Posts etiquetados con ‘desierto’

Como convertir un yermo desierto en suelo fértil en 7 horas

nanoclay

Como convertir un desierto en tierra fértil utilizando nanotecnología: NanoClay. Fuente: Fotos de Juan José Ibáñez

Pues sí, ¡señoras y señores!, una empresa noruega e investigadores de la talla de Kristian and Ole Morten Olesen (más vale “live” que “morten” y “moros que cristianos”) dicen haber descubierto el secreto de cómo convertir los yermos desiertos del mundo en suelos fértiles, en tan solo una pocas horas, o a veces un poquito más (será cuando cambie el clima “of course”). ¡Se acabó el hambre en el mundo! ¡Viva la madre que les parió!. Desde luego no podemos competir en materia de emprendimiento con estos monstruos escandinavos. ¿Sera verdad? Tras tal descomunal descubrimiento os recomiendo que leáis la noticia con la que terminamos este post, aunque también el debate que suscitó en la red profesional  LinkedIn tras anunciarse este notición. ¡Mama mía!. ¡Que varapalo!. Obviamente el procedimiento se encuentra patentado, por lo que primero deberemos comprarnos unas parcelas de desierto por unos centavos, luego añadir un poquito del elixir mágico patentado y a disfrutar los millones que pronto caerán del cielo a nuetras manos. ¡Pues va a ser que no!. Ya no hace falta jugar a la lotería.

El procedimiento se enmarca en la iniciativa global que, con dicen en un rotativo español debiera ser un “tremending topic“ y cuyos adalides son, sin lugar alguna, “emprendedores caraduras sin fronteras”, Este holding  va ganando día a día terreno a los esfuerzos llevados a cabo por honrados aunque torpes ciudadanos emprendedores, carentes de tal sublime ¡inteligentia!. Todo consiste en echar al suelo desértico un tipo patentado de arcillas trituradas y procesadas hasta convertirlas en nanopartículas que a la postre mezcladas con agua recubrirán las arenas del desierto convirtiéndolas en una máquina trepidante de captar agua y nutrientes.  Y así en pocas horas de desierto a vergel. Eso sí hay que añadir un poco del líquido elemento, más o menos la mitad de lo normal ¿Y de dónde sale?.

Ya en el debate se comenta de todo: ¿y la materia orgánica? ¿Y el agua?, ¿No arrastrará el riego las nanopartículas hacia ls profundidades, fuera el alcance de las raíces delas plantas?. Y el viento?, etc. etc. ¿La erosión eólica terminaría llevándose por los aires tal asombrosa alfombra/capa fértil?  Pero seguidamente hacer los cálculos, no por metros cuadrados, sino por hectáreas. Efectivamente alguien se haría más multimillonario que Bill Gates, en poco tiempo: ¡la empresa que lo patentó! Pero además, ¿de donde extraeríamos tanta arcilla para pavimentar los desiertos de verde?.

En la nota de prensa, tras una llamada de atención sobre los devastadores efectos de la desertificación y su inexorable avance, como consecuencia del calentamiento climático y bla, bla, bla, la compañía directamente pone en su punto de mira en California, en donde una prolongada sequía y la sobreexplotación de los acuíferos, se encuentra causando estragos en las producciones agrarias. Claro está, tomn como ejemplo,  un territorio en donde hay mucha pasta, ya que los moradores del desierto de Namibia……..  Y aun así…… Quizás en algún jardín, a falta de materia orgánica mucho más barata……

Pero Michał Prądzyński dio inmediatamente en el clavo al hacer los cálculos que expongo a continuación.

1kg of clay per square meter equals 100 000 clay kg per hectare.  100 metric TONS! 40 liters of water per meter equals – 4 000 m3 of water spreaded per hectare…

One question – how are you going to achieve it in a practical way? Just the clay, forget the water, is a HUGE operation and cost to transport, 100 metric tons for hectare. And one more thing – why no organic matter?

Os dejo con la noticia ya que me parto de la risa. Lo dicho “emprendedores caraduras sin fronteras”

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Biomas Desérticos: Una Fuente Casi Inagotable de Materiales Edáficos Sobre Vuela Nuestras Cabezas

polvo-del-sahara-mapa-mundo-unep_1

Mapa de dispersión de los aerosoles de los desiertos en el mundo. Fuente: UNEP

 atlanticdust

El Polvo del Sahara que Fertiliza América y afecta a su clima. Fuente:  The Watchers

La noticia que comentamos hoy no deja de ser una más que una muestra el progreso de la ciencia en el conocimiento de las interconexiones que acaecen en el seno de Gaia/Gea. Y es que las amplias zonas desérticas, generosamente, regalan polvo atmosférico que tras viajar por la atmósfera fertilizan los suelos de otros continentes, como se muestra en los mapas adjuntos.  Tal hecho resulta ser especialmente cierto cuando las áreas receptoras poseen recursos edáficos pobres en nutrientes, como es el caso de diversas regiones tropicales. Sin embargo, también enriquecen la vida en los océanos, y como señala la nota de prensa de hoy llegan a crear bancos superficiales o subacuosos de considerables extensiones a miles de kilómetros de distancia. Más aun, el polvo que desprenden los desiertos del mundo, y especialmente los más extensos como los del Sahara (África) y Gobi (China y Mongolia en Asia) también afectan al clima, moderan la intensidad y frecuencia de los huracanes, transportan esporas u bacterias, algunas beneficiosas y otras que causan enfermedades, como podría ser el caso de los arrecifes de coral que encuentran a su paso.  La mayor parte de los materiales aludidos se encuentran constituidos por óxidos (SiO2, Al2O3, FeO, Fe2O3, CaO, etc.) carbonatos (CaCO3, MgCO3) y algunos otros compuestos. En consecuencia, estas regiones frecuentemente consideradas yermas, pueden llegar a ser una bendición cuando sus polvos caen en otros espacios geográficos, ya sean terrestres o marinos.

Las teleconexiones de esta naturaleza descubren una intrincada red de relaciones en el seno de la biosfera aun no han sido a penas ni descubiertas ni entendidas. Así por ejemplo, imaginémonos que algún disparatado proyecto de geoingeniería planetaria convirtiera tales zonas áridas en vergeles. De conseguirse tal hazaña, sería una bendición para los habitantes que allí habitan con muy escasos recursos, por desgracia. Sin embargo, como también veréis, con el material que os dejo abajo,  podría alterarse negativamente el medioambiente en otras zonas remotas, y aun sus climas y ciertos eventos atmosféricos.  La cantidad global de emisiones de polvo atmosférico asciende a 1.000-5.000 millones de toneladas anuales, siendo la mayor parte de las mismas procedentes de biomas áridos. No obstante también se calcula que entre el 25 y 30% de este material volandero se debe a procesos de desertificación caudsados por manejos inadecuados del suelo, por lo cual tampoco estaría de más intentar lograr que estas teleconexiones retornaran a sus balances naturales (pre-humanos). Resulta curioso observar que las trayectorias que nutren regiones del Caribe desde África, son las mismas por las que navegaron por el mar los primeros denominados conquistadores de las américas en tiempos históricos. Hablamos de los vientos alisios, pero ver también Capa de aire sahariana.   

Cuando la densidad de los aerosoles atmosféricos es muy elevada, la población y los ecosistemas también sufren sus consecuencias, aunque de  modo negativo. Y así, por ejemplo, suben alarmantemente los individuos afectados por problemas respiratorios, incluido el asma, mientras los cielos se enrojecen y sprecipitan lluvias del mismo color. Aquí en Madrid (España), la llegada de vientos saharianos a veces genera tales problemas, como en el resto de la península.

Desde un punto de vista edafológico cabría añadir que, el fenómeno natural del que estamos hablando, a la luz de los nuevos conocimientos, atesora otros efectos sobre los que debiera recapacitar seriamente. Así por ejemplo, los científicos del suelo necesitamos plantearnos como redefinir los materiales parentales de los suelos, por cuanto en diversas regiones las rocas subyacentes, posiblemente aporten menos materiales que los que les regalan los biomas desérticos.   En algunos casos los tipos de suelos de la edafosfera son distintos de lo que pudiera albergar un territorio sin esta fuente de materia.

Como casi todo en este mundo, las deposiciones de polvos desérticos tienen sus pros y sus contras. Por ejemplo pinchando en este enlace. Podéis leer: “Por sus características físicas, las partículas de polvo reducen el tamaño de las gotas de lluvia e inhiben la formación de nubes de gran desarrollo vertical generadoras de precipitaciones, favoreciendo así los procesos de sequía. Como el polvo viene cargado de hierro, sílice y sal, además de otros minerales, hongos y bacterias, puede incrementar la salinizaciónde los suelos, y propiciar la aparición en los océanos de las denominadas mareas rojas (concentraciones masivas de algas muy tóxicas), causantes de la muerte de diferentes organismos marinos”.

Es lógico que si en suelos pobres en nutrientes, los aerosoles que caen del cielo actúen como el maná, sobre algunas coberturas edáficas naturales muy ricas en ellos ocasionen problemas, como la aludida salinización. ¡Nunca llueve a gusto de todos!. Posiblemente aun estemos lejos de comprender todas las implicaciones de este tipo de exportación de materiales africanos. Ahora bien, como lo que ya sabemos, basta para hacernos reflexionar sobre las aun casi desconocidas o mal comprendidas relaciones existentes en el seno de Gaia.

Os dejo pues con la mentada nota de prensa e información de Wikipedia. Esta última, por desgracia, está redactada en Inglés, ya que la versión de esta enciclopedia on-line en español sigue siendo mucho más podre en contenidos, por el consabido desinterés que padecemos los pueblos latinos de ambos continentes (Europa y América) con vistas a  aportar nuestro “granito de arena” en lugar de criticar lo que se publica. Finalmente os dejo los enlaces a otros post previos en los que, de uno u otro modo, hemos hablado de estos temas.

 Desde una perspectiva global de la biosfera, los desiertos no son ni tan desérticos, ni tan yermos……  

Juan José Ibáñez  

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,