La Protección del Suelo en Europa: Desinterés por el Medio Ambiente y Algo Más Turbio…….

Ya os comenté que personalmente estuve involucrado en varias tareas relacionadas con la hasta ahora frustrada Directiva para la Protección del Suelo en Europa. Lo que viví, daría lugar para escribir una novela de suspense repleta de villanos y con muy pocos héroes. Resulta palmaria la irrelevancia de las decisiones del Parlamento Europeo frente a los maniqueísmos políticos (minorías de bloqueo). Sin embargo, lo que más me llama la atención deviene del hecho de que los países más poderosos que obstaculizan su aprobación son precisamente los que deseaban dar una especie de “Golpe de Estado” contra el European Soil Buró para arrebatarle la mayor parte del pastel, intentando ningunear o hacer desaparecer al primero, con vistas a erigirse en sus cabecillas. Todo esto huele muy mal. 

suelos-coluviales-mediterraneos-sierras-de-alicante-espana 

Suelos coluviales mediterráneos en la Hoya de Alcoy. Alicante, España. Foto: Juan José Ibáñez

 

En el “Steering Committee” del “European Soil Buró Network”, sufrí una de las peores pesadillas que uno pueda imaginarse. Efectivamente, Alemania, Países Bajos (una de las mayores potencias en edafología) e Inglaterra, proponían crear una red de centros de excelencia en ciencias del suelo, que liderara los destinos de un macroproyecto de monitorización de los recursos edáficos, desplazando así al ostracismo a la Secretaría General del ESB (comandada por funcionarios de la propia Comisión). Y allí me quedé prácticamente solo peleándome contra “todos” (exceptuando el responsable de la UE), en un ambiente que más que acalorado se antojaba de acoso y derribo, por cualquier medio a su alcance. Afortunadamente, perdieron la “guerra”. ¿Seguro? Comienza a dudarlo. Quizás se tratara exclusivamente de una batalla. El conflicto bélico parece continuar.

Empero no todos los Estados tenían las mismas intenciones. Los verdaderos cabecillas de la revuelta resultaron ser el Reino Unido y los Países Bajos, mientras que el resto se dejaba querer. Su acuerdo era total antes de que se produjera la primera reunión de tal grupo ejecutivo. Para mi asombro, en menos de una hora los representantes de estos Estados ya se habían auto-invitado como chairman y co-chairman, sin prácticamente mediar palabra con nadie, pero con la anuencia de los demás miembros, salvo mi oposición. Las razones eran meramente económicas, no nos engañemos. Ambos Estados disfrutaron durante décadas de una edafología floreciente. Sin embargo, la draconiana política privatizadora “tacheriana” sacudió como un terremoto a UK, y después a Holanda. Necesitaban mucha pasta con vistas a mantener sus poderosos centros (“consigue pasta o perece”, les demandaban sus autoridades) y detectaron en la futura Directiva una fuente incalculable de financiación y poder. Pero la jugada les salió mal, y el ESB mantuvo su hegemonía.

Sorprende que espacialmente Holanda, y en menor grado el Reino Unido, sean países con buenos inventarios de suelos. En consecuencia, no resultan fácilmente comprensibles las razones económicas que llevan defendiendo desde entonces. Por el propio principio de subsidiariedad, Estados como España, deberían afrontar mayores gastos, por cuanto adolecen de paupérrimos inventarios de suelos y peores infraestructuras institucionales. Malta, seguramente sea un mero instrumento de UK, mientras que Polonia, no atesora peso alguno en la edafología Europea. Los roles de Alemania y Austria serían más difíciles de explicar en un post, necesitando muchas páginas.

La pregunta del millón sería: ¿Qué ocurriría si UK y Holanda se llevaran el gato al agua, comandando una iniciativa de tal calibre desde sus centros bandera? ¿Habría entonces minoría de bloqueo?.

Por aquél entonces, España llevaba las riendas de la Presidencia semestral de la UE. Nosotros habíamos lanzado la Directiva. El ministerio de Medio Ambiente me incitó a presentarme como candidato al aludido “Steering Committee” del “European Soil Buro Network”. Empero no cumplió ninguna de las promesas que me hizo para que aceptara formar parte de aquel “grupito”. Ni tan siquiera tuvo a bien ofrecerme directrices que, a su entender, sirvieran para defender los intereses “patrios”. ¡Desmadre total!. Y así no es posible luchar contra lobbies poderosos ¿Verdad? No lo dudéis, holandeses y británicos romperían tal minoría si el resto de los países tuviéramos a bien permitirles que lideraran un futuro centro europeo de protección de suelos financiado por el resto de los países miembros de la UE. Algún día narraré todo lo sucedido, por cuanto se me antoja de juzgado de guardia.

Juan José Ibáñez

Continúa el Bloqueo a la Directiva Europea sobre Protección del Suelo

Marzo de 2010: La directiva para la protección del suelo, bloqueada desde 2006 por seis Estados miembros, fue debatida en el Consejo de ministros de Medio Ambiente celebrado hoy en Bruselas. “La minoría de bloqueo sigue existiendo”, señaló al final de la reunión el Comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik.

La Comisión Europea ha difundido un nuevo documento en el que se advierte que no cuidar los suelos podría empeorar el cambio climático, poner en peligro la producción agrícola y comprometer la calidad del agua subterránea. El documento, además, señala que falta una legislación a escala nacional, europea e internacional que lo proteja.

En 2006 el Ejecutivo comunitario lanzó una propuesta legislativa, con el apoyo del Parlamento Europeo, para proteger los suelos europeos, pero desde entonces está bloqueada en el Consejo debido a la oposición de seis Estados miembros (Alemania, Austria, Países Bajos, Reino Unido, Malta y Polonia).

El borrador de Directiva establecería una estrategia común para la protección del suelo, basada en los principios de integración de la política sobre protección de suelos en otras políticas sectoriales; prevención de amenazas para el suelo y mitigación de sus efectos; preservación de las funciones del suelo mediante la identificación de las áreas prioritarias y el establecimiento de programas de acción; identificación y remediación de suelos contaminados; y, finalmente, aumento de la sensibilización, información e intercambio de información.

Aunque el Parlamento Europeo adoptó su dictamen en primera lectura en noviembre de 2007, el Consejo todavía no ha logrado alcanzar el acuerdo político en este asunto. En la reunión del Consejo de ministros de Medio Ambiente celebrada recientemente en Bruselas, varias delegaciones lamentaron este hecho y expresaron la necesidad de un instrumento a nivel comunitario para llenar el vacío existente en la legislación de la UE y poner la protección del suelo al mismo nivel que el agua o el aire. Sin embargo, otras delegaciones reiteraron su oposición a la Directiva así como sus preocupaciones relativas a la subsidiaridad, la carga administrativa que supondría y la relación coste-eficiencia.

“Hoy ha quedado patente que la minoría de bloqueo sigue existiendo; posiblemente vamos a tener que replantearnos qué es lo que vamos a hacer. Se ha dicho que el agua y el aire se mueven a través de las fronteras pero el suelo no, aunque a mí me parece evidente que el suelo está en estrecha relación con el cambio climático y la biodiversidad”, declaró el Comisario Europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, tras la celebración del Consejo.

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Querido Juanjo,
Admiro tu espíritu indomable de infatigable Quijote en lucha constante, no ya con molinos de viento, sino de verdaderos ciclones, fuerza 10. Al lado de tu lucha, Don Quijote lo tuvo fácil, pues él luchaba contra los fantasmas de su cerebro, pero tú lo haces con apisonadoras multinacionales palpables, llenas de egoismos e intereses.
Como ya te habrá llegado la noticia, el IRN y posteriormente el CCMA desaparecen, el que los “supervivientes” del IRN nos vayamos “decentemente” al MNCN, ya sabemos que a un Departamento y no a las vitrinas de los Nehandertales, es la mejor solución, que yo acepto totalmente, pues el ICA ya no era un buen companhero de viaje(estoy en Portugal, por eso lo de nh).
No se trata de ninguno de los companheros del ICA, como siempre, unos muy majos y otros menos, sino de filosofía y objetivos comunes.
En el CCMA, no creyó, o al menos no lo demostró con hechos, ni el Presidente del CSIC, que lo fundó; ni yo creo que tampoco creyeron profundamente ninguno de sus Directores, si acaso, en su brevisimo periodo, Agustín Sánchez, y ahora en lógica consecuencia, se extinguirá en breve tiempo.

Yo sí creí, y me imagino que no fui el único, pero nunca existió un debate profundo y un interés sobre lo que el nombre CCMA significaba. Interesaba más el “significado oculto” del mismo: Serrano 115,dpd, 28006 Madrid.
Un fuerte abrazo,
Jesús Pastor

Gracias Jesús por tus palabras. Y un libro novelado saldrá con todo lo vivido, ya que es de película de intrigas políticas, suspense y casi terror. Eso si dentro de unos años y con la colaboración de un abogado ya que habrá temas muy fuertes.

Respecto al CCMA, que siempre lo he considerado “mi casa” me van llegando noticias con suma tristeza. No es peor ni mejor que otros muchos centros del Área de Recursos Naturales del CSIC. Eso te lo puedo asegurar con cifras. Pero le vienen dando palos como un martillo pilón desde hace años por las distintas Presidencias que han pasado por el CSIC. Quizás la del museo, efectivamente sea la mejor solución.

Lo que resulta más indignante es que no han dejado al centro elegir su director en una verdadera forma democrática, a lo largo de la breve historia democrática de este país. Dicho de otro modo las sucesivas Presidencias fijan sus ojos en el acusando al personal de una falta de Dirección Apropiada que sus predecesores no supieron corregir en unos veinte años, como mínimo. Todo muy triste.

Tu ya sabes porqué tristemente tuve que marcharme (…)

Un abrazo y espero que nos veamos pronto.

Juanjo Ibáñez

[...] leéis el post: “La Protección del Suelo en Europa: Desinterés por el Medio Ambiente y Algo Más Turbio…….”, Constataréis que si todavía no se ha aprobado la Directiva de Protección de Suelos (y [...]

(requerido)

(requerido)


*