loess-paleosols

Fuente: Colaje imágenes Google

Cuando se analizan secuencias estratigráficas, es usual encontrar una alternancia de materiales sedimentarios entre los cuales se intercalan paleosuelos enterrados, truncados o completos. Los paleosuelos suelen indicar periodos de estabilidad, mientras que los sedimentos no edafizados, otros de erosión o acumulación de nuevos materiales. Tal alternancia indica un cierto tipo de ciclicidad (se trata de la archiconocida teoría Biostasia-Rexistasia), como la acaecida entre los periodos más fríos del pleistoceno, al aparecer tras bruscos descensos de temperatura los suelos volvían a ser recubiertos de extensas capas de sedimentos, mientras que en los periodos más benignos, se iniciaba un nuevo ciclo de formación del suelo. De esto nos informa la noticia que os ofrecemos hoy. Con el tiempo, han ido apareciendo nuevas técnicas e instrumentaciones, a la par que mejoraban otras más antiguas, por lo que presuponemos que la información actual es más clarificadora que la precedente. De este modo, en función del número de  paleosuelos (y su grosor) se puede ir mejorando la paleo-climatología y paleoecología del pleistoceno, en una colaboración conjunta entre estratígrafos y expertos  de las ciencias del suelo.

Los suelos sobre Loess, por sus características, se encuentran entre los más fértiles del mundo, dando lugar a Chernozems, Phaeozems y Kastazozems, de los que ya os hemos hablado en post precedentes (ver nuestra categoría Curso Básico: Tipos de Suelos del Mundo en el margen derecho de vuestro monitor).  Durante aquellos perdidos más fríos del Pleistoceno (sin contar aquí otros cambios menores del tipo estadiales e interestadiales), las tormentas de polvo parece ser que fueron mucho más frecuentes e intensas que las actuales. Los autores afirman que los paisajes polvorientos de Europa Occidental fueron más terribles que los acaecidos en China y la Pampa Argentina, si bien, estos investigadores son preferentemente del viejo continente…  Os dejamos pues también fragmentos que Wikipedia dedica a los Loess, con vistas a que obtengáis más información sobre este tipo de sedimentos.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

Loess según Wikipedia:

El loess (del alemán de Suiza lösch, en alemán común: Löss) son depósitos sedimentarios limosos de origen eólico.

El término original alemán Löss o Löß, fue introducido en geología en 1821 por el geólogo K.C. von Leonhard para describir esta litología en el valle del Rin, a partir de la modificación de la palabra Lösch «frangible, ligero, poco compacto», procedente de los dialectos alemanes típicos del Mittelland (noroeste de Suiza).

Lo forman depósitos de limo originados por la deposición de partículas con tamaños que van desde los 10 a los 50 micrómetros y que son transportados por las tormentas de polvo a lo largo de miles de años. Es de color amarillento y carece de estratificación. Está formado principalmente por silicatos (cuarzo, feldespato, etc.), carbonato de calcio (procedente de roca caliza, dolomía, etc.), finísimos detritos orgánicos y minerales del grupo de las arcillas. Constituye un suelo de labor muy fértil y profundo.

En regiones de clima árido sus depósitos se forman donde la vegetación es abundante y facilita su fijación. En las regiones de clima frío el polvo ha sido arrancado de los bancos de limo fluvioglaciares y luego depositado sobre el manto de nieve de las regiones periglaciares. Este fenómeno, al proseguirse durante los períodos glaciares del cuaternario, ha dado lugar a la formación de grandes depósitos de hasta 300 m de espesor en la gran llanura europea, cuya zona más fértil lo es precisamente por estar formada por loess.

Otras llanuras donde es típico el loess son las del norte de China, por ejemplo en la “meseta de loess” del Hunyuan en la provincia de Shanxi (donde el loess suele tener el color amarillo que da al río Amarillo) y en la Pampa húmeda de Argentina; en tales regiones tal fértil substrato suele ser acompañado por un cultivo tipo dry farming para obtener óptimas cosechas de cereales.

En ciertas partes de estas regiones el agua ha disuelto y arrastrado a lo largo del tiempo la materia calcárea de la capa superior de estos depósitos, descarbonatándolos y convirtiéndolos en lehm.

Las partículas más gruesas son las arenas que forman arenales.

Unmatched dust storms raged over Western Europe during Ice age maximum
by Staff Writers; Copenhagen, Denmark (SPX) Feb 02, 2021

Every late winter and early spring, huge dust storms swirled across the bare and frozen landscapes of Europe during the coldest periods of the latest ice age. These paleo-tempests, which are seldom matched in our modern climate frequently covered Western Europe in some of the thickest layers of ice-age dust found anywhere previously on Earth.

This is demonstrated by a series of new estimates of the sedimentation and accumulation rates of European loess layers obtained by Senior Research Scientist Denis-Didier Rousseau from Ecole Normale Superieure in Paris, France, and colleagues. The work, which is published in Quaternary Science Reviews is part of the TiPES project on tipping points in the Earth system, coordinated by The University of Copenhagen.

In the study Denis-Didier Rousseau and colleagues reinterpreted layers in loess from Nussloch, Germany. Loess is a fine-silt-sized earth type found all over the world. It mainly consists of aeolian sediments, which is material transported by the wind from dry areas without vegetation such as deserts of any type, moraines, or dried-out river beds.

Within the aeolian sediments, darker layers of paleosol alternate within the loess layers. Every layer in the loess represents a shift in climatic conditions. At Nussloch the paleosols stem from periods of milder climate, called interstadials during the ice age. The aeolian layers were deposited during the cold periods and consist mainly of dust and silt from the dry riverbeds of the Rhine river.

Cada final del invierno y principios de la primavera, enormes tormentas de polvo se arremolinaban en los paisajes desnudos y helados de Europa durante los períodos más fríos de la última edad de hielo. Estas paleo-tempestades, que rara vez se igualan en nuestro clima moderno, frecuentemente cubrieron Europa Occidental en algunas de las capas más gruesas de polvo de la edad de hielo encontradas en cualquier lugar de la Tierra.

Esto se demuestra mediante una serie de nuevas estimaciones de las tasas de sedimentación y acumulación de capas de loess europeas obtenidas por el investigador científico principal Denis-Didier Rousseau de la Ecole Normale Superieure en París, Francia, y sus colegas. El trabajo, que se publica en Quaternary Science Reviews, es parte del proyecto TiPES sobre puntos de inflexión en el sistema terrestre, coordinado por la Universidad de Copenhague.

En el estudio, Denis-Didier Rousseau y sus colegas reinterpretaron capas en loess de Nussloch, Alemania. El loess es un tipo de tierra del tamaño de un limo fino que se encuentra en todo el mundo. Se compone principalmente de sedimentos eólicos, que es material transportado por el viento desde zonas secas sin vegetación como desiertos de cualquier tipo, morrenas o cauces secos.

Dentro de los sedimentos eólicos, capas más oscuras de paleosuelo se alternan dentro de las capas de loess. Cada capa del loess representa un cambio en las condiciones climáticas. En Nussloch, los paleosoles provienen de períodos de clima más suave, llamados interestadiales durante la edad de hielo. Las capas eólicas se depositaron durante los períodos fríos y consisten principalmente en polvo y limo de los cauces secos del río Rin.

Traditionally in the academic field of paleo-climate, it has been assumed that interstadial paleosols developed on top of the underlying layer, by accumulation when the shift to a relatively mild climate allowed a richer biology to flourish in the region.

Into the dust
But careful sampling and accurate dating of the loess sedimentation from Nussloch with luminescence and C14 by Denis-Didier Rousseau and colleagues have now shown that this is not the case. Instead, in Europe, paleosols developed down into the underlying layer, not on top of the dust.

“In Europe, the paleosols are being embedded in the aeolian deposits. And when you are considering this, you have to take into account the thickness of the paleosol when you evaluate the dust deposition. Then we found aeolian accumulation and sedimentation rates which are much more precise than they were previously,” says Denis-Didier Rousseau.

From this, it has been possible to construct new age models and recalculate sedimentation rates and mass balance for European loess layers in a range of samples from Brittany, Northern France Eastward to Ukraine on an almost longitudinal transect.

Dustiest region on Earth
The results show, that during the last glacial maximum, Western Europe was dustier than China which has otherwise been presumed to be the dustiest region on Earth in the coldest periods of the ice ages.

The new estimations of ice age dust accumulation in Europe fit a range of climate model simulations. The result thus has the potential to aid the understanding of the abrupt warming and cooling periods during the ice ages called Dansgaard/Oeschger events which bear the marks of climate tipping points.

Research paper

Tradicionalmente, en el campo académico del paleoclima, se ha asumido que los paleosoles interestadiales se desarrollaron sobre la capa subyacente, por acumulación, cuando el cambio a un clima relativamente templado permitió que floreciera una biología más rica en la región.

En el polvo

Pero el muestreo cuidadoso y la datación precisa de la sedimentación de loess de Nussloch con luminiscencia y C14 por Denis-Didier Rousseau y sus colegas ahora han demostrado que este no es el caso. En cambio, en Europa, los paleosoles se desarrollaron hacia la capa subyacente, no sobre el polvo.

En Europa, los paleosuelos se están incrustando en los depósitos eólicos. Y cuando se está considerando esto, se debe tener en cuenta el grosor del paleosuelo cuando se evalúa la deposición de polvo. Luego encontramos tasas de acumulación y sedimentación eólicas que son mucho más precisos que antes “, dice Denis-Didier Rousseau.

A partir de esto, ha sido posible construir modelos de la nueva era y recalcular las tasas de sedimentación y el balance de masa para las capas de loess europeas en un rango de muestras desde Bretaña, el norte de Francia hacia el este hasta Ucrania en un transecto casi longitudinal.

Región más polvorienta de la Tierra

Los resultados muestran que durante el último máximo glacial, Europa occidental fue más polvorienta que China, que de otro modo se presume que es la región más polvorienta de la Tierra en los períodos más fríos de las edades de hielo.

Las nuevas estimaciones de la acumulación de polvo de la edad de hielo en Europa se ajustan a una serie de simulaciones de modelos climáticos. Por lo tanto, el resultado tiene el potencial de ayudar a comprender los períodos abruptos de calentamiento y enfriamiento durante las edades de hielo llamados eventos Dansgaard / Oeschger que llevan las marcas de los puntos de inflexión climáticos.

Compartir:

Un comentario

Deja un comentario