Investigar Jugando: La descomposición de la materia orgánica en la escuela o el jardín

 te-bolsas-descomposicion-materia-organica

Fuente Colaje imágenes Google

Leí este proyecto en su día, pero lo he ido dejando hasta volverme viejo. No voy a detallar las razones técnicas, propósitos iniciales y otras dudas que padezco como para elaborar un mapa mundial de la descomposición de la materia orgánica por este método, tal como proponen los autores. Empero con independencia de ello, si puede ser un buen método para mostrar, jugando, en el colegio o la universidad, la tasa de descomposición de la materia orgánica en el suelo y la emisión de carbono a la atmósfera. Obviamente se pueden buscar alternativas y extraer aún más provecho a la idea. Por ejemplo, colocar las bolsas de té bajo distintos tipos de vegetación, con vistas a que los alumnos entiendan cómo se comportan diferencialmente. Del mismo modo, cambiando las condiciones de humedad (de suelos secos en gradiente a encharcados permanentemente) y/o temperatura (suelos que reciben diferente radiación solar o solanas/umbrías) se observarán cambios conspicuos. En fin, no os cuento más, pero se me antoja un buen material didáctico. Abajo os muestro una noticia en español castellano y otra en suajili traducida a nuestra lengua. Son lo suficientemente claras, como para no tener que añadir más comentarios. Luchar contra el calentamiento global con una bolsita de té

Juan José Ibáñez

Continúa……

Luchar contra el calentamiento global con una bolsita de té

7 de julio 2016    /   BRANDED CONTENT 

(….) Ahora, un proyecto científico nacido en la Universidad de Utrecth (Holanda) asegura haber descubierto un método fiable de medir la emisión de gases de efecto invernadero que mejorará el conocimiento del calentamiento global y que dará la oportunidad de optimizar las medidas que tratan de combatirlo. Y todo, usando una simple bolsa de té.

La idea se llama Tea Bag Index (TBI) y pretende crear una red mundial de curiosos (a los que llaman ciudadanos-científicos) que, mediante un pequeño juego, aporte datos sobre la velocidad real de descomposición de los vegetales. «La descomposición es un importante paso en el ciclo del carbono, el cual afecta fuertemente al cambio climático. Cuando los vegetales se descomponen en el suelo emiten CO2, la rapidez de descomposición determinará cuánto de ese CO2 se desprende ala atmósfera», asegura a Yorokobu Judith Sarneel, una de las responsables del proyecto.

El proceso es sencillo y sólo requiere un par de bolsas de té, alguna herramienta con la que cavar un poco y una báscula de dos o tres dígitos. Luego se entierran las bolsas en el campo o en el jardín, a unos 8 cm de profundidad y con una separación mínima entre ellas de 15 cm. Se dejan ahí durante tres meses, se desentierran, se limpian, se secan y se pesan. Los datos (localización y peso) se anotan en la base de datos de TBI.

Durante este año, unos 150 usuarios de más de 50 países del mundo se han incorporado a la investigación: «Publicamos el método en 2013 y estamos felices de ver que el experimento crece y crece», celebra Sarneel.

El sistema se les ocurrió después de haber dedicado mucho tiempo a optimizar el diseño de las bolsas de basura con las que medían la descomposición de las plantas. «Durante un descanso para tomar té, nos dimos cuenta de que el material de la infusión era del mismo material que usábamos en nuestros experimentos; caímos también en la cuenta de que el té era también un vegetal útil», recuerda Judith Sarneel.

«El sistema es barato, fácil y divertido», dice Sarneel. A primera vista, el método parece absurdo y poco fiable; sin embargo, desde TBI lo avalan con la experiencia científica de sus componentes. Antes de desarrollar TBI, todos enfocaban su carrera en la ecología. Según cuentan, el aspecto que garantiza la bondad del sistema es el mismo que despierta la sospecha de que están intentando vender algosiempre usan la misma marca de té.

El motivo no es comercial, sino científico: necesitan emplear un único modelo para que la muestra sea válida. «Tener el mismo material es importante, de lo contrario no podríamos comparar datos de diferentes localizaciones. Otros tipos de té se descomponen de forma diferente». También hace falta que las bolsitas sean de plástico, cosa que no ocurre con todas las marcas: «Como las bolsas en sí no se descomponen, toda la masa que pierden se debe a la descomposición del té», matiza la responsable de TBI.

Así, a base de roiboos o té verde (son las únicas variantes que utilizan) buscan mejorar la calidad de los datos obtenidos por la investigación científica habitual. Y todo a pesar de la facilidad con que los usuarios pueden profanar el método científico (equivocándose al hacer la medición, enterrando las bolsas de mala manera, secándolas mal o, directamente, inventándoselo todo).

Los teinómanos de Utrecht defienden las virtudes del proceso: «Los modelos climáticos cuentan cómo nosotros afectamos a la tierra y al clima, esto nos empuja a tomar partido y actuar para prevenir grandes los cambios perjudiciales. Hasta ahora, estos modelos dependían de ratios de descomposición estimados. Nosotros queremos sustituirlos por datos reales», defiende Sarneel. Sin las bolsas de té y la voluntariedad de los ciudadanos, una recolección de datos como la que plantean costaría cientos de miles de euros.

Por otra parte, confiesa que no se trata sólo de recabar información: «También creemos que es importante incrementar la conciencia de la gente sobre el cambio climático. Incluso cuando nuestros ciudadanos-científicos no logren completar el experimento, lo consideraremos un éxito porque habrán aprendido algo».

El equipo no pierde una sola oportunidad de expandir el proyecto: participan en convenciones científicas e invitan a las escuelas a participar. Cuando se le pregunta a Sarneel por el objetivo final, por el gran sueño de TBI,  a pesar de que nos responde por correo electrónico, se la intuye gritando y levantando los brazos: «¡La cobertura global!».

Tea Bag Index to create a global soil map of tea bag decomposition

Evaluación de la descomposición con el uso de bolsas de té.

Tea Bag Index

European Network on Soil Awareness

Obejctive: to create a global soil map of tea bag decomposition.

The Tea bag index measures decay of plant material by using two types of tea bags (green and rooibos) as standard plant. Tea bags are placed in the soil and weight loss is determined after three months.

As the tea types are composed of different material, their decomposition is indicative for a two phased decomposition model, with a fast initial phase and a slower second phase when weight loss levels off.

El índice de la bolsa de té mide la descomposición de material vegetal mediante el uso de dos tipos de bolsas de té (verde y rooibos) como estándar de la planta. Las bolsitas de té se colocan en el suelo y la pérdida de peso se determina después de tres meses.

Como los tipos de té se componen de diferentes materiales, su descomposición es indicativo para un modelo de dos etapas de descomposición, un entorno en rápida de fase inicial y una segunda fase más lenta cuando los niveles de pérdida de peso se nivelan

With the decay of easy to decompose green tea  one can determine how much of the labile fraction of the material is decomposed and how much is stabilized (S). Rooibos tea decomposes much slower  and after three months, it is still in the first phase of decomposition.

Thereby, the weight loss of rooibos tea is a proxy of the initial decomposition rate (k).By this it becomes easy to compare sites in an easy and standardized way and test climatic forcing on decomposition with a high resolution.

Con la descomposición de fácil de descomponer té verde puede determinar la cantidad de la fracción lábil del material se descompone y cuánto se estabiliza (S). El té rooibos se descompone mucho más lento y al cabo de tres meses, todavía se encuentra en la primera fase de descomposición.

De esta manera, la pérdida de peso del té rooibos es un proxy de la tasa de descomposición inicial (k) .Por este se convierte en fácil para comparar los sitios de una manera fácil y estandarizada y prueba de forzamiento climático en la descomposición con una alta resolución

If you are interested to join this experiment, and agree with the terms and conditions below, please fill in the table at the bottom of this document and send it to TBlteam@decolab.org. Evaluation of the proposed contributions and invitations to become co-author can be expected one month after applying. After 1 February 2017 it is not possible to apply anymore.

Download the TBI call

Si usted está interesado en unirse a este experimento, y está de acuerdo con los términos y condiciones a continuación, rellena la tabla en la parte inferior de este documento y enviarlo a TBL team@decolab.org. La evaluación de las contribuciones y los proyectos de convocatoria de convertirse en co-autor puede esperar un mes después de la aplicación. Después de 01 de febrero 2017, no es posible aplicar más.

Y en el ppt vienen más instrucciones

Etiquetas: , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..