Agricultura Digital

agricultura-de-precision

Agricultura de Precisión. Fuente: Colaje Imágenes Google

Si este fuera un post tan solo redactado para lectores españoles comenzaría diciendo: ¿Agricultura Digital para una España Vaciada?.  Sin embargo no lo es, aunque da igual. Hoy hablamos de lo de siempre: “los mismos perros con diferentes collares”. Como en la sociedad de consumo y despilfarro en las que nos toca vivir, bajo el imperio de una dictadura financiara y multinacionales sin escrúpulos,  se nos intenta adiestrar /instruir /someter con cantos de sirenas y esas posverdades que imperan impunemente a sus anchas. Y aquí entra en juego la Tecnociencia con sus definiciones y objetivos. Porque le tecnociencia es a la ciencia, como la posverdad a la verdad (Las Dos Caras de la Ciencia). Soy de los que defiende que las medias/verdades/mentiras son peor aún que las falacias puras y duras, ya que confunden y engañan mediante un laberinto en el que se mezcla todo tipo de argumentos  que interesan a los intereses inconfesables.

Vivimos en un mundo digital, por lo que lógicamente parte de la tecnología adquirida permea a casi todos los ámbitos del conocimiento, para bien, pero también para mal. Por lo tanto, la agricultura digital no deja de ser más que la agricultura de nuestros tiempos en los países ricos o, la de los grandes hacendados de los Estados pobres y especialmente  de los grandes emporios del agronegocio, que acaparan tierras que no les pertenecen. Durante varias décadas las multinacionales estafaron, no a los agricultores, sino a toda la humanidad con sus falsas promesas de una productividad agraria sustentable que solucionaría el hambre en el mundo y la soberanía alimentaria de todos los países. Ya en 2015, aproximadamente, tanto la FAO como la ONU, reconocieron su rotundo fracaso y un dramático legado: aguas, tierras, clima, ganado, cultivos y nosotros mismos nos encontramos envenenados, gracias en gran parte a la polución de los agrotóxicos. Empero el objetivo de las empresas estriba en vender, lo necesario, lo innecesario, lo espurio e incluso lo venenoso. Las noticias de la prensa, diariamente así lo constatan. Ya hace años se nos comenzó a fustigar con la agricultura de conservación, que a la postre no dejó de ser una que otra falacia de la agroindustria. Pero los cantos de sirena de las multinacionales son un martillo pilón que nos golpea sin cesar.  Y por tanto os recomiendo que antes valorar la posible veracidad de las noticias, un primer filtro estriba en saber quiénes están detrás y de que fuentes beben, cuando y como se las vierten, en que trabajan sus protagonistas, etc. ¡No existe inocencia en nuestro mundo!.

En este blog defendemos que la agricultura ecológica sería el camino a seguir, pero tan solo podría ser sostenible si a la cabeza de nuestras instituciones y gobernantes se sentaran mentes razonables y comprometidas (no se requieren sabios, sino conocimientos y sentido común) en un genuino intento para salir de este sumidero de basura en el que hemos convertido en el Planeta Tierra.

La agricultura digital no deja de ser más que la Agricultura de Precisión (según Wikipedia). Empero en esta Agricultura de Precisión y los suelos que la mantienen (post de 2009) no es oro todo lo que reluce (ver nuestro post de 2010 Agricultura de Precisión, Modelos Digitales del Terreno y Producción Agropecuaria). Como veréis, ha transcurrido una década y nadie alaba un incremento desorbitado en las producciones agrarias a pesar de tanta precisión, como tampoco han disminuido sus negativos efectos ambientales. Ya en 2014 abundamos con el tema al “salir al mercado” otro vocablo estúpido, como os comentamos en el siguiente post:  Agricultura Inteligente y Agricultura de Precisión (Smart agriculture). Empero rápidamente, es decir en 2015, otro nuevo maldito palabro sin contenido había comenzado a popularizarse: Agricultura de Fusión o Granjas de Fusión. También podemos esgrimir los mismos argumentos en lo que concierne a la agricultura digital que esbozamos acerca de lo que aporta la Cartografía Digital de Suelos y Cartografía Predictiva de Suelos respecto a la convencional (ver también: Agricultura de Precisión, Modelos Digitales del Terreno y Producción Agropecuaria. La única diferencia deviene en que conforme nos invaden las nuevas tecnologías, se van añadiendo más y más palabros a nuestro acervo “tecno-incultural”, y ahora son los drones, los big data, la robótica, nanotecnología, Inteligencia artificial y lo que haga falta. ¿Empero ha mejorado la producción agraria en el mundo?. Los indicadores no lo demuestran ¿vale?. Pero, para más INRI, en una de las notas de prensa se puede leer “las últimas técnicas de edición genética en general y el CRIS-PR en particular son una demanda constante para poder competir en condiciones de igualdad”. Es decir que para competir en condiciones de “igualdad” (¿o superioridad?, mejor dicho) volvemos a tocar los genes con una herramientas que los propios científicos califican, hoy por hoy, de peligrosa e impredecible.

Entre aquellos argumentos constamos que, para ser hoy un agricultor necesitamos anexar a nuestras granjas y propiedades un nuevo edificio repleto de artefactos tecnológicos de todo tipo, así como personal con formación universitaria y de ingeniería altamente cualificada, como podéis comprobar al leer las noticias que os reproduzco abajo.  Sería algo así como una fusión de lo que se demanda en la siguiente nota de prensa: “Estos son los profesionales más buscados en 2019”. Digámonos claro, la sociedad actual ha puesto al carro delante del burro. En otras palabras la industria debería estar para servir a la sociedad, y no al revés, como podréis constatar al leer el material que os proporcionamos hoy.

Como también podréis comprobar abajo, nos prometen, nuevamente tanto el rendimiento, como la producción agraria, como la sostenibilidad. Todos los palabros de moda, de debida referencia para llamar la atención, son añadidos inmisericordemente al discurso. ¿Y quién lo hace?. Como podréis observar, las empresas fabricantes, los organismos oficiales que deben proporcionar nichos para promocionar la tecnología nacional, algunas multinacionales y algún colega que pasaba por allí.  Ante tal apabullamiento cabría preguntarse: ¿Y quién financia todo esto? ¿Cómo consigo yo tener tal acaparamiento de dinero, conocimientos científicos y tecnológicos?. No os dejéis engañar, se trata de propaganda para vender y vender, y vender y así siempre estaremos manipulados y pidiendo prestamos hasta que la muerte nos separe de tanta estulticia. Pero el lector avezado observará también, en alguna línea, el acopio de información que desean hacer de nuestras producciones y fincas, por parte de ciertas ¿benefactoras? Empresas.

No defiendo en modo alguno que muchas tecnologías sean o puedan llegar a ser  francamente útiles en ciertos casos, circunstancias y territorios.  Y en tales ocasiones bien venidas sean. También observéis que en las notas de prensa se habla mucho de predecir: ¿Predecir?. ¿Se puede predecir el tiempo?. ¿Puede predecir el agricultor una plaga causada por una especie invasora? ¿Puede predecir la contaminación del agua que llega a sus predios, ya sea por accidentes, vertidos incontrolados, etc., etc?. Estos vendemotos intentan hacer creer que se puede predecir todo cuando en realidad es muy poco.  Actualmente el vocablo predicción se utiliza con tanta ligereza que comienza a carecer de sentido. No es lo mismo, por ejemplo, saber la meteorología con unos escasos días de antelación, y otra bien distinta la producción final de una cosecha. ¿Verdad?.

Empresas, eventos y negocios, eso es de lo que se habla abajo, de vender al agricultor productos masivamente muy caros y en la mayor parte de los casos prescindibles. Aquí la única sostenibilidad que olfateo es la de los beneficios de las empresas y mercaderes del agronegocio, y los que aterrizan  por primera vez con sus nuevos juguetes, como los drones y la “Inteligencia IA”, francamente muy “Artificial”.

Adicionalmente, existe el riesgo que nuestros jóvenes agricultores y ganaderos dirijan su interés hacia la tecnología despreciando el conocimiento experto de los campesinos. Un buen día, por un conflicto, o un desastre natural/artificial, se va la eelectricidad, fallan los satélites y ¿Qué ocurre?. Bajo estas circunstancias formamos una legión de analfabetos. ¡Ni más ni menos!.

Os dejo ya la noticia, ya que leer tales notas informa mucho más que una definición. Y reitero, no estoy en contra de las nuevas tecnologías cuando se hace uso de las mismas con sentido común, prudencia y apelando principio de precaución. Pero lo que leeréis abajo es márquetin puro y duro.  ¿Cantos de Sirenas!.

Y una vez más os dejo con los testimonios timoratos de esos “entes” que se frotan las manos pensando en engañarnos para arrebatarnos los ya más que escasos recursos económicos de que disponemos. Y recordar el texto Es puro marketing, ni más ni menos. Pero reitero todo es útil cuando se utiliza con sentido común.  Eso sí, más tecnología y menos puestos de trabajo, es decir más pobreza ciudadana.

Juan José Ibáñez

Continua……

La digitalización de la agricultura, un fenómeno imparable que exige respuestas y una “estrategia país”

Conclusiones del VI Foro Innovadores en la Tercera Revolución Digital celebrado en Fundación PONS

Fundación PONS e INNOVADORES by Inndux, con la colaboración del CSIC, el Parque Científico de la Universidad Carlos III, la firma PONS IP, la Fundación para el Conocimiento Madri+d y la Alianza por una Agricultura Sostenible (ALAS) han celebrado el sexto encuentro del Ciclo Innovadores en la Tercera Revolución Digital para debatir junto a directivos de Corteva Agrisciencie sobre el futuro de la agricultura y la alimentación saludable en nuestro país.

Una de las principales conclusiones que distintos expertos en agricultura e innovación han expuesto en el foro es que la digitalización de la agricultura es un “fenómeno imparable y una necesidad que exige una respuesta obligatoria” Para Manuel Melgarejo, presidente de Corteva Agriscience para España y Portugal, “la agricultura de precisión y digital es ya una realidad para obtener más y mejores productos, pero también para potenciar la eficiencia de los campos”. Como ejemplo de las nuevas oportunidades de conocimiento que abre esta era de la digitalización puso la utilización de satélites para observar el desarrollo de los cultivos y hacer así un mejor aprovechamiento del agua y otros recursos críticos. Su compañía envía cada semana fotos satelitales a más de mil agricultores españoles para que puedan conocer y analizar con detalle el estado de sus cultivos.

Precisamente el Foro sirvió como presentación en sociedad de Corteva, la marca dedicada a la tecnología agraria hasta ahora integrada en el seno de tres gigantes del sector como Dow Agroscience, Pioneer y DuPont.  “Nacemos por la necesidad de tener una solución más integrada que aúne la generación de semillas, la protección de los cultivos y la digitalización”, explicó Mónica Sorribas, Global Programme Management Leader de Corteva Agrisciencie a nivel mundial. A pesar de la experiencia y el negocio acumulados con estas tres grandes firmas, Corteva se presenta ahora como “una compañía nueva de varios millones de dólares de facturación, pero con una mentalidad de startup”, dijo, y con el foco puesto en entender las necesidades cambiantes del consumidor y el agricultor para ofrecer las mejores soluciones.

Para Pedro Gallardo, presidente de la Alianza por una Agricultura Sostenible (ALAS), la sostenibilidad va a ser la clave de la agricultura del futuro a nivel agrario, económico y medioambiental. “El campo está preparado para estos cambios y llevamos décadas haciendo avances importantes en la tecnificación y la innovación, asumiendo retos y yendo a la vanguardia”, dijo, para ensalzar el trabajo que los agricultores españoles están haciendo para afrontar los retos de la nueva era de la alimentación.

Una estrategia de país

Necesitamos una estrategia de país”, reclamó Victoria Moreno, vicepresidenta adjunta de áreas científicas y directora del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Alimentación (CSIC-UAM), para abordar estos desafíos. “Tenemos las herramientas, las grandes empresas, los mejores investigadores y un sector fortísimo, pero no está clara la hoja de ruta”, lamentó. Y en esta ruta, poner al usuario en el centro debe ser mandatorio a su juicio.

Precisamente en esta línea los expertos también reclamaron la necesidad de igualar los requerimientos regulatorios a los que deben atenerse los productores españoles y europeos frente a países competidores como Estados Unidos, Argentina o Brasil. La utilización de las últimas técnicas de edición genética en general y el CRIS-PR en particular son una demanda constante para poder competir en condiciones de igualdad, seguir siendo relevantes y no perder el tren de un negocio que cada vez capta más atención a nivel global.

“En 2015 se observaba ya que la rentabilidad de las inversiones en el campo era del 17% frente al 10% que ofrecían las TIC”, dijo Rafael López, director de transferencia tecnológica de Pons IP. A su juicio, el mercado de inversiones se está moviendo para apostar con fuerza por un sector que había sido “infrainvertido y olvidado porque los inversores buscaban la rentabilidad a corto plazo”. Sin embargo, aseguró, el sector alimentario es una garantía de futuro tanto a nivel económico, como para el medio ambiente y la sostenibilidad.

En este nuevo panorama, los drones y los robots autónomos serán los grandes aliados del agricultor 4.0. El investigador del laboratorio de Sistemas Inteligentes de la Universidad Carlos III David Martín explicó que las tecnologías de visión computerizada y láser serán las que determinen la implementación de las últimas herramientas de automatización para procurar una mejor integración entre el agricultor y sus cultivos. “La tecnología tiene que ser competitiva, fiable y segura para que se pueda emplear”, dijo, y garantizar la adecuada coordinación entre todos los sistemas robotizados es hoy uno de sus principales empeños en la universidad para permitir que los drones sulfaten, revisen, pero también puedan trabajar solos por la noche y en condiciones adversas. El reto: que puedan tomar decisiones por sí mismos para aportar el mayor valor posible al campo y a la alimentación del futuro.

Sobre Innovadores en la Tercera Revolución Digital,

Fundación PONS e INNOVADORES by Inndux han reunido en “Innovadores en la Tercera Revolución Digital” a las entidades líderes españolas en el ámbito de la innovación como el CSIC, el Consejo de Fundaciones por la Ciencia, la Fundación para el Conocimiento Madri+d, PONS IP y la Universidad Carlos III de Madrid junto a las principales empresas innovadoras del mundo para abordar los desafíos y retos que marcarán la agenda de las próximas décadas en este inicio de lo que muchos han denominado la “Tercera Revolución Digital”.

El programa desarrolla a través de un ciclo de conferencias periódicas, cada una de ellas centrada en un tema de alto interés científico, tecnológico y de impacto social, donde un panel de expertos aborda el asunto en cuestión desde una perspectiva global. Las temáticas sobre las que se quiere reflexionar a través del programa Innovadores en la Tercera Revolución Digital son:

  • Hibridación mundo físico y digital. Se hablará de fabricación distribuida, impresión aditiva 3D, Industria 4.0, drones, internet de las cosas, robótica avanzada y nanotecnología.
  • Comunicaciones y tratamiento de datos. Abarca desde la ciberseguridad y privacidad hasta la computación, Cloud, conectividad y movilidad.
  • Soluciones de inteligencia, gestión y control: dentro de este grupo temático se va a debatir sobre big data, economía colaborativa e hiperconectada, economía del dato, plataformas colaborativas y soluciones de negocio.
  • Las personas. Pondrá sobre la mesa asuntos como el crecimiento demográfico y la ciudad moderna, el desafío alimentario, la movilidad y la biosalud, entre otros.

 AGRICULTURA 4.0, una revolución para el campo que resuelve los problemas reales de la producción agroalimentaria

Principal | Servicios

datos | drones | precisión

septiembre 27, 2019

La necesidad de invertir en las nuevas tecnologías que permiten la aplicación de automatismos interconectados a la producción agroalimentaria es una de las reivindicaciones de la jornada “Agricultura 4.0: necesidades y posibilidades“, que se ha desarrollado hoy dentro de la 65ª edición de la Feria Agraria de Sant Miquel (Salón Nacional de la Maquinaria Agrícola) y la 34ª edición de Eurofruit (Feria Profesional de Proveedores de la Industria Frutícola). Los ponentes han coincidido en la necesidad de apostar por este tipo de tecnología 4.0 en los diferentes ámbitos (agricultura, ganadería industria alimentaria y desarrollo rural), ya que el control de datos y su tratamiento juegan un papel muy importante en el futuro, a nivel de programación de trabajo, trazabilidad, impacto ambiental y optimización de los recursos, entre otros.

Eduard Martín, director de 5G Mobile World Capital, ha explicado que ciudades sostenibles como Lleida y su entorno rural son lugares idóneos para aplicar la tecnología 5G, con ejemplos como el que desarrollarán mañana en una finca de Albatàrrec. “Abrimos el campo a una agricultura colaborativa, para fomentar que el agricultor pueda tener apoyo externo y mucho más rápido en tareas que puedan ser complejas“, explica. “Hay que potenciar estas nuevas herramientas tecnológicas en temas tan básicos como, por ejemplo, evitar la despoblación y preservar la industria en muchos lugares del territorio“, comenta.

Martín explica que la tecnología 5G aplicada al mundo rural se basa en tres pilares básicos: el despliegue de las IoT (Internet de las Cosas) y el Análisis de Datos (Data Analytics), con datos sobre cultivos, sanidad animal, etc.; los nuevos dispositivos como pueden ser gafas inteligentes, sistemas informáticos aplicados a maquinaria agrícola, la logística o el control de aguas, que podrían ayudar a la sostenibilidad del territorio, y la conectividad de calidad. Martín comenta que precisamente la falta de una buena conectividad es una de las cosas que echan de menos en el territorio, por lo que se frenan las inversiones. “Estas nuevas redes permitirán un desarrollo mucho más ligero y eficiente”, asegura.

El ingeniero Armando Montes, experto en tecnologías emergentes, ha animado a todos, administración y particulares, a invertir en este tipo de soluciones tecnológicas, ya que la transformación se hace necesaria para avanzar y ha citado diferentes ejemplos de inteligencia artificial aplicada en diferentes ámbitos, que hace unos años parecían ciencia ficción y que ahora son una realidad.

La jornada ha contado con dos mesas redondas en las que los ponentes de diferentes empresas han expuesto, por un lado las necesidades de aplicar la tecnología 4.0 a los respectivos sectores y por otro, las posibilidades que ha supuesto para sus negocios.

Uno de los ponentes ha sido Jaume Alsina, director general de la Corporación Alimentaria Guissona, quien ha explicado como la aplicación de las nuevas tecnologías ha sido toda una revolución para su empresa y ha favorecido la mejora del control de producción, la calidad de los productos, el proceso de producción, etc. Alsina ha puesto como ejemplo un proyecto que está llevando a cabo la Corporación que llama “la fábrica en la granja” y que consiste en conectar los 2.000 silos que tienen directamente en las fábricas de pienso. “Se trata de tener la información online de los silos de las explotaciones ganaderas de nuestros socios (kilos de comida que hay en cada momento, etc.) conectada con la producción de las fábricas de piensos que tenemos repartidas por el territorio para hacer mejores previsiones de producción, mejor servicio de suministro de piensos, etc.”, ha explicado.

Jaume Alsina ha recordado algunas de las cifras de la Corporación Alimentaria Guissona: 200 informáticos trabajando en las diferentes sedes de la empresa, 2 millones de clientes que pasan cada semana por las 500 tiendas de la Corporación y 5.000 trabajadores en total.

Por otra parte, el presidente de la Asociación de Micropueblos de Cataluña y alcalde de Torrebesses, Mario Urrea, ha reivindicado una agricultura Premium. “Para ello necesitamos de esta tecnología 4.0, para poder prever las plagas, para conseguir un riego sostenible, para poder competir en calidad“, ha dicho. Y ha defendido la formación integral del agricultor y ganadero para poder convertirse en productor, comercializador, experto en marketing y director de su propia empresa. Urrea ha criticado que hay muchos de estos pequeños pueblos que, en pleno siglo XXI, siguen sin una buena cobertura móvil. Hay que recordar que la Asociación de Micropueblos de Cataluña tiene 320 pueblos asociados de más de 500 habitantes, lo que supone unos 80.000 habitantes.

La presentación de la jornada “Agricultura 4.0: necesidades y posibilidades”, con una masiva asistencia de público, ha corrido a cargo del director general de Alimentación, Calidad e Industrias Agroalimentarias, Carmel Mòdol; de la decana del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Cataluña, Silvia Burés; y del director general de Fira de Lleida, Oriol Oró.

LA IMPORTANCIA DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, ha participado hoy, en Lleida, en la inauguración de la 65ª Fira de Sant Miquel y la 35ª edición de Eurofruit, donde ha destacado la importancia que tiene para la competitividad del sector agrario el uso de las nuevas tecnologías y la maquinaria más avanzada desde el punto de vista tecnológico y de sostenibilidad medioambiental.

Con más de 130.000 visitantes y 325 expositores, la Fira de Sant Miquel es una de las citas más consolidadas del calendario de encuentros agro-ganaderos de nuestro país, donde la maquinaria agrícola y el sector de la fruta tienen un protagonismo especial. En su marco se llevará a cabo la entrega de la 23ª edición de los Premios a la Innovación Tecnológica de Maquinaria Agrícola y la 48ª del Premio del Libro Agrario.

Y como dice esta compañía….: Agricultura Digital. A cosechar rentabilidad!

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..