Los Sistemas Aterrazados de los Suelos y la WRB

Como ya vimos en un post anterior, la WRB de 2006 ha incluido el carácter “escalic, es decir los suelos que se desarrollan sobre terrazas o bancales como un nuevo calificador. Personalmente considero que se trata de una decisión acertada. En este post explicaremos brevemente, tanto las razones, como el papel relevante que tuvo un investigador del Estado Español con vistas a conseguir tal objetivo. Hablo de Jaime Boixadera.

 

 

 

Paisajes Aterrazados

 

No cabe la menor duda de que tanto por su antigüedad, extensión y papel relevante para el abastecimiento de alimentos en muchos países y regiones, los sistemas aterrazados merecen una especial atención.

 

Desde los albores de la agricultura, y especialmente la sujeta a riego, las terrazas han sido reinventadas y construidas en los lugares más disparares del planeta tanto, como un medio de evitar la erosión, como con vistas a poder cultivas bajo condiciones fisiográficas muy hostiles. Cuando son conservadas adecuadamente, su estructura rompe el efecto de la pendiente, permitiendo que los suelos evolucionen sin sufrir las pérdidas de materiales edáficos esperables pos su posición fisiográfica en condiciones naturales. Por tanto, no es inusual que los edafotaxa que allí aparecen, no debieran acaecer sin la intervención humana. En los tres post sobre el control del sistema suelo-planta-agua de la cultura mesoamericana zapoteca [1, 2, 3], ya describimos como incluso es posible que atesoren los primeros tecnosuelos de la historia. Por tanto, también albergan suelos antrópicos milenarios, y estos sí que son a todas luces edafotaxa que no debieran estar en ellas sin la acción humana. Todo ello justifica sobradamente su inclusión en cualquier sistema de clasificación de suelos. Sin embargo no lo han sido hasta recientemente (¿quizás en alguna clasificación nacional?).

 

 

Distintos tipos de Paisajes Aterrazados Después de

Grove y Rackhman 2001: The Nature of Mediterranean Europe

Yale Univ. Press

 

Muchos sistemas milenarios de terrazas deberían ser considerados como un patrimonio natural y cultural de la humanidad. Más aún, frecuentemente aportan una información muy valiosa tanto en estudios geoarqueológicos como edafogenéticos. Muy a menudo contienen restos arqueológicos de incalculable valor que habrían desaparecido de no haber sido edificadas por el hombre, permitiendo a la vez, tanto paleoreconstrucciones medioambientales como históricas. Del mismo modo, cuando se dispone de información sobre los periodos históricos y edades, la edafogénesis de sus suelos nos permite mejorar nuestra comprensión de cómo la pendientes actúan en su papel de factores formadores.  Más aún, también nos ayudan a vislumbrar la velocidad con la que pueden generarse distintos horizontes edafogenéticos (cálcicos, argílicos, etc.).

 

Por tanto reitero que me parece muy acertada la iniciativa de que sean contempladas en los sistemas taxonómicos. ¿Cómo tomo el grupo de trabajo de la WRB tal decisión? Sinceramente no conozco toda la historia. Pero también es cierto que algo si que sé. Os lo narro seguidamente, dado que un buen amigo tuvo un papel capital en este asunto.

 

 

 

Extensión de los Paisajes Aterrazados Mediterráneos

Después de Grove y Rackhman 2001: The Nature of

Mediterranean Europe; Yale Univ. Press

 

Jaime Boixadera, es actualmente Jefe del Servicio de Producción Agrícola, del Departamento de Alimentación y Acción Rural de la “Generalitat de Catalunya” (gobierno autónomo catalán). Cuando el Buró Europeo de Suelos (ESB) me invitó a participar como miembro del mismo en 1991, una de mis dudas para aceptar el cargo estribaba en mi formación ecológica más que agronómica. Sabía que me iba a encontrar un poco fuera de sitio entre colegas que principalmente han desarrollado su labor en el ámbito de la agronomía. Por aquél entonces, el ente que actualmente se denomina ESB, realizaba sus tareas fundamentalmente con la financiación de macro-programa europeo denominado MARS. Este tenía como objetivo monitorizar la producción agraria europea mediante modelos agroclimáticos y sensores remotos. Mis dudas estaban pues plenamente justificadas.  Consulte con unos cuantos amigos de la profesión que edafólogo español de orientación agronómica consideraban más adecuado para colaborar conmigo en la representación de los intereses del Estado. Varios de ellos coincidieron en que Jaime Boixadera era la persona adecuada.  No le conocía personalmente.  Le llamé por teléfono y tras charlar con él y algún tiempo re reflexión, acepto el reto. Desde 1992 hemos intentado defender los intereses del Estado de la mejor manera posible. Obviamente también trabamos una buena amistad. Ahora que yo dimito del ESB, al menos soy consciente que queda allí una persona sensata.

 

 

 

Terrazas Canarias de “Medianías”

Foto: Gobierno Autónomo.

 

Pues bien, el amigo Jaime y yo coincidimos también en el Simposio “Soil Classification 2001”, cuyas actas editó el ESB y es de libre acceso desde este portal. Allí, entramos también los dos a colaborar con el grupo de trabajo de la WRB. Mientras yo presentaba una comunicación con mis ideas teóricas, Jaume halbó sobre la importancia de incluir los suelos de los sistemas aterrazados como tales en la WRB. Su exposición fue muy convincente. Desafortunadamente, tremendamente atareado (como siempre), no tuvo tiempo para elaborar la ponencia escrita que hubiera sido publicada.  Pocos meses después, Freddy Nachtergaele (uno de los principales arquitectos tanto de la WRB de 1998, como de la de 2006) me o nos preguntó, si existía algún manuscrito relacionado con su intervención oral. Allí ya les deje con sus consideraciones. Finalmente hoy tenemos los “escálicos” como fruto, al menos en una buena parte, de la defensa que hizo del tema el amigo Jaume. Muchas veces, pensamos que los científicos puros proceden de las Universidades y los OPIs. Sin embargo, durante décadas Jaume, ha trabajado para el gobierno de su región o nacionalidad. Generalmente, tales profesionales suelen ser calificados como técnicos más que como científicos. Empero muchas veces no es así, a pesar de que publiquen poco o nada en revistas indexadas. Jaume Boixadera es un edafólogo magnífico, y como podemos observar, ha contribuido muy acertadamente a que la WRB mejore sus contenidos desde ciertos puntos de vista.

    

Ahora que vamos a vernos con mucha menor asiduidad, sirvan estas líneas para comentaros algo de Jaume Boixadera y agradecerle años de colaboración en la defensa de los intereses del Estado, y también por su sincera amistad. Lamentablemente no tengo una foto suya. La intentaré conseguir en el futuro.

 

Juan José Ibáñez  

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Juanjo, creo el siguiente paso será considerar entre los suelos antrópicos a los de las "Chinampas", de las que ya habeis hablado en este blog (Posiblemente de origen Teotihuacano). Entre otros aprovechamientos de suelos con niveles freáticos altos en la costa del Golfo de México como los "Camellones chontales". Por cierto de una fertilidad dificilmente igualable por otro tipos de agricultura a nivel mundial.

espero que .te sirva de mucho

TE ME CUIDAS

me parece muy bueno todo loque pude ver y leer

Hola.. he conocido recientemente con al profesor Jaume Boixadera y comparto al 100% sus comentarios referentes a su calidad humana y profesional. En nuestro caso; en el Táchira Venezuela, nos ha orientado junto con el Dr Pla Sentis, ambos de la universidad de Lleida, a comprender los procesos edáficos y a planificar mejor el uso sustentable de los mismos… así que aprovecho este medio para agradecer su aporte.
Tengo unas muy buenas fotos del profesor Jaume ¿cómo puedo publicar alguna?

[...] Los Sistemas Aterrazados de los Suelos y la WRB [...]

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..