Propaganda Científica Fraudulenta (Buscando una Casita Más Allá de las Estrellas)

planetas-habitables

Ex-astronauta iluminado decidiendo que Planeta en nuestro firmamento es habitable. Fuente: ifairer

Escribo este post el día que el rotativo Español ABC reproducía las declaraciones de un científico de la NASA (y ex astronauta) en una noticia que llevaba el ridículo título de Se busca planeta para mudanza”. Al parecer algunos colegas tan solo visionan telefilms de ciencia ficción, soslayando la cruel realidad que padece La Tierra. Ya hemos mentado en alguna que otra ocasión que, en materia de publicidad, algunas instituciones científicas funcionan como la clase política y  empresas sin escrúpulos. Los fondos para investigación nos resultan siempre escasos,  por lo que hay que llamar atención con vistas a recaudar más “pasta”, y en este sentido los alegados Centros también se asemejan a la banca (los famosos productos tóxicos en fondos estructurados (es decir fraude puro y duro). Empero o los plumillas reproducen sin más las noticias, o simplemente no realizan ni la más mínima crítica de lo que reciben y re-redactan. Eso de hacer uso de la cabeza se les atraganta. Y así adelanto un par de jugosas y eruditas frases que vienen redactadas en la noticia que reproduzco abajo: “si queremos asegurar la futura supervivencia de la humanidad, antes o después tendremos que dejar la Tierra. Es prácticamente seguro que en algún momento nuestro planeta sufrirá el impacto de un asteroide devastador”. Y no sólo las rocas espaciales suponen un problema, también el cambio climático o la superpoblación mundial, añadió” (…) El científico Stephen Hawking ya ha advertido de que “entre los 1.000 años que le llevará a la humanidad hacer inhabitable el planeta y los 1.000 millones de años que le tomará al sol convertir en árida a la Tierra. Como profeta Hawking no tiene precio. Tenemos una horquilla de supervivencia, aquí en la Tierra, entre 1.000 años y 1.000 millones de años. Así predice casi cualquier persona. Y al ritmo que destruimos la Biosfera, la bola de cristal de Hawking se me antoja optimista. Ahora bien dentro de mil millones de años simplemente nuestra especie se habrá extinguido sin descendencia o se sucederán muchas de ellas hasta el punto que las preguntas actuales que plantea la comunidad científica se atojen dignas de animales descerebrados.

El propósito de la NASA (para variar) reside en llamar atención con vistas a que la opinión pública sea receptiva a que la regalen más fondos, en este caso para la búsqueda de planetas habitables. Tal tipo de indagación científica es a todas luces pertinente, aunque debiera recibir una financiación acorde con nuestras terrenales necesidades y deseos. Sin embargo, el principal escollo no es detectar un cuerpo “celestial” con estas características. ¿Se imaginan, hoy por hoy trasladar a miles de millones de personas a otros Planetas?. ¿Se imaginan la logística necesaria de todo tipo, aun si se encontrara próximo en términos astronómicos, como 500 años luz?. No me refiero solo al traslado, sino a como deberíamos ser hibernados, la infraestructura necesaria para aterrizar y comenzar a colonizar aquellas “américas estelares” (la denominada Geoingeniería planetaria). Eso sí, como la realidad es a menudo más increíble que la ficción, algunos expertos de la NASA parecen barruntar el advenimiento de algún tipo de Stargate, aunque esto se me antoja más al escándalo del watergate. Si realmente se aproximara algún desastre caído del cielo, más valdría intentar desviarlo de alguna forma si fuera posible, y si no a “rezar”, ya que para hecatombes ya disponemos de multinacionales, políticos inútiles , banqueros corruptos, etc.  

Resulta llamativa la frase de Hawking de que como el hombre se encamina a destruir nuestro planeta  en unos ¿1.000 años? Algo habrá que buscar en el firmamento. Y yo me pregunto, no sería más viable encontrar vías sustentables aquí en la Tierra que la disparatada idea de que emigren miles o decenas de millones de personas por ¿abducción? (¿del dinero o de los cuerpos?).  Empero nuestro exastronauta con la cabeza allí, allende de las galaxias, no se le escurre otra duda que la siguiente: “Aunque una de las preguntas que surge es qué hacer si se encuentra ese mundo, pero ya está habitado”. Pues nada ¡hombre!, hablaremos con ellos con nuestros futuros smatphones. Si son más ignorantes que nosotros, nos permitirán visitarles y los exterminaremos, que para tal fin somos una especie que atesora soberbias  aptitudes. Empero si resultan ser más inteligentes y tecnológicamente avanzados no nos dejan amerizar (o como se llame) por su bien. Entiendo que deliro, empero la nota de prensa y las alegaciones  de nuestro exastronauta ¿preferido? son aún mucho más alucinantes.

Y todo para publicitar un futuro telescopio satelital o recaudar más fondos destinados a tan noble causa. ¡La madre de todas las causas!. A los ciudadanos profanos en la materia y con insuficiente cultura, este notición les podrá confundir, mientras que a los que atesoren más conocimientos se les antojará un puro disparate. No se trata de una noticia científica, sino de pura basura que jamás debería ser reproducida por la prensa. Hay iniciativas publicitarias que van más allá del fraude científico, que son las del fraude anti-científico-racional. A nuestro ex astronauta parece que se la ha ido la hoya y a la NASA también, si es capaz de permitirle hablar en su nombre. La noticia termina señalando que: “Pero que nadie se alarme, a pesar de los mensajes alarmistas todo apunta a que a la Tierra y a la humanidad aún le queda algo tiempo para hallar una solución al problema”. ¿A qué problema se refiera, al del ex astronauta, al de la NASA o a la lotería de los elegidos para colonizar otros mundos?, ya que obviamente no serán decenas de miles de millones de personas. ¡Pura bazofia!. Eso sí, desconozco si la noticia en sí, la actitud de la NASA (ya que no es la primera vez), o la labor del plumillas de turno a dado lugar a tal conjura de los necios

Juan José Ibáñez

Se busca planeta para mudanza

Un científico de la NASA insiste en la necesidad de otros mundos habitables ante la amenaza constantes de los meteoritos.

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A.

08/09/2014

La vida en la Tierra tiene fecha de caducidad. El encargado de recordarlo ha sido el científico de la NASA y exastronauta John Grunsfeld. Según afirmó, “si queremos asegurar la futura supervivencia de la humanidad, antes o después tendremos que dejar la Tierra. Es prácticamente seguro que en algún momento nuestro planeta sufrirá el impacto de un asteroide devastador”. Y no sólo las rocas espaciales suponen un problema, también el cambio climático o la superpoblación mundial, añadió.

La teoría de este exastronauta no es nueva. El científico Stephen Hawking ya ha advertido de que “entre los 1.000 años que le llevará a la humanidad hacer inhabitable el planeta y los 1.000 millones de años que le tomará al sol convertir en árida a la Tierra, está la posibilidad de que una supernova cercana, un asteroide o un agujero negro nos liquiden a todos”. Pero “si se establecen colonias de humanos en el espacio nuestro futuro como especie estaría seguro“, añade.

Como señala Grunsfeld, lo primero de todo es buscar un lugar donde el ser humano pueda ‘mudarse’. Debe estar a una distancia concreta de su estrella, tener una atmósfera adecuada, agua… Muchas condiciones que, sin embargo, en un Universo de proporciones inimaginables todo es posible. Aunque una de las preguntas que surge es qué hacer si se encuentra ese mundo, pero ya está habitado.

TELESCOPIOS

Grunsfeld insiste en la necesidad de encontrar planetas similares a la Tierra que puedan ser habitables. Y en eso juegan un papel fundamental los telescopios espaciales. En 2017 será lanzado el Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS), cuya misión será localizar exoplanetas. Según la NASA, su objetivo “es identificar planetas terrestres en las zonas habitables en estrellas cercanas“. Este telescopio será capaz de detectar cambios increíblemente pequeños en la intensidad de la luz de una estrella cuando un planeta del tamaño de la Tierra pase por delante El TESS Tendrá como compañero de trabajo al James Webb, el telescopio más moderno que nunca se haya construido. Una vez el primero localice un planeta candidato, el segundo analizará su atmósfera en busca de condiciones que puedan albergar vida.

Sólo desde 1995 se han localizado más de mil planetas, pero existen cientos de miles de millones de ellos. Según los cálculos de la NASA, en los próximos años podrían hallarse cerca de veinte planetas con características similares a la Tierra.

Una vez que se encuentren los planetas candidatos quedará el otro gran reto, viajar hasta ellos. Esto, en base a la tecnología actual, es por el momento pura ciencia ficción. Pero que nadie se alarme, a pesar de los mensajes alarmistas todo apunta a que a la Tierra y a la humanidad aún le queda algo tiempo para hallar una solución al problema. “La raza humana no debería apostar solo al planeta”, sentencia Hawking.

Autor:   Cristina L. Éboli

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..