Posts etiquetados con ‘edafogénesis’

Las Teorías Clásicas sobre la Génesis de Suelos Refutadas (¿Y en los ecosistemas?)

0-edafonenesis-viento

Imagen ilustrativa: Fuente Google imágenes

En principio, la noticia que os ofrecemos hoy relata la importancia de las deposiciones atmosféricas sobre los ecosistemas de montaña. Sin embargo, si uno se fija en su contenido, nos revela  que la conjetura que hemos venido defendiendo en nuestra bitácora acerca de la importancia de estas deposiciones atmosféricas sobre la formación y génesis de suelos se ve corroborada. Algunos de vosotros podríais pensar que exagero, ya que tan solo se refiere a la vegetación que cubre la montaña. No obstante, si leéis los tres post que hemos publicado con anterioridad y que reseño al final de esta entrega, constataréis que también ocurre lo mismo en numerosos ambientes y biomas. ¿Qué implicaciones se derivan de este hecho en la edafogénesis clásica que suele describirse en los libros y manuales de edafología acerca de la génesis de suelos?. Francamente muchas y de gran calado. Empero como ya hemos narrado varias de ellas, nos ceñiremos a la formación y génesis de los perfiles de suelos. Seré breve.

A lo largo de cuatro decenios he asistido a innumerables conferencias, congresos y expediciones de campo en donde he visto discutir a mis colegas sobre edafogénesis. Al igual que en los libros, los expertos se ceñían a interpretar como los minerales contenidos en las denominadas rocas madre o materiales parentales, eran sujetos a intemperización (alterados biogeoquímicamente), translocación, etc. hasta convertirse en materiales edáficos. Con tal información y algunos otros análisis (por ejemplo los aportados por las técnicas micromorfológicas), se abrirán los acalorados debates con vistas a interpretar la evolución que siguieron los distintos tipos de suelos (o edafotaxa) hasta alcanzar su estado actual en la zona de trabajo estudiada. 

Empero existen ya demasiadas evidencias empíricas y opiniones personales de afamados expertos como para refutar el rol que tradicionalmente se había ofrecido a rocas madres y materiales parentales. Cierto es que en algunos casos ya se aceptaban fuentes alternativas de nutrientes y partículas, como en el caso de los suelos de ribera (por ejemplo ,los denominados Fluvisoles), o los fuertemente orgánicos (Histosoles). Sin embargo el discurso tradicional a cerca de la importancia de las rocas subyacentes seguía incólume en los manuales y textos para estudiantes. ¡Ya no puede ser así!.

Realmente, los procesos de deposición eólica y/o hídrica (en algunos casos) exigen que nos preguntemos si unas teorías aun aceptadas son de facto obsoletas y científicamente insostenibles. Los Teóricos deberán realizar un enorme esfuerzo para acomodar la futura  teoría a la continua acumulación de datos que “llueven o se depositan desde la literatura científica”. Muy a menudo la mayor parte de los materiales y partículas se acumulan sobre la superficie del medio edáfico a partir de fuentes exógenas, mientras que la aportación  de la roca madre subyacente puede ser secundaria. Realmente debe reconocerse que si los materiales que constituyen los suelos pueden proceder tanto de las rocas que se ubican bajo ellos, como también los que llegan por tierra (por ejemplo, deposición de sedimentos edáficos erosionados tierras/laderas/vertientes arriba), mar (en los ambientes litorales) y aire (deposiciones atmosféricas) la interpretación de le génesis de suelos será a partir de ahora mucho más compleja. Obviamente, las combinaciones de distintas fuentes de procedencia serán necesariamente frecuentes. La ciencia del suelo no puede soslayar tales evidencias.

Debemos indagar y reescribir una(s) nueva(s) teoría(s) acerca de la génesis de suelos. Así funciona la ciencia en general, como su historia constata.

Abajo os muestro la noticia original traducida al español-castellano y la relación de unos pocos post previos relacionados con el tema, ya que hemos escrito demasiados.

Juan José Ibáñez

continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Roca Madre y Materiales Parentales: ¿El mismo concepto? (Conversaciones con Richard Arnold)

Tener amigos como Richard Arnold, es un lujo. Él lo ha sido todo en el ámbito de la edafología y aún sigue recibiendo numerosos galardones y distinciones. Como os comenté en un post, hace tiempo, nuestra Amistad comenzó de una forma muy tirante, en Velence (Hungría) manteniendo una disputa pública bastante  dura. Dos años Después, en Karelia (Rusia), tras una disertación mía bastante provocadora, terminamos conversando afablemente. La foto de abajo, curiosamente, resulta ser una instantánea de aquel momento, en el que la aspereza tornó súbitamente en una amistad que ha dado lugar a varias colaboraciones científicas. Desde entonces conversamos por correo electrónico los fines de semana, platicando no solo de ciencia sino también de nuestras vidas, frustraciones, visiones del mundo, familias, enfermedades que nos aquejan, y mucho más. Pues bien, una semana antes de escribir este post, discutíamos (como padre e hijo; con prebendas y reprimendas) sobre una propuesta que pretendo hacer de un nuevo concepto de suelo del que ya os hablaré en su momento. Si bien pensamos de forma parecida en muchos temas, también es cierto que mantenemos reñidas pero sanas discusiones. El mencionado prototipo de concepto no es del gusto de Dick, o “Big Dick” como le apelan cariñosamente numerosos colegas, dado su gran tamaño. Y es aquí en donde surgió una de sus desideratas con la que me encuentro en total y absolutamente de acuerdo. ¿Son la misma cosa los materiales de un suelo que lo que denominamos roca madre? Tanto el como yo defenderíamos que ¡va a ser que no! Él llegó a tal conclusión a partir de su dilatada experiencia, mientras que en mi caso, con un menor conocimiento de campo, mi menor bagaje fue compensado por lecturas de otros ámbitos del conocimiento y en especial de lo que he leído sobre el transporte de partículas del suelo a corta, media y larga distancia (incluso entre distintos continentes como pueden ser el tránsito entre África y América).

richard-arnold-juan-jose-ibanez

Dick y Juanjo en Karelia (Russia)

Mientras generalmente los edafólogos o pedólogos, solemos hacer equivaler la roca que subyace a un suelo (roca madre) con material parental, se acumulan evidencias de que este la primera tan solo aporta parte de los contenidos minerales del perfil edáfico que podemos observar encima de los sustratos litológicos. Todos nosotros sabemos que existen palmarias excepciones que son aceptadas en el seno de la comunidad científica, como ocurre en el caso de los Fluvisoles, suelos coluviales, etc. No se trata de debatir sobre este asunto, sobradamente conocido. La convergencia entre Dick y yo va más allá. Ambos pensamos que se trata de lo que yo he denominado en otro post falsos tópicos Impregnantes” que tienen lugar en la mayor parte de las disciplinas científicas, es decir perspectivas consideradas como demostradas cuando en realidad existen bastantes evidencias que las refutan. Dick opina que la mayor parte de los suelos son poligenéticos  (que a lo largo de su evolución han sufrido más de una vez cambios de sus factores formadores, causados por otros tantos climáticos o ambientales en el sentido más amplio del término) y reciben buena parte de los materiales que los constituyen por la deposición eólica o el transporte acuoso de materiales. De hecho, la acción humana que transforma la edafosfera y biosfera, es decir lo que aquí denomina Dick, Noosfera, ha acelerado drásticamente la erosión y deposición de materiales superficiales terrestres, aumentando aún más la aloctonía (formados fuera del lugar) de los que constituyen la matriz del suelo, hasta el punto de que interpretar generalmente la morfología de un  edafotaxa a partir de la roca madre subyacente comienza a ser una costumbre bastante arriesgada. Habría pues que hablar, precisando debidamente los términos, de materiales parentales autóctonos y alóctonos, a la hora de interpretar los perfiles de suelos.

desert-dust-universidad-de-cornell

Desiertos y zonas áridas como suministradores de materiales parentales a larga distancia para otros suelos. Fuente: Universidad de Cornell

Dicho esto, adelantemos que se trata de una conjetura, eso sí soportada por evidencias científicas, que pondría en entredicho parte del discurso edafológico, por lo que necesariamente debe ser corroborada/refutada mediante nuevas indagaciones. Ahora bien, lo que no puede seguirse defendiendo como “un hecho incuestionable” estriba en que la mentada roca madre es la que proporciona/desprende la mayor parte de los constituyentes de un suelo. Os dejo ahora con mail de Dick y una traducción mía bastante libre. Soslayo aquí el hecho de que a escalas temporales dilatadas, la superficie terrestre recibe grandes inputs de polvo cósmico (más de lo que nos imaginamos) o de los procedentes de meteoritos, por ejemplo.

Gracias Dick por todo lo que me has ido enseñando a lo largo de los últimos años, pero ante todo por tu amistad.

  Juanjo, my interest is (…)

Juanjo Ibáñez  

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Criosoles, WRB (suelos Minerales Condicionados por el Permafrost)

Los Criosoles son aquellos suelos en donde la acción del hielo determina su formación, estructura y dinámica. Por tanto, se encuentran asociados a las áreas con permafrost. Raros, presentes en áreas poco pobladas y espacialmente restringidos en la edafosfera, su extensión no ha sido cuantificada con exactitud. Eso si, los terrenos helados con Permafrost cubren aproximadamente en 24% de la superficie terrestre emergida, calculándose que en un 14% las que albergan paisajes de suelos con Crisosoles, lo cual resulta ser una cifra sorprendentemente alta. Por su naturaleza, son mucho más abundantes en el hemisferio norte que en el sur, conforme lo hacen las extensiones de las masas continentales cercanas a los polos. Por tanto, en el hemisferio sur suelen concentrarse en la Antárctica. Esporádicamente surgen paisajes de estos suelos helados en la alta montaña, asociados a sus glaciares. Así, conforme a los documentos de la WRB (1998).  El Grupo de Suelos de referencia de los Criosoles comprende suelos minerales formados en un ambiente permafrost. En estos edafotaxa, el agua acaece mayoritariamente en forma de hielo, por lo que los denominados procesos criogénicosson los que condicionan su génesis y evolución. Los Criosoles son generalmente conocidos como suelos de permafrost (“Permafrost soils” en suahili). Connotación: suelos afectados por-congelación; del Gr. kraios, frío, hielo. Material parental: una amplia variedad de materiales no consolidados incluyendo sedimentos glaciales de diversa índole, como también materiales residuales eólicos, aluviales y coluviales. Ambiente: llanuras y cadenas montañosas en los territorios Antárticos, Árticos, Subárticos y boreales, afectados por el permafrost, principalmente en depresiones. Los Criosoles se encuentran frecuentemente asociados a la tundra de vegetación ya sea escasa a continua, bosque de coníferas con un dosel abierto o cerrado, o mezclado, aunque también acaecen an bosques mixtos o de especies deciduas. Desarrollo del perfil: perfiles A (B) C. Los Procesos criogénicos generan horizontes crioturbados, erosión glaciar, agrietamiento termal, segregación de hielo y hermosos microrelieves estampado en la tierra. Uso y manejo: en su estado natural soportan suficiente vegetación como para permitir un pastoreo extensivo de animales. Algunas áreas son usadas con fines agrícolas, especialmente en el norte de Rusia y Siberia. En ellas se han realizado frecuentes extracciones mineras, como también infraestructuras y conducciones de recursos energéticos a gran escala (petróleo, gas, etc.), y en un menor grado, repoblaciones forestales. Tales prácticas han impactado y degradado severamente estos suelos, pero también las construcciones sobre ellos realizadas. Otros nombre comunes internacionales son Gelisols, Cryozems, suelos criomórficos (“Cryomorphic soils”) o suelos desérticos polares (“polar desert soils”).

melting permafrost, Criosoles

Criosoles. Fuente Synoptic Table

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Química de los Procesos Pedogenéticos del Suelo por Raúl Zapata (Libro de Libre Acceso en Internet)

Raúl Zapata es un gran amigo. Tuve la oportunidad de conocerle por primera vez en el ciberespacio. No recuerdo como. Se encontraba interesado, como yo, en analizar los suelos y su formación desde un punto de vista termodinámico. Sin embargo, el lo hacía partiendo de la química y yo, por aquél entonces a través de lo que se denominaba “física del caos” (sistemas complejos). La diferencia de aproximaciones es mayor de lo que pudiera parecer en primera instancia. Unos años después, realizó una estancia sabática de un año en mi actual centro de investigación (CIDE, UVA-CSIC, Valencia). Hace pocas semanas nos volvimos a ver, pero esta vez en Colombia. Hoy, os mostramos su libro  Química de los Procesos Edafogenéticos del Suelo, manual no muy extenso (unas 90 páginas) en la que expone la edafogénesis desde una perspectiva químico-termodinámica. Gracias Raúl por citar mis primeros trabajos con tanta profusión. 

 

raul-zapata-pedologo-de-la-universidad-nacional-de-colombia 

Raúl Zapata (a la izqierda). Fuente: Universidad Nacional de Colombia (Medellín)

(más…)

Etiquetas: , ,