La Naturaleza de los Residuos Vegetales y sus Repercusiones sobre las Características del Humus

Como es lógico, no los residuos de todas las plantas se descomponen a la misma velocidad, ni generan los mismos tipos de humus (cuando lo hacen). La naturaleza de su biomasa y en especial su composición bioquímica tienen una gran influencia sobre las propiedades de la materia orgánica de los suelos. Más aún, algunos residuos desprenden sustancias que inhiben o ralentizan la actividad biológica de los suelos, afectando como corolario a su mal llamada calidad de los suelos. En este sentido en la literatura se habla de plantas mejorantes y desmejorantes. Abordemos el tema en una nota introductoria para nuestros lectores estudiantes. Veremos, por ejemplo, como algunas favorecen la propagación de los incendios y otras no. Reiteramos que dejamos las aportaciones más científicas a Salvador González Carcedo, ya que estas pretenden abundar sobre lo que se suele demandar a un estudiante que comienza su aprendizaje en CC. del Suelo y Edafología.

 

Como los lectores asiduos conocerán sobradamente, detesto los vocablos antropomórficos como mejorantes, desmejorantes y calidad. Empero, dado que este artículo lo escribo especialmente para jóvenes estudiantes, respetaré las palabras muy extendidas en la literatura edafológica. Utilizaremos fundamentalmente la nomenclatura francesa como la descrita en los manuales y monografías de Duchaufour.  

 

Algunos tipos de residuos se descomponen muy rápidamente, al contrario que otros, existiendo todo un continuo en función de la especie vegetal considerada y el tipo de órgano a descomponer. Utilizáramos principalmente el vocablo necromasa con vistas a denominar a la biomasa muerta que cae sobre el suelo, si bien hablaremos esencialmente de la hojarasca. Del mismo modo, no debemos olvidar los lixiviados que se depositan sobre el suelo antes de que se precipiten sobre él la gran masa de los restos vegetales (necromasa).

 

Por lo que respecta a los órganos leñosos, ricos en lignina, tan solo cabe mentar que todos ellos son de difícil y lenta descomposición, aportando a los suelos escasos nutrientes.

 

La razón carbono/nitrógeno (C/N) de los tejidos a descomponer es de capital importancia para una rápida descomposición y humificación de la materia orgánica (SOM). Por estas razones, las plantas que fijan nitrógeno por sus asociaciones simbióticas con bacterias, como las leguminosas, suelen generar un humus de excelentes propiedades, que da lugar a agregados estables, favoreciendo una intensa actividad biológica en el medio edáfico. Del mismo modo, el contenido relativo de compuestos hidrosolubles en polisacáridos y otros electos nutritivos para la microflora y microfauna del suelo de una especie determinada puede favorecer la actividad biológica y como corolario, la rápida descomposición de los residuos que la atesoran.

 

En el extremo opuesto nos encontramos a las plantas ricas en compuestos tóxicos para los organismos del suelo, tales como los lípidos (resinas, ceras, etc.) o pilifenoles denominados “tatantes”, que ralentizan la biodegradación de las proteínas, al formar complejos con ellas. La lignina, como hemos mentado, se descompone muy lentamente, mucho más que la celulosa. Las coníferas (pinos, abetos, etc.), ericáceas (brezos, brecinas), cistáceas (como las jaras) entre otras, adolecen de estas características. Cabe mentar aquí, que muchas especies pirofíticas o amantes del fuego, adolecen de tales propiedades, dando lugar a suelos de escasa actividad biológica, así como a gruesos mantillos de hojarasca mal descompuesta que, al secarse arde como la yesca, potenciando la propagación del fuego. Se trata de una estrategia necesaria para que sus comunidades persistan. Nótese que muchas repoblaciones forestales se realizan con coníferas y eucaliptos, que son de la misma guisa.

 

Como hemos mentado, la riqueza en compuestos polifenólicos de las especies vegetales es de vital importancia con vistas a determinar las propiedades de los residuos vegetales y sus repercusiones sobre las comunidades microbianas del suelo. De acuerdo a Duchaufour cabe distinguir entre tres tipos de tales compuestos, que poseen propiedades y repercusiones distintas desde el punto de vista de su descomposición en el suelo.    

 

·         Compuestos de tipo juglona. Estos sufren una autooxidación muy rápida, dando lugar a melaninas vegetales de tonalidades muy obscuras y que suelen abundar en las especies nitratófilas. Estas últimas suelen dar lugar a un humus que beneficia la “calidad” de los suelos.

·         Los taninos hidrolizables. Tales substancias se degradan muy bien en los suelos con un humus de tipo mull,  y que no ejercen una acción tanate y por lo tanto negativa.

·         Los taninos condensados. Y en particular los difenoles, ralentizan la descomposición de la necromasa que cae sobre el suelo, bloqueando también la mineralización del nitrógeno. Por tanto es la abundancia en estos últimos la que confiera a la necromasa unas malas propiedades con vistas a su descomposición y empobrecen la actividad biológica del suelo.

 

En función de estas características de las especies se puede realizar una primera aproximación a la tipificación o clasificación de los taxones vegetales, como veremos en la próxima contribución. 

 

Debemos reiterar que otros factores del medio, tales como la textura y el edafoclima también son de gran relevancia con vistas a la descomposición (humificación y mineralización) de la SOM. Así, por ejemplo, una textura franca (equilibrada en el porcentaje de arena, limo y arcilla) resulta ser un medio abiótico más favorable que la excesivamente arenosa (como los Arenosoles) o arcillosa (como los Vertisoles, con drenaje impedido). Aunque todo ello sería discutible acudiendo a argumentos científicos más sólidos y recientes (ver las susodichas contribuciones de S. González Caicedo). Empero para los estudiantes más jóvenes y profanos en la materia lo dicho aquí nos parece apropiado, en una primera fase de formación.

 

Juan José Ibáñez

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

POR FAVOR ME PUEDES AYUDAR CON LOS NOMBRES DE TODOS LOS VEGETALES Y LOS CROMOSOMAS

bastante interesante esta informacion, de hecho estoy interesado en realizar una investigacion como proyecto de grado de mi maestria enfocada a la transformacion que sufren los macro y micronutrientes a traves del proceso de compostacion y humuficacion por parte de la lombriz roja californiana .

atte aldo polo

Estimado Aldo Polo, gracias por compartirnos tus inquietudes. Pero no sería posible trascender un poco la vista tradicional del suelo y la materia orgánica como receptáculo de nutrimentos minerales. Necesitamos saber mas de la bioquímica del suelo, de la rizosfera, las aquoporinas y la fisiología vegetal, como un continum. Pero desde luego esta es solo una opinión mas.

Desde luego es solo una opinión y no página de libro sagrado.

me parese muy bunaesta pagina ayuda a los niños a bucar tareas lo mejor es que informa, de todo …..

muy buena

Hola, está muy interesante esta pág y el tema. Te agradeceré si me puedes informar u orientar la relación de edafología (tipo de suelo: litosoles, andosoles….) con la capacidad de captura de carbono, y la relación C/N en captura de carbono.

Mil gracias y saludos,
Marthalicia

(requerido)

(requerido)


*