Posts etiquetados con ‘cambio climático’

Cambio De Paradigma o el Decrecimiento Económico frente al Crecimiento. Esperanza para la Humanidad y el Planeta

consumismo-y-glogalizacion

Consumismo y globalización. Fuente: Colaje imágenes Google

Si el primer artículo que os mostramos hoy hubiera intentado haber sido publicado en la misma revista un par de años antes de la crisis económica de 2007, dudo mucho que no fuera rechazado en cinco minutos. Ya lo advertimos desde el nacimiento de esta bitácora en 2005, que vivimos en un mundo insustentable, se mire por donde se mire. Solo las mentes retorcidas y cegatas como las de Milton Friedman y sus secuaces economistas, junto a políticos codiciosos eran capaces de generar un sistema tan irracional como pernicioso, excepto para unos pocos. Y por ello al primero le otorgaron el Premio Nobel. Es decir insistimos en que bajo la aparentemente benefactora globalización subyacía soterradamente una bobalización económica de calibre descomunal (“La Decadencia de Occidente y el Colapso del Estado del Bienestar (Y la Ciencia de por Medio”; post de 2011 aunque no el primero). Ya al inicio de la recesión económica, en 2008, escribimos otro post en la misma línea: “Crisis Económica y Cambio Climático versus Blogs y Pobreza en el Mundo”. Empero los codiciosos mentecatos seguidores de Milton, debieron pensar “a palabras necias oídos sordos”, de estas estrategias no sacaremos provecho. La cuestión resulta ser que los necios eran ellos (….) y si tan solo el problema hubiera estribado en su estrechez mental (…). Empero una codicia infinita siempre ha andado detrás de los que buscan el poder, caiga quien caiga.

El problema estriba ahora en arrancarles de sus posiciones de poder e intentar que sean suplantados por mentes lúcidas y sensatas. El daño a la biosfera ya está hecho, el daño a los seres humanos ya está hecho, se han malgastado veinte años, empero todo puede seguir empeorando hasta un punto de no retorno. Y ahora como fruto de la degradación ambiental (que ya no discute casi nadie) hoy sacude al mundo una pandemia descomunal, y no lo dice este bloguero, sino los propios organismos internacionales. Empero obras son amores y no buenas razones. Una cuestión es cotorrear y otra bien distinta pasar a la acción ¿verdad? Hemos hablado hasta la saciedad del cambio climático (“¿Porque Decir Cambio Climático y no Degradación Ambiental?”). Y tras treinta años de concienciación seguimos en babia: “COP 25 ¿Qué cabe esperar?. ¡Nada!, ¡Nada de Nada!”. Empero aún permanece otro factor del que nadie desea discutir a pesar de su enorme gravedad:  “Cambio Climático, Degradación Ambiental, Demografía y Envejecimiento”. Pero a lo que vamos. La primera noticia traducida del suajili al español castellano, que os reproducimos abajo, lleva el tibio título de La crisis del cambio climático requiere una economía global menos orientada al crecimiento. Sin embargo al leerla comprobaréis que su contenido es mucho más duro, y yo lo comparto. Por fin se habla de decrecimiento. El consumismo al que nos han impelido la dictadura financiera es el principal causante del estado del Planeta y de nuestra civilización. ¿Y qué decir de la ciencia?. Pues bien, el problema no es la ciencia sino la nauseabunda tecnociencia en que se ha convertido el quehacer investigador, casi siembre servil con los poderes fácticos. Permitirme ahora que adelante unas breves frases de la primera noticia que os exponemos abajo:

los economistas y los consumidores no pueden aspirar a la riquezamaterial y la sostenibilidad simultáneamente” (….) la búsqueda de riqueza termina siendo un impedimento importante para frenar el calentamiento global y reparar los ecosistemas dañados de la Tierra (….) es peligroso y conduce a la destrucción a escala planetaria” (….) Con vistas a protegernos del empeoramiento de la crisis climática, debemos reducir la desigualdad y desafiar la noción actual de que las riquezas” (…) los ciudadanos más ricos del mundo tienen la mayor parte de la culpa de los problemas ambientales del planeta (….) ofuscarse en impulsar el crecimiento económico e inhibir los cambios sociales necesarios (.…) El consumo de los hogares ricos en todo el mundo es, con mucho, el determinante más fuerte, y el principal acelerador del aumento de los impactos ambientales y sociales mundiales (….) Para abordar el problema del consumo excesivo por parte de los ciudadanos más ricos del planeta, los investigadores sugieren que se podría usar una variedad de impuestos que frenen los comportamientos de gasto y modifiquen los patrones de inversión (….) Los defensores del ‘decrecimiento’ van un paso más allá y sugieren un cambio social más radical que aleje nos del capitalismo actual a acerque a otras formas de gobernanza económica y social” (….) un ingreso básico garantizado demás de una reducción de las horas de trabajo” (…) un nivel que entre dentro de los límites planetarios, mientras se satisfacen las necesidades humanas” (….)

Como podéis observar, estos “sabios en la Revista Nature” abogan por un cambio radical del modelo económico actual hacia otro respetuoso con el medio ambiente, que erradique las desigualdades sociales y la pobreza. La felicidad no nos la otorgan los medios materiales (puro consumismo)  sino el bienestar mental, salud ciudadana y necesidades básicas satisfechas.

¿Han hecho falta decenios para que nuestros sabios (resabiados) reconozcan que 2+2 =4?. Francamente no creo que lleguemos a tal cuota de bobalización, sino que las evidencias hablan por sí solas, mientras que Nature se afana por “hacer caja” (ganar más y más dinero)  y este comienza a ser un trending topic.

La segunda noticia es fruto de una entrevista a otro Premio Nobel de Economía, quien de un modo más diplomático nos viene a decir más de lo mismo. Por la que os la dejo traducida sin más. Y aquí sí, la mente de un economista debe cerrar las bocas de todos los que nos denostan, acusándonos de iletrados, a la hora de defender ese bodrio de sistema económico que sufrimos y del que nos quejamos amargamente.

Os dejo pues con la noticia, tanto más cuando no somos pocos los que llevamos también décadas defendiendo tal aparente novedad.

Juan José Ibáñez

¿Porque Decir Cambio Climático y no Degradación Ambiental?

Continúa…………

Climate change crisis requires less growth-oriented global economy
by Brooks Hays; Washington DC (UPI) Jun 19, 2020

Economies and consumers can’t aspire to both affluence and sustainability, researchers warn in a new paper, published Friday in the journal Nature Communications.

Hundreds of studies have highlighted the challenges facing the planet’s climate, biodiversity and food systems — global warming, pollution, habitat loss — but few have focused on the relationship between Earth’s climate and ecological crises and the planet’s growth-oriented economies and the pursuit of affluence.

Many economists, business leaders, policy makers and even a few climate scientists have suggested technological advances will see planet Earth and its economies through the climate crisis — continuing economic growth but with a smaller carbon footprint.

But a new paper by an international team of scientists argues such predictions ignore the realities of economic and environmental history.

The authors claim the pursuit of affluence is a major impediment to curbing global warming and repairing Earth’s damaged ecosystems.

“Our paper has shown that it’s actually dangerous and leads to planetary-scale destruction,” Julia Steinberger, a professor of ecological economics at the University of Leeds in Britain, said in a news release. “To protect ourselves from the worsening climate crisis, we must reduce inequality and challenge the notion that riches, and those who possess them, are inherently good.”

La crisis del cambio climático requiere una economía global menos orientada al crecimiento

Por Brooks Hays; Washington DC (UPI) 19 de junio de 2020

Los investigadores advierten en un nuevo documento, publicado el viernes en la revista Nature Communications, que los economistas y los consumidores no pueden aspirar a la riqueza y la sostenibilidad simultáneamente.

Cientos de estudios han resaltado los desafíos que enfrenta el clima, la biodiversidad y los sistemas alimentarios del planeta (calentamiento global, contaminación, pérdida de hábitat), aunque muy pocos se han centrado en la relación entre el clima de la Tierra y las crisis ecológicas y las economías orientadas al crecimiento imperantes actualmente en el planeta y la búsqueda de riqueza material.

Muchos economistas, líderes empresariales, formuladores de políticas e incluso algunos científicos climáticos han sugerido que  en el futuro los avances tecnológicos y económicos estarán condicionados en nuestro planeta  a causa de la crisis climática, buscándose un crecimiento económico continuo, si bien con una huella de carbono menor.

Pero un nuevo artículo de un equipo internacional de científicos argumenta que tales predicciones ignoran las realidades de la historia económica y ambiental.

Los autores afirman que la búsqueda de riqueza termina siendo un impedimento importante para frenar el calentamiento global y reparar los ecosistemas dañados de la Tierra.

“Nuestro artículo ha demostrado que en realidad es peligroso y conduce a la destrucción a escala planetaria“, dijo en un comunicado de prensa Julia Steinberger, profesora de economía ecológica en la Universidad de Leeds en Gran Bretaña. “Con vistas a protegernos del empeoramiento de la crisis climática, debemos reducir la desigualdad y desafiar la noción actual de que las riquezas y para quienes las poseen son inherentemente positivas”.

For the study, researchers looked at the drivers of consumption across the world’s largest economies, as well as the role of technology in the pursuit of sustainability.

“In our scientists’ warning, we identify the underlying forces of overconsumption and spell out the measures that are needed to tackle the overwhelming ‘power’ of consumption and the economic growth paradigm — that’s the gap we fill,” said lead study author Tommy Wiedmann, professor of environmental engineering at the University of New South Wales in Australia.

Analysis of economic and energy-use trends over the last four decades showed that wealth growth has continuously outpaced efficiency gains.

“Technology can help us to consume more efficiently — to save energy and resources — but these technological improvements cannot keep pace with our ever-increasing levels of consumption,” Wiedmann said.

The new research also highlighted what many critiques of climate change mitigation plans have pointed out — that the world’s wealthiest citizens shoulder most of the blame for the planet’s environmental problems.

The wealthiest citizens have the largest carbon footprint and apply the greatest negative pressure to natural resources, researchers said.

“Consumption of affluent households worldwide is by far the strongest determinant – and the strongest accelerator — of increased global environmental and social impacts,” said study co-author Lorenz Keysser, researcher at ETH Zurich in Switzerland.

But authors of the new study suggest it is not just individual attitudes about affluence that must change. They also note that all of the world’s largest economies are designed to prioritize growth, which they call problematic.

“The structural imperative for growth in competitive market economies leads to decision makers being locked into bolstering economic growth, and inhibiting necessary societal changes,” Wiedmann said. “So, we have to get away from our obsession with economic growth — we really need to start managing our economies in a way that protects our climate and natural resources, even if this means less, no or even negative growth.”

To address the problem of overconsumption by the planet’s wealthiest citizens, researchers suggest a range of taxes could be used to alter spending behaviors and shift investment patterns.

A la hora de llevar a cabo este estudio, los investigadores analizaron las fueras conductoras del consumo en las economías más grandes del mundo, así como el papel de la tecnología en la búsqueda de la ansiada sostenibilidad.

“En la advertencia de nuestros científicos, identificamos las fuerzas subyacentes del consumo excesivo y detallamos las medidas que se necesitan para abordar el abrumador ‘poder’ del consumo y el vigente paradigma del crecimiento económico, esa es la brecha que llenamos“, dijo el autor principal del estudio Tommy Wiedmann, profesor de ingeniería ambiental en la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia.

El análisis de las tendencias económicas y de uso de energía en las últimas cuatro décadas mostró que el crecimiento de la riqueza ha superado continuamente las ganancias de eficiencia.

La tecnología puede ayudarnos a consumir de manera más eficiente, para ahorrar energía y recursos, pero estas mejoras tecnológicas no pueden seguir el ritmo de nuestros niveles actuales, progresivamente más consumistas“, dijo Wiedmann.

La nueva investigación también destacó lo que muchas críticas de los planes de mitigación del cambio climático han señalado: que los ciudadanos más ricos del mundo tienen la mayor parte de la culpa de los problemas ambientales del planeta.

Los ciudadanos más ricos tienen la mayor huella de carbono y aplican la mayor presión negativa a los recursos naturales, dijeron los investigadores.

El consumo de los hogares ricos en todo el mundo es, con mucho, el determinante más fuerte, y el principal acelerador del aumento de los impactos ambientales y sociales mundiales“, dijo la coautora del estudio Lorenz Keysser, investigadora de ETH Zurich en Suiza.

Más aún los autores del nuevo estudio sugieren que no solo las actitudes individuales sobre la riqueza deben cambiar. También señalan que todas las economías más grandes del mundo están diseñadas para priorizar el crecimiento, lo que llaman problemático.

El imperativo estructural para el crecimiento en economías de mercado competitivas lleva a los encargados de tomar decisiones de ofuscarse en impulsar el crecimiento económico e inhibir los cambios sociales necesarios“, dijo Wiedmann. “Por lo tanto, debemos alejarnos de nuestra obsesión con el crecimiento económico; realmente necesitamos comenzar a administrar nuestras economías de una manera que proteja nuestro clima y nuestros recursos naturales, incluso si esto significa un crecimiento menor, nulo o incluso negativo“.

Para abordar el problema del consumo excesivo por parte de los ciudadanos más ricos del planeta, los investigadores sugieren que se podría usar una variedad de impuestos que frenen los comportamientos de gasto y modifiquen los patrones de inversión.

Some scientists estimate that the world’s economies will actually need to shrink in order to stave off ecological disaster.

“‘Degrowth’ proponents go a step further and suggest a more radical social change that leads away from capitalism to other forms of economic and social governance,” Wiedmann said.

“Policies may include, for example, eco-taxes, green investments, wealth redistribution through taxation and a maximum income, a guaranteed basic income and reduced working hours,” Wiedmann said.

While there is disagreement on what must be done, authors of the new paper claim there is no doubt that current economic trends are unsustainable.

“The strongest pillar of the necessary transformation is to avoid or to reduce consumption until the remaining consumption level falls within planetary boundaries, while fulfilling human needs,” researchers wrote in the new paper.

“Avoiding consumption means not consuming certain goods and services, from living space (overly large homes, secondary residences of the wealthy) to oversized vehicles, environmentally damaging and wasteful food, leisure patterns and work patterns involving driving and flying.”

Algunos científicos estiman que las economías del mundo realmente necesitarán contraerse si deseamos evitar un irreversible desastre ecológico.

Los defensores del ‘decrecimiento’ van un paso más allá y sugieren un cambio social más radical que aleje nos del capitalismo actual a acerque a otras formas de gobernanza económica y social“, dijo Wiedmann.

“Las políticas pueden incluir, por ejemplo, impuestos ecológicos, inversiones ecológicas, redistribución de la riqueza a través de los impuestos y un ingreso máximo, un ingreso básico garantizado demás de una reducción de las horas de trabajo“, dijo Wiedmann.

Si bien existe desacuerdos a cerca de lo que debe hacerse, los autores del nuevo artículo afirman que no hay duda de que las tendencias económicas actuales son insostenibles.

“El pilar más fuerte de la transformación necesaria estriba en evitar o reducir el consumo hasta que el nivel un nivel que entre dentro de los límites planetarios, mientras se satisfacen las necesidades humanas“, escribieron los investigadores en el nuevo artículo.

“Evitar el consumo significa no consumir ciertos bienes y servicios, desde el espacio habitable (hogares demasiado grandes, residencias secundarias de los ricos) hasta vehículos de gran tamaño, alimentos perjudiciales para el medio ambiente y derrochadores, patrones de ocio y patrones de trabajo que involucran conducir y volar“.

Build a better, greener world economy after pandemic: Stiglitz
By Manon BILLING; Paris (AFP) June 19, 2020

Business as usual is not an option once the world emerges from the coronavirus pandemic, according to Nobel laureate economist Joseph Stiglitz, who wants new climate-laced metrics to measure growth beyond the blunt instrument of GDP.

Interviewed by AFP, Stiglitz said the debilitating effects of COVID-19 worldwide offered governments a chance to forge a green recovery with a new emphasis on fairness.

“And it shouldn’t be just going back to where we were,” he said.

“GDP does not take into account the inequalities, the lack of resilience or the lack of sustainability. What we want to do now is to lead the economy in a direction that reflects all these concerns.”

Stiglitz, winner of the Nobel prize for economics in 2001 who served as a top adviser at the World Bank and in Bill Clinton’s White House, has long argued that gross domestic product is far too broad a measure.

A decade ago, he co-chaired a commission convened by the French government that recommended a new approach encompassing metrics for sustainability and a “green GDP”.

“We argued for a dashboard,” he told AFP, “We pointed out that if we had had better measures, we would have had a better sense of the damage that the 2008 crisis was doing.”

Today, “the most important indicator is the impact of greenhouse gas emissions”, Stiglitz said.

“What we’ve been learning more about is the multiple manifestations of climate change, in terms of for instance how it will affect extreme weather events. What we have learned is the complexity in climate change itself.”

Stiglitz is not alone in demanding a break with the past as the world strives to overcome a pandemic that has so far killed more than 450,000 people and infected at least eight million, according to an AFP tally.

- ‘No spare tyres’ -

Shutdowns sparked by the outbreak have led to dizzying declines in growth rates and mammoth government bailouts in a number of countries, especially in Europe and the United States.

Some of the rescue packages have come attached with strings demanding companies refocus their investment plans on strategies to fight climate change. An overarching plan was unveiled Thursday by the International Energy Agency and International Monetary Fund.

The project aims to boost GDP growth by 1.1 percentage points, “save or create” nine million jobs, and slash CO2 emissions by 1.5 billion tonnes in each of the next three years.

Construir una economía mundial mejor y más verde después de la pandemia: Stiglitz

Por Manon BILLING; París (AFP) 19 de junio de 2020

Los negocios como siempre no son una opción una vez que el mundo emerge de la pandemia de coronavirus, según el economista ganador del Premio Nobel Joseph Stiglitz, que quiere nuevas métricas relacionadas con el clima para medir el crecimiento más allá del instrumento contundente del PIB.

Entrevistado por AFP, Stiglitz dijo que los efectos debilitantes de COVID-19 en todo el mundo ofrecieron a los gobiernos la oportunidad de forjar una recuperación verde con un nuevo énfasis en la equidad.

“Y no debería ser solo regresar a donde estábamos”, dijo.

El PIB no tiene en cuenta las desigualdades, la falta de resistencia o la falta de sostenibilidad. Lo que queremos hacer ahora es liderar la economía en una dirección que refleje todas estas preocupaciones”.

Stiglitz, ganador del premio Nobel de economía en 2001 que se desempeñó como asesor principal en el Banco Mundial y en la Casa Blanca de Bill Clinton, ha argumentado durante mucho tiempo que el producto interno bruto es una medida demasiado amplia.

Hace una década, copresidió una comisión convocada por el gobierno francés que recomendaba un nuevo enfoque que abarcara métricas para la sostenibilidad y un “PIB verde”.

“Pedimos un tablero”, dijo a la AFP, “señalamos que si hubiéramos tenido mejores medidas, habríamos tenido una mejor idea del daño que estaba causando la crisis de 2008″.

Hoy, “el indicador más importante es el impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero“, dijo Stiglitz.

“De lo que hemos estado aprendiendo más es de las múltiples manifestaciones del cambio climático, en términos de, por ejemplo, cómo afectará los eventos climáticos extremos. Lo que hemos aprendido es la complejidad del cambio climático“.

Stiglitz no está solo en exigir una ruptura con el pasado mientras el mundo se esfuerza por superar una pandemia que hasta ahora ha matado a más de 450,000 personas e infectado al menos a ocho millones, según un recuento de AFP.

- ‘Sin neumáticos de repuesto’ -

Los cierres provocados por el brote han provocado descensos vertiginosos en las tasas de crecimiento y enormes rescates del gobierno en varios países, especialmente en Europa y Estados Unidos.

Algunos de los paquetes de rescate se han vinculado con cadenas que exigen que las empresas reorienten sus planes de inversión en estrategias para combatir el cambio climático. La Agencia Internacional de Energía y el Fondo Monetario Internacional dieron a conocer un plan general el jueves.

El proyecto tiene como objetivo impulsar el crecimiento del PIB en 1,1 puntos porcentuales, “salvar o crear” nueve millones de empleos y reducir las emisiones de CO2 en 1.500 millones de toneladas en cada uno de los próximos tres años.

IEA Executive Director Fatih Birol said world leaders have a “once-in-a-lifetime opportunity” to reboot their economies and tackle global warming at the same time.

But those goals continue to pull against each other, Birol acknowledged, pointing to lessons learned from the global recession triggered by the 2008 collapse of the US housing market.

Stiglitz, who has extensively criticised the laissez-faire policies that led up to 2008, said the current crisis had again exposed short-sighted thinking.

“We created an economy without spare tyres, without extra hospital beds, we didn’t do pandemic preparedness, we didn’t do a lot of the things that would have enabled us to respond to the pandemic,” he said.

“It’s not that we could have prevented it, but we could have had a much more resilient economy, more able to respond to that.”

Stiglitz said there were grounds for hope now, especially in the European Union, whose executive arm is pushing a five-year “Green Deal” as part of a strategy to achieve “carbon neutrality” by 2050.

But the plan remains hostage to other financial pressures, as EU leaders squabble over a coronavirus recovery plan worth 750 billion euros ($843 billion).

The 2050 goal is “attainable” and “very positive”, Stiglitz said.

“But it’s not enough to have that aspiration. You have to actually start spending the money. And obviously the pandemic is being a big impetus to begin spending the money.”

Stiglitz said he backed proposals by both the European Commission and by US presidential contender Joe Biden to impose a tax on carbon-intensive goods from abroad.

“I think this is something that needs to be implemented. Of course it would have to be used in a non-protectionist way,” the economist said.

El Director Ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, dijo que los líderes mundiales tienen una oportunidad única en la vida” para reiniciar sus economías y enfrentarse al calentamiento global simultáneamente.

Sin embargo, Birol reconoció que esos objetivos continúan en conflicto unos contra otros, señalando las lecciones aprendidas de la recesión global provocada por el colapso del mercado inmobiliario de Estados Unidos en 2008.

Stiglitz, quien criticó ampliamente las políticas de laissez-faire que condujeron a 2008, dijo que la crisis actual había vuelto a demostrar su miopía.

Creamos una economía sin neumáticos de repuesto, sin camas de hospital adicionales, no hicimos preparación para una pandemia, no hicimos muchas de las cosas que nos hubieran permitido responder a la pandemia actual”, dijo.

“No es que pudiéramos haberlo evitado, pero podríamos haber tenido una economía mucho más resistente, más capaz de responder a este tipo de retos”.

Stiglitz dijo que ahora hay motivos para la esperanza, especialmente en la Unión Europea, cuyo brazo ejecutivo está impulsando un “Acuerdo Verde” de cinco años como parte de una estrategia para lograr la “neutralidad de carbono” para 2050.

Pero el plan sigue siendo rehén de otras presiones financieras, ya que los líderes de la UE se pelean por un plan de recuperación de coronavirus por valor de 750 mil millones de euros ($ 843 mil millones).

El objetivo para 2050 es “alcanzable” y “muy positivo”, dijo Stiglitz.

Pero no es suficiente tener esa aspiración. Debes comenzar a gastar el dinero. Y obviamente la pandemia está siendo un gran impulso para comenzar a gastar el dinero“.

Stiglitz dijo que respaldó las propuestas de la Comisión Europea y del contendiente presidencial estadounidense Joe Biden para imponer un impuesto a los bienes con alto consumo de carbono del exterior.

“Creo que esto es algo que debe implementarse. Por supuesto, tendría que usarse de una manera no proteccionista”, dijo el economista.

Etiquetas: , , ,

La quema de los rastrojos de las cosechas: Implicaciones en la contaminación, salud humana y cambio climático

quema-rastrojos-y-contaminacion

Fuente: Colaje Google imágenes

 La contaminación y calidad del aire de las grandes urbes es materia de preocupación mundial. Son millones los ciudadanos que anualmente enferman o fallecen a consecuencia de este gravísimo deterioro ambiental. Y entre las grandes ciudades del mundo, me “llueven” las noticias que conciernen a Nueva Delhi y Beijín. Por ejemplo leer esta noticia.: “El aire de Nueva Delhi está tan contaminado que respirarlo equivale a fumar 45 cigarrillos al día”. La nota de prensa sobre la que versa el post que os mostramos hoy abunda en el tema, aunque va mucho más allá. El estudio se me antoja francamente interesante. Ahora resulta que el veneno que se respira allí, no obedece tan solo a las emisiones urbanas e industriales sino a también a la quema de los rastrojos agrícolas a nivel regional y con intensidad regional.  La noticia se encuentra también redactada, como para no tener que trabajar mejorando “algo” las pésimas traducciones de los ingenios tipo Google. Seré pues breve.

Ciertamente, he mentado dos ciudades que tienen el dudoso honor de encontrarse en la vanguardia del “top ten”  de mega-urbes inhabitables. Existen muchas más en el SE asiático. Sin embargo los países del denominado estado del bienestar/malestar no son ajenos a este problema, estando sus autoridades y ciudadanos muy reocupados. Así se restringe el tráfico, el acceso a las grandes ciudades por vehículos desde la periferia, etc. etc. Vivir en las ciudades resulta a todas luces insalubre. Por eso yame he comprando una casa en el campo para mi retiro.

Empero hay más. Si la quema de restrojos produce demasiado carbón negro, emitiéndose de paso otros gases nocivos para la salud y el calentamiento climático, debería calcularse en que magnitud a escalas locales y regionales. En lo que concierne al calentamiento de la atmósfera, la escala global resulta ser, incuestionablemente, la más pertinente. La investigación llevada a cabo debe ser motivo de consternación, preocupación y merecedora de investigaciones muy serias.  En hora buena a los autores.

Juan José Ibáñez

Continua……

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Secuestro de carbono y sostenibilidad en Latinoamérica: Carbono Neutro (Revista en acceso abierto)

planeta-carbono-neutro 

Fuente: Página Web de donde se puede obtener los números de la revista y mucha más información

Con frecuencia, debo ofreceros informaciones que sean útiles para vuestros intereses, a pesar de que personalmente no tenga mucha fe en las mismas. Hoy es uno de esos días. No se trata en esta ocasión de llevar a cabo un análisis crítico, sino de que este tipo de iniciativas no suelen conducirnos a ninguna parte, y en el caso del cambio climático y del secuestro de carbono resultan ser prácticamente todas. Ojalá me equivoque y esta vez no se repita tal regularidad, por el bien de todos.  En este post no deseo hacer juicio de valor alguno, simplemente, pongo en vuestro conocimiento, para los que lo desconozcáis,  que se denomina  Carbono Neutral y una revista para Latinoamérica que os informará sobre esta iniciativa internacional en la región:  Planeta carbono Neutro.

Os dejo pues con la definición de neutralidad del carbono (según Wikipedia) y la información que ofrece la página Web de donde podréis adquirir en acceso abierto los boletines, videos, abundante documentación de eta iniciativa, etc.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Minerales reactivos de los suelos, carbono lábil y secuestro de carbono: Primeras estimas a escala global

minerales-reactivos-secuestro-de-c-labil 

Minerales reactivos y secuestro de carbono lábil. Fuente Colaje Imágenes Google

Si en nuestra bitácora los post editados fueran proporcionales a las noticias aparecidas en la prensa que versan sobre algún tema determinado, deberíamos denominarnos “los suelos y el secuestro de carbono”. Y a pesar de mi interés en eliminar tal sesgo, posiblemente nos acerquemos ya a mil entradas sobre el tema de las casi 3.000 ya publicadas. En nuestra ciencia, como en todas las demás, resulta mucho más fácil publicar sobre investigaciones de moda que acerca de las que no lo están. Me contaba mi entrañable hermana, ya desaparecida, que cuando surgía un brote epidémico importante, por ejemplo, rápidamente aparecían en la revistas tropecientos artículos, cada cual peor que  el anterior. La mayor parte de ellos no lo hubieran hecho de no haber surgido tal problema de salud. Debe ser que los investigadores bajo la presión del “publica o perece” tiramos de archivos y desempolvamos cualquier cosa que tuviera que ver con el tema candente. Por su parte, como en esos momentos el público reclama esa información, la basura se transmuta en oro.  Sin embargo, el artículo y nota de prensa de la que hablamos hoy, no carecen de interés, ni mucho menos. Ahora bien, en la mentada noticia se pueden leer unos comentarios sobre los que prefiero omitir mi opinión. Obviamente la traducción del resumen del artículo, ofrece una versión considerablemente más razonable.  Os recomiendo que soslayéis cualquier verosimilitud al enfrentaros a los comentarios que se ponen en boca de los autores acerca de la posibilidad de mitigar el cambio climático por la vía del  matrimonio entre los minerales reactivos y secuestro de carbono lábil. Estoy convencido que ha sido un ¿hábil? plumillas de algún gabinete de prensa, que no ellos los autores de la indagación, los que han espetado tantas sandeces, ya que se trata de dos reputados edafólogos de todo la vida, y que no necesitan de las lamentables auto-alabanzas al uso. Se trata de un artículo de revisión sobre un tema casi inexplorado, y así hay que entenderlo. Por lo tanto, abajo os expongo todo el material que he recopilado excepto la Noticia reproducida por Europa Press, que por cierto es de buena calidad, didáctica e inteligible, pero que por el copyright debo omitir.  Recomiendo que la leáis. Ya sabéis que sobre estos temas los post previos pueden estar almacenados en una o más de las siguientes categorías: ‘Suelos y Cambio Climático’; Biomasa y Necromasa en los Suelos: Raíces y Materia Orgánica’ y Biología y Ecología del Suelo’.

La materia orgánica absorbida que es ligada a los minerales reactivos del suelo (que contienen hierro y aluminio) es un mecanismo importante en el secuestro de carbono a largo plazo.  Se supone que puede tratarse de un proceso relevante, empero aun es poco conocido.

A la hora de almacenarse carbono en el suelo, la producción de compuestos orgánicos solubles durante la descomposición microbiana de la materia orgánica y su estabilización a través de ciertas reacciones químicas con minerales reactivos de naturaleza coloidal, que contengan hierro y aluminio (Fe y Al), comienza a ser considerado de gran importancia al respecto.

Es bien sabido que, al menos en gran medida, el clima controla las tasas de meteorización mineral y los tipos de coloides de metal-silicato producidos, así como la naturaleza de los compuestos orgánicos producidos por las plantas. No obstante, por la misma razón, existe una notable variación en las tasas de producción de materia orgánica soluble y sus correspondientes mecanismos de estabilización en el medio edáfico. En otras palabras, la cantidad de carbono que puede tomar el suelo y el que permanece retenido a largo plazo se enuentra condicionado por factores tales como la temperatura y humedad, los cuales cambian notoriamente conforme al clima de la región considerada.

En el artículo que abordamos hoy, los autores dicen haber llegado a la conclusión de que una cuarta parte del carbono que atesora el suelo se encuentra ligado a  los minerales depositados hasta 1,83 metros de su perfil (bajo  la superficie). Seguidamente afirman que tal proceso contribuye entre el 3 y el 72% del carbono orgánico encontrado en el suelo mineral, dependiendo de la precipitación media anual y la evapotranspiración potencial, estimándose que ~ 600 Gt de carbono del suelo es retenido por minerales reactivos, acaeciendo la mayoría en biomas con bosques húmedos. Esta cifra, más o menos, y según los autores, sería aproximadamente el doble del carbono emitido a la atmósfera desde los inicios de  Revolución Industrial.

Ya que el clima resulta ser muy determinante en el secuestro de carbono, como en todos los procesos biogeoquímicos en general (sin agua la alteración de  las rocas es sumamente lenta), no debe extrañarnos que los climas más húmedos sean más propensos para la formación de minerales reactivos eficientes a la hora de almacenar carbono. Como corolario, gran parte de las 600 mil millones de toneladas métricas comentadas en el párrafo anterior, se encuentran en los bosques húmedos y/o enlas zonas tropicales. Mientras tanto, en los lugares semiáridos y áridos tendentes a un “balance hídrico deficitario”, tal potencial mengua rápidamente.

Si dejáramos los comentarios aquí, llegados a este punto, como hacen las notas de prensa y el artículo, el lector no versado en el tema obtendría una imagen distorsionada del secuestro de carbono en la superficie emergida del Planeta.  La razón estriba en que se omitirían las ingentes cantidades de materia orgánica almacenadas en los permafrost (en términos taxonómicos Crisosoles) por otras vías, típicos de los biomas extremadamente fríos, como lo son la tundra y parte de la taiga. Empero si nos vamos en un vuelo supersónico desde los polos al ecuador cabe recordar que aún desconocemos  la cantidad de carbono mineral que pueden secuestrar los suelos en medios semiáridos, áridos y desérticos, en forma de carbonatos. Dejemos las cosas claras. Os dejo ya con la nota de prensa y el resumen traducidos, así comocon  algún material adicional (léase por ejemplo que son los minerales reactivos) del suajili al español-castellano.  

Continúa……..

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Cianobacterias de los suelos en medios áridos, biocostras y cambio climático

biocostras-cianobac-cambio-climatico

Biocostras en ambientes desérticos, áridos y semiáridos. Fuente: Imágenes Google

Ya os comentamos hace más de un decenio el importante papel desempeñado por las “ biocostras de los suelos en ambientes áridos y desérticos”, para abundar seguidamente con estas otras entregas “La Vida y Formación del Suelo en los Desiertos: Las Costras Biológicas del Suelo” y Tipos de Costras sobre la Superficie del Suelo ”. La nota de prensa de la que vamos a hablar hoy resulta también de sumo interés, tanto científico como didáctico y lleva por título: “Las cianobacterias son bioindicadores del cambio climático”. Se trata de un artículo muy interesante llevado a cabo por colegas del CSIC. En él los autores señalan que el actual cambio climático afectará a los microorganismos del suelo, principalmente cianobacterias, produciendo un reemplazo de las especies adaptadas a bajas temperaturas por aquellas mejor adaptadas a altas temperaturas, con una repercusión impredecible en la fertilidad de los suelos y su erosión ”. Debido a que se encuentra muy bien redactado, siendo claro y conciso no añadiré ni una sola palabra más, animándoos a su lectura. ¡Buen trabajo compañeros!.

Juan José Ibáñez

Ver también en términos divulgativos

Las biocostras mejoran el equilibrio del agua en los ecosistemas semiáridos

Biocostras: la primera capa de vida

Leer la nota de prensa original… continua……

(más…)

Etiquetas: , , ,

La Fotosíntesis del Suelo (y sus valiosas propiedades descontaminantes y fertilizantes)

fotosintesis-del-suelo-univ-cordoba

Fotos cedidas por los autores

No puedo evitarlo, pero siento debilidad por el equipo de edafólogos de la Universidad de Córdoba, en España. Pepe y Vidal fueron los primeros que conocí aunque con el tiempo también a otros(as) colegas de su departamento. Les respeto a todos ellos y mucho, tanto por la calidad de sus publicaciones, honestidad, así como en sus esfuerzos en materia de divulgación o cultura científica. Se trata de uno de los mejores, o quizás el mejor Departamento de nuestra disciplina en España. Vidal Barón, el primer autor del trabajo y nota de prensa me ha enviado por correo electrónico el texto que os muestro abajo, el cual os reproduzco sin más comentarios. Fantástico estudio, no hay duda. Leerlo y disfrutarlo porque puede llegar a alcanzar mucho calado desde diversos puntos de vista.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Los humedales, el secuestro de carbono de los suelos en profundidad y la subida del nivel del mar

humedal-suelo-hidrico-secuestro-carbono

Humedales, suelos hídricos y secuestro de carbono. Fuente: Imágenes Google

Interesante e ilustrativo estudio el que os mostramos hoy. ¿Todo?, Pues para ser sinceros juzgando la nota de prensa, va a ser que no. Os recomiendo su lectura hasta el párrafo que comienza con la siguiente frase: “Pueden ser los gigantes durmientes del secuestro de carbono global”. A partir de ese punto el mensaje de los autores comienza a perder peso, ya sea por exceso de márquetin y/o por ingenuidad. Por ejemplo, en la noticia puede leerse que: “Si esos humedales se duplicaran su secuestro de carbono, como hicieron otros humedales en el estudio en respuesta al aumento del nivel del mar, podrían secuestrar otros 5 millones de toneladas de carbono atmosférico cada año, lo que equivale a sacar a más de un millón de automóviles de la carretera”. Pues bien, si proteger y preservar los humedales de todo el mundo tan solo palía las emisiones de un millón de vehículos, no veo que el esfuerzo compense económicamente a los gobiernos y sus economías bajo la gobernanza de la dictadura financiera que actualmente padecemos. Con ello no quiero decir que no debamos preservar y regenerar los humedales a toda costa ya que atesoran muchos más servicios ecosistémicos que benefician a nuestra sociedad. Por ejemplo estos ecosistemas actúan de barrera contra diversos tipos de desastres naturales que azotan las líneas de costa, del tipo de los tsunamis, huracanes, etc. La dificultad es aun superior cuando se tiene en cuenta que una buena parte de ellos ya han sido degradados por nuestro incesante impacto ambiental a base de extender sin fin la generación de infraestructuras  y el turismo en esos enclaves.  Pero quedémonos con la primera parte que resulta ser de sumo interés.

El estudio muestra que al ascender el nivel del mar los humedales van capturando o secuestrando más carbono en sus suelos y hasta mayores profundidades. Y así podemos leer “Para los humedales que se enfrentaron a ascenso del nivel del mar, las concentraciones de carbono se duplicaron o casi se cuadruplicaron en solo los 20 centímetros superiores del suelo. Cuando los científicos observaron más profundamente, a una distancia de 50 a 100 centímetros debajo de la superficie, la diferencia llegó de cinco a nueve veces mayor”.

Como explica la noticia, la hidromorfía excesiva y la falta de oxígenos ralentizan la descomposición de la biomasa/necromasa, que termina acumulándose finalmente en el medio edáfico, ayudando a paliar el efecto de invernadero. Obviamente de subir y subir el nivel del mar, muchos humedales quizás no podrían elevarse tan rápidamente, terminando finalmente su vida bajo las aguas. Sin embargo tal proceso podría ser compensado por su expansión tierra adentro. No obstante, a menudo no sería posible debido al exceso de población y las mentadas infraestructuras en esos enclaves.

Os recuerdo que bajo este tipo de ecosistemas, los antaño denominados sedimentos marinos, soy hoy considerados edafotaxa, como describimos en nuestra entrega: “Suelos Hídricos o Suelos de los Humedales según la Taxonomía Americana”. No voy a elaborar este vez una relación de post, aunque sí os recomiendo este: “Humedales y Suelos Hídricos: Aspectos Básicos y Necesidad de Investigación”.

Independientemente, la nota de prensa atesora una lectura adicional para los edafólogos y estudiosos del secuestro de carbono por los suelos. Como ya he denunciado en varias ocasiones para el caso de los suelos emergidos, ese maldito habito de considerar que casi toda la materia orgánica de los suelos se almacena en los centímetros superficiales, debe erradicarse para siempre. A menudo, ya hablemos de unos o de otros, se almacenan ingentes cantidades de carbono en profundidad, por lo que cualquier cuantificación rigurosa debe incluir el muestreo todo el perfil del suelo, es decir uno o más metros. Y como usualmente no se ha actuado con la cordura que la evidencia empírica debía imponer, a la postre aplicamos modelos de simulación y otras herramientas estadísticas y computacionales alimentándolos con bases de datos deficientes, dando lugar a resultados que no corresponden con la realidad, distorsionándola hasta límites hilarantes.

Os dejo pues con esta interesante media noticia superior, advirtiéndoos de nuevo, que el final deviene como el de una película interesante con un desenlace nefasto.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

La Desertización del Planeta Tierra: Los últimos reductos de la vida salvaje que aún permanecen por destrozar (primer mapa completo a escala fina)

areas-del-mundo-aun-virgenes 

Áreas del Mundo que aun permenecen vírgenes: Fuente The map’s lead author James Watson of the Wildlife Conservation Society (WCS) and University of  of Queensland and https://www.wcs.org/

Nature: COMMENT  31 October 2018 : Protect the last of the wild

James E. M. Watson, James R. Allan and colleagues.

 La Tierra se va desertizando a pasos agigantados debido a la acción humana, si entendemos como tal la degradación de los espacios naturales y la vida silvestre que albergan. Los autores del estudio que presentamos hoy, también  ofrecen una definición más concreta en lo que respecta a la valoración de lo “silvestre” en los hábitats oceánicos. Lo que nos vienen a confirmar por enésima vez los investigadores que han redactado el artículo publicado en la Revista Nature es el hecho, archiconocido, de que nos estamos quedando sin una biosfera “mínimamente prístina”. Los datos que muestran y que os reproducimos abajo traducidos al español-castellano, a partir de una nota de TerraDaily, son estremecedores. Ahora bien, se trata de la “crónica de una muerte anunciada”, sino ocurre algo que “hoy por hoy” se me antoja absolutamente inviable.  Me explico. En la nota de prensa del boletín de noticias aludido puede leerse: “solo 20 naciones atesoran el 94% de las áreas silvestres terrestres y marinas del mundo (excluyendo la Antártida y la alta mar), siendo cinco mega-naciones (Rusia, Canadá, Australia, Estados Unidos y Brasil) las que acaparan el 70% de esta herencia biosférica”. Los autores argumentan que Esos estados tienen un enorme papel que desempeñar con vistas a asegurar los últimos reductos de la vida salvaje”, para luego reclamarles el papel de liderazgo en las próximas reuniones internacionales que se avecinaban (cuando redacté este post) sobre biodiversidad y cambio climático. Empero para ser más precisos, los autores definen vida silvestre o espacios naturales que deben preservarse en los siguientes términos “como aquellos lugares que no sufren actividad industrial, de acuerdo con la huella humana marina y terrestre. Las comunidades locales pueden vivir dentro de ellas, cazar y pescar, etc.”. Seguidamente nos recuerdan que “La pérdida de áreas silvestres no es solo una cuestión grave en materia de la conservación de la biodiversidad y el clima. Muchas áreas silvestres albergan a millones de indígenas que dependen de ellas con vistas a mantener sus  dilatadas conexiones bioculturales con la tierra y el mar. Su pérdida está erosionando muchas culturas alrededor del mundo”.

 Pues bien, no discutiremos aquí tal definición, aunque cabe recordar que adolece de serias limitaciones. Abajo podréis leer sus explicaciones. No obstante, el contexto determina el artículo ya que, como se desprende de la lectura de la noticia, lo que se pretende es presionar a los cinco países aludidos a que lideren las riendas de un macro-acuerdo ecológico, guiándonos por caminos más sostenibles.  Por lo tanto, y aunque la información publicada sea correcta, se trata de presionar a los países que más recursos silvestres poseen para que en los próximos convenios, tratados, convenciones, etc., se comprometan a virar sus políticas de preservación del medio ambiente. Y aquí cabe preguntarse: ¿Cuáles son las políticas  actuales de Rusia, Canadá, Australia, Estados Unidos y Brasil en materia medioambiental?. Para ponerse a temblar, y más aún si se tienen en cuenta los virajes hacia el ultra-neoliberalismo que actualmente acaecen en EE.UU y Brasil, a la hora de leer estas noticias (noviembre de 2018). ¿Y qué decir de la tradicional estrategia preservacionista de Rusia?. ¡Sin comentarios!. Tampoco los gobiernos de Australia y Canadá son precisamente un ejemplo a seguir en estos temas, como casi los de ningún país del mundo.  Empero, de cualquier modo, Ni Rusia, ni Brasil, ni EE.UU. aceptarán de ninguna forma asumir un papel que va contra sus intereses económicos bajo la dictadura de la economía ultraliberal que defienden a ultranza. Empero Canadá y Australia tampoco. Ninguno de ellos ha sido ejemplo, ni lo serán en un futuro cercano.

 El resto de los Estados, en el mejor de los casos, censurará/recriminará cínicamente la actitud de estos “cinco magníficos” defensores de la naturaleza, ya que se lo pueden permitir, en vista de que saben a ciencia cierta que esta “loable iniciativa” jamás saldría adelante y esos mega-Estados se negarán en redondo. Incluso si no estuvieran de acuerdo, la imagen de los censores mejoraría como defensores de una biosfera más saludable, aunque si tuvieran que liderar ellos…..¿¿??.

 Todos sabemos la devastación que hemos infringido a la naturaleza. Empero este tipo de iniciativas, avaladas por artículos previos, no dejan de ser más que pólvora mojada. Juego de políticas, lavados de imagen, emboscadas diplomáticas y poco más.

 Os dejo la noticia que ha ofrecido traducida ya que, a pesar de todo, atesora datos de interés.     

 Juan José Ibáñez

 Continúa………..

(más…)

Etiquetas: , , ,

Una agricultura marina para el futuro ante el cambio climático

acuicultura-soberania-alimentaria-y-cambio-climatico 

Fuente: Colaje google Imágenes

 

¿Una agricultura marina para el futuro ante el cambio climático?. ¡Quizás!. ¿Pero sustentable?. Ese ya es otro problema mucho más complejo y difícil de alcanzar. Pues bien, parece que cualquier estrategia es posible si tan solo se piensa en términos de clima, aunque la realidad deviene recalcitrantemente tozuda.  Los obnubilados del cambio climático, soslayan en demasía que este no es más que un mero ejemplo de todos los procesos de degradación ambiental que nos encontramos causando a la biosfera, geosfera y edafosfera. ¡No pueden desligarse!, so pena de proponer sandeces como ya analizamos, por ejemplo, en este post: Cambio Climático, Degradación Ambiental, Demografía y Envejecimiento. Y este es el caso, una vez más, de la noticia que os mostramos hoy y que lleva un título (en suajili) que podría traducirse como Acuicultura marina para proteger la seguridad alimentaria”. Sin embargo, los autores soslayan descaradamente los problemas que está última ¡ya! se encuentra generando. Un derroche de cara dura o de ignorancia. Si realmente son expertos, me temo que mienten como bellacos, si son profanos, deberían dedicarse a jugar a la pelota.  Son tantas y tantas las evidencias que ponen en tela de juicio esta solución que no me atrevo ni a comenzar a enumerarlas. Y últimamente puedo parecer un tanto quisquilloso con la FAO, mal que  me pese, aunque en el fondo no sea exactamente cierto. Eso sí, seguramente, este Organismo no sea responsable de el dislate que exponemos hoy, sino que en ella se apoyan los ignorantes, que espetan tanta tontería, escogiendo ciertas frases y sacándolas del contexto original. Así son los advenedizos del cambio climático y los profetas que pretenden hacernos creer que tienen soluciones sencillas/milagrosas para el futuro de la humanidad.  

 En consecuencia, hoy voy a ser breve en la entradilla. Ya os he traducido abajo el material con vistas a mostraros la cara dura que tienen algunos colegas. La primera da cuenta de esa enorme expectativa, que no supera ni tan siquiera una primera lectura, si se atesoran unos mínimos conocimientos sobre el tema. Ya sabéis que no soy un experto en estos menesteres, pero a las pruebas me remitiré. Las dos siguientes refutan totalmente la tramposa “buena nueva”. La acuicultura intensiva, suele ser amenudo tan depredadora y degradante como la agricultura de la misma catadura. Podríamos pensar que los defensores de la acuicultura, tendenciosamente, trasladan nuestros problemas de Tierra firme al “mar océano”. Sin embargo, parecen soslayar que ya lo venimos haciendo desde hace décadas. Nuestros océanos ya se encuentran degradados, contaminados y transformándose en una sopa de plástico.  En consecuencia, o se nos ofrecen alternativas realmente originales para alcanzar una acuicultura genuinmente sustentable o todo lo que prometen los autores no deja de ser más que basura científica. Por favor leer a los venden sandces casi a diario, que más que una solución, pretenden que nos vayamos envenenando con cianuro químicamente puro.

Sin más comentarios os dejo con las noticias y que no se os indigesten y siente tan mal como el pescado contaminadoen estas fechas naviderñas.  

 Juan José Ibáñez

Continúa………

  (más…)

Etiquetas: , , , ,

Cambio Climático ¿“Soluciones Milagrosas o “Pensamiento Inverso”?

alimentacion-y-cambio-climatico

Fuente: Google imágenes

 Ya os hemos comentado que, en nuestra opinión, la mayor parte de los políticos, gestores y científicos se equivocan de plano al interpretar un síntoma (cambio climático), como si se tratase de la enfermedad (un modelo de sociedad insustentable), para a la postre intentar remediarlo, proponiendo parches, pero siempre eludiendo enfrentarse al corazón/origen del problema.  Y hoy os ofrecemos otra vuelta de tuerca más, en las que se nos proponen una batería de soluciones ¡hasta el año 2050! ¿Y después qué? Sin embargo, al analizar las estrategias que nos salvarían de la catástrofe mil veces anunciada y otras tantas ignoradas, se puede llegar fácilmente a la conclusión de que no pueden ser implementadas mientras el paciente siga enfermo y el origen de su problema de salud en el limbo de la mente de los que gobiernan nuestros destinos. Y todos ellos tienen la solución delante de sus narices. Intentando ser más claro y preciso, al pretender implementar sus recetas mágicas contra el cambio climático, los autores topan con el genuino problema y exigen sin pensarlo detenidamente,  medidas que, hoy por hoy, devienen en imposibilidades metafísicas, imposibles de ser adoptadas, dado el modelo socioeconómico que sufrimos, y una gobernanza mundial, egoista, incompetente, caótica, y sobre todo opuesta a la toma de las decisiones de los propios proponentes. “O cambiamos de modelo socioeconómico, o cualquier paquetes de medidas adoptar estará encaminada al fracaso. Permitirme que os exponga tan solo un mero ejemplo, tan trivial como ilustrativo.

 Los médicos salubristas y lo nutricionistas, se lamentan de que los hábitos alimentarios de la población infantil son totalmente insalubres. Sin embargo, en los  medios de comunicación, se publicitan todo tipo de mensajes que impelen a que nuestros pequeños consuman venenos, sí, esos que hacen enfermar, como lo es el consumo de golosinas a las que en España llamamos chuches, ricas en todo tipo de sustancias que no les conviene ingerir. Dado que son venenos: ¿Cómo se admite la publicidad que estimula su consumo? Nuestras criaturas se encuentran muy expuestas, por su tierna edad, a este tipo de marketing, entre otras muchos que tampoco les conviene visionar. ¿No sería más lógico prohibir tal propaganda mórbida e incluso adoptar medidas de disuasión para padres e hijos?. Antaño, esas golosinas, solían estribar en pipas, almendras, avellanas y otros frutos que no dañaban la salud, sino que incluso la beneficiaban. Las soluciones son fáciles de pensar, pero difíciles de adoptar en una economía de libre mercado en la que todo vale.  Y si nos referimos a los adultos, se intentan lógicamente adoptar decisiones con vistas a que esa señora o señor mayor abandone el consumo de tabaco y otros hábitos que atentan contra su salud. Empero si se compara el esfuerzo realizado ante el tabaquismo y las drogas con el llevado a cabo frente al consumo de alcohol, uno obtiene una visión más clara y precisa del paisaje que tenemos ante nosotros. El alcoholismo, y en general el consumo de alcohol, genera tantos problemas o más que el de tabaco, ya que el hábito de ingerirlo se encuentra muy expandido. Empero muchos países poderosos somos productores de esos caldos, por lo que a diversas “industrias nacionales” no le interesa, como a la española, francesa, chilena, italiana, etc.

 Los autores del estudio que os mostramos hoy, en dos notas de prensa distintas, defienden una “pócima mágica” contra el cambio climático y “el desastre que parece avecinarse”. Adelantémoslas de forma concisa, siguiendo su orden e intentando ser siendo fieles a su contenido, aunque no literalmente:

 + El cambio climático no podrá ser mitigado en su totalidad sin drásticos cambios en la dieta, hacia otras basadas en el consumo prioritario de vegetales, aunque ello no signifique excluir totalmente las proteínas animales. Es decir debemos adoptar dietas más “flexitarias” que reducirían la emisión de gases de invernadero en un 50%, mitigando de paso otros impactos ambientales, como la aplicación de fertilizantes y el uso de tierras de cultivo.

 + Además, resulta inexcusable mejorar las prácticas y tecnologías del manejo de las tierras agrícolas, explotación de agua dulce y el uso de fertilizantes.

 + Finalmente, es necesario reducir a la mitad la pérdida y el desperdicio de comida,con vistas mantener el sistema alimentario dentro de unos límites ambientales sostenibles.

 Y así usando un modelito numérico (mal asunto) alegan que sería posible mantener el crecimiento previsto de la población, que en 2050, alcanzaría los 10.000 millones de habitantes.  Sin embargo a lo largo del texto, como podéis observar se espetan frases, más o menos, como las que expongo a continuación.

 Sin una acción concertada, y una rápida coordinación global, en contra de una alimentación como la actual basada en el aumento de dietas ricas en grasas, azúcares y carne.

 “Hacer frente a la pérdida y el desperdicio de alimentos requerirá medidas en toda la cadena alimentaria, desde el almacenamiento y el transporte, el envasado y el etiquetado de los alimentos hasta los cambios en la legislación y el comportamiento empresarial que fomenten la el reciclado de residuos (“cero residuos” (…)) la reforma de la industria y una mayor eficiencia como formas de abordar el problema.

 “Cuando se trata de dietas, las políticas y los enfoques comerciales integrales son esenciales para hacer que nos encaminemos hacia dietas saludables por parte de toda la población. Los aspectos importantes incluyen programas escolares y laborales, incentivos económicos y etiquetado, etc.

 Y es aquí, en donde nos topamos con el meollo del problema. Las medidas que proponen los autores son correctas aunque cabría que matizar acerca d varias de ellas. Por ejemplo, en muchos espacios geográficos con recursos hídricos limitados la ganadería resulta ser más rentable y posiblemente eficiente que la producción agraria requerida, según la propia FAO.  Como veréis abajo, existe otro tipo de ganado a los rumiantes, como las gallinas, que no generan tal cantidad de gases de invernadero. Pero no desviamos del tema del post. Una agricultura no contaminante, como alternativa a los efectos devastadores de la agricultura industrial, requerirá efectivamente gastar ingentes sumas en investigación, etc., etc., y tiempo…..

 No obstante que todos los países del mundo actúen coordinada y raídamente en la adopción de tales medidas significa de facto, un organismo de coordinación global efectivo y sin fisuras que obligue a muchos tipos de industria de lo más dispar a que abandonen sus modelos de negocios. En un mundo bajo el imperio del sistema financiero ultra-neoliberal, basado en una competitividad enfermiza, tal posibilidad se me antoja más remota, al menos hoy por hoy. Sería de obligada implementación legislaciones que fomenten otro tipo de valores, así como una estricta gobernanza que subyugue a los poderes de los Estados,industriales, y económicos, entre otros. Y ese es el punto central de la discusión. Ya habeís visto el resultado del COP25 Chile-Madrid. ¿Necesitáis más pruebas?.

 Ninguna de las medidas que proponen estos autores resulta ser nueva. Se ha escrito mucho sobre cada una de ellas, empero implementarlas a la vez y rápidamente significa enfrentarse a los poderes que actualmente gobiernan el mundo. Este es justamente el problema. Si desde el principio se hubiera utilizado  un encadenamiento  o pensamiento inverso al actualmente imperante, otro gallo nos cantaría, al atajar el problema desde su raíz. Y por cierto, después de 2050 y cuando se superen los 10.000 millones de habitantes… ¿No nos toparíamos con el mismo problema y una menor capacidad de maniobra?.  Nuestros sesudos expertos y sus “modelitos y algoritmos” han logrado alcanzar similares conclusiones que otros muchos antes que ellos, tropezando en la misma piedra.

 Juan José Ibáñez

Continúa…….. (más…)

Etiquetas: , , , , ,