El Color del Cisne Negro o la Soledad del Científico Creativo


herrera-quercus-donana

Carlos M. Herrera de la Estación Biológica de Doñana (CSIC) y Revista Quercus

La Estación Biológica de Doñana alcanzó ya hace meses el medio siglo de existencia. ¡Felicidades!. Se trata de uno de los centros más emblemáticos del CSIC en materia de investigación y conservación de la biodiversidad, atesorando un gran prestigio internacional. La Revista Quercus, una de las más veteranas en estas lides del panorama español, se ha hecho eco de tal acontecimiento, publicándose algunos artículos de sus investigadores más reconocidos. Carlos M. Herrera perteneciente a Estación Biológica de Doñana, (CSIC) publico un ensayo que lleva por título “Sobre el Color de los Cisnes”. Mi antiguo amigo y Colega, Gonzalo Almendros, también ahora en el MNCN, me renvió un correo electrónico Luis María  Carrascal De La Puente del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) en el que se extrae del artículo de Herrera Los comentarios que reproduzco  la firmaría con los ojos cerrados. Abajo os dejó el contenido del mail, esperando que nadie se ofenda (tampoco esta revista divulgativa, una de las decanas del panorama ecológico español). Del mismo modo reproduzco la entradilla que ofrece en acceso abierto  Quercus. Tras la frase matizaré un poco, otro comentario de Herrera. Sin embargo, el propósito de este post es el contenido aludido que expongo a continuación, ya que el jueves 18 de septiembre de 2014, comencé a impartir un año más mis clases en la Universidad Politécnica de Madrid en un master de posgrado sobre la Metodología de la Investigación Científica, en la cual defendía ante los alumnos algo parecido.  sería más o menos así. 

Si pensáis que la publicación de un estudio novedoso y audaz en una revista científica de prestigio debiera estar garantizada os equivocáis de plano.  La historia de la ciencia muestra el calvario que han debido pasar muchos grandes investigadores a la hora de que sus estudios fueran aceptados por parte de la comunidad científica. En esta asignatura os mostraré episodios que van más allá del desdén, entrando en la categoría de la mala praxis y fraude. El camino de la indagación investigadora, en el pasado, se encuentra sembrado de cadáveres. Las teorías novedosas suelen ser transgresivas con los supuestos aceptados por la comunidad científica en un momento concreto de la historia, mientras que el establishment las defiende a capa y espada, por cuanto fueron arquitectos de lo que se establecía como “científicamente correcto” en aquellos periodos. Nace pues un choque inevitable en el cual el investigador transgresivo lleva todas las de perder, aunque finalmente el tiempo dicte sentencia a su favor, a menudo tras fallecer. Lamentablemente somos humanos, y casi ninguno de nosotros escucha la voz del Premio Nobel  Ilya Prigogine  cuando alegaba algo así: Un choque de doctrinas no es un desastre sino una oportunidad”.  

Os dejo ahora con el párrafo de Carlos M. Herrera:

Soy de los que opinan que no existe mejor alimento para la creatividad científica que la incómoda y frustrante combinación de aceptada ignorancia, curiosidad insaciable y soledad intelectual. Hablo de creatividad, no de productividad, que no son la misma cosa y a menudo se oponen. La productividad puede servir para ponerse a la cabeza de un rebaño de competidores, mientras que la creatividad consiste en salirse del rebaño. Quienes estábamos en la EBD durante las décadas iniciales de su historia éramos terriblemente ignorantes, patológicamente curiosos y estábamos muy aislados. También éramos muy pobres, lo que aguzaba el ingenio.”.

Carlos M. Herrera

Conocí a Herrera cuando ambos formábamos parte del Comité Científico Asesor de la Presidencia del CSIC. Nos encontrábamos allí por distintas razones y caminos, defendiendo los intereses del área de Recursos Naturales. Ciertamente mantuvimos varias discrepancias, especialmente en lo referente a  la decadencia del ingreso de taxónomos, justamente en el MNCN. No obstante los dos éramos mucho más jóvenes y como corolario, arrogantes e impetuosos.   

Tan solo un comentario a la entradilla en acceso abierto de Quercus, en la que Herrera comenta “En un libro homónimo publicado por primera vez en 2007, el economista y estadístico de origen libanés Nassim Taleb acuñó la metáfora del “Cisne Negro (…)”. Pues bien, tan solo recordar que el dilema cisne blanco vs cisne negro dio lugar a un debate muy acalorado en filosofía de la ciencia, y especialmente centrado en las críticas vertidas contra la antigua escuela conocida bajo el vocablo de inducción (ver post de nuestro Curso Básico Sobre Filosofía y Sociología de la Ciencia), estando el denominado modus tollendo tollens en medio de la controversia.  Por lo tanto, considero la metáfora del “Cisne Negro” de Nassim Taleb, no es muy original (en lo que al título se refiere) estando basada en la multitud de escritos que versan sobre este silogismo. No obstante con ello no deseo decir que constituya plagio alguno como se detalla aquí, hablándonos de fractales, modelos de distribución de la abundancia y otros asuntos que hemos discutido durante casi diez años en nuestra bitácora.

Mis más cariñosos recuerdos para Carlos M. Herrera y el resto de la plantilla de la Estación Biológica de Doñana y de paso también a la incansable labor de la Revista Revista Quercus. Abajo os dejo también una de las múltiples versiones del controvertido silogismo del Cisne Blanco, que por cierto no es la mejor, pero no he encontrado otra en Internet.

Juan José Ibáñez

Seguir leyendo »

Etiquetas:

Resolución aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la Importancia de los Suelos y el Año Internacional de los suelos


onu-resdolucion-sobre-el-ano-mundial-del-suelo

2015 Año International de los suelos

Comienzo a padecer una insana envidia al recibir diariamente los boletines de prensa del Departamento de Agricultura de EE.UU. en los cuales se insiste con harta frecuencia acerca del año que celebramos, y en las que se han presentado, repetidas veces, declaraciones Secretario de Estado del Departamento de Agricultura de EE.UU., Tom Vilsack, acerca del evento. ¿Y en países como España, que nos dice el Ministerio responsable? Parece que ni se han enterado: nada de nada, como casi ningún medio de comunicación de masas. Vivo en un país de analfabetos en materia del recurso suelo.  Pero como no hay más ciego que el que no quiere ver, ni más sordo que el que no desea escuchar, habrá que aguantarse, que no resignarse. Desde nuestra bitácora vamos editando post sobre el evento. Sin embargo, habíamos omitido mostraros el documento oficial elaborado por la Asamblea General de las Naciones Unidas del que hoy os ofrecemos el enlace para obtenerlo en lengua española, y del que reproducimos las primeras líneas más abajo. No hace falta decir nada más, ya que la ONU ha sido muy explícita, desde las primeras líneas de la mentada resolución. Se trata de un documento para los anales de la ciencia del suelo, por lo que merece tenerlo a buen recaudo. Quizás algunos de vosotros podáis usarlo para insistir ante las autoridades de vuestros países de que presten atención a este recurso olvidado, ya que de no hacerlo primero la seguridad alimentaria y posteriormente la biuosfera colapsarán. Espero que tengáis mejor suerte.  A este documento puede accederse desde el Portal de la FAO en su sección por el Año Internacional de los Suelos. Abajo os dejo en el enlace directo para bajarlo

¿Qué hace falta en un país como España para que se preste atención al recurso suelo?. La respuesta es sencilla: que sea urbanizable, ya sea por lo civil, o finalmente por lo criminal.  ¡porca miseria!

Juan José Ibáñez

Resolución aprobada por la Asamblea General el 20 de diciembre de 2013

Resolución aprobada por la Asamblea General el 20 de diciembre de 2013; [sobre la base del informe de la Segunda Comisión (A/68/444)]

68/232. Día Mundial del Suelo y Año Internacional de los Suelos

La Asamblea General,

Reafirmando sus resoluciones 53/199, de 15 de diciembre de 1998, y 61/185, de 20 de diciembre de 2006, sobre la proclamación de años internacionales, y la resolución 1980/67 del Consejo Económico y Social, de 25 de julio de 1980, sobre años y aniversarios internacionales, en particular los párrafos 1 a 10 de su anexo, relativos a los criterios para su proclamación, así como los párrafos 13 y 14, que disponen que no debe proclamarse año alguno antes de que se hayan hecho los arreglos necesarios para su organización y financiación. Observando que los suelos constituyen la base del desarrollo agrícola, de las funciones esenciales de los ecosistemas y de la seguridad alimentaria y son por tanto un elemento clave para el mantenimiento de la vida sobre la Tierra, Reconociendo que la sostenibilidad de los suelos es fundamental para afrontar las presiones de una población cada vez mayor y que el reconocimiento, la promoción y el apoyo para fomentar la gestión sostenible de los suelos pueden contribuir a la existencia de suelos sanos y, por extensión, de un mundo que cuente con seguridad alimentaria y de ecosistemas estables y que se utilicen de manera sostenible, Recordando la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo1,el Programa 212, el Plan para la Ulterior Ejecución del Programa 213, la Declaración de Johannesburgo sobre el Desarrollo Sostenible, el Plan de Aplicación de las Decisiones de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (Plan de ……)…..

Seguir leyendo »

Etiquetas: , ,

Análisis de la Fertilidad del Suelo: Reduciendo la aplicación de fertilizantes


suelos-y-fertilizantes-deeppermeabl

Suelos y dosis adecuadas de fertilizantes: un problema de difícil solución. Fuente: Phys&Org

Ya os hemos comentado que la agricultura convencional (es decir la que promueven nuestras autoridades) de los países industrializados suele aplicar dosis excesivas de fertilizantes inorgánicos, lo cual hurta beneficios económicos a los granjeros a la par que fomenta la contaminación de suelos y aguas.  La noticias sobre la que hablaremos hoy, y que lleva por título “Reduciendo el uso de fertilizantes con una prueba más precisa del suelo” versa sobre este tema, señalando que parte del problema podría solucionarse si los análisis actuales para estimar los nutrientes del suelo fueran sustituidos por otros más adecuados. Se trata de una línea de investigación sobre la que debería haberse profundizado más desde hace décadas, con el consiguiente ahorro económico para los agricultores, y beneficios en lo concerniente a la conservación del medio ambiente y la salud pública de los ciudadanos. La nota de prensa habla por sí sola, por lo que tan solo deseo redactar algunas consideraciones adicionales sobre los protocolos al uso que se llevan a cabo en números países y servicios de extensión agraria, ya que me generan cierta preocupación.

Cuando en una época concreta ciertas metodologías analíticas son consideradas idóneas, aceptándose su uso generalizado, suele deberse a que los científicos, técnicos y entes gubernamentales las consideran adecuadas. Sin embargo, con el paso del tiempo, nuevos hallazgos detectan anomalías, comenzándose a sospechar que “no es oro todo lo que reluce”. Sin embargo, una vez el protocolo analítico, ha sido por así decirlo institucionalizado, resulta harto complicado reemplazarlo por otro mejor. Tal patrón tiene su razón de ser, “hasta cierto punto”. Me explico.

Si una metodología es aceptada, y sus protocolos devienen en oficiales, debe detectarse una muchísimo mejor para poder sustituirla. Si tan solo ofreciera una escasa ventaja, nos veríamos obligados a estar alterando los protocolos estandarizados cada dos por tres (en breves plazos de tiempo), y así los laboratorios enloquecerían, los datos de diferente procedencia y obtenidos años atrás tendrían serios problemas para poder cotejarse con los nuevos, etc. En otras palabras, los presuntos beneficios de reemplazar un procedimiento por otro, serían neutralizados por contrapartidas muy negativas. Una cuestión es que en ciencia se propongan nuevos avances constantemente y otra bien distinta que estos lleguen a ser considerados estándares aceptados.

Sin embargo este modo de proceder tiene en contrapartida su lado oscuro cuando transcurren décadas durante las que se han acumulado múltiples evidencias de que tales técnicas no ofrecen los resultados apetecibles y que deben ser sustituidas por otras mejores que ahorraran tiempo, dinero, etc. No obstante, a menudo no ocurre así, como el caso que mostramos en la nota de prensa que he recibí del Boletín ARS, que en ningún caso debe considerarse singular, sino como un avatar muy extendido en ciencias agrarias. Todo esto me recuerda los quebraderos de cabeza que sufría durante los análisis de laboratorio que llevaba a cabo personalmente al realizar mi tesis doctoral.  Hablo por ejemplo, de la determinación de la denominada caliza activa,  nutrientes asimilables o materia orgánica, entre otros. Centrémonos en los nutrientes asimilables, a los que se les supone que son los que directamente pueden extraer las plantas del suelo para su sustento. Pues bien, al leer sobre el tema, detecté que la técnica se basaba tan solo en los experimentos llevados a cabo en una o unas pocas plantas de cultivo bajo condiciones de clima templado. Resulta lógico pensar que no todas las especies absorben los nutrientes del suelo con igual eficacia, y más aun en condiciones ambientales muy dispares. Nadie dudaría que es un disparate defender que el metabolismo de todos los seres humanos resulta igual de eficiente y más aún bajo cualquier condición ambiental. Empero obviamente sería inviable, aun con los conocimientos suficientes,  tener tantas técnicas instrumentales normalizadas en los laboratorios como combinaciones de plantas y ambientes existen en el mundo. Debe llegarse pues ineludiblemente a una situación de compromiso.

Finalmente, veamos otro ejemplo, el de la determinación de la materia orgánica del suelo, tal como se llevaba a cabo hace algunos decenios (ahora no lo sé). Generalmente, lo que determinan los químicos en el laboratorio no es la cantidad de materia orgánica del suelo, sino el carbono orgánico. La primera incluye al segundo pero atesora otras elementos/moléculas.  Pues bien, se aceptaba que el carbono orgánico analíticamente determinado equivalía a un porcentaje X de materia orgánica (MOS) en los suelos cultivados por lo que había que multiplicar el valor analítico obtenido por un determinado número (llamémosle constante) con vistas a obtener el contenido de MOS. Sin embargo, si la muestra procedía de suelos forestales tal operación multiplicativa requería otra constante mayor. Dicho de otro modo,  un valor determinado de carbono orgánico equivalía  a diferentes porcentajes de materia orgánica en función de que la muestra procediera de suelos agrícolas o forestales. Y todo ello se basaba en unos datos bastante escasos, sesgados, y, como no, generalmente procedentes de ambientes templados. Tal extrapolación debía basarse necesariamente en la asunción de todos los suelos agrícolas por un lado y los  forestales por otro funcionaban conforme a  los mismos patrones, lo cual se me antoja un dislate. Corto aquí la desiderata ya que si no me adentro en asuntos aún más escabrosos.

Es palmario que sobre-fertilizamos nuestros cultivos, perjudicando los suelos, aguas, ecosistemas y salud humana.  Sin embargo poco se ha avanzado con vistas poder llevar a cabo la aplicación de enmiendas más adecuada, eficiente y razonable, lo cual genera también despilfarros económicos que paga el agricultor. Es hora pues de que todos nos ahorremos disgustos y dinero. La noticia de hoy va en esta dirección, sin que con ello quiera decir que sus autores ofrezcan los procedimientos más adecuados (lo desconozco).

Tan solo deseaba expresar que, en estos asuntos, siempre nos enfrentaremos a dilemas entre aceptar cualquier cambio que mejoren los valores de las analíticas y un necesario conservadurismo con vistas a que no proliferen nuevos procedimientos que aportan poco y perturben en demasía estos necesarios quehaceres. El nudo gordiano de la cuestión estriba en que resulta ser tan pernicioso abrazar acríticamente cada novedad que se publique, como enquistarse/anclarse acríticamente en protocolos caducos y que, sobretodo, se ha constatado que no son los adecuados, lo que se traduce en cuantiosas pérdidas económicas, serios impactos ambientales, etc. Lean por favor la noticia de la que hemos extraído la fotografía ya que también resulta ser indirectamente muy ilustrativa.

Juan José Ibáñez   

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , ,

Cinco razones por las que el suelo es clave para el futuro sostenible del planeta (Alianza Mundial por el Suelo GSP)


2014_simp_anio_suelo2

Fuente Secretaria De Medio Ambiente y Recursos Naturales: Fuente: Instituto de Geología, UNAM, CIGA-UNAM – INECC- Colegio de Posgraduados, México

2015. Año Internacional de los suelos

En el Portal de la FAO sobre Alianza Mundial por el Suelo se acaba de editar el contenido que os hoy os reproduzco. No diré más y bato el record de brevedad. ¿Cinco razones para conservar el recurso suelo?. Aquí las tenéis aunque hay muchas más. Y como señala en el texto Diana Wall “Sin los suelos y su biodiversidad, no habría vida humana”.

Juan José Ibáñez

5 razones por las que el suelo es clave para el futuro sostenible del planeta…….

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,

Los Grandes Lagos en USA y su Alarmante Contaminación


grandes-lagos

Distrito de los Grandes Lagos y el Mississippi. Fuente:Mississippi River Trail 2013

mississippi-river-facts

Cuenca del Mississippi. Fuente Natural Forest Service

Recientemente he recibido numerosos mails de USDA Office of Communications, como alguno de los que os expongo al final de este post. De este modo se están implementando programas con vistas a paliar un gran impacto ambiental de difícil solución bajo los cánones actuales de la agricultura industrial. El problema causado por las aguas residuales y en especial a través de una escorrentía repleta de nutrientes procedentes de la sobrefertilización de los suelos agrícolas, pesticidas y aguas residuales mal tratadas, comienza a ser insostenible en términos ambientales, pero también de salud pública (por ejemplo las floraciones algales, aguas cuya carga de contaminantes supera los límites tolerables por la legislación en lo concerniente al agua potable). Si ponéis en vuestro motor de búsqueda (en este caso el controvertido Google) los palabros “Great lakes contamination agrochemicals” os saldrá un listado con más de  más de cuatro millones y medio de ítems. Ahora se acusa a la extensión de la Labranza cero de aumentar la gravedad del problema aludido. Recordemos que la denominada agricultura sin labranza se basa en agroquímicos y transgénicos, sindo muy distinta de la denominada ecológica. Podéis leer por ejemplo esta página Web en la que se expone ampliamente el problema para el distrito de los grandes lagos. De aquí que la alarma ha saltado en USDA data la abundancia recibida de mails en menos de dos semanas. En este post no me reiteraré sobre lo que ya he abundado en demasiadas ocasiones. Tan solo mentar “once again” que nuestros sistemas de producción agraria industrial no funcionan, son insustentables a todas luces, y a las pruebas me remito, como cuando os hablaba de la que ya sufre el Golfo de México, inducida por la polución descontrolada de la cuenca del Mississippi. La tecnología agraria actual no pueda frenar tan pavorosa degradación ambiental y atentar contra la salud de los ciudadanos, por lo que hay que insistir en que, o se cambia el modelo actual o la gran cloaca americana seguirá creciendo, como en otros muchos numerosos países. Abajo os dejo alguna de las múltiples noticias recibidas.

Juan José Ibáñez

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , , , ,

Evaluando el secuestro de carbono por los suelos


suatancias-humicas-sem

Sustancias húmicas y secuestro de Carbono. Fuente: intl. Humic consortium for carbon sequestration

Francamente debo confesar que este tipo de noticias científicas me desconcierta. Me refiero por ejemplo a esta: “Científicos del ARS ayudan a mejorar los cálculos sobre el carbono en el suelo” A falta de leer el artículo original, la novedad del estudio parece residir en un absoluto desconocimiento de los estudios realizados sobre las sustancias húmicas de los últimos 30-40 años. Vamos que los antecedentes bibliográficos deben haberse reducido a algunos libros de educación infantil. Y os puedo asegurar que no me gusta estar arremetiendo constantemente con la labor de otros colegas, pero no hay más cera de la que arde. Durante más de un quinquenio trabajé sobre el tema, pero de eso hace ya unos 35 años. ¿Qué ocurre? Simplemente que por aquél entonces ya sabíamos sobradamente lo que ahora se presenta como novedad. Os citaré tan solo un ejemplo. Las sustancias húmicas del suelo pueden ser extraídas, separadas,  clasificadas y cuantificadas en tipos distintos. En un universo tan complejo como el de la descomposición de todos los residuos orgánicos que van a parar al suelo, existen multitud compuestos que son categorizados en una de esas tipologías, siendo su determinación y clasificación una subdisciplina que evoluciona a lo largo de los años. Pues bien, “repito” una vez más que desde al menos hace 30 años, algunos investigadores estimaron la edad media de diferentes tipos o fracciones húmicas (mediante radioisótopos de carbono). Y al hacerlo observaron que mientras en unos tipos las estimaciones de residencia ofrecieron valores que oscilaban entre pocos meses o años, en otros, ascendían a siglos. Las denominaciones de estas tipologías, así como las metodologías para su extracción han cambiado, y supongo que mejorado. No obstante por aquellos tiempos remotos se sabía que la asociación de ciertos tipos de materia orgánica con la fracción mineral inhibían o frenaban considerablemente su descomposición, acumulándose en el medio edáfico durante largo tiempo, mientas que en otros por la ausencia de tales ligaduras se descomponían y emitiendo CO2 a la atmósfera rápidamente. Incluso existía un tipo al que se denominaba “humina de insolubilización residual”,  en el que la unión con la arcilla y algunos minerales resultaba ser tan recalcitrante que era prácticamente imposible separarlas por unos métodos de extracción convencionales que ya de por si eran muy agresivos. Debemos también tener en cuenta que en cada suelo la proporción entre las distintas fracciones lábiles/recalcitrantes resulta ser muy variable, por lo que no se puede generalizar antes de llevar a cabo algún procedimiento de fraccionamiento y estimaciones ulteriores en cada muestra. Si más de treinta años después se vuelve a descubrir lo mismo, ¿Qué podemos pensar? (i) que la noticia científica no responde a los contenidos del paper; (ii) que algunos colegas no tienen un adecuado conocimiento de los antecedentes, lo cual en ciencia no deja de ser, al menos en la práctica, un tipo de pavoroso Alzheimer o (iii) lo que ya hemos denominado en otro post el “El Olvido de la Ciencia: El Efecto Internet”.

Lo que resulta palmario y al parecer algunos denominados científicos desconocen, estriba en que parte de la materia orgánica que recibe el suelo (SOM) se descompone con facilidad y es devuelta rápidamente a la atmósfera mientras que otra pasa a formar parte de una reserva que permanece en el medio edáfico durante mucho tiempo. Obviamente, con vistas al secuestro carbono de la atmósfera nos interesa fomentar la segunda vía, ya que la primera resulta ser engañosa y totalmente ineficaz. De no ser así, si toda la MOS quedara secuestrada, se acumularía en tales cantidades, con el devenir del tiempo, como para hacer descender las concentraciones de CO2 atmosférico en tal medida que la Tierra posiblemente sufriera una permanente glaciación. ¿Nos aclaramos?. Ahora lean pues lean el  notición del decenio y reflexionen.

Juan José Ibáñez

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , ,

Las Pérdidas Económicas por la Erosión del Suelo en EE.UU.


erosion-por-viento-en-usa

Mapa de la Erosión del Suelo por Viento en EE.UU. Fuente: Problem of Wind Erosion

En una entrevista para ScienceDaily ,el edafólogo norteamericano Nick Comerford, ofrece una valoración económica de la pérdida de recursos edáficos en USA. Según este experto, tal proceso viene a costar aproximadamente 44 billones anuales de dólares (recordar que un billón de dólares suele equivaler a los mil millones en lengua española, los conocidos millardos que aún desconocen numerosos periodistas) es decir 44.000 millones de dólares al año. Se trata del precio asignado (según una determinada metodología, que desconozco) a la  erosión del suelo de 1,7 millardos o 1.700 millones de en cada ciclo anual. Maticemos que en estos datos se incluye la subsidencia de suelos orgánicos o turberas.  La buena noticia, según el mentado investigador deviene que las prácticas de conservación de suelos llevadas a cabo durante los últimos 25 años han recudido la pérdida de suelos aproximadamente  en un 40% del mentado país. Seguidamente Comerford nos vuelve a espetar la desiderata de siempre, archiconocida por los lectores de esta bitácora. Cabe recordar aquí, que según la Unión Europea, la degradación y pérdida de los suelos en Europa cuestan a esta mancomunidad de países unos 38 billones de Euros (esta vez sí que billón  podría entenderse como billón, aunque cuesta creerlo). Obviamente ambos cálculos son distintos por ya que en USA tan solo hablan de erosión y en Europa de erosión, sellado y degradación. La cifra europea resulta ser pues muy superior a la de USA, a no ser que la noticia fuera destinada para ser consumida en EE.UU. (entendiendo mil millones por billón), en cuyo caso resultarían ser semejantes.

En cualquier caso, este tipo de valoraciones económicas me generan bastantes dudas.  Por un lado conviene que el ciudadano tome conciencia de la dimensión del problema y otra bien distinta creerse que las cifras publicadas corresponden a cálculos fidedignos. Por mi actividad laboral y profesión, hoy por hoy, no dispongo del tiempo necesario para cotejar bibliografía y elaborar unos cálculos más críticos. Ahora bien, personalmente tengo la impresión de que sumamos las cifras publicadas acerca de las pérdidas  económicas inducidas por el calentamiento climático, erosión de la biodiversidad, desastres naturales, contaminación del aire, efecto sobre la salud de la degradación ambiental, etc. etc. podríamos alcanzar cifras que superen ampliamente el P.I.B. Global. Siempre se podrá objetárseme que unos datos solapan con otros, ya que, por poner un ejemplo, los desastres naturales inducen pérdida de suelos por avalanchas, deslizamientos,  etc. Dicho de otro modo, una cifra global del deterioro o perdida de los recursos naturales no podría obtenerse mediante un mero proceso aditivo de las cifras publicadas. También seamos conscientes que los expertos de una determinada disciplina, ayudados, por una prensa que lo infla todo (más que la superinflación cósmica),  a menudo nos colocan ante el peor de los escenarios, omitiendo estos “minúsculos detalles”.

No dudo de que la humanidad se encuentra dilapidando desenfrenadamente el capital que significan los recursos naturales del Planeta. Por lo tanto, si la ciudadanía y políticos se encontraran debidamente informados tales cálculos serían a todas luces innecesarios. Sin embargo, distamos mucho de encontrarnos ante este idílico “escenario”.  Vivimos en una economía de mercado en donde la “pasta” rige el presente de la sociedad, por lo cual, y para nuestra desgracia, hay que impactar y sensibilizar la opinión de unos y de otros apelando a su “presunto” valor monetario. Francamente no me creo tales cifras, ni por altas ni por bajas, sino sosteniendo que valor de los recursos naturales es sencillamente incalculable, debido a que no disponemos de nuevos inventarios, y mil asuntos más que lo impiden. Cada cual que piense lo que quiera. Os dejo pues con la noticia (…)

Juan José Ibáñez        

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , ,

Un Universo Invisible Bajo Nuestros Pies Alcanza los veinte millones de Visitas


20-millones-de-visitas

Fuentes: Bitácora de la Web y Batiburrillo

A primeros de marzo de 2015 el blog Un Universo Invisible  Bajo Nuestros Pies alcanzó los veinte millones de visitas. Como ya os comenté en una ocasión, algo cambió en el sistema de Google, hace un par de años, reduciéndose abruptamente el número de entradas, hasta en un 60%. De no ser así ya habríamos superado los 30.000 millones, ya que la velocidad de crucero por aquel entonces había superado los 5 millones de lecturas anuales. ¡Y en un instante cambió todo!. No fuisteis los ciudadanos adultos, sino los más pequeños, que entraban aquí para buscar material a la hora de hacer sus deberes los que perecieron ser abducidos. Y la verdad que había cuidado mucho ese apartado, ya que este no es un blog de ciencia, sino una mezcla de esta y divulgación científica ¡para todas las edades!.   Me entristece perder a los pequeños, pero no puedo hacer nada para evitarlo.  En cualquier caso seguimos encabezando el ranking de los más de 100 blogs que conforman este sistema mi+d. En vistas que a finales de septiembre cumpliremos los 10 años de virtual existencia, dejaremos para entonces análisis más detallados y psesudos.

Tan solo agradeceros pues vuestra fidelidad o interés, ya que si no hubiéramos cerrado este establecimiento, tal cual cierras los comercios en España en este periodo de crisis económica. De nuevo muchas gracias a vosotros, de todo corazón,  por atesorar la santa paciencia para acompañarnos a lo largo de nuestra andadura. Que Dios os bendiga, o que la fuerza os acompañe (según prefiráis).

En enorme y efusivo abrazo a todos los lectores y ocasionales contribuidores. Espero que todos seáis felices, aunque ya sé que es mucho pedir.

Juan José Ibáñez

Etiquetas: , , ,

Camuflaje de Escorpiones con las partículas del Suelo (spider-soil-man)


escorpinos-particulkas-suelo-def 

Detalles de Paratropis tuxtlensis. Fuente: Zookeys

Hoy os mostramos tan solo una curiosidad que extrajimos del boletín de noticias  ScienceDaily y que a la postre descubrimos traducida al español-castellano en el rotativo ABC bajo el título: “Descubren una araña que se «disfraza» de suelo”. Se trata del hallazgo de una nueva especie de escorpión que no escava sus habitáculos en el interior del suelo, sino que recubre su cuerpo y sacos de huevos con partículas edáficas que, al parecer,  le sirven de camuflaje que les protege de depredadores y encubre su presencia ante posibles presas. Os ofrezco la noticia abajo, tanto en suajili como en español. El artículo de investigación original se encuentra en acceso abierto, por lo que también tenéis acceso al mismo. Recordemos que se trata de la tierra en donde vive nuestro amigo y colaborador mexicano Régulo León Arteta. Se supone que estas vestimentas son tan eficientes que ni tan siquiera huye cuando se levantan las gravas y cantos bajo los que se esconde. Habita en bosques subtropicales húmedos en los que el suelo suele permanecer húmedo durante gran parte del año, aunque las secreciones desprendidas por sus glándulas cuticulares también sirven para adherir las partículas a su exoesqueleto. En vista de todo ello, propongo que para los próximos carnavales los expertos en ciencia del suelo nos disfracemos de spider-soil-man y la IUSS otorgue un premio al que se considere más original y que además pique, inyectado su veneno, a aquellas autoridades que denosten nuestra ciencia. ¿?.  ¡Publicidad coercitiva a toda costa! Quizás, de conseguir la financiación adecuada, logremos que el público se fascine por con la nueva versión cinematográfica que explique el verdadero origen de spider-man. Eso es lo que se llama cultura científica y lo demás son zarandajas.   

Juan José Ibáñez en un día de telúrica ¿inspiración?.

 ¡No, simplemente el calor derrite mis neuronas en el mes de agosto de 2014! (aunque lo edito en febrero de 2015).

Seguir leyendo »

Etiquetas: , ,

Erosión Fría


glaciares-de-las-rias-en-patagonia

Glaciares desembocando en las Rías Patagónicas (Chile); Foto. Juan José Ibáñez

El post de hoy nos habla de la erosión fría, que no de la fusión fría, tema que escapa a nuestras competencias. Se trata de un breve artículo publicado en Investigación y Ciencia, partiendo de otro previo aparecido en las páginas de Nature.

El encabezamiento del título en Investigación y Ciencia, comienza así, resumiendo perfectamente el contenido de estos estudios: Erosión por enfriamiento. La historia térmica de miles de rocas avala la idea de que el enfriamiento climático de los últimos millones de años aceleró la erosión de la superficie terrestre. Con tal motivo se hace uso de cronómetros térmicos o más concretamente de sus métodos de datación en geología (geotermocronología). Abajo os añadimos el inicio de los contenidos en acceso abierto que permite Investigación y Ciencia. Seguidamente incluimos la Nota de Prensa de ScienceDaily, para finalizar con una sucinta descripción sobre la geotermocronología procedente de Wikipedia. El estudio ha sido realizado en diversas partes del mundo y “parece” bastante serio, aunque personalmente dudo que finiquite el debate acerca de si el relieve terrestre obedece fundamentalmente a la orogénesis (que incluye formación de montañas) causada por la tectónica de placas, o si por el contrario resulta ser el clima el factor que controla la fisiografía del globo terráqueo. Esta forma de crear antinomias (contextuales)  se me antoja fortunada.

Los autores detectan que la producción de sedimentos y la erosión montañosa resultan ser mucho mayores bajo climas fríos que cálidos, siendo muy elevada en diversos sistemas montañosos del mundo durante los periodos gélidos de los últimos seis millones de años, en los que la actividad tectónica era muy variable en los diferentes enclaves analizados por toda la superficie terrestre. Por tanto refuerza la hipótesis climática frente a la tectónica, si bien no considero que sea el punto fuerte del mensaje de los autores que, en todo caso, cabría matizar.   

Nadie duda del enorme poder erosivo de las masas de hielo, es decir de la erosión glaciar. De confirmarse los resultados obtenidos por los investigadores implicados en el estudio, el rebajamiento del relieve sería mayor durante los periodos gélidos, rebajando las cimas de las altas montañas y depositando los sedimentos de suelo, regolitos y rocas a menores altitudes. Eso sí, si la alteración física de las rocas resulta ser enorme, al contrario ocurre con la química, que necesita de ambientes más calentitos y húmedos con vistas a que puedan producirse las los procesos de intemperización que transforman las rocas en suelos.  

En consecuencia, podría inferirse que una alternancia de periodos fríos y cálidos sería un ciclo inmejorable  con vistas a alterar la superficie terrestre y rebajar sus relieves. Esto es justamente lo acaecido en los últimos millones de años y especialmente en el Pleistoceno. Sin embargo, que yo sepa, la comunidad científica sigue defendiendo que la actividad tectónica ha sufrido épocas de intensa y baja actividad, en lo que concierne a la elevación de las montañas, hecho que, hoy por hoy, no puede soslayarse. Por lo tanto, este tipo de controversias “blanco-negro”, “mucho-poco, bueno-malo” me parecen soberanamente inútiles.

A pesar de todo creo que la nota de prensa atesora gran interés de confirmarse que este tipo de periodos geológicos alternantes (fríos/cálidos) aceleran la transformación y rebajamiento del relieve terrestre, estando actualmente inmersos en uno de ellos. Os dejo pues con la información aludida con vistas a que los interesados abunden “un poco más” en el tema”.

Juan José Ibáñez

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , ,