Controversias Taxonómicas y Protección de la Diversidad: (Biodiversidad, Geodiversidad, Edafodiversidad…)

 diversity-lists-or-taxonomias

Fuente: Colaje Imágenes Google

Hoy abordamos un tema muy interesante, basado en una noticia que en español-castellano, llevaría por título: “Los científicos se mueven para crear una lista única y completa de las especies vivientes de la Tierra”. Ya hemos abundado, seguramente más que nadie sobre este tema, por cuanto le he dedicado muchos años de investigación a lo largo de mi vida. En consecuencia, os hemos venido ofreciendo abundante material a base de post, como los ubicados en nuestras Categorías: Diversidad, Complejidad y fractales y Taxonomías y Clasificaciones. También podéis leer mis contribuciones científicas en researchgate (ver pestaña del lateral derecho de la pantalla), aunque muchas fueron escritas en la lengua del imperio, es decir el suajili. Adelantemos que ya el título de la nota de prensa en si mismo es una quimera. No se dispone de tal listado, en sentido estricto, ya que conllevaría que atesoramos un conocimiento pleno de la biodiversidad del planeta, objetivo muy lejano de alcanzar.

Las clasificaciones y taxonomías son uno de los pilares fundamentales sobre los que deben consolidarse casi todas las ciencias, y no solo las naturales. Los objetos, vivos o inertes deben ser catalogados y necesitan ser entendidos por  todos los expertos involucrados. De no ser así no dirigimos hacia una torre de Babel, en donde diferentes individuos no logran entenderse por hablar diferentes idiomas. Obviamente, conforme avanza la ciencia, se producen cambios en tales constructos taxonómicos, al igual que los lenguajes humanos cambian con el tiempo, además de diversificarse o extinguirse.

Sin embargo, existen diversas escuelas taxonómicas y numerosas controversias en lo concerniente a la clasificación de especies o su posición en la jerarquía taxonómica, como lo es el árbol de la vida, o en cualquier clasificación de recursos naturales. La ciencia en acción exige tal tipo de debates. Son los Códigos Internacionales de Nomenclatura los más estables, empero no implican gran parte de los problemas previamente designados, algunos de los cuales son explicados en la nota de prensa que os muestro abajo en suajili y castellano. No obstante tener en cuenta que tal ejemplo incluye, además, otro actor a tener en cuenta, que resulta ser el legislativo. Cuantos más aspectos se tienen presentes tanto más compleja será la solución.

La encrucijada resulta ser un camino de doble dirección, incluyendo la noticia de hoy, tan solo una de ellas: Los conservacionistas se quejan de los taxónomos, aunque estos últimos tienen multitud de razones para quejarse  tanto o más que ellos. Los primeros demandan de los taxónomos una lista de entes a conservar, mientras que los últimos reclaman una mayor atención y financiación por sus indagaciones, ya que la ciencia/arte clasificatorio, exige mayores inversiones y masa crítica, por encontrarse al borde de la extinción. Las revistas de taxonomía padecen de un bajo impacto, por lo que resulta difícil realizar en este terreno una carrera profesional. Tanto es así, que diversos filo apenas cuentan con un puñado de expertos en todo el mundo, cuando atesoran miles o cientos de miles de especies. ¿Quién las clasificará?. Actualmente realizo mi trabajo en un Museo de Ciencias Naturales y se de lo que me hablo. Por razones legislativas, a menudo preservar un espacio natural exige detectar allí ciertos taxones de interés o únicos a escala global, y no suele ser lo mismo según el rango jerárquico que ocupen. Empero las clasificaciones varían con el transcurso de los años (ver abajo en la noticia), ya que de no ser así la ciencia no avanzaría. En consecuencia, los conservacionistas demandan una lista “sin ambigüedades” que dé cuenta del número de especies del árbol de la vida. Empero no resultará posible.  Eso si, la iniciativa que proponen atesora la ventaja de ser más inclusiva, es decir que incumba a un mayor número de interesados  (como por ejemplo parataxónomos de todo el mundo, sociedades nacionales y regionales, etc., de tantos países como se pueda, sin ceñirse al estrecho corsé de la ciencia de las revistas especializadas. Por su parte, los taxónomos podrían alegar que necesitan mayor atención y financiación, así como que las nuevas indagaciones pueden, inevitablemente dar lugar a modificaciones que, no suelen ser caprichosas, sino frutos de nuevos conocimientos.

No se trata de un debate nuevo, ni mucho menos, sino que es de esa clase de discusiones que surgen recurrentemente, es decir cada cierto periodo de tiempo.  Francamente, no vislumbro una fácil solución y tanto más cuando los que protestan, se llevan el dinero y la fama, tratando a los taxónomos, de un modo u otro, como jornaleros.

A pesar de todo, el debate continuará, sin que vislumbre un final en el horizonte. No se pueden preservar las especies, tipos de suelos, rocas, minerales, etc., sin taxonomías y estas ineludiblemente cambian. Cuando lo propios expertos en biodiversidad, por ejemplo, reconocen que apenas atisbamos a conocer e inventariar un número ínfimo de la genuina riqueza del árbol de la vida, exigir listas más o menos estables se me antoja una quimera….

La preservación de la naturaleza es prioritaria, empero para ello se requieren taxonomías, so pena de que existan incongruencias colosales como la que acaece en los estudios de geodiversidad, por cuanto “los geodiversos”  o “geodispersos” pretenden preservar mucho con sus geoparques, cuando ni tan siquiera disponen de taxonomías universales de la mayor parte de los recursos de su incumbencia a proteger, ni pueden saber si realmente un espacio geográfico es más geodiverso que otro. Les falta el pilar de las taxonomías. A ellos si les vendría bien al menos tales listas, pero no parecen interesados, tan solo los geoparques y geoturismo, que llaman más la atención y son del gusto de los políticos.

Todos queremos más por menos, pero esa frase, en este contexto, resulta venenosa.

En materia de suelos, disponemos de un par de clasificaciones universales que cambian con el tiempo, empero sirven como marco de referencia. Ahora bien, mientras consideremos que las especies o taxa de cualquier clase son “entes reales”, cada cambio del constructo taxonómico puede dar lugar a que ciertos taxones se extingan “conceptualmente” y otros surjan “conceptualmente.

Juan José Ibáñez

Continúa………

 Scientists move to create single, comprehensive list of Earth’s living species
by Brooks Hays
Washington DC (UPI) Jul 07, 2020

An international group of scientists hope to convince biologists, taxonomists, conservationists and policy makers the world over to use a single, comprehensive list of the world’s species — from mammals and birds to plants, fungi and microbes.

On Tuesday, the team of scientists, organized by the International Union of Biological Sciences, published a series of principles in the journal PLOS One that they hope will serve as a roadmap for compiling such a list.

It’s not the first time scientists have called for a big list of all the planet’s living things.

“There have been attempts to do this, and even quite good ones, such as the Catalogue of Life,” IUBN team member Frank Zachos told UPI.

“But it is a relatively small group of people that decide which species end up in the list, and there is no agreed upon process for deciding on how to deal with discrepancies,” said Zachos, an evolutionary biologist with the Natural History Museum Vienna in Austria.

Deciding taxonomic questions about whether a seemingly unique group of organisms is a subspecies, or whether a subspecies is actually a species, may seem like a purely academic endeavor. Researchers say, however, that such decisions have serious implications — for conservation, trade development, local economies and scientific research.

In 2014, the different opinions of taxonomists underpinned a petition brought forth by a group of builders associations in California. The petition alleged that the coastal California gnatcatcher, Polioptila californica californica, wasn’t a subspecies of the California Gnatcatcher.

“If it is a subspecies, the U.S. Endangered Species Act says it needs protection,” Zachos said. “When it’s endangered, not only is the species protected, but its potential habitat is too.”

“If it is a subspecies, multi-billion dollar real estate investments cannot be realized,” he said. “The name can make people rich or not.”

Such disputes are not uncommon, he said.

According to Zachos and his colleagues, consistency, openness and inclusiveness are the keys to settling disputes and compiling a single, comprehensive species list.

Los científicos se mueven para crear una lista única y completa de las especies vivientes de la Tierra

Por Brooks Hays; Washington DC (UPI) 07 de julio de 2020

Un grupo internacional de científicos espera convencer a biólogos, taxónomos, conservacionistas y legisladores de todo el mundo para que utilicen una lista única y completa de las especies del mundo, desde mamíferos y aves hasta plantas, hongos y microbios.

El martes, el equipo de científicos, organizado por la Unión Internacional de Ciencias Biológicas, publicó una serie de principios en la revista PLOS One que esperan sirva como hoja de ruta para compilar dicha lista.

No es la primera vez que los científicos piden una gran lista de todos los seres vivos del planeta.

“Ha habido intentos de hacer esto, e incluso algunos muy buenos, como el Catálogo de la vida”, dijo a UPI Frank Zachos, miembro del equipo de la IUBN.

“Pero es un grupo relativamente pequeño de personas el que decide qué especies terminan en la lista, y no existe un proceso acordado para decidir cómo lidiar con las discrepancias“, dijo Zachos, biólogo evolutivo del Museo de Historia Natural de Viena en Austria.

Decidir cuestiones taxonómicas sobre si un grupo de organismos aparentemente único es una subespecie, o si una subespecie es en realidad una especie, puede parecer una tarea puramente académica. Los investigadores dicen, sin embargo, que tales decisiones tienen serias implicaciones para la conservación, el desarrollo comercial, las economías locales y la investigación científica.

En 2014, las diferentes opiniones de los taxonomistas respaldaron una petición presentada por un grupo de asociaciones de constructores en California. La petición alegaba que el cazador de mosquitos de la costa de California, Polioptila californica californica, no era una subespecie del cazador de mosquitos de California.

Si es una subespecie, la Ley de Especies en Peligro de EE. UU. Dice que necesita protección“, dijo Zachos. “Cuando está en peligro, no solo la especie está protegida, sino también su hábitat potencial“.

Si se trata de una subespecie, no se pueden realizar inversiones inmobiliarias multimillonarias”, dijo. “El nombre puede hacer a la gente rica o no”.

Tales disputas no son infrecuentes, dijo. Según Zachos y sus colegas, la coherencia, la apertura y la inclusión son las claves para resolver disputas y compilar una lista única y completa de especies.

“We have suggested a framework within which a transparent and as democratic a process as possible can be started to get as much authority and legitimacy as we can to a project such as this,” Zachos said. “We are spreading the word and getting participation from people in more and more taxonomic groups.”

The new paper, co-authored by Zachos, features ten principles for the compilation of a comprehensive species list.

According to the group of IUBN scientists, the list should be dictated exclusively by science. It should be compiled in a way that promotes community support and use, they said, and its composition should be transparent.

“The governance of validated lists of species is separate from the governance of the names of taxa,” according to the authors. “[And the] governance of lists of accepted species must not constrain academic freedom.”

The authors suggest species boundaries should be as consistent as possible across different plant and animal groups. Additionally, the list should be archived, accessible and properly recognize contributors.

Finally, the authors suggest the list compilation process should be governed by a principle of diversity — to include taxonomists and the local knowledge of scientists from outside Europe and North America.

“Most of biodiversity occurs in countries that are in the tropics, in Africa, in South America, in Southeast Asia,” Zachos said. “We can only benefit from including more scientists and stakeholders from these parts of the world. We don’t want to perpetuate academic neocolonialism, we want to include people.”

Zachos said that he and his partners with the IUBN group are currently working on a series of papers that address in greater detail the process of democratically and transparently settling taxonomic disputes.

Hemos sugerido un marco dentro del cual se puede iniciar un proceso transparente y tan democrático como sea posible para obtener la mayor autoridad y legitimidad posible para un proyecto como este “, dijo Zachos.” Estamos corriendo la voz y obteniendo la participación de personas en grupos cada vez más taxonómicos “.

El nuevo artículo, en coautoría de Zachos, presenta diez principios para la compilación de una lista completa de especies.

Según el grupo de científicos de la IUBN, la lista debería ser dictada exclusivamente por la ciencia. Debe compilarse de manera que promueva el apoyo y el uso de la comunidad, dijeron, y su composición debe ser transparente.

La gobernanza de las listas validadas de especies es independiente de la gobernanza de los nombres de los taxones“, según los autores. “[Y] la gobernanza de las listas de especies aceptadas no debe limitar la libertad académica“.

Los autores sugieren que los límites de las especies deben ser lo más consistentes posible en los diferentes grupos de plantas y animales. Además, la lista debe archivarse, ser accesible y reconocer adecuadamente a los contribuyentes.

Por último, los autores sugieren que el proceso de compilación de la lista debe regirse por un principio de diversidad: incluir taxonomistas y el conocimiento local de científicos de fuera de Europa y América del Norte.

La mayor parte de la biodiversidad se encuentra en países que se encuentran en los trópicos, en África, en América del Sur, en el sudeste asiático”, dijo Zachos. “Solo podemos beneficiarnos de la inclusión de más científicos y partes interesadas de estas partes del mundo. No queremos perpetuar el neocolonialismo académico, queremos incluir a las personas”.

Zachos dijo que él y sus socios del grupo IUBN están trabajando actualmente en una serie de documentos que abordan con mayor detalle el proceso de solución democrática y transparente de disputas taxonómicas.

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..