Industrias líticas paleolíticas, silicretas y su tratamiento térmico por el fuego

silicetas-en-sudafrica

Silicretas y herramientas. Fuente: Google imágenes

 El sílex era uno de los materiales líticos (generalmente rocas propiamente dichas) más usado por nuestros antepasados en la prehistoria de la “edad de piedra”. Con él elaboraban los utensilios de mayor dureza de que podían disponer., hasta que consiguieron ingeniárselas para desarrollar tecnologías que les permitieron moldear metales.

 Todavía desconocemos todos los pasos y progresos que tuvieron que llevarse a cabo para pasar de la edad de piedra a la edad de los metales, como os explicamos abajo.  Usualmente se ha venido defendiendo que en todas las elaboraciones de utensilios líticos el sílex era el material más común. Sin embargo, en amplios espacios geográficos, y especialmente bajo los espesos mantos de suelos y regolitos que subyacen en antiguos crátones de trópicos y subtrópicos, las rocas se encuentran a gran profundidad, no estando a menudo al alcance de aquellas culturas. En consecuencia se veían obligados a hacer uso de horizontes del suelo endurecidos, los cuales tampoco son muy frecuentes, aunque afortunadamente en aquellos ambientes aparecían en, o cerca de la superficie con mayor profusión que otros. Este es el caso de los plintosoles, que  aún siguen siendo muy útiles como materiales en la construcción de viviendas en muchos poblados africanos.

 El uso del fuego fue una de las primeras tecnologías que usaron aquellos humanos a la hora de calentarse, cocinar y modelar la naturaleza. Como ya os comentamos en algunos post hace muchos años (por ejemplo, este entre otros: Suelos Pobres: Ladrillos Negros y Ladrillos Rojos (Materiales para el Hombre), el ingenio humano ha resultado ser formidable a lo largo de su historia. Tarde o temprano debieron percatarse de que el fuego podía mejorar la maleabilidad y dureza, de ciertos horizontes endurecidos con vistas a fabricar armas y utensilios mejores que los que poseían. Nos referimos a las silicretas u horizontes endurecidos por la cementación de sílice. Por tanto, no debe extrañar  la historia que os narramos hoy, de la cual ya escribimos un post, cuando se detectaron las primeras evidencias, que hoy la ciencia ha confirmado. Por lo tanto, no cabe la sorpresa ante la afirmación de que parte de los materiales edáficos fueran usados para elaborar armas, hogares, aislantes y otros ingenios. Cuando algo les resultaba útil o mejoraba lo anterior, tarde o temprano, los seres humanos terminan haciendo uso de ello, con vistas a mejorar sus vidas. Los suelos, no solo han servido usados para la agricultura y ganadería, sino en todo lo que hiciera falta en cada momento y lugar. Y de eso va la historia que os narramos a continuación. 

La silicreta es un tipo de horizonte edáfico endurecido que se generan en ciertos ambientes, abundando en determinados espacios geográficos. En un post anterior ya hablamos sobre este tipo de suelos a los que denominamos Durisoles, señalando que: “se distribuye principalmente por extensas áreas en Australia, Sudáfrica y Namibia, así como en los Estados Unidos de Norteamérica (particularmente, Nevada, California y Arizona). En menor medida también pueden detectarse en América Central, Sudamérica,  Kuwait y ciertas regiones Mediterráneas”. Del mismo modo, en el siguiente post: Silicretas, Tecnología Paleolítica, Pirotecnología y Evolución de la Conciencia Humana, abundamos también acerca del tema, si bien por aquel entonces el estudio nos informaba de evidencias, que no de hechos ya mejor contrastados, como en la nota de prensa que os mostramos hoy, y que reproducimos de dos noticieros, uno en español y otro en inglés.  En consecuencia seremos muy breves.

 Juan José Ibáñez

 Continúa………

La prehistoria humana ha siso dividida por la ciencia actual en la edad de piedra y la edad de los metales. Esta última fue a si mismo subdividida en función de los metales o alecciones utilizadas para elaborar utensilios como las armas (edad del hierro, edad del cobre, edad del  bronce, etc.), siendo muy recientes en comparación con los yacimientos sobre los que versa la nota de prensa que detallamos abajo. Sobre el tallado de la piedra de las industrias líticas, Wikipedia nos informa de que: “Se caracterizaba por una nueva forma de tallar la piedra en la que se utilizan otros elementos para su trabajo. Hasta entonces las piedras se tallaban golpeándolas con otras piedras. Con esta nueva técnica, conocida como Técnica Levallois (para aplicar la técnica levallois, previamente el nódulo debe haber sido tallado mediante la técnica clactoniense), se usan golpeadores de madera o huesos y se realiza sobre un núcleo de piedra previamente tratado. El núcleo original de piedra tiene forma de tronco troncopiramidal y se golpea para obtener lascas que luego se utilizarán para la elaboración de instrumentos especializados. Esto permite la obtención de elementos más pequeños y diversos. Esta fue la técnica que utilizaron los Neandertales durante casi toda su existencia”. Acerca de las tallas líticas, esta enciclopedia abierta también nos informa también de que las técnicas esenciales de la talla lítica se basaban esencialmente en que la fractura concoidea es previsible y controlable por el artesano en función de los gestos que lleva a cabo con el percutor. Hay dos modos fundamentales de tallar la piedra, la presión y la percusión, pero podemos distinguir algunas sutilezas, pudiendo enumerar una corta lista de técnicas de talla: (i) La percusión inversa, es decir, golpeando el trozo de roca contra un percutor pasivo o durmiente, a modo de yunque, que es otra piedra sólidamente anclada en el suelo; (ii) La percusión directa con percutor duro: Con un trozo de roca, se golpea la piedra que se desea tallar extrayendo de ella varias lascas; (iii) La percusión directa con percutor blando: con un trozo de madera o, mejor, de cuerna, se golpea la pieza a tallar, obteniendo una serie de lascas (iv) La percusión indirecta con pieza intermedia: El percutor es un pesado trozo de cuerna de cérvido que golpea una pieza intermedia o puntero, transmitiendo la fuerza del golpe a la pieza a tallar. Esta técnica sólo se usa para operaciones de extracción o de lascado; (v) La talla por presión (es la más compleja y evolucionada), consiste en aplicar una fuerte tensión sobre la pieza a tallar con una pieza llamada compresor (que sustituye al percutor). La compresión llega a ser tan fuerte que acaba troceando la roca a tallar ; y (vi) La flexión, consiste en combar un producto de lascado, especialmente una hoja, apoyado contra un saliente (haciendo palanca), hasta fracturarlo por el lugar deseado. A veces la flexión produce por tensiones laterales y rotatorias al mismo tiempo. La flexión puede ser, también, un accidente de talla o una huella de uso; en cualquier caso es muy difícil distinguir una flexión intencional de una accidental, a no ser que vaya acompañada de otros elementos secundarios repetidos. En todos los casos estamos hablando de lascas en sentido amplio (es decir, lascas, lasquitas, hojas y hojitas) y hemos enumerado las técnicas desde la más simple a la más compleja, desde la que menos control ofrece a la que permite más dominio del troceado. Véanse también: Percutor (talla lítica) y Núcleo lítico….. métodos líticos son el Método Levallois, el método Kombewa, y los diversos métodos lascado laminar (es decir, para obtener hojas), etc.

 Los africanos usaban técnicas térmicas para tallar piedra en el Paleolítico

 Los seres humanos que habitaban el sur de África hace 70.000 años empleaban tratamientos térmicos avanzados para moldear piedras y fabricar puntas de lanza, entre otras herramientas, lo que supone la primera evidencia del uso de una tecnología innovadora y transformadora en la Edad de Piedra.

FUENTE | Agencia EFE Futuro 21/10/2016

  El estudio, publicado en PLoS One, fue realizado por un equipo internacional de científicos dirigido por la investigadora del Centre national de la recherche scientifique (PACEA-Universidad de Burdeos, Francia) Anne Delagnes. Según la investigación, los seres humanos que vivieron en el sur de África durante el Paleolítico medio, hace unos 70.000 años, desarrollaron una técnica para aplicar calor a las piezas de silcrete y cambiar las propiedades de las piedras para facilitar su talla o descamación.

Delagnes y sus colegas analizaron el uso de esa técnica estudiando las piezas de silcrete halladas en el Refugio Kilpdrift -un yacimiento situado en el extremo sur de África y recientemente descubierto-, y comparándolas con las herramientas encontradas en otras 31 localizaciones de la zona. Los autores constataron un “tratamiento térmico intencional y generalizado” en más del 90% de las piezas de silcrete analizadas, sobre todo para la producción de lanzas.

El calentamiento de la piedra tenía lugar en la primera fase del proceso de producción de las armas, para facilitar la descamación o fragmentación de la roca en lascas y dar forma al núcleo del silcrete. Los autores sugieren que el tratamiento térmico del silcrete en el Refugio Klipdrift puede ser la primera evidencia directa del uso intencional y generalizado del fuego aplicado a una cadena de producción lítica.

Concluyen además que, junto con otras actividades basadas en el fuego, “el tratamiento térmico intencional era un activo importante para el ser humano de la Edad de Piedra en el sur de África que, además, no ha conocido equivalentes contemporáneos en otros lugares”.

 Extensive heat treatment in Middle Stone Age silcrete tool production in South Africa

by Staff Writers
Washington DC (SPX) Oct 24, 2016

Humans living in South Africa in the Middle Stone Age may have used advanced heating techniques to produce silcrete blades, according to a study published October 19, 2016 in the open-access journal PLOS ONE by Anne Delagnes from the CNRS (PACEA – University of Bordeaux, France) and colleagues.

Middle Stone Age humans in South Africa developed intentional heat treatment of silcrete rock over 70,000 years ago to facilitate the flaking process by modifying the rock properties – the first evidence of a transformative technology. However, the exact role of this important development in the Middle Stone Age technological repertoire was not previously clear.

Delagnes and colleagues addressed this issue by using a novel non-destructive approach to analyze the heating technique used in the production of silcrete artifacts at Klipdrift Shelter, a recently discovered Middle Stone Age site located on the southern Cape of South Africa, including unheated and heat-treated comparable silcrete samples from 31 locations around the site.

The authors noted intentional and extensive heat treatment of over 90% of the silcrete, highlighting the important role this played in silcrete blade production.

The heating step appeared to occur early during the blade production process, at an early reduction stage where stone was flaked away to shape the silcrete core. The hardening, toughening effect of the heating step would therefore have impacted all subsequent stages of silcrete tool production and use.

The authors suggest that silcrete heat treatment at the Klipdrift Shelter may provide the first direct evidence of the intentional and extensive use of fire applied to a whole lithic chain of production.

Along with other fire-based activities, intentional heat treatment was a major asset for Middle Stone Age humans in southern Africa, and has no known contemporaneous equivalent elsewhere.

Delagnes A, Schmidt P, Douze K, Wurz S, Bellot-Gurlet L, Conard NJ, et al. (2016) Early Evidence for the Extensive Heat Treatment of Silcrete in the Howiesons Poort at Klipdrift Shelter (Layer PBD, 65 ka), South Africa. PLoS ONE 11(10): e0163874. doi:10.1371/journal.pone.0163874

Etiquetas: , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*