Conservación de Suelos: Fundación de una Ciencia y su Reliquia Bibliográfica

Cuando uno busca los orígenes de una disciplina concreta, suele toparse con muchas sorpresas. Frecuentemente, los albores de las disciplinas científicas suelen resultar bastante difusos, y muchas veces arbitrarios. ¿Cómo se originó la conservación de suelos? ¿A quien se le atribuye el trabajo seminal? A menudo, parece ser que, es difícil ser objetivo. Los nacionalismos entrar en juego, politizando estos asuntos hasta límites nauseabundos. Sin embargo, con independencia, de estos temas, me he topado en Internet con un libreto de 1928, que para muchos colegas resulta ser la  publicación seminal que dio lugar a esa rama de las ciencias aplicadas a la que denominamos “conservación de suelos”. Una verdadera joya. De hecho, soslayando la cuestión de la presunta paternidad que hoy en día se le atribuye en estos temas al norteamericano Hugh Hammond Bennett (April 15, 1881 – July 7, 1960), no cabe duda que topamos con un trabajo visionario y un escrito asombrosamente vigente. La USDA ha tenido a bien ponerlo a disposición de todos en Internet. Abajo os ofrezco el enlace.

bennett-1928

Portada de la publicación de Bennett. Fuente:

Saving the Dust Bowl: “Big Hugh” Bennett’s Triumph over Tragedy by Rebecca Smith, Fuente: The Story Teacher

Allá por los años 1920, Hugh Hammond Bennett comenzó a dar la lata, tanto a los políticos como al público en general, tras observar reiteradamente la degradación de suelos que sufría buena parte del territorio americano debido a las malas prácticas agropecuarias de los colonos. Y resultó ser un visionario, como analizaremos en otro post. Por aquellos tiempos no había lugar al uso intensivo de agroquímicos, por lo que la principal amenaza resultaba ser  la erosión. Las Técnicas que recomendaba Bennett siguen siendo vigentes en muchos casos (laboreo de contorno, cultivos en franjas, terrazas, etc.etc.). Os recomiendo vívidamente su lectura, ya que atesora poco más de 40 páginas. Después, recapacitar si hemos progresado mucho o poco desde los “presuntos albores” de la disciplina a la que hoy denominamos conservación de suelos.

La publicación en cuestión resulta ser la siguiente:

Bennet, H.H., Chapline, W.R. 1928. Soil erosion a nNanional Menace.USDA Circular, Nº 33. United States Government Printing Office Washington D.C. April 1928. 36 pp.

Podéis bajárosla de Internet siguiendo las directrices que os muestro al final del post. Años después, ya como autor en solitario, utilizaría el mismo título en otra publicación, de la cual desconozco si es una mera réplica de los contenidos del trabajo precedente, o si por el contrario atesora otros nuevos. Me refiero más concretamente a esta:

Bennett, H.H. 1934. Soil erosion – A national menace. The Scientific Monthly 39(5):385-404.

Pero ya retornaremos a este tema más adelante, por cuanto lo ocurrido entre 1928 y principios de los años 40 resulta ser apasionante y dramático a un mismo tiempo. Y Bennett, además de visionario,  estuvo en el lugar adecuado, el momento adecuado y con la idea adecuada, al margen de que la fortuna traviésamente le sonrío en los aspectos más políticamente aviesos de lo que ocurrió por aquél entonces.

Sin embargo cabe recordar que las prácticas empíricas de conservación de suelos se remontan milenios atrás. Recordemos que numerosos pueblos indígenas mostraron un gran ingenio con vistas a evitar y paliar la erosión de sus paisajes agrarios, como os hemos mostrado reiteradamente en los post que alberga nuestra categoría: Etnoedafología y Conocimiento Campesino.

Continuará…………..

Juan José Ibáñez

Para Bajarse la Publicación:

Desconozco las razones por las cuales, al menos desde mi PC, no puedo enlazar bien el pdf del libreto desde dentro del sistema de bitácoras, tanto más cuando parece ser un servidor de la USDA y el manuscrito se encuentra en acceso abierto. Abajo os escribo la dirección fragmentada. Tan solo debéis eliminar los espacios y pegar la primera y la segunda línea, con vistas a reconstruir la original y añadirlo a búsquedas, no a la URL. Tener paciencia. Probarlo ya que funciona y merece la pena. Espero no cometer ningun delito, ya que así me apereció en las búsquedas.

ftp:// ftp-fc.sc.egov.usda.gov/ WY/PAS/

Soil_Erosion_A_National_Menace1928. pdf

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] Cuando uno busca los orígenes de una disciplina concreta, suele toparse con muchas sorpresas. Frecuentemente, los albores de las disciplinas científicas suelen resultar bastante difusos, y muchas veces arbitrarios. ¿Cómo se originó la conservación de suelos? ¿A quien se le atribuye el trabajo seminal? A menudo, parece ser que, es difícil ser objetivo. Los nacionalismos entrar en juego, politizando estos asuntos hasta límites nauseabundos. Sin embargo, con independencia, de estos temas, me he topado en Internet con un libreto de 1928, que para muchos colegas resulta ser la  publicación seminal que dio lugar a esa rama de las ciencias aplicadas a la que denominamos “conservación de suelos”. Una verdadera joya. De hecho, soslayando la cuestión de la presunta paternidad que hoy en día se le atribuye en estos temas al norteamericano Hugh Hammond Bennett (April 15, 1881 – July 7, 1960), no cabe duda que topamos con un … [Seguir leyendo...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts [...]

[...] que incidieron gravemente sobre las tasas de morbilidad y  mortalidad (ver por ejemplo nuestro post sobre la Figura de Hugh Hammond Bennett). Las partículas finas en suspensión (con independencia [...]

(requerido)

(requerido)


*