Diseño Artístico del Paisaje en la Lucha Contra la Erosión Eólica del Suelo

aistrailia-1 

Foto Fuente Brian Fisher para Deguardian

En la alerta de la IUSS con fecha del 26 de febrero de 2016,me llegó la sorprendente foto que daba pie a una breve noticia.  El agricultor Brian Fisher realizó con sus “modernos” aperos de labranza el paisaje que podéis observar con el propósito de luchar contra la erosión eólica del suelo.  Según sus propias palabras: “los surcos evitan que las ráfagas de vientos provoquen mayores daños” en ausencia de una cobertura vegetal protectora. Tal iniciativa fue llevada a cabo tras un enorme incendio forestal. Al parecer los surcos se disponen perpendiculares a la circulación de los vientos dominantes, según interpreto de sus comentarios que, de cualquier modo, os muestro al final del post traducidos del suajili-austriaco, ya que albergo dudas a cerca de mi interpretación. La noticia también pone en boca de Brian Fisher que, con tal arquitectura, paisajística logro evitar que fueran presa de la erosión los primeros 15 cm de tierra vegetal. Conforme a este granjero, la disposición de “las crestas reducen la posibilidad de erosión eólica”.

Francamente no dispongo de información para saber si tal mecanismo es idóneo ante el arrastre por el viento de las partículas del suelo. Si sabemos que, casi siempre (aunque depende de la intensidad de la lluvia), labrar contra pendiente palía en parte la erosión hídrica en laderas, aunque no me atrevería a decir lo mismo de la eólica (los cortavientos sí: ¿serían esos arbolitos que aparecen en la fotografía?). La nota de prensa tampoco concreta como Brian logró cuantificar la permanecía de esos 15 cm superficiales del horizonte superior del perfil edáfico respecto a su inacción ante el desastre.  Más intrigante aún resulta otra sentencia de la noticia que nos informa de que la idea se remonta a 1944 o aun antes de esta fecha, por cuanto indicaría que ya fue, “de algún modo”, puesta en práctica con mucha antelación. ¿Dónde? Cuando? ¿Demostró su eficacia?. Del mismo modo no se aprecia en el paisaje la devastadora acción del fuego mentada, salvo quizás un pequeño ese bosquete de arbolitos que aparece en el centro de la imagen, pero en fin…… todo son interrogantes excepto la imagen.

De cualquier modo, no podemos dudar de la belleza de estos patrones espaciales en paisajes de campos abiertos frente a los usuales, enormemente monótonos. Podría terminar remarcando algo así como: “habrá que esperar  a que los científicos demuestren las bondades de este tipo de laboreo artístico”, pero me temo que no lo sabremos, al menos  por la prensa internacional. No comentaré más dudas que me surgen ya que posiblemente daría lugar a apreciaciones erróneas o injustas. Pero debemos valorar el interés y  trabajo del agricultor en lugar de la inactividad de que hubieran ella gala otros muchos: ¡contra vientos y fuegos!: ¡Brian Fisher”, the best one.  

A lo largo de 10 años de bitácora hemos editado escasos post, debido a la carencia de información, sobre lo que pudiéramos calificar de arte y suelo. Si no recuerdo mal, tras más de 2.200 post publicados, tan solo tres que versan sobre este tema y alcanzamos la desorbitante cifra de cuatro. Pero si alguien está interesado ya sabe por dónde empezar. ¿Sera cierto?. Ojalá, ya que así disfrutaríamos de paisajes más hermosos.

Por cierto, en ninguna de las iniciativas mentadas, en las entregas previas fueron idea de edafólogos profesionales ¡Qué poco arte tenemos!.

Algunos o todos los post previos sobre arte y suelos

Agricultura y Arte: Crear Turismo Rural Divirtiéndose

SueloArte: Pintando con el Suelo (Pinturas de Javier Caballo)

Mapas de Suelos hechos con Suelos (Docencia y Divulgación de la Edafología)

Os dejo pues  con la noticia y mi perturbadora traducción……

 Juan José Ibáñez

Patchwork ploughing: Australian farmer creates huge geometric artwork to fight soil erosion

Foto Fuente Brian Fisher para Deguardian

Remiendo de arado: granjero australiano crea enormes ilustraciones geométricas para luchar contra la erosión del suelo

A South Australian farmer has transformed his land into a gigantic geometric patchwork in a bid to fight soil erosion. Brian Fischer created the patterns at Ashmore White Suffolk Stud, north of Adelaide, following recent bushfires. In the absence of any vegetation, he says the furrows prevent gusting winds from causing further damage. “The fires cooked everything,” he told 3AW radio, “but whichever way the wind blows it’s always at 90 degrees [to the furrows] so it can’t get started”. The idea dates back to 1944 – if not earlier – when more than one million hectares of land were destroyed by a raging bushfire in Victoria. Fischer says the pattern took several days to plough but is saving him 15cm of topsoil

Un granjero de Australia del Sur ha transformado su tierra en un mosaico geométrico gigantesco en un intento de combatir la erosión del suelo. Brian Fischer creó los patrones en blanco Ashmore Suffolk Stud, al norte de Adelaida, a raíz de unos incendios forestales recientes. En ausencia de cualquier tipo de vegetación, él dice que los surcos evitan que las ráfagas de vientos provoquen mayores daños. “Los incendios lo cocinan todo”, dijo a la radio 3AW, “pero de cualquier manera el viento sopla siempre a 90 grados [a] los surcos por lo que no puede ponerse en marcha”. La idea se remonta a 1944 – si no antes – cuando más de un millón de hectáreas de tierra fueron destruidas por un incendio forestal que ASOLÓ Victoria. Fischer dice que la creación del patrón le costó varios días de trabajo, tomó varios días para arar, pero que  salvó 15 cm de tierra vegetal.

 A pattern made by a farmer, Brian Fischer, at Ashmore White Suffolk Stud in South Australia in January 2016. Fischer says it’s saving him 15cm of topsoil because the ridges reduce the chance of wind erosion. Photograph: Brian Fischer

 Pie de la foto original:

Un modelo construido por un agricultor, Brian Fisher, en Ashmore blanca Suffolk Stud en Australia del Sur en enero de 2016. Fischer dice que le está ahorrando 15 cm de tierra vegetal debido a las crestas reducen la posibilidad de erosión eólica. Fotografía: Brian Fischer

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..