Lo que los Científicos defienden y a veces la realidad desmiente: Divulgación y Cultura Científica

Dedicado a Germán Tortosa

Existen diferentes maneras en que un investigador puede llevar a cabo su tarea de divulgación científica, cuando lo hace. Por un lado puede remitirse a divulgar los aspectos meramente técnicos, así como la bondad  de las tecnologías y productos que proceden de las indagaciones de su especialidad. Sin embargo, también resulta viable y recomendable hacer entender al ciudadano la diferencia entre lo que la ciencia propone y la industria (o personas concretas) dispone. Y uno, entre otros muchos casos, concierne al compostaje. Hace unos días tras colgar el post que llevaba por título: “Suelos y Compost: reservorios de la Gripe Aviar H5N1”, Germán Tortosa, compañero de institución y magnífico divulgador científico (ver por ejemplo su blog “compostando ciencia”), se enojó dejando un comentario duro respecto a mis disquisiciones sobre el compostaje. Le respondí inmediatamente. Sin embargo, la diatriba de German, como lector asiduo de nuestra bitácora, me entristeció. Al día siguiente volví a releer el aludido post, llegando a la conclusión de que él llevaba toda la razón. Comenté que el compostaje resultaba ser una tecnología peligrosamente contaminante, o algo así. Francamente no es lo pienso, aunque la frase, ya corregida en aquella entrega, estaba mal redactada, dando lugar a que fuera interpretarla como un fragante error conceptual. Valga pues este post con vistas a pedir disculpas a Germán y al resto de los lectores. ¡Lo siento! ¡Me retracto!. ¿Por qué espeté tal estupidez? La razón que me impelió debe haber residido en lo que ya anuncia en el título de este post (releer las primeras líneas). En su blog, el Dr. Tortosa, nos habla del compostaje como científico. Por lo tanto, defiende, y con razón, que un buen compost es una alternativa más que interesante con vistas a incrementar la producción de los cultivos, sin contaminar el entorno. Sin embargo, a la hora de redactar el documento de la discordia yo tenía “in mente” una abrumadora cantidad de noticias acerca del daño que muchos compostajes comerciales y en especial bastantes de los que proceden  de residuos sólidos urbanos (RSU), lodos de depuradoras, etc. causan al medio ambiente y la salud pública. Se trata de dos perspectivas distintas.

La ciencia ofrece novedades y alternativas que son muy positivas, si bien el ser humano lleva compostando los residuos orgánicos desde hace milenios, de uno u otro modo. Obviamente puede fabricarse tales enmiendas orgánicas de las maneras más dispares y Germán, como otros muchos expertos en el campo, investiga nuevas alternativas y/o valora otras precedentes. Por lo tanto, llevaba toda la razón del mundo al molestarse por la desafortunada frasecita que irreflexivamente incrusté el post. No obstante, las noticias sobre los efectos indeseables de algunas de estas materias están ahí. Yo no me lo he inventado. Mi idea pues es advertir al ciudadano, no de que el compostaje sea dañino, sino de que ciertos compost, generalmente industriales, no están confeccionados con las materias primas adecuadas, sino más bien todo lo contrario (altamente cargadas de sustancias tóxicas e incluso patógenos).  El problema a la hora de divulgar deviene del punto de vista desde el que uno escriba. Y aquí la ciencia nos habla de las bondades de un buen compostaje, mientras que muchas noticias de la mala calidad generada de los productos comercializados por empresarios sin escrúpulos. En consecuencia, ambos tenemos razón al mismo tiempo, exceptuando mi desafortunado calificativo acerca del compost en general.  Y el ciudadano debe ser consciente de ello. Reitero que se trata de un ejemplo, por lo que podemos añadir otro de nuestra competencia, si bien hay muchos más (para aburrir al lector). Hablamos de la agricultura ecológica, la cual defiendo a ultranza, pero (…..)

compost-fuente-agromeat

Compost comercial ¿Bueno o malo?. Fuente: Agromeat

Pues bien, esta práctica agronómica o conjunto de ellas, con harta frecuencia hace uso del compostaje. Cuando tal tecnología es aplicada con rigor y respecto, tanto con el ambiente como con la salud del ciudadano, el resultado será magnífico. Sin embargo, si uno adquiere malos productos comerciales, o si el paisano que lo elaboró no tiene escrúpulos, puede generar los efectos contrarios de los que su propaganda publicita. Y reitero que es justamente este aspecto en el que dos noticias pueden ofrecer al lector la impresión de que son contradictorias, cuando no es así. Personalmente yo pagaría más por un alimento ecológico que por uno convencional, ¡si y solo sí!, me encuentro completamente seguro que no me venden gato por liebre, práctica lamentablemente muy extendida en nuestra lamentable economía global. Lo mismo defendería si un día tuviera que comprar compost.

Resumiendo Germán, no intentaba ser sensacionalista, sino que la frase era, sin paliativos desafortunada. Eso sí, “todos” debemos incidir entre la bondad de una tecnología y el fraude comercial, por cuanto, la salud ambiental y pública depende de ello.  Considero que estamos obligados a que el ciudadano entienda esta diferencia no trivial, ya que el marketing suelen engañar al público, apelando a argumentos científicos, que a la postre no aplica.. Se comercializan pues compost de calidad y otros infames.

Juan José Ibáñez      

PD. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, os recomiendo de paso este buen artículo sobre la divulgación científica que ha sido publicado hoy por el boletín mi+d

Prefiero menos dinero en mi jubilación antes que una sociedad inculta y que no investigue”.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Querido Juanjo.
Creo que los científicos que somos valientes “para salir a internet” a mostrar las bondades de la ciencia que hacemos, tenemos que defender las cosas bien hechas y poner de manifiesto cuando se hacen mal (como el caso de la entrada que tu pusiste).
Al leer tu entrada me he acordado acerca de un documental muy polémico sobre compostaje y los malos usos del mismo. Lo tienes aquí:
http://www.compostandociencia.com/2010/05/una-dieta-hecha-de-desechos-es-seguro.html

Si ves el documental te das cuenta de que lo que alegremente se llama composts, era en realidad otra cosa sin un tratamiento correcto que terminó por destrozar la fertilidad de los campos agrícolas…
Este tipo de ejemplos demuestran que no sabían lo que añadían y lo llamaban composts y de ahí el problema…
Hay que tener mucho cuidado con este tipo de cosas…

Un abrazo!!

Germán

Hola Germán si vi el documental y le dedique un post.
Completamente de acuerdo contigo.
Un abrazo
Juanjo

Estimados investigadores, además de valientes, también incluyo “actitudes dignas de imitarse”

En primer lugar, el vídeo ha sido retirado por Youtube debido a “denuncias por infracción sobre los derechos de terceras partes”. ¿Otro link?

En segundo lugar, creo que ya se ha tenido suficiente “cuidado con este tipo de cosas…”, motivo por el cual costes, eficacia y calidad de productos siguen descontrolados amparados por la falta de transparencia.

[...] debidamente sus funciones. Y por esta razón nos vemos obligados a publicar entradas como esta: “Lo que los Científicos defienden y a veces la realidad desmiente”. Por mucho que se hable de la bondad de los compostajes de los residuos sólidos urbanos, la [...]

El Prof Eguiazu fundo la tecnopatogenologia al tomar consciencia de que la comunidad cientifica eludia el problema de la colateralidad nociva la salud humana de la aplicacion tecnologica del conocimiento cientifico. Sufrio una persecusion implacable por parte de los colegas y fue excluido de la comunidad cientifica.Algo sim ilar le ocurrio al Prof Pusztai, quien critico la supuesta innocuidad de las papas trasngenicas.

El Prof Eguiazu hizo tres denuncias:
a) La presencia de aflatoxina en el maiz tipo Plata y la relacion con el empobrecimiento genetico de la planta en 1976
b) El hecho de que la mitad de los plagucidas con los que se inundaba el pais desde 1984 eran mutagenicos, carcinogenicos teratogenicos o producian daño fetal tardio
c) La enorme indeterminacion sobre la innocuidad para el ser humano del paquete transgenico-glifosato en 2001

En 2002 su Instituto fue cerrado y el salio enfermo

El Prof Pusztai en Aberdeen/Escocia, sufrio suerte similar al denunciar que los genes de Galanthus nivalis que producian una lectina insecticida que se les habian incorportado a Solanum tuberosum, no solo eran anti plagas sino que ademas producian modificaciones graves d el intestinop delgado en ratas. tambien ha desaparecido de la comunidad cientifica.

(requerido)

(requerido)


*