente, comenzó a desaparecer de toda la faz del planeta, como por arte de magia negra. Nadie sabe aún la razón a “ciencia cierta”. El suelo estaba por medio. Los vástagos de tal entrega, eran allí depositados. Mucho se ha hablado de la misteriosa enfermedad que amenaza a las abejas, como también, de la que acecha o los anfibios. Poco se comenta del ocaso de los mentados destellos de luz, guía de poetas en sus viajes oníricos. Y el suelo siempre en medio. Lamentablemente muchos de nuestros hijos no podrán disfrutar de aquellos esplendorosos fuegos artificiales, como no, a ras del suelo. Hablamos de las Luciérnagas. Mientras que en aras de la tecnología destrozamos la biosfera, el nombre de este coleóptero polífago aparece ya más asociado a los escritos del pasado que a la literatura científica actual. ¿Es realmente así? No “exactamente. Si en lugar de luciérnaga, a pelo a los vocablos luciferasa, bioluminiscencia y fotoproteina, la cosa cambia. Una vez más el ser humano aprovecha la sabiduría de la vida, para acabar con ella después, tras desentrañar sus secretos brutalmente. ¿Qué pasó con las Luciérnagas que deleitaban mis noches infantiles y adolescentes?

luciernagas-movimiento-taringa-fireflies_03

Luciérnagas en boques del Japón Taringa

La ciencia, una vez más, no da con la causa de la desaparición de estos fascinantes animalitos que tanto me deleitaban durante las cálidas noches de verano en las sierras alicantinas. La progenie enterrada en el suelo se metamorfoseaba en larvas hambrientas, ávidas y prestas para devorar caracoles y babosas (muy abundantes por aquellos lares), en un antiguo marjal convertido a la postre en huertos, campos de almendros, vides y frutales, salpicados de albercas que suministraban el agua de riego. La causa más manoseada es la perturbación de su etología o comportamiento como resultadode la contaminación lumínica. Pudiera ser. Ahora bien, que desaparezca de grandes extensiones del Cerrado brasileño (como podrís leer abajo) posiblemente rete a tal hipótesis.La pérdida de us nicho ecológicos, los dichosos y “pestilentes” pesticidas (¿en el suelo o sobre el?) son otras hipótesis no descartadas. En cualquier caso, su sensibilidad a la acción del hombre ha inducido a que algunos expertos las propongan como bioindicadores de calidad ambiental (en donde aun residan, claro está).

luciernagas-08-taringa

Luciérnagas Taringa

Sea cual se la razón habrá que estudiarla con más empeño que hasta la fecha. Los que hemos disfrutado contemplándolas no podemos más que evocarlas en el recuerdo, con nostalgia, como podréis leer más abajo de la pluma de otros. Dudo que nuestros hijos, que no las han llegado a conocerlas en muchos territorios y países, puedan imaginarse aquel maravilloso espectáculo. Tan solo terminar añadiendo que no hablo de una especie, sino de ¡unas de dos mil! repartidas a lo largo y ancho de este planeta. Desdeñando su supervivencia, nos aprovechamos de su legado, como os muestro en la nota de prensa con la que finalizo este post. ¡Pobres luciérnagas!, víctimas de nuestra portentosa tecnología y “desarrollo sostenible”.

Y mientas la luz de mi cigarro se consume la luz de las luciérnagas se apaga, posiblemente para siempre jamás.

Juan José Ibáñez

liciernaga-en-wildlif-extra-eglow_worm_dave_kilbeylarge

Luciérnaga  Fuente Wildfire Extra

Taringa dice:

En las noches cálidas, es posible ver a las luciérnagas hembras iluminarse para atraer a los machos que sobrevuelan. Si se sienten amenazadas, desactivan la luz. Generan luz mediante un órgano especial situado bajo la cutícula (ectodérmico), situado en la parte inferior del abdomen, en intervalos de 6 a 8 segundos. Esta luz se produce por un proceso de oxidación de la luciferina en presencia de la enzima luciferasa, que ocurre muy rápidamente. Este proceso recibe el nombre de bioluminiscencia y emite una luz brillante con poca elevación de la temperatura. Algunas especies emiten la luz con esquemas definidos de variación en los intervalos y el número de destellos.

Wikipedia.

Los lampíridos (Lampyridae) son una familia de coleópteros polífagos que incluye las luciérnagas o bichos de luz, caracterizados por su capacidad de emitir luz (bioluminiscencia). Se conocen más de 2.000 especies. Muchas se pueden encontrar en pantanos o en las áreas húmedas y boscosas, donde sus larvas tienen una fuente de alimento abundante. Son coleópteros de cuerpo suave relacionados a las familias Lycidae, Phengodidae y Cantharidae, con distribución mundial de al menos 1900 especies conocidas.

Wikipedia: Biología y ecología

La característica más distintiva de los lampíridos es su cortejo nocturno, el cual consiste de un diálogo complicado entre los machos y las hembras de una especie. Típicamente los machos patrullan en busca de pareja con un vuelo característico mientras emiten secuencias de destellos de luz característicos de cada especie. Las hembras de la misma especie pueden responder con destellos específicos y así el apareamiento puede ocurrir.

En las noches cálidas, es posible ver a las luciérnagas hembras iluminarse para atraer a los machos que sobrevuelan. Si se sienten amenazadas, desactivan la luz. Generan luz mediante un órgano especial situado bajo la cutícula (ectodérmico), situado en la parte inferior del abdomen, en intervalos de 6 a 8 segundos. Esta luz se produce por un proceso de oxidación de la luciferina en presencia de la enzima luciferasa, que ocurre muy rápidamente. Este proceso recibe el nombre de bioluminiscencia y emite una luz brillante con poca elevación de la temperatura. Algunas especies emiten la luz con esquemas definidos de variación en los intervalos y el número de destellos.

Algunos días después del acoplamiento, la hembra pone los huevos fertilizados, bajo de la superficie de la tierra. Los huevos se incuban durante 3 a 4 semanas y entonces salen de ellos las larvas, que tienen ojos simples. Algunas hacen madrigueras subterráneas, y otras en la corteza de los árboles.

Las larvas de luciérnaga, conocidas como gusanos de luz, se alimentan de pequeños caracoles y babosas. Los paralizan con un fluido digestivo que digiere el cuerpo del molusco y luego succionan su alimento. Después de meses de alimentarse se convierten en pupas durante 7 a 20 días y luego emergen como adultos (imagos).

Ecología Blog.com

La contaminación lumínica impide la reproducción de las luciérnagas

Alessandro Barghini, consultor internacional en planeamiento energético y doctor en ecología, ha escrito varios trabajos científicos sobre la influencia de la iluminación artificial en la vida silvestre. En el último de ellos, un libro que aún no ha sido publicado, Barghini advierte que el exceso de luces urbanas y farolas pueden estarse cobrando la vida de los organismos que dependen de la oscuridad de la noche. Por ejemplo, en las luciérnagas.

El título original del libro de Barghini, próximo a publicarse, es Antes que os vaga-lumes desapareçam, que en castellano podría traducirse como Antes de que las luciérnagas desaparezcan. Hace referencia al afecto de la luz sobre estos insectos, pues las hembras comienzan a brillar en la noche, cuando se supone que la luz se reduce. Pero como las luces artificiales son muy fuertes, las hembras no brillan y, como consecuencia, no atraen a los machos para la reproducción.

No sólo la reproducción y trayectoria de los insectos que se guían por las luces de la noche puede ser alterada. También puede sufrir la floración de ciertos árboles pues, dependiendo de su longitud de onda, los faros podrían tanto inducir como inhibir la floración. Algunas plantas, explica Barghini, tienen ritmos circadianos sensible y podrían confundir la iluminación artificial con la luz del día.

Todavia Existen Las Luciernagas?

Quizás parezca una pregunta estúpida, pero hace una bocha q no veo un bichito de luz… En mi area sub-urbana (Temperley) ya no hay mas desde hace mucho… Alguien avisto una luciernaga hace poco? O son otro animal mas en peligro de extinción? Una teoria mía es que desaparecieron debido a que como son tan luminosas no se camuflan mucho que digamos….

Boh, melancolia por estos insectos tengo….

Abundar sobre el tema pinchando en el siguiente documento.

Alertan por extinción de luciérnagas en Brasil

Investigadores de Brasil lanzaron la voz de alarma por la creciente reducción del número de luciérnagas y la desaparición de algunas especies de este insecto en el Cerrado (Sabana brasileña), a través de un estudio difundido hoy.

De acuerdo con una pesquisa de científicos brasileños divulgada este jueves, la extinción de luciérnagas es un indicador de la grave degradación del ecosistema del Cerrado, considerado como el mayor de Brasil después de la Amazonia.

Mientras que hasta hace pocos años eran posible apreciar miles de minúsculos puntos de luz brillando en los pastizales durante la noche del Cerrado, hoy tal espectáculo es raro, dijeron los especialistas en el tema.

Según el estudio de los investigadores de la Universidad Federal de Sao Carlos citado hoy en el site de la Fundación de Apoyo a la Investigación en el Estado de Sao Paulo, tales luces desaparecieron casi que totalmente de la región.

Los investigadores sostienen que las luciérnagas desaparecieron de las áreas explotadas por la agricultura y la ganadería en el Cerrado y apenas es posible verlas ahora en reservas ambientales como el Parque Nacional de las Emas.

“Visitamos regularmente la región en la década de 1990. En las expediciones que hicimos en 2008 y 2009 nos sorprendió no encontrar más especies de luciérnagas”, explicó Vadim Viviane, responsable del estudio.

El también coordinador del Grupo de Bioluminiscencia y Biofotónica de la Universidad Federal de Sao Carlos añadió que “de manera general, todas las poblaciones de esos insectos disminuyeron drásticamente en el Cerrado”.

El Cerrado, hábitat de varias especies vegetales y animales, se ha convertido en la principal frontera agrícola del país y en uno de los mayores graneros del mundo, que concentra la mayor parte del rebaño brasileño.

Entre las especies de luciérnaga ya desaparecidas en la región figuran las de la familia Phengodidae, conocidas popularmente como trencitos por emitir luces de colores diferentes a lo largo del cuerpo de forma semejante a un tren visto por la noche.

“La Mastinomorphus, una de las especies más raras, emite una luz naranja en todo el cuerpo. Ningún ejemplar de esa familia fue encontrado en los dos últimos años en la región”, indicó el investigador.

Viviane explicó que las luciérnagas pueden ser usadas como bioindicadores de impacto ambiental y que su desaparición es síntoma de una degradación ambiental muy grave en el Cerrado.

El investigador alertó que su desaparición genera enormes pérdidas para Brasil en cuanto a biodiversidad y rentabilidad de la biodiversidad.

Recordó que el grupo que coordina ha depositado varias patentes en Brasil y Japón para proteger productos desarrollados a partir del estudio de insectos bioluminiscentes.

Entre tales patentes figura una sobre el uso de la enzima luciferase, responsable por la luz de las luciérnagas, como biosensor para la detección de agentes microbicidas y toxicidad. La luciferase es capaz de detectar sustancias tóxicas.

Otra patente protege el uso de la misma enzima para acompañar el crecimiento celular y detectar metástasis.

Según Viviane, la reducción de las luciérnagas obstaculiza las investigaciones e impide nuevos descubrimientos. Fin

Proteínas luminosas que avisan del cáncer

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), liderados por Sagrario Ortega, directora de la Unidad de Transgénicos, han creado ratones en los que se puede ver por primera vez en vivo el crecimiento de los vasos linfáticos a medida que progresa una metástasis y qué ganglios están a punto de ser invadidos por las células tumorales.

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 03/04/2012

Los ratones utilizados en el trabajo, que se publica en «Proceedings of the National Academy of Sciences» (PNAS), parecen normales a simple vista pero tiene genes que producen proteínas que emiten luz y que se expresan en las paredes de los vasos linfáticos.

Una de estas proteínas es la luciferasa, responsable de que las luciérnagas emitan luz, y la otra es la proteína fluorescente verde de la medusa Aequorea victoria. Ambos marcadores se utilizan para «iluminar» diferentes procesos biológicos. Gracias a ellas ahora los vasos linfáticos se hacen visibles y pueden emitir luz con una intensidad mayor cuando proliferan alrededor de las células tumorales. La luz emitida es captada por una cámara especial que permite visualizar por primera vez en ratones vivos el crecimiento de los vasos linfáticos a medida que progresa el tumor, explica Sagrario Ortega, responsable de este trabajo que constituye la tesis de la investigadora Inés Martínez-Corral.

También es la primera vez que la luciferasa se mete en vasos linfáticos y que su proliferación se detecta«in vivo», resalta Ortega. Con esta técnica se pueden visualizar también los ganglios linfáticos «y ver la señal que emiten en condiciones normales, y posteriormente, al inyectar al ratón células tumorales».

Las células tumorales producen señales que inducen la formación de vasos linfáticos en la periferia del tumor y en los ganglios y esto facilita, por un mecanismo hasta ahora poco comprendido, la diseminación de las células cancerígenas y la formación de metástasis. «Estos procesos se detectan en nuestros ratones por un aumento en la emisión de luz y en una etapa muy temprana, incluso antes de la invasión de los ganglios por las células tumorales. Por eso estos ratones transgénicos proporcionan una valiosa herramienta para el estudio de la inflamación y la metástasis y para el desarrollo de nuevas terapias antimetastásicas», explica Ortega.

Para algunos tumores, como el melanoma o el carcinoma de mama, es muy importante la vía linfática para la generación de metástasis. Pero la relación entre la formación de nuevos vasos linfáticos y la diseminación del tumor está muy poco estudiada. Estos nuevos ratones transgénicos ya están siendo utilizados para buscar marcadores que sirvan para identificar los tumores que generan más metástasis por la vía linfática, así como para investigar cómo bloquear este proceso de diseminación tumoral por medio de fármacos.

Autor: Pilar Quijada

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Juanjo
En México tambien los llamamos Cocuyos y han sido fuente de inspiración de muchos autores de canciones, entre ellos el inmortal Agustin Lara que tanto le cantó a las ciudades españolas. Como podremos explicarles a nuestros descendientes como eran y porque Las desaparecimos!!!!

[...] después de explicaros la trágica desaparición pauatina de la mayor parte de las 2000 especies de luciérnagas que bañaban de luz nocturna muchos suelos del Planeta Tierra.  En aquel post os narraba una historia casi idéntica a la de hoy, por lo que seré muy breve. La [...]

Estimado Sr. Ibañez, soy de Lincoln, Provincia de Buenos Aires (Argentina), estamos haciendo un trabajo con el fin de que salga publicado en una revista de nuestra ciudad. La idea es hacer una investigación sobre la problemática de la extinción de los “bichitos de luz o luciérnagas”. Hemos leído su nota y nos pareció muy interesante. Nos sería de suma utilidad poder comunicarnos con usted por algún medio (preferentemente vía telefónica y/o correo electrónico) con el propósito de investigar sobre dicha problemática.
Esperamos su respuesta con mucha ansiedad.
Desde ya muchas gracias. Atte..

Javier I. Olaberría

Disculpe, olvidé mencionar mi correo electrónico, el mismo es:
javiolaberria@hotmail.com

Hola Javier,
Poco puedo ayudarte. Tan solo sé lo que escribí en el post. No soy experto en el tema. Deseaba llamar la atención sobre este problema, muy poco estudiado.

Lamento no poder ser de gran ayuda.

Adicionalmente no estoy en España sino en un congreso en Italia y no regresaré a Madrid hasta dentro de una semana.

Busca en Internet en general y mira también en el “Google Académico”. Seguro que encontrarás muchas más cosas

Mucha suerte.
Juanjo Ibáñez

Hola,

Soy Chileno, resido en Santiago – Buin , y recuerdo cuando niño ver esos bichitos tranquilos flotando como pequeñas estrellas verdes, las veia en Temuco (Chile) y en la capital (Santiago), lamento informar, que ya hace mucho que no las veo por aqui…

Es triste lo que el ser humano es capaz de hacer..

[...] nuestros post: Pesticidas y Biodiversidad: La Crisis de las Abejas y los Movimientos Ciudadanos y Luciérnagas: El Ocaso de las Luces Nocturnas (Indicadores Ambientales). Pues bien, ya que los políticos defensores de la retrodemocracia, también resultan ser otra [...]

buenas, soy de buenos aires, y enl a zona cercana al rio de la plata, en el partido de magdalena, en los campos alrededor de atalaya, y en toda la zona de la bahia de san borombon, se vem, el otro dia, en un campo vi mas de 50. aca dejo una foto.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10152051132929292&set=a.10151670379879292.1073741825.845959291&type=3&src=https%3A%2F%2Ffbcdn-sphotos-a-a.akamaihd.net%2Fhphotos-ak-prn1%2F860418_10152051132929292_1852325305_o.jpg&smallsrc=https%3A%2F%2Ffbcdn-sphotos-a-a.akamaihd.net%2Fhphotos-ak-prn2%2F1457551_10152051132929292_1852325305_n.jpg&size=2048%2C1366

pronto prometo mas y de mejor calidad

Muchas gracias Agustín, bonita foto. Gracias en nombre de todos los lectores.
Un cordial saludo
Juanjo Ibáñez

Hola, soy de la ciudad de Buenos Aires, vivo en Banfield, un barrio de la zona sur y quería contarles que sorpresivamente, tengo al menos, 3 luciérnagas viviendo en el pasto de mi casa. Todo empezó cuando cortaron la luz en el barrio, esa noche de mucho calor estabamos en el jardín, y de repente vi un destello en el cielo, al principio dudé, pensé que era mi ansiada imaginación, porque cuando era chica las veía más seguido y en cantidad, y hacía años no las había vuelto a ver y las buscaba cada verano. Este año ocurrió el milagro y me surgió la esperanza de que no están extinguidas aún. Saber que viven en el pasto desde hace algunas noches es algo mágico. Desde esa noche apago la luz de afuera para que tengan la máxima oscuridad posible y las observo, como titilan como si se mandaran códigos entre ellas, es increíble! En el barrio, en la ciudad, nadie tiene idea de lo que pasa. La gente vive preocupada por otras cosas y no saben apreciar la naturaleza. No sé que pasará cuando pase el verano, por ahora mi familia y yo, disfrutamos secretamente de su presencia. Soy tan feliz!!! Deseo con el alma que se reproduzcan y vuelva a ver este maravilloso espectáculo. Saludos a todos! Muy buena tu foto Agustín! Gracias por compartirlas. (Yo no logré captarlas con mi cámara porque no es luz suficiente).

Muy bonita historia. Gracias por contárnosla. ¡cuídalas!.
Un cordial saludo
Juanjo Ibáñez

Buenas, yo cuando era niño vi una de color naranja, pero no tenia forma de luciérnaga, era mas bien como un estilo de cucarrón…
Si saben algo sobre este fenomeno seria muy agradable saber de el tema.
Lo he buscado desde hace muchos años y no he encontrado respuesta.
La vi en sasaima (colombia)
Capo_50@outlook.com

[...] ante depredadores, distracción, comunicación, iluminación, etc. Ya os hable en su día del ocaso de las luciérnagas aderezado de hermosas imágenes. Sin embargo, algunos investigadores consideran que habría que [...]

(requerido)

(requerido)


*