Ciudades Verdes: Revegetación de Solares, Microclimas con Agua, Áreas Inundables, Drenaje sostenible y sombreado estacional

revegetacion-solares-y-microclimas-con-agua 

 (Madrid+Natural)

areas-inundables-y-sombreado-estacional 

(Madrid+Natural)

Este es el último post, antes de ofrecer nuestras conclusiones finales sobre el proyecto del Ayuntamiento de la Ciudad de Madrid para conseguir una ciudad más verde, saludable y sostenible  (Madrid+Natural), Abajo os mostramos las entregas realizadas. Repetimos, los contenidos de esta serie de post pretende ser igualmente útiles para otras grandes ciudades del mundo en general, siempre y cuando los países no deban hacer frente a necesidades mucho más apremiantes, como en varios del tercer mundo. 

Relación de post previos

Ciudades Verdes y Jardines Urbanos: Carta Abierta a Manuela Carmena

Ciudades Verdes: Fachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala (¿Suelos verticales?)

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos y periurbanos

Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

La respiración de suelos urbanos versus naturales y las huellas de la contaminación de las ciudades Industriales

Ciudades Verdes: Infraestructuras verdes y restauración de riberas

Ciudades Verdes: vegetación en las calles, superficies permeables y vegetación adaptada

Ciudades Verdes: Revegetación de Solares, Microclimas con Agua, Áreas Inundables, Drenaje sostenible y sombreado estacional.

Construyendo Ciudades Verdes: Beneficios y Problemas (valoración de un caso concreto)

Agricultura urbana y periurbana, suelos, cultivos, contaminación y riesgos para la salud

Suelos Urbanos: Estudio, Inventario y Cartografía

 Reiteramos también como los objetivos pueden sintetizarse con unos párrafos que hemos mostrado en todos los post anteriores sobre las deseables ciudades verdes. Los que leyeron algunos de ellos pueden omitir su lectura:

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal ha presentado públicamente un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde, proponiendo diversas iniciativas al respecto como lo pudieran ser las fachadas ajardinadas, cubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables, drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas pueden descargarse ponchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés.

Se trata de una idea loable pero tras intentar llevar a cabo una serena reflexión, entiendo que no no es oro todo lo que reluce” :  ¿resultan viables?, e incluso en el algunas de las propuestas concretas, ¿Cabe la posibilidad de que para nuestra sorpresa sean contraproducentes?. A menudo lo que sobre el papel parece una maravilla, en la práctica podrían tornar en pesadillaY nos referimos a todo lo que leemos en la prensa y visionamos en televisión, al margen de este programa denominado Madrid+Natural.

 Mernos mal que fionalizamos la serie ya que comienzo a tenerlos nervios a flor de piel, y esta de color tan pálido como la de los habitantes del norte de Europa, en la que parecen haberse inspirado los autores del documento. Pero Madrid pertenece al bioma Mediterráneo, sufriendo los estados del sur bastante una peor calidad de vida, ciudades más atiborradas y muchos menos recursos económicas. Cuando lean ustedes los contenidos y varias obras cuya ejecución demanda grandes sumas de dinero y reorganización urbanística recuerden como comienza el documento  que nos sirve de base sostenible  (Madrid+Natural) y que os reproduzco abajo:

Adaptación al Cambio Climático basado en la naturaleza En el marco de una estrategia local de adaptación frente a los efectos del Cambio Climático, el Ayuntamiento de Madrid ha desarrollado una visión de innovación y regeneración urbana por medio de soluciones basadas en la naturaleza. Con este objetivo, se han identificado 16 soluciones viables, susceptibles de aplicarse mediante pequeñas intervenciones de acupuntura urbana pero con un elevado potencial de replicación. El proyecto Madrid + Natural presenta la visión de una red urbana de soluciones naturales, donde las pequeñas intervenciones propuestas conectan con los grandes espacios verdes y elementos naturales propios de Madrid. Un sistema de infraestructuras verdes y azules bien desarrollado que enlaza espacio público, parques, áreas naturales y edificios con cubiertas y fachadas vegetales, contribuyendo en su conjunto a la resiliencia de la ciudad frente al Cambio Climático. Las soluciones de adaptación frente al Cambio Climático basadas en la naturaleza constituyen una oportunidad de imaginar un Madrid en el que el verde y el azul toman protagonismo, generando un entorno más amable para las personas y más resistente frente a los impactos externos, una ciudad más cohesionada y resiliente, un Madrid + Natural.

 Luego lean las “pequeñas intervenciones de acupuntura” y pregúntense hasta qué punto podemos colaborar los ciudadanos en muchas de ellas. En fin, sin más comentarios comenzamos este último post antes de ofreceros mi opinión. Sin embargo reitero que, en primer lugar, hay que pensar en convertir la ciudad habitable ahora, ya, urgentemente, con vistas a hacerla sostenible. Quien piense que los escenarios de circulación de la atmósfera van a cumplirse al pie de la letra se equivoca. Se trata de escenarios generados por modelos, no realidades incuestionables. Una cuestión es lograr que una ciudad sea sostenible realizando iniciativas teniendo el calentamiento climático presente y otra bien distinta comenzar la casa por el tejado, retórica sobra la que se basa casi todo el discurso de los autores. Pero vayamos ya con la primera iniciativa de las cinco que comentaremos brevemente hoy.

Comencemos pues

Continua…..

 Revegetación de solares

Efectivamente toda ciudad, y Madrid no es una excepción, aparecen solares abandonados temporal o permanentemente. En el centro de la ciudad, por su situación estratégica, suelen venderse a un alto precio. Eso sí, si pertenecen al consistorio son aptas para llevar a cabo obras. Pero las que se indican…… Obviamente en algunos barrios periféricos sí, y sería deseable. Desde luego si leemos el ejemplo “Greenworks Philadelphia”, tengan presente que este núcleo urbano no se asemeja, por su estructura, en nada a la ciudad de Madrid. Personalmente conozco “relativamente bien” esta ciudad. Tras unas cuantas manzanas de rascacielos formidables, el asco urbano (de un millón y medio de habitantes) decae en altitud y belleza rápidísimamente hacia barrios periféricos, muchos de los cuales se encuentran en estado bastante deteriorado, de abandono. Partiendo del centro puede tardarse caminando 20 minutos antes de adentrarse en esas zonas que pueden catalogarse de  periurbanas. Lo que acaece allí difícilmente es extrapolable a ciudades Madrid, Roma, etc.   No podemos decir lo mismo del otro ejemplo: “Jardín Pop-up” ya que resulta archiconocido que Madrid se encuentra a la orillita del mar o de un gran lago ¿¿¿???, por lo que todos los manileños practicamos algún deporte acuático, siempre a tiro de piedra. En fin sin comentarios. Si se tratara de pequeños solares, un ajardinamiento sería viable, pero en pocos días las huestes del botellón, (nuestras ibéricas tribus urbanas, de las que prefiero no hablar) lo convertirían en un estercolero, generando de paso una alarmante contaminación acústica apta para acunar a los vecinos que, de este modo conciliaran el sueño con facilidad ¿¿¿???. Perdonen ustedes por la guasa, pero mejor explicarme así que blasfemar. Me explico en “cristiano”, como medida puntual siempre existe algún lugar en donde se pueda realizar. Ahora bien, olvídense de los ejemplos que propone el documento  si no quieren volverse locos.

 Microclimas con agua

Siempre podemos edificar nuevas fuentes, por supuesto. Insisto que todo depende del barrio, ya que en unos es factible y en otros  harto difícil por la carencia de espacio. Ahora bien, el agua no es un recurso excedentario en los climas mediterráneos, y si Madrid no padece cortes de agua tras numerosas sequías estivales es fruto de las faraónicas obras hidráulicas que se hicieron en las valles de las sierras que tenemos al norte durante las décadas de los años 50 y 60 del siglo pasado. Se supone, según los modelos predictivos del clima, el oro azul que escaseará aún más en el futuro. Resumiendo, lean los ejemplos y reflexionen sobre la viabilidad de la iniciativa, so pena de tener que llevar a cabo importantes obras de reciclado del agua. No repito aquí mis dudas sobre los riesgos de incrementar la humedad del aire en verano, ya que di cuenta de este asunto en el post dedicado a las fachadas verdes.

 Áreas inundables

Según los expertos en simulación climática, bajo el escenario de calentamiento climático posiblemente aumenten los eventos extremos, algunos de los cuales podrían causar serias inundaciones especialmente en ciudades vulnerables. No es Madrid una ciudad proclive a las inundaciones, sino más bien a las sequías.  No puede descartarse que la ciudad se anegue de agua bajo algún evento extremo muy extraordinario. Sin embargo, si debemos hacer frente a ambos, se necesitarán estrategias complementarias. Empero los ejemplos del documento (Madrid+Natural) recalcan una y otra vez las inundaciones que, en caso de acaecer, debemos suponer que sería tras largos periodos de retorno, al contrario que la escasez de agua. Lo que ocurre es que, “once again” al tomarse como ejemplos ciudades del norte de Europa y bajo fisiografías muy distintas a las del entorno de la ciudad española, los autores se inclinan por un escenario nada acorde de lo que se puede inferir de los datos que proporcionan los actuales modelos predictivos. Todo ello conlleva a que propongan escenarios que de hecho supondrán consumos de agua considerables, cuando debiera ser un recurso cada vez más escaso. Todo lo dicho es hermoso, pero lamentablemente fuera de lugar, a no ser que alguien pueda responder a “ciencia cierta” si la ciudad se encuentra más amenazada por el exceso o la escasez del agua. Actualmente, desde luego, casi nadie se inclinaría por la primera opción. Cabe preguntarse pues, ¿Por qué no se proponen medidas para limitar el gusto de recursos hídricos?. Misterio de los misterios.

 Drenaje sostenible

La misma desiderata acerca de la gran amenaza de las inundaciones en un futuro próximo, impregnan esta sección omitiendo de nuevo el riesgo de escasez del oro azul. Y así en el documento de  (Madrid+Natural) puede leerse: “los sistemas de drenaje de calles y espacios públicos deberán adaptarse para hacer frente a los fenómenos meteorológicos extremos que se prevén a consecuencia del cambio climático. Los sistemas de drenaje sostenible permiten la infiltración natural de las aguas pluviales, atenuando su volumen y facilitando la absorción de agua de escorrentía que proviene de superficies duras. La infiltración al terreno, alivia las redes de drenaje en periodos de precipitaciones intensas, permite racionalizar el dimensionamiento de estas redes, y devuelve al suelo un régimen de humedad más acorde al ciclo natural del agua”. Ahora bien, bajo clima mediterráneo “nunca llueve a gusto de todos y parece ser que a los autores del documento les precopa mucho más mojarse que morirse de sed. Cualquier disyuntiva entre exceso o carencia del oro azul, deviene en una distinción booleana sin fundamento alguno. Ni puede ni debe hacerse hincapié en uno y soslayar el otroTal tipo de inferencia carece de toda lógica. De llevarse a cabo una iniciativa parecida a la de  “Green Water Square” toparán con el dilema de embellecerla casi todos los años por ya que estas estructuras se encontrarán secas. ¿Y cuál sería la vegetación acompañante?: plantas acuáticas o cactus?.

 Pero hay más. El efecto de los pavimentos permeables en ciudades como Madrid, pueden ser beneficiosos o desastrosos, según el barrio. Suele soslayarse que en aquellas urbes en donde muchas infraestructuras son subterráneas, partes considerables del subsuelo se encuentran bastante huecas (trenes metropolitanos subterráneos, abundancia de carriles viales enterrados, parkings automovilísticos, etc. etc.), siendo frecuente que tras algún deterioro (rotura de conductos de agua, alcantarillado, etc.) se inunden de agua. Y aquí los autores podrían alegar: ¿No ves Juanjo?. Pues no lo niego, pero sería mucho peor en estos enclaves, muy numerosos por cierto, pavimentar las calles con materiales permeables, ya que tal humedad no iría precisamente a alimentar el suelo de este líquido esencial, ya que debajo no lo habría, sino espacios huecos o materiales impermeables de tales infraestructuras que detendrían el flujo vertical de agua estancándola y generando mayores perjuicios. Yo les recomendaría que tuvieran en cuenta el fenómeno erosivo subterráneo denominado tubificación, piping o sufusión.  Este proceso erosivo de pérdida de suelo puede suceder en condiciones naturales, aunque también en ambientes urbanos, como resultado de las fugas de los conductos de agua, llegando a generar incluso abismos bajo el suelo con graves desastres que potencialmente afectarían a las infraestructuras urbanas, poniendo incluso en riesgo la vida de muchos urbanitas. La imagen que aparece ven la última línea, y que nos permite el acceso al post correspondiente resulta ser muy ilustrativa verdad?.

 Sombreado estacional

Acerca de sombrear las calles según la imagen que encabeza este post, es viabl, fácil y deseable. No obstante debe tenerse en cuenta que las deposiciones de las minúsculas partículas suspendidas en el aire a causa de la contaminación las ennegrecerían en pocos días. Si las superficies blancas reflejan la radiación, las negras las absorben (es decir más calo en lugar de menos). ¿Resultado?, Pudiera ser que  se necesitara crear una “lavandería municipal” que trabajara a destajo para adecentar cada pocos días estas telas. Eso si generaría puestos de trabajo, a no ser que los responsables del ayuntamiento también delegaran en los vecinos su limpieza. Empero como serían de grandes dimensiones no podrían caber en nuestras lavadoras domésticas a no ser que se rompieren previamente en pedacitos. Las platas trepadoras y estructuras metálicas con vistas a crear puentes verdes sobre nuestras cabezas. No continuaré añadiendo contras, aunque también se me ocurren algunos problemas pero ¿Qué no causa problemas en esta vida verdad?.

Bueno pues ya hemos terminado. Lo que pensaba que ba a ser una actividad divertida devino en pesadilla. Ya solo queda por narraros nuestro juicio final ¡Amén!, que como bien sabéis no deja de ser más que una opinión. No llevamos a nadie al patíbulo.

 O dejo con los contenidos completos ofrecidos noticias ofrecidas por (Madrid+Natural). Vosotros opinaréis. Estoy seguro que algunos me acusarán de ser una persona corrosiva con mis críticas y juicios de valor. Personalmente no lo entiendo así. Simplemente se trata de instruir al ciudadano sobre los pros y los contras de las iniciativas que se llevan a cabo en su nombre y para su bien. Sin embargo en la sociedad actual todo el mundo propone y muy pocos se atreven a actuar como abogados del diablo, intentando detectar si tales maravillosas propuestas e iniciática ¡vas no son tales, o esconden problemas que han pasado desapercibidos a los autores de las primeras.

Juan José Ibáñez

 Revegetación de solares

Una de las consecuencias principales de los cambios demográficos y de la degradación de áreas de viviendas sociales, es el abandono del espacio público y los equipamientos que quedan en desuso. La naturalización de estos espacios a través de procesos de la consulta y participación de las comunidades locales puede reactivar la interacción social, el bienestar y la regeneración natural en estas áreas. Una regeneración basada en principios de baja demanda de mantenimiento y que se apoye en la participación de la comunidad local para su conservación, pueden ayudar a superar los desafíos de su gestión y reforzar el sentido de pertenencia en los barrios.

Greenworks Philadelphia

“Greenworks Philadelphia” es una iniciativa transversal que emplea acciones de renaturalización urbanas con los objetivos de reducir la huella de carbono de la ciudad, mejorar su movilidad, el balance energético, y la salud y convivencia en sus barrios. Greenworks para unir une al ayuntamiento y sus ciudadanos en el esfuerzo de trasformar solares vacíos o infrautilizados en áreas verdes públicas, ayudando de esta forma a lograr la aspiración de que Philadelphia sea la ciudad más verde de los Estados Unidos y cumplir el objetivo de crear 500 hectáreas de zonas verdes. En barrios donde ya se ha logrado este objetivo de transformación, varios estudios han demostrado que se ha reducido el número de comportamientos antisociales y criminales, resultando en comunidades fortalecidas con un índice de satisfacción mayor en sus residentes que están más felices, con menores niveles de estrés además de incentivar la práctica de deportes.

Jardín Pop-up

En la región de Gramazo ha emergido un nuevo parque “espontáneo” temporal en una zona originalmente destinada para barcos. El jardín “pop-up” ha sido construido para proporcionar un espacio peatonal de ocio y también acomodar grandes eventos deportivos acuáticos.

Todas las características del parque han sido diseñadas con el objetivo de facilitar una rápida y fácil ejecución en el de montaje y desmontaje, como por ejemplo las losas colocadas sobre raíles y módulos verdes flotantes con jardinería. Así que todo lo que hay en la explanada se puede quitar y almacenar antes de retornar a su posición anterior después de un evento.

Microclimas con agua

La integración de elementos de agua en el diseño de los espacios urbanos presenta múltiples beneficios. El agua tiene un efecto positivo en el microclima local gracias a su capacidad para reducir las temperaturas y mitigar el efecto isla de calor.

 Elementos como fuentes, nieblas de agua, arroyos y cascadas, podrían utilizarse para crear parques y espacios de recreo. Se necesitan guías de buenas prácticas para el uso correcto del agua en la recreación de microclimas, que tengan en cuenta el consumo de energía, las posibles pérdidas de agua y su mantenimiento.

 Plaza de Bradford

La plaza de la ciudad de Bradford es un espacio público de uso flexible, que integra una lámina de agua de 360 m2 con más de 100 fuentes iluminadas. Esta lámina se puede ajustar dependiendo de las necesidades y la estética que se le desee dar a la plaza. El agua se puede drenar para dejar al descubierto áreas peatonales, convertirse en tres láminas de agua individuales, o secarse por completo para permitir la realización de eventos de gran escala que dan vida a esta plaza. Gracias a esta actuación, la plaza se ha convertido en un foco constante de atracción de personas y empresas. El agua es el símbolo de la regeneración de la ciudad de Bradford y ha creado un punto focal para el desarrollo y mejora de la ciudad.

 Showa Memorial Park Foggy Forest

El “Bosque brumoso” es una intervención realizada por el artista japones Fujiko Nakaya en el Parque Showa, en Tachikawa. Consiste en la generación de nubes de niebla fría sobre un área ondulada del parque, proporcionando un ambiente fresco y un efecto misterioso y sugerente para sus visitantes. La niebla se enciende durante la mayor parte del día, y evoca diferentes reacciones en las personas, desde la meditación al juego. Cuando se desactiva la niebla, la zona puede utilizarse como un área de juego único y de ocio. La niebla riega la hierba haciendo innecesario el riego convencional.

 Áreas inundables

Muchas ciudades están estudiando el rediseño de sus cauces y llanuras fluviales para hacerlos más seguros en respuesta a un aumento de eventos climáticos extremos, como consecuencia del cambio climático. La inclusión de áreas verdes recreativas con superficies permeables puede utilizarse como estrategia de amortiguamiento de los flujos de agua en episodios de precipitaciones intensas, ya que sirven como áreas temporales de inundación que permiten regular el acceso de caudales a la red de drenaje, evitando así el colapso de estos sistemas de saneamiento y tratamiento de aguas. Esta estrategia es especialmente relevante en zonas de riesgo de inundación. Así mismo, el establecimiento de la vegetación ribereña local también ayuda a mitigar el impacto de las inundaciones durante tormentas.

 Benthemplein Water Square

La ciudad de Rotterdam se enfrenta al aumento de su densidad y a la consecuente falta de espacio que se refleja en la carencia de áreas para el almacenamiento de agua de tormentas, especialmente en las zonas céntricas. Con la expectativa del incremento de lluvias intensas como consecuencia del cambio climático, esta falta escasez de espacio se está convirtiendo un problema para la gestión del agua en la ciudad. La remodelación de la Plaza Benthemplein en el 2012 ofreció una oportunidad para abordar este problema. En su estado seco, la nueva plaza es un espacio socialmente atractivo que incluye una pista de patinaje y otra de baloncesto. En presencia de lluvia, la cuenca de la Plaza actúa como un elemento de retención que puede llegar a acumular hasta 1,7 millones de litros. Este volumen de agua se conduce de manera regulada hacia aliviaderos de la red de alcantarillado, evitando de este modo la inundación de zonas sensibles.

 Cloudburst Project

El proyecto “Cloudburst” en Copenhague fue desarrollado en respuesta a las inundaciones que sufrió Copenhague en el 2011 y que afectaron a amplias zonas de la ciudad. El plan especial que abarca los 34 km2 ocupados por los distritos del centro de la ciudad fue desarrollado por Ramboll y Atelier Dreiseitl. El objetivo del proyecto era mejorar la gestión de inundaciones y la calidad de agua durante eventos de tormenta mediante la creación de sinergias con los sistemas vitales de la ciudad tales como la movilidad y los espacios de ocio. Para este fin se implementaron soluciones de infraestructura “verde”, por un presupuesto inferior al de la remediación de un sólo evento de inundación. El coste de las inundaciones del 2011 fue de 854 millones de euros, muy superior a los 574 millones de euros que costó la implantación de sistemas de drenaje sostenible.

 Drenaje sostenible

En el ámbito urbano, los sistemas de drenaje de calles y espacios públicos deberán adaptarse para hacer frente a los fenómenos meteorológicos extremos que se prevén a consecuencia del cambio climático. Los sistemas de drenaje sostenible permiten la infiltración natural de las aguas pluviales, atenuando su volumen y facilitando la absorción de agua de escorrentía que proviene de superficies duras. La infiltración al terreno, alivia las redes de drenaje en periodos de precipitaciones intensas, permite racionalizar el dimensionamiento de estas redes, y devuelve al suelo un régimen de humedad más acorde al ciclo natural del agua, resultando especialmente conveniente para la vegetación de la ciudad.

 Green Water Square

El distrito de Spangen en Rotterdam no tiene casi presencia de cuerpos de agua, pero sí una alta proporción de superficies pavimentadas en un entorno urbano muy denso. Para aumentar su resiliencia al cambio climático se han propuesto para este distrito una serie de plazas de agua con vegetación. La cota de la zona central de cada plaza se ha bajado y pavimentado para actuar como una zona de almacenamiento de agua de lluvia. Las superficies pavimentadas alrededor de la plaza se conectan con la zona central descargando su escorrentía en éste área y así reducir el impacto de los eventos de lluvia y tormenta en la infraestructura de la ciudad. Esta es una solución creativa y realista para hacer frente al cambio climático de una manera eficaz que puede adaptarse a prácticamente cualquier situación urbana.

 Círculo de Agua Uptown

El “Círculo de Agua Uptown” es una plaza ajardinada que recoge la escorrentía de agua de las calles circundantes. El agua recogida se almacena y limpia en círculo central. También actúa como regulador capturando la escorrentía de agua de lluvia en las zonas más bajas de la ciudad. Después de pasar por el sistema de filtración vegetal, el agua se utiliza como un elemento lúdico dentro del círculo en forma de fuente, que además mejora el microclima del enclave. El agua filtrada se reutiliza para rociar las calles adyacentes con el fin de reducir la temperatura en los días de calor. Además de ofrecer múltiples beneficios medioambientales, la Plaza actúa como un escaparate de la sostenibilidad para el barrio y proporciona un área de recreo para todas las edades.

 Sombreado estacional

Cuando se diseña o re-equipa un edificio o barrio, el diseño microclimático se debe tener en cuenta para mejorar el potencial de eficiencia y ahorro energético en los edificios. A través del uso de estructuras textiles de sombreado temporales, o estructuras que actúan de soporte para plantas trepadoras, el sombreado estacional puede ayudar a mitigar el calor en el verano y asegurar que los espacios públicos sean más confortables durante las horas más calurosas del día. Del mismo modo, evitando las especies de hoja perenne, se podrá maximizar la ganancia de calor solar en invierno.

 Plaza del Pueblo Gallego

Después de la demolición del antiguo edificio histórico del diario “El Pueblo Gallego”, se generó un espacio vacío en el casco antiguo de Vigo. Esto presentó una oportunidad para crear una plaza pública multifuncional que servirá para reuniones de la comunidad, actos públicos, conciertos y teatro. La plaza incorpora plantas que trepan sobre estructuras metálicas para crear sombreados naturales. La red de plantas filtra la luz y refresca la plaza favoreciendo un espacio agradable durante los días de calor.

 Arenero Kagome

En respuesta a una petición formulada por el Museo Quarter para un patio de recreo, la empresa de arquitectura PPAG desarrolló un arenero rodeado por una estructura de plantas destinadas a aportar el sombreado necesario para que los niños pudiesen jugar en el patio del Museo.

 La estructura, inspirada por las técnicas de tejeduría japonesa, está hecha de ramas de sauce tejidas en forma de cúpula generando una capa de hojas cada vez más espesa a medida que la estación estival se acerca. Las raíces de los árboles están en bolsas de tierra vegetal debajo del arenero, que permiten la nutrición necesaria de las plantas durante al año.

Etiquetas: , , , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*