La WRB 2014-2015 Desde el Teléfono Móvil: (Nuevo aap para utilizar esta clasificación de suelos)


wrb-espanol-2014-publicada-en-2016 

Si es amante de estos teléfonos denominados inteligentes (smartphone), ya puede bajarse usted la aplicación o app para poderla ojear la WRB desde cualquier sitio, ya sea para sistemas iphone o androide. Abajo les dejo la información para acceder a ella. . Eso si, tan solo puede bajarse la versión inglesa.

Juan José Ibáñez
Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , ,
Categorias: Biología y Ecología del Suelo, Redes Complejas, Ecológicas, Sociales y el Mundo de Internet, Taxonomías y Clasificaciones

Adiós Humedales Adiós (… y suelos hídricos)


humedales-degradacion-mundial

Colaje de Google imágenes

Al paso que vamos, un día no muy lejano, aquellos humedales que alegraban la vista y refrescaban el ambiente serán un recuerdo y/o charcas atiborradas de residuos malolientes.

 Como me alegraría poderos ofrecer noticias que nos alegraran a todos sobre la naturaleza y el hombre. Sin embargo, la prensa se encuentra repleta de notas de prensa preocupantes cuando no dramáticas, aparentes descubrimientos científicos que nos narran hallazgos intrascendentes, ¡Cuánto viejo vino en nuevas botellas!. Y si hablamos de tecnología, nos narran novedades que sirven de poco, u ocultando sus lados oscuros por ser dañinas para el medio ambiente, la salud humana o el control del procomún ciudadano diezmado por la avaricia de multinacionales y gobiernos sin escrúpulos. A menudo me entran ganas de cerrar la bitácora porque termino malhumorado.   Pero vayamos ya al tema que hoy nos preocupa y mucho. Abajo os dejaré los enlaces sobre varios post precedentes relacionados con el tema y más de 20 páginas de noticias que tan solo tienen el propósito de serviros de ejemplo entre otras miles.

 La superficie de España, como la de casi todos los países del mundo, se encontraba antaño salpicada de hermosos humedales, lagunas y charcas que embellecían el paisaje y enriquecían su biodiversidad. Sin embargo, actualmente han desaparecido en su inmensa mayoría. Hoy incluso nuestras zonas húmedas más emblemáticas, como Doñana, la Albufera y el Delta del Ebro, todas ellas mundialmente reconocidas y “en teoría protegidas”, corren graves riesgos de desaparecer, siendo muchos son los que piensan que tal proceso es ya irreversible, como nos informa SEO/BirdLife. De acuerdo a esta organización: el 64% de los humedales del mundo ha desaparecido del planeta desde 1900. Tal cifra ascendería al 87% si calculamos su extinción desde 1700. Más aun, según las mismas fuentes, en España, el 80% de los ecosistemas húmedos dulceacuícolas restantes padecen severos síntomas de degradación. “Adiós humedales adiós”. El Homo sapiens, piensa ya poco de por sí, y al parecer nada en la biosfera, así como la enorme belleza, valor y riqueza del mundo natural. Empero necesitamos sus enormes servicios ecosistémicos, les guste a algunos o no. Por lo que todo este drama del teatro ecológico ya nos pasa una dramática factura.  

 Las causas de tal pérdida son tan numerosas como para no poder enumerarlas aquí. Millones de maneras de infringir daños o extinguir la riqueza y variedad de la biosfera. Digamos que su aprovechamiento agrícola, y en el pasado también el riesgo de paludismo que padecían los hombres y mujeres que vivían en sus proximidades, dio lugar a la destrucción de parte de los mismos. Sin embargo,  hoy en día la sobreexplotación de las aguas subterráneas, junto a los trasvases de aguas corrientes inter-cuencas (como amenazan constantemente a las Tablas de Daimiel), ha dado cuenta de otros tantos  ecosistemas de la misma índole. Por su parte, en el litoral, primero la agricultura y luego el sellado urbano generado por la litoralización de la población (expansión de ciudades, polígonos industriales, residencias turísticas, cultivos bajo plástico, etc.) también han generado estragos devastadores, en el seno o cerca de los ambientes costeros. En países como España, pero también en otros muchos, la presencia de agua se encontraba correlacionada con la de los suelos más fértiles, hoy sepultados bajo asfalto y cemento, de tal modo que hemos descapitalizado la edafosfera más valiosa, perdiendo gran parte la soberanía alimentaria. En otros países, las perdidas en vidas humanas y los miles de millones de euros que cuestan los “denominados desastres naturales” causados por huracanes, tifones, etc., alcanzan cifras escandalosamente escalofriantes. De haber respetado aquellos ecosistemas, casi nada de lo ocurrido hubiera tenido lugar.   ¿Desastres naturales?. No tanto, sino que tales desgracias han sido más bien causadas  por la codiciosa sociedad que padecemos.

 Nuestros políticos no parecen percatarse de que aunque los humedales ocupan exiguas extensiones en comparación con la tierra firme que les rodea, albergan una biodiversidad impresionante. Por ejemplo, en las zonas áridas del SE Español, y más concretamente en Almería, acabo de publicar un trabajo en el que constata que el 50% de las comunidades vegetales, surgen de los lechos fluviales pedregosos de las ramblas, ocupando estos últimos menos del 1,5% de sus superficie. En este tipo de cauces,  generalmente secos, surgen afloramientos de las aguas subterráneas, dando lugar a maravillosas islas de biodiversidad y edafodiversidad.

 La pérdida de las comunidades dulceacuícolas de tal índole, no solo amenazan las plantas y pequeños invertebrados que allí habitan, al margen de crear una insufrible monotonía del paisaje, sino que lo mismo ocurre con peces, anfibios, reptiles y algunos mamíferos, así como de otras formas de vida. Más aún, muchas especies biológicas que no habitan directamente sobre las mentadas zonas húmedas, dependen a menudo de ellas con vistas a cubrir sus necesidades de agua. Por lo tanto, al desaparecer las primeras, no es infrecuente que se corra el riesgo de terminar dañando gran parte de la cadena trófica de los paisajes circundantes, siendo pues afectados espacios geográficos mucho más extensos. A menudo, la prensa general tan solo nos informa de la gravedad que sufren las enormes y diversas bandadas de aves migratorias que necesitan ineludiblemente de estos ambientes en sus recorridos anuales, siendo tan solo la punta del iceberg.

 Reiteremos una vez más que, en los litorales de diversas zonas del mundo, la desaparición de estas barreras naturales termina pasando factura, en forma de ingentes pérdidas en términos de vidas humanas, económicas y ecológicas, al dejar de frenar la violencia de huracanes, tifones y tsunamis que antaño proporcionaban las zonas húmedas a los lugareños ante tales desastres naturales, que de este modo no lo eran tanto como en la actualidad.       

 Aunque no se trata de pérdidas en sentido estricto, la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas también ha asolado, estos ecosistemas acuáticos, por cuanto  sus aguas se han visto transformadas de elixir en veneno. Empero también los humedales atesoran otros servicios ecosistémicos como dulcificar los mesoclimas locales y secuestrar ingentes cantidades de carbono atmosférico a escala global. Algunos científicos sostienen que tal hecho ya ha repercutido en los climas regionales a gran escala.

Muchas regiones del globo, e incluso civilizaciones enteras crecieron sobre la fertilidad de los deltas que tapizan la desembocadura de los grandes cauces fluviales. Hoy, la cadena de embalses que los jalonan interrumpe el aporte de sedimentos, impidiendo contrarrestar el delicado balance que los mantenía en equilibrio meta-estable frente a la erosión marina. Decenas, por no hablar de millones de personas corren el riesgo de padecer hambrunas.

 Tarde y mal, algunos despiertan de su letargo, decidiendo crear humedales artificiales. Empero los contados casos en los que tal hecho ocurre, no compensan las perdidas de los naturales. Veamos por ejemplo el panorama en EE.UU.

 Según “ActionBioscience”: entre los años de 1780 y 1980, los 48 Estados inferiores perdieron el 53% de los humedales originales, equivalentes  a 42 millones de hectáreas. Por su parte, veintidós Estados han perdido el 50% o más de sus zonas húmedas naturales, siendo California la que encabeza el ranking al desaparecer el 91%, mientras que Florida ha sufrido la mayor reducción en términos de extensión (3.76 millones de hectáreas). Las causas principales han resultado ser la agricultura y el desarrollo urbano, como en la mayor parte del Planeta. Más recientemente, las pérdidas de los humedales dulceacuícolas han alcanzado la espeluznante cifras del 98%.  Un fenómeno tan alarmante ha acaecido también en Nueva Zelanda, ya que solo persiste el 8% de los humedales originales.

 Debemos recordar que no existen cifras contrastadas para la mayor parte de los países del mundo. Pues bien, retornando al caso de EE.UU., durante la administración Obama, el Departamento de Agricultura (USDA), parece haber realizado un gran esfuerzo con vistas a sanear su más que depauperado medio ambiente rural, fomentado la conservación de las enclaves de agua dulce e induciendo la creación de otros artificiales en las granjas, sustituyendo los abonos químicos por una agricultura orgánica, a la par que animando a que sus agricultores construyeran charcas al objeto de mantener la vida salvaje y obtener otros productos con valor en el mercado, como la cría de cangrejos. Pero con el cambio de reemplazo de su Presidente, comienzan a sonar lasTrumpetas del Apocalipsis”.  Los Boletines electrónicos de la USDA se encuentran, hoy por hoy, casi fuera de servicio desde un punto de vista ambiental.  Más económico. ¿verdad?.

 Reitero que abajo os he incluido abundante información sobre las millones de maneras de destruir, asolar y devastar, pero hay muchas más.

 La cuestión ya no estriba pues, en que podemos hacer con los humedales, sino con la propia especie humana. Adiós, humedales adiós.

 Juan José Ibáñez


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , ,
Categorias: Biomas del Mundo y la Biodiversidad de Los Países, Carpeta sobre Paisajes de Suelos y los Suelos en el Paisaje, Degradación de Suelos: Contaminación, Degradación de Suelos: Salinización y Acidificación, Diversidad, Complejidad y Fractales, Geografía de Suelos y Megaedafología, Los Suelos las Plantas y la Vegetación, Pérdida de los Recursos Edáficos: El Sellado del Suelo, Prensa y Política Científica, Procesos Superficiales terrestres: Relieve, Geomorfología y Cuencas de Drenaje:

Industrias líticas paleolíticas, silicretas y su tratamiento térmico por el fuego


silicetas-en-sudafrica

Silicretas y herramientas. Fuente: Google imágenes

 El sílex era uno de los materiales líticos (generalmente rocas propiamente dichas) más usado por nuestros antepasados en la prehistoria de la “edad de piedra”. Con él elaboraban los utensilios de mayor dureza de que podían disponer., hasta que consiguieron ingeniárselas para desarrollar tecnologías que les permitieron moldear metales.

 Todavía desconocemos todos los pasos y progresos que tuvieron que llevarse a cabo para pasar de la edad de piedra a la edad de los metales, como os explicamos abajo.  Usualmente se ha venido defendiendo que en todas las elaboraciones de utensilios líticos el sílex era el material más común. Sin embargo, en amplios espacios geográficos, y especialmente bajo los espesos mantos de suelos y regolitos que subyacen en antiguos crátones de trópicos y subtrópicos, las rocas se encuentran a gran profundidad, no estando a menudo al alcance de aquellas culturas. En consecuencia se veían obligados a hacer uso de horizontes del suelo endurecidos, los cuales tampoco son muy frecuentes, aunque afortunadamente en aquellos ambientes aparecían en, o cerca de la superficie con mayor profusión que otros. Este es el caso de los plintosoles, que  aún siguen siendo muy útiles como materiales en la construcción de viviendas en muchos poblados africanos.

 El uso del fuego fue una de las primeras tecnologías que usaron aquellos humanos a la hora de calentarse, cocinar y modelar la naturaleza. Como ya os comentamos en algunos post hace muchos años (por ejemplo, este entre otros: Suelos Pobres: Ladrillos Negros y Ladrillos Rojos (Materiales para el Hombre), el ingenio humano ha resultado ser formidable a lo largo de su historia. Tarde o temprano debieron percatarse de que el fuego podía mejorar la maleabilidad y dureza, de ciertos horizontes endurecidos con vistas a fabricar armas y utensilios mejores que los que poseían. Nos referimos a las silicretas u horizontes endurecidos por la cementación de sílice. Por tanto, no debe extrañar  la historia que os narramos hoy, de la cual ya escribimos un post, cuando se detectaron las primeras evidencias, que hoy la ciencia ha confirmado. Por lo tanto, no cabe la sorpresa ante la afirmación de que parte de los materiales edáficos fueran usados para elaborar armas, hogares, aislantes y otros ingenios. Cuando algo les resultaba útil o mejoraba lo anterior, tarde o temprano, los seres humanos terminan haciendo uso de ello, con vistas a mejorar sus vidas. Los suelos, no solo han servido usados para la agricultura y ganadería, sino en todo lo que hiciera falta en cada momento y lugar. Y de eso va la historia que os narramos a continuación. 

La silicreta es un tipo de horizonte edáfico endurecido que se generan en ciertos ambientes, abundando en determinados espacios geográficos. En un post anterior ya hablamos sobre este tipo de suelos a los que denominamos Durisoles, señalando que: “se distribuye principalmente por extensas áreas en Australia, Sudáfrica y Namibia, así como en los Estados Unidos de Norteamérica (particularmente, Nevada, California y Arizona). En menor medida también pueden detectarse en América Central, Sudamérica,  Kuwait y ciertas regiones Mediterráneas”. Del mismo modo, en el siguiente post: Silicretas, Tecnología Paleolítica, Pirotecnología y Evolución de la Conciencia Humana, abundamos también acerca del tema, si bien por aquel entonces el estudio nos informaba de evidencias, que no de hechos ya mejor contrastados, como en la nota de prensa que os mostramos hoy, y que reproducimos de dos noticieros, uno en español y otro en inglés.  En consecuencia seremos muy breves.

 Juan José Ibáñez

 Continúa………


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , ,
Categorias: Componentes, Estructuras y Procesos en los Suelos, Ecología y Biogeografía post posteriores a agosto de 2009, Etnoedafología y Conocimiento Campesino, Historia de la Tierra y de los Suelos., La Calidad y Las Funciones del Suelo, Suelos de Zonas Áridas, Semiáridas y desertificación

La Paradoja del fósforo: De su necesidad en la producción agraria, escasez de reservas mundiales y la contaminación de aguas


fosforo-en-suelos

El fosforo en los suelos Fuente: Google imágenes

Si garantizar la soberanía alimentaria a nivel global resulta ser un reto difícil de afrontar, la ciencia y tecnología actual parecen agravar alarmantemente el problema, en lugar de resolverlo. Al parecer somos incapaces de utilizar el sentido común, poniendo en riesgo nuestros objetivos del milenio. ¡Sí, esos que nunca se cumplen! Nadie duda de las bondades de la ciencia y la tecnología, pero usando la razón como punto de partida, don que al parecer vamos perdiendo, o dejamos en mano de científicos y tecnólogos cortos de vista, así como en las procelosas fauces de multinacionales a las que no les importa la salud de la biosfera, el hambre en el mundo, ni la salud humana. En un post precedente (El Futuro de la Agricultura tropical y el problema del fósforo en sus suelos: El Hambre de Fósforo y la Tasa del Fósforo), ya constamos que una de las mayores amenazas para garantizar la producción y soberanía alimentaria mundial resulta ser las escasas reservas que alberga la geosfera de un elemento imprescindible para nuestro futuro. Hoy os  mostramos dos noticias paradójicas que publicó simultáneamente el boletín de Noticias TerraDaily.  En la primera se nos informa de que el exceso de abonados fosfatados contamina las aguas (como por ejemplo, vía floraciones algales) creando, numerosos problemas ambientales. Por el contrario, en la segunda, nos alerta de que hay que comenzar ya a generar una nueva perspectiva con vistas a ahorrar este apreciado y escaso elemento químico. En otras palabras, mientras que los países ricos inducen severos problemas de degradación ambiental por sobre-fertilización con enmiendas fosfatadas, la última nos advierte de que, si no intervenimos ¡ya!, reduciendo las cantidades que se añaden,  el futuro de la agricultura mundial se enfrenta a un panorama tenebroso por la escasez del mentado elemento. ¿Dónde veis vosotros la racionalidad científica?. Desde luego dudo mucho que los “tocagenes” y su biotecnología sean la solución (hablan mucho pero no resuelven los principales problemas de la agrosfera). Más bien nos hace falta un cambio de paradigma agronómico que catapulte hacia actividades sustentables, algo difícil de lograr bajo el imperio de una política comandada por los que tan solo buscan amasar dinero a corto plazo, sin pensar en el futuro. Como podréis leer abajo, en USA se ha demostrado que las prácticas agrarias más eficientes logran reducir la polución de fósforo en las cuencas de drenaje y sus cuerpos de agua intercalados (lagos), no resultan eficaces como para poder paliar el problema.   Y así los investigadores concluyen que:

 

Los esfuerzos convencionales, como la siembra directa y los cultivos de cobertura, han tratado de abordar el escurrimiento de nutrientes al reducir su movimiento de los suelos hacia los cursos de agua. Sin embargo, nuestro estudio demuestra que la simple prevención de la escorrentía y la erosión no resuelven el problema principal del exceso de fósforo del suelo por producido por los fertilizantes, mientras que tal sobreabundancia podría anular cualquier esfuerzo de conservación. Las soluciones deben centrarse en evitar que el fósforo entre en el paisaje o en extraer el exceso que ya se está acumulado”, dice el co-autor Christopher Kucharik, profesor de agronomía y estudios ambientales en UW-Madison”.

 Personalmente considero que el principal objetivo del milenio estribaría en disminuir la estupidez humana hasta límites sostenibles para el propio hombre y la biosfera, algo que se me antoja cada día más difícil, lejano, o simplemente imposible de alcanzar.  Tan solo un cambio de modelo económico y agrario, simultáneamente, podrán hacer frente al exponencial incremento de cretinismo del que hace gala la especie humana.

Juan José Ibáñez

Seguidamente exponemos ambas notas de prensa……..


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , ,
Categorias: Degradación de Suelos: Contaminación, Fertilidad de Suelos y Nutrición Vegetal

Urbanismo y La escorrentía superficial venenosa (Supercontaminación Urbana)


esrorrentia-pluvial-urbanita

Fuente: Colaje de Google imágenes

De todos es bien conocido que una parte de las aguas pluviales, no se infiltran directamente en el suelo, recorriendo su superficie en dirección de la pendiente hasta ser depositada en otros lugares. En los paisajes naturales, tal hecho no asuelen acarrear más consecuencias que, en ciertas condiciones, se impida su almacenamiento en el suelo, la recarga acuíferos,  o que su exceso aumente la posibilidad de inundaciones tras intensas tormentas.  Cuando más rocas afloran a la superficie, tanto mayor será la posibilidad de que el avance a toda velocidad hacia los cauces fluviales y reservorios de agua, ya que muchas de ellas son bastante o difícilmente impermeables.

Ahora bien, el enorme crecimiento de las ciudades (paisajes urbanos e infraestructuras industriales)al sellar el suelo (impermeabilizarlo), induce a que aumente una escorrentía superficial cargada con enormes cantidades de todo tipo de contaminantes que, al llegar a los desaguaderos que salpican los pavimentos de las ciudades, generen serios problemas para el ambiente (como agravar la contaminación del agua), la salud pública y las propias infraestructuras.  

Se trata de un problema que las sociedades modernas no han resuelto debidamente, por lo que cabría hablar de un desinterés o desidia política. Y así, a menudo, pueden salir de las urbes aguas abajo envenenando ríos, acuíferos y los campos de cultivo  que se riegan con ellas. El problema es mucho más serio de lo que parece, incluso  en las urbes más modernas del mundo.

En el blog El Agua, sito en este sistema de bitácoras, sus responsables han editado un post que os animo a leer a todos por cuanto resulta de sumo interés, tanto para los urbanitas como para los campesinos. Este lleva por título: La gestión de las pluviales: La gran olvidada del ciclo del agua.

Ahora bien, ni los campesinos sufren siempre las consecuencias, ni podemos calificarles a todos de ser “apestados por los urbanitas. Me explico”. Hablando ya en general de las aguas residuales no depuradas, de las que las pluviales mentadas forman parte, cabe recordar que, este oro negro se encuentra sobresaturado de contaminantes, pero también de nutrientes como el fósforo y nitrógeno. Pues bien, para aquellos agricultores que viven en el umbral de la pobreza, o los que a sabiendas del problema no tienen escrúpulos, tal elixir les resulta una maldita bendición. Unos y otros, riegan sus campos con estas aguas venenosas  sin tener más necesidad de añadir ningún tipo de fertilizantes, obteniendo cosechas más que generosas. Todo ello, a cambio de contaminar los suelos, alimentos y así mismos.

Hace unos años, un colega me comentaba el caso de una ciudad de Latinoamérica, en la cual, al intentar las autoridades paliar el problema del riego con aguas residuales, se toparon con la oposición frontal de los campesinos, ya que sin tal sucio elixir, sus cosechas menguarían sobremanera, subiendo de paso los costos de producción por las necesarias enmiendas de contaminantes. Al preguntarle al contertulio que había ocurrido finalmente, me comentó que se intento paralizar todo el proyecto oficial. Yo volví a preguntarle: ¿y que hacen con esos alimentos contaminados?. Él respondió, parte se venden en los mercados locales y parte son procesados y exportados a otros países.

Todo esto resulta lamentable. No debemos exonerar a los campesinos acríticamente como esclavos del capitalismo neoliberal, por considerarlos siempre víctimas de las atrocidades de los políticos y de la economía del mercado. Tal modo de proceder de los agricultores hace enfermar a otros seres humanos y criaturas de la vida silvestre.  Con harta frecuencia, las mezquindades de la ciudadanía es tan peligrosa como la de los políticos.

Os animo pues a que leía este interesante post, y entendáis los riesgos del susodicho tipo de escorrentía fluvial venenosa para el hombre y la biosfera.  

Este es, de nuevo, el enlace que os llevará al aludido post. Personalmente animo a que lo leáis y de paso, yo personalmente, felicito a sus autores.

Juan José Ibáñez

La gestión de las pluviales: La gran olvidada del ciclo del aguaPublicado por Remtavares el 3 marzo, 2017

Etiquetas: , , ,
Categorias: Degradación de Suelos: Contaminación, Edafología y Política, Fertilidad de Suelos y Nutrición Vegetal, Los Suelos y la Salud, Pérdida de los Recursos Edáficos: El Sellado del Suelo, Procesos Superficiales terrestres: Relieve, Geomorfología y Cuencas de Drenaje:, Suelos y ambientes urbanos: las Ciudades

Adiós Consuelo, Adiós: Sobre “Salud Pública y Algo más” y su Administradora Consuelo Ibáñez Martí


0-consuelo-portada

consuelo1

Los lectores más asiduos a esta bitácora habrán comprobado que durante los últimos meses la edición de post se ha reducido drásticamente. No se trata de falta de material ya preparado, ni de desgana personal. Estoy pasando el peor momento de mi vida hasta la fecha, el dolor y una profunda tristeza me embargaN.

Cierto es que sufro de algunos problemas de salud, pero tampoco es la razón. Desde primeros días de octubre, mi hermana Consuelo Ibáñez Martí, la administradora del blog que lleva por título “Salud Publica y Algo Máscayó ¿mortalmente? enferma (31/12/2018), tras haber sufrido hace dos años una gravísima afección cardiaca inconcebible bajo nuestro sistema sanitario. La cirugía para reparar, en la medida de lo posible, su deteriorado corazón (tres bypass y más…) tuvo éxito pero la dejó graves secuelas. Desde entonces, padeció problemas de todo tipo que no deseo explicar en estos momentos, ya que los describiría con toda la furia que pudiera expeler mi alma. Ya sabemos que la muerte nos espera a todos al final del camino terrenal. Empero el infortunio, la incompetencia y la envidia se ceban más con unos que con otros. Consuelo llevaba mucho tiempo torturada por el infortunio. Y obviamente aquello fue el comienzo físico de su desgraciado final (incluyendo las enfermedades nosocomiales que tanto odiabas y que también te castigaron en sus últimos meses).

Consuelo, era mi hermana, mi única familia cercana, pero también mi mejor amiga y médico, ya que ella misma me libró de fallecer, como mínimo en dos ocasiones dado, mis sempiternos problemas de aversión física a los fármacos. Cuando rememoro con dolor e indignación sus últimos 10-15 años de vida, no doy crédito a lo que tuvo que soportar,  tanto en los planos personales, de salud y profesionales. En el tercer  aspecto mentado, gran parte de lo lamentablemente acaecido, devino de su defensa a toda costa de la salud pública del conjunto de los ciudadanos del mundo, su lucha contra las privatizaciones de los mismos, así como el afán de que hizo gala para que la sanidad estuviera al alcance de todos. Con este mismo talante, se obstinó generosamente a la hora de compartir sus conocimientos y opiniones, pesara a quien pesara, sin admitir censuras de ninguna clase a su libertad de expresión. Malos tiempos para la lírica en una economía global que no nos considera ahora al enfermar como pacientes, sino usuarios y consumidores, a los que nuestras autoridades prestan cada día menos atención.

No hacía ni un mes que había alcanzado su deseada jubilación, en vista de que “el sistema” (autocensura de Juanjo, mordiéndose los labios)  la obligaba a trabajar en condiciones inhumanas para su más que delicado y frágil estado. Lo celebramos en Madrid,  y a renglón seguido viajó a Hamburgo (Alemania) en su deseo de  compartir su alegría junto a la más entrañable amiga y colega, también a punto de alcanzar su merecido retiro. Al regresar, aparentemente en un aceptable estado de salud, se desencadenó la tormenta perfecta (frase suya). En otras palabras, el destino se empecinó en arrebatarle hasta unos pocos años (los que fueran) del merecido descanso que tanto ansiaba, ante la barbarie que leía y escuchaba sobre la sanidad y otros asuntos que nos afectan a todos. Un extraño cáncer y (…) comenzaron a devórala las entrañas y su debilitado “corazoncito” (literalmente).

Narrar lo acaecido os daría lugar a que entendierais tanto mi dolor (y también rabia) como el sufrimiento de ella en todos los sentidos. Pero no puedo ni debo. Es mi intención escribir un post en el primer aniversario de su muerte.

Yo la induje a que iniciara su andadura en su blog (“Quienes somos y que entendemos por Salud y Salud Pública”), que sigue teniendo a pesar de que llevaba sin escribir muchos años, por alguno de esos problemas que resulta mejor silenciar, varios miles de visitas diarias.  De haber editado los post de su blog, al ritmo al ritmo que yo imprimía en el mío, se habría salido del mapa mundial de la blogosfera, al menos en español.

Entre paliativos: En el corredor de la muerte.

 Las dos últimas semanas transcurrieron en una unidad de paliativos, aunque todos los que la queríamos (entre los cuales se contaban varios colegas médicos) luchábamos desesperadamente por conseguir una terapia alternativa que estábamos adquiriendo en Alemania, “dial a dial”, para que en una residencia posterior comenzara el tratamiento. Pero el destino se empeñaba recalcitrantemente en llevársela de este Planeta enfermo. Por un día, “24 horas más”, no lo conseguimos. Y así, varias veces y por diversas razones llegábamos siempre un poco tarde con vistas a conseguir una mejoría, o tal vez su recuperación. Y solo era cuestión de un par de días o incluso de horas. Empero una y otra vez más de lo mismo.

Cuando la visitaba diariamente, en unas fechas tan señaladas como las navidades, al entrar en la unidad de paliativos yo miraba, mientras numerosos enfermos (“pacientes”) me observaban a mí. Sentías y sabías que estabas en un corredor de la muerte, como donde ubican a los condenados que van a ser ejecutados en algunos países que aún mantienen esa execrable práctica. No quiero describiros las extrañas sensaciones que se aglomeraban y debatían en mi interior. ¿Les sonreía cariñosamente? ¿Les ignoraba para que no percibieran la piedad que dimanaba mi corazón? ¿Qué hacer? Todos los años escribo post navideños recordando que nuestra sociedad global no debe alardear, en tan señaladas fechas, de paz y buena voluntad. ¡No! Rehuí redactar contenido alguno al respecto, so pena de que “Un universo Invisible” no diera la imagen tétrica en unas semanas en las que se habla de amor, paz, solidaridad alegría etc. Empero también este “corredor” merecería unas palabras de aliento y compasión por Navidades, posiblemente la última, en la mayoría de los casos.

No se trata de narrar una experiencia personal dolorosa, sino de las terribles lecciones que pueden extraerse de tal amarga experiencia, que trascienden casos concretos, pudiendo afectarnos a muchos de nosotros. Y me temo que día a día, tales enseñanzas se reforzarán, visto el rumbo que han elegido para nuestra sociedad, los que la exprimen sin escrúpulos.

Espero que podáis perdonar mi dolor y silencio durante estos últimos meses. Tan pronto me recupere lo suficiente seguiremos, si el destino lo permite, batallando en esta bitácora.

Tan solo comentar que ella ha sido el ser humano más importante de mi vida en casi todos los sentidos. Y sé que se fue con una enorme preocupación que comentó a sus más allegados: la de dejarme solo con mi dolor y la sanidad pública que padecemos. Nunca estaré solo “hermanita”, por cuanto estás dentro de mí, hasta que me llegue mi momento, o el de reunirnos dichosamente de nuevo en un lugar más apacible. Y espero que exista “algo” después de la muerte, lugar en el que ya estés descansando, feliz, finalizar de una vez con esas guerras mezquinas que tu detestabas y a la que te arrastraban “otros” (nuevamente autocensura de Juanjo, mordisqueando la pluma electrónica”). Si es así, allí nos veremos ineludiblemente, sin tanto desazón inducido por el rumbo que ha tomado la sociedad en donde vivimos.

No ensalzaré su altura profesional ni otros temas al uso en este tipo de despedidas. Sé que la modestia era un punto fuerte entre otros muchos.  Si me alegró observar que con la gente sencilla con la que tratabas en tus tareas domésticas, se entristecía de corazón. Era muy buena persona decían casi todos. Y eso es mucho más relevante que la jerga  que se suele usar en los panegíricos, ya esté uno en este u el otro mundo.

Ya sabes que yo no puedo decirte adiós en modo alguno, ya que te llevo dentro de mí, formas parte de mí.  Hablaré contigo por las noches y pediré tus sabios consejos, como ya hacía desde que tuve uso de razón.

Tu “hermanito del alma”.

Juanjo Ibáñez

 

Consuelo y Juan José Ibáñez, ya maduritos, nutriéndose para escribir en sus respectivas Bitácoras

Pd-1. Me hubiera gustado redactar un texto mejor, sublime, “celestial”, pero todo mi ser se encuentra agarrotado por la tristeza de tu pérdida. ¡Lo siento!.

A nuestro querido colaborador Régulo León Arteta.

Y mientras tanto, al otro lado del charco, en México, fallecía la mujer del más entrañable y asiduo colaborador de esta bitácora, aproximadamente al mismo tiempo. De hecho nuestros correos electrónico, en las que nos comunicábamos las malas nuevas, se cruzaron en el tiempo”.  ¡Ánimo Régulo!.

Pd-2

Finalmente deciros que intentaré que el blog “Salud Pública y Algo más” siga adelante, si logro animar a algún amigo y colega de Consuelo, que comulgara con su filosofía, se anima a recoger el testigo. Tan solo tienen que avisarme. Eso sí, posiblemente no sea tarea fácil, como hubiera ocurrido en mi caso.  

Etiquetas:
Categorias: Biología y Ecología del Suelo

La Virosfera, Los Suelos y la Biosfera


virosfera 

Virosfera. Fuente: Colaje Google imágenes

La virosfera, o el conjunto de todos los virus que alberga la Tierra es aun terra incognita para la ciencia. Y como veremos hoy, resultará prácticamente imposible entender el funcionamiento de la vida hasta que comprendamos el papel que estos diminutos organismos desempeñan, tanto en la evolución como en la dinámica de la biosfera. El ciudadano tan solo es informado de los virus cuando estos generan enfermedades y pandemias, demonizándolos por ser extremadamente peligrosos, como también solía hacerse antaño con las bacterias. Empero desde estas últimas hasta (y sin excepción) los animales superiores se encuentren preñadas de numerosas especies víricas, la mayoría de las cuales no causan daño alguno, y tal vez desempeñan un papel de vital importancia. ¿Y en los suelos?. Más de lo mismo. Todos los organismos del suelo, desde las más minúsculas arqueas y bacterias albergan estas formas de ¿vida? en su interior, por lo que si extendemos a las mismas el concepto de especie, la virosfera podría ser considerada la reina de la biodiversidad edáfica. Si un gramo de suelo posee 40 millones de bacterias, tenga la total seguridad que también atesorará cientos de millones de virus.

 Debemos, adicionalmente tener en cuenta que parte de su material genético se incorpora a los genomas de sus huéspedes generando un flujo horizontal de genes que, tal vez, conecte “de alguna forma”, todo el árbol filogenético a modo de gigantesca red, corroborando entonces nuestra visión previa de la vida reticulada y su evolución a lo largo de la historia de la Tierra.   Nosotros mismos, nuestros genomas, son también en parte víricos, es decir algo tenemos de virus, mucho más de lo que pensáis como podréis observar hoy. Y no solo su diversidad, sino que a pesar de su tamaño, también se especula que la biomasa que suponen en el seno de la biosfera puede llegar a ser enorme, increíble, aunque por falta de información todos los datos que leáis no dejen de ser más que meras especulaciones: la punta del iceberg.  Según se señala más abajo, alguna be las hipótesis más audaces defiende que “La masa acumulada de su biomasa excedería todas las plantas y animales en la tierra“. ¿Sera verdad?.

 El contenido que os vamos a ofrecer hoy, ser basa en los fragmentos de dos post redactados en español, así como en una noticia recientemente ofrecida por terraDaily en suajili. Podemos considerar que  el material extraído del post titulado virosfera, perteneciente al magnífico blog de Miguel Ángel Jiménez Clavero que lleva por título Virus Emergentes y Cambio Global, nos ofrece la visión más ortodoxa y conservadora, mientras el siguiente, secuestrado del Blog: Disiciencia, la perspectiva más  atrevida/provocativa. En cualquier caso, como podréis observar, las cifras sobre su abundancia, diversidad y biomasa son enormes, por no decir asombrosas. A pesar de todo, el verdadero enigma subyace en el papel que “podrían desempeñar” en los avatares de la vida sobre la tierra, cuyo conocimiento podría modificar radicalmente nuestra concepción de la evolución biológica, así como poner en tela de juicio la filosofía subyacente al neo-darvinista actualmente imperante, aunque en paulatino desmoronamiento.

 ¿Se puede conocer la vida y la biosfera sin entender la Virosfera?. Todo apunta a  que la respuesta, en esa enorme red biológica que recubre y penetra la Tierra, resulta ser necesariamente negativa. Pero habrá que esperar para vislumbrar el paisaje mental adecuado. El reto de entender la Virosfera es enorme, pero quizás, cuando lo logremos, nuestra visión de la vida y de nosotros mismos cambie radicalmente. En este post más que en la mayoría de los redactados en este blog hasta la fecha, resulta imperativo que leáis al menos el contenido en español extraído de los dos blogs mentados, el cual os resultará asombroso. Que lo disfrutéis.

 Juan José Ibáñez

Continua………


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , ,
Categorias: Biología y Ecología del Suelo, Diversidad, Complejidad y Fractales, Ecología y Biogeografía post posteriores a agosto de 2009, Historia de la Tierra y de los Suelos., Redes Complejas, Ecológicas, Sociales y el Mundo de Internet

Biorremediación de suelos contaminados por hidrocarburos y anegados de agua mediante proteobacterias


proteobacteria-azoarcus-bioremediacion-hidrocarburos-policiclicos-maria-albuquerque-et-al 

Proteobacteria Azoarcus Fuente: maría Albuquerque y colaboradores

 La biorremediación de suelos es una línea de investigación de candente actualidad, debido a que la sociedad contemporánea está convirtiendo a suelos y aguas en verdaderos vertederos de todo tipo de contaminantes tóxicos, muchos de los cuales son orgánicos y muy persistentes. Una extensión nada despreciable de los sitios contaminados, lo son por vertidos incontrolados o por derrames de petróleo, dejándolos inservibles para la producción agropecuaria, además de perjudicar seriamente la calidad de las aguas y convirtiéndose. Un serio riesgo para la vida salvaje y la salud pública. En nuestra categoría sobre contaminación de suelos ya hemos hablado del tema con profusión desde los más dispares puntos de vista, por lo que no volveremos a repetir la importancia y modalidades de la contaminación, así como de las posibles alternativas con vistas a su biorremediación.  Como os mostraré en la nota de prensa que analizamos hoy, una proteobacteria del suelo denominada Azoarcus, cuyo hábitat son medios edáficos encharcados, carentes o escasos en oxígeno que parecen ser capaces de resistir el enorme poder tóxico de los peligrosísimos  y persistentes hidrocarburos aromáticos. Al parecer,  Azoarcus, llega a utilizar las mentadas sustancias tóxicas como fuentes de energía y carbono para su propia supervivencia, convirtiéndose pues en una alternativa a explorar para una biorremediación eficaz de suelos anegados fuertemente contaminados por tóxicos orgánicos. Ahora resta por investigar la viabilidad de su uso en tales menesteres, ya sea en su forma actual, o acudiendo al auxilio de la genómica (es decir tocando sus genes da tales microrganismos, cultivándolos y comercializando el producto). Se trata de una muestra más del inmenso arsenal de utilidades del mundo microbiano que vive en el suelo con vistas a paliar la degradación ambiental. En nuestra categoría biología y ecología del suelo ya os hemos mostrado la maravillosa biodiversidad que se esconde bajo el suelo, así como sus maravillosas e importantes funciones, vitales para el mantenimiento de la biosfera e importantísimas también para el futuro de la humanidad. En consecuencia, os dejamos ya con la nota de prensa y unos fragmentos que he extraído de Wikipedia sobre este género de proteobacterias. Espero que esta noticia sea del interés de  muchos de vosotros.

 Juan José Ibáñez

Continua……….


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,
Categorias: Biología y Ecología del Suelo, Degradación de Suelos: Contaminación

Los Suelos y la Preservación del Patrimonio Cultural (primeros ensayos metodológicos)


suelos-y-artefactos-culturales

Los suelos y el patrimonio cultural del pasado

Suelos y patrimonio cultural. Fuente: Colaje Google imágenes

Una extensión considerable de los suelos del mundo esconde y preservan parte del patrimonio cultural de nuestros antepasados.  No es fácil saber dónde, si no se usan nuevas metodologías y prospecciones detalladas. El desarrollo de infraestructuras y en parte también el laboreo puede destruir valiosas joyas que nos impidan conocer ciertos aspectos y episodios de la historia de la humanidad. Personalmente he venido defendiendo esta “función de preservación” desde hace unos 12-15 años, prácticamente ignorada por la inmensa mayoría de los expertos en la ciencia del suelo. Sin embargo, actualmente algo comienza a moverse.

La Unión Europea, desde el Joint Research Center, en el antaño denominado Buró Europeo de Suelos (European Soil Buro -ESB) y ahora renombrado como Centro Europeo de Datos (European Soil Data Centre -ESDAC), ha publicado un ensayo con propuestas metodológicas sobre el tema al que aquí aludimos.  Y utilizo el vocablo ensayo ya que se me antoja aun poco serio y aún menos riguroso. Sin embargo, algo es algo. Abajo os dejo la noticia traducida del suajili al español castellano, que incluye tal intento, reitero que en mi opinión aún muy prosaico. Sin embargo resulta recomendable leerlo. Del mismo modo, también se acaba de publicar un artículo científico acerca de la relación entre suelos y patrimonio cultural en donde se ofrecen más detalles.

Con vistas a conseguir tales objetivos, los autores y proponentes de la aproximación hacen uso de la base da datos de suelos de Europa, de la cual fui coautor. No se trata pues de una aproximación cuyas bondades permiten aplicar el procedimiento al conjunto de Europa, sino que esta es la base de datos de mayor cobertura y la han usado para testar, o mejor dicho publicitar las presuntas posibilidades que ofrece. Lo que a uno termina por irritarle, es que el primer autor, Mark, formaba parte conmigo del Comité ejecutivo del ESB en los inicios del siglo XXI. Yo insistí en el interés de este tema, a la que hicieron caso omiso la mayor parte de sus integrantes, y entre ellos Mark. Y unos 15 años después la hacen suya, aunque no aportan nada relevante. Muy al estilo inglés, la maniobra de este investigador, que aterrizó en aquel grupo, pesar de no tener ni idea de lo que era un suelo, demuestra como se las gasta la diplomacia y argucias  de los “British”. Abajo también os muestro algunos ejemplos extraídos de mi Researchgate (repositorio de las publicaciones escritas y publicadas a lo largo de mi trayectoria profesional) escritos en aquella época en donde se da fe de lo que digo. Luego publiqué varios artículos en revistas indexadas y capítulos de libros. Nada de ello consta en la bibliografía sobre la que se apoya Mark, con bastante descaro y poca ética.

¿Qué es lo que han hecho estos autores? ¿Qué nos proponen?. Cada tipo de suelos atesora unas propiedades que propician la conservación de ciertos compuestos y artefactos, o todo lo contrario. Unos edafotaxa pueden ser más apropiados para la conservación de ciertos restos que otros. Es decir, dependiendo de sus propiedades ciertos tipos de suelos pueden albergar algunos restos mejor que otros, o ninguno. Basándose en la mentada base de datos, y con algunos conocimientos de suelos nada complicados, es posible mostrar “mapitas”, muy atractivos sobre las coberturas edafológicas que mejor permiten conservar cierta clase de artefactos, materiales y compuestos de interés cultural. Entre ellos se citan huesos, dientes y conchas, sustancias orgánicas, metales y alecciones que dan cuenta de antiguos asentamientos (Cu, Fe y bronce), etc.  Y aquí termina todo. Es decir lo que parece una iniciativa novedosa no lo es, y sobre lo que se denomina predicción….. (prefiero no pronunciarme). Fin del cuento.

La cuestión estriba en que los artefactos de interés cultural han sido ubicados a lo largo del tiempo de forma dispersa por una gran variedad de enclaves, y los “mapitas” no dan, obviamente cuenta de ello, sino de los sitios en donde ¿pudieran? encontrarse mejor preservados, lo cual no quiere decir que los atesoren. Y todo ello en función de las premisas de las que parten los autores, que aun permanecen por ser corroboradas. Usando un mapa a escala 1:1M, es decir a escala muy grosera, poco se puede predecir, ya que se buscan asentamientos de reducidas extensiones y la generalización cartográfica omite muchos tipos de suelos minoritarios que también están presentes en las unidades de mapeo, aunque no aparezcan.

No obstante, soslayando estos procelosos y lamentables modos de proceder, al menos algo comienza a agitarse (¿verdad Mark?: ese colega que en su momento lo que yo defendí le entró por una oreja-que no oído- y le salió por otro), lo cual agradecerá la comunidad de edafólogos. Debo reconocer que trabajos oportunistas de esta catadura pueden ser positivos para todos los que amamos el mundo de los suelos. Eso sí en mi Researchgate, queda constancia de que no se trata de una inquina personal, sino hechos demostrablemente contumaces. Así se escribe hoy en día la historia de la ciencia.

Os dejo pues con la noticia……..

Juan José Ibáñez


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,
Categorias: Carpeta sobre Paisajes de Suelos y los Suelos en el Paisaje, Componentes, Estructuras y Procesos en los Suelos, Filosofía, Historia y Sociología de la Edafología, Historia de la Tierra y de los Suelos., La Crisis de la Edafología

Construyendo Ciudades Verdes: Beneficios y Problemas (valoración de un caso concreto: Madrid+Natural)


cordoba-verde-1 

Córdoba Ciudad adaptada al calor en Ambientes Mediterráneos desde hace siglos: Fuente: Anoche tuve un sueños ¿¿??

cordoba-verde-2 

Fachadas verdes: Córdoba Ciudad adaptada al calor en Ambientes Mediterráneos desde hace siglos. Fuente: ArtenCordoba

En este post os ofrecemos nuestras conclusiones finales sobre el proyecto del Ayuntamiento de Madrid para conseguir una ciudad más verde, saludable y sostenible  (Madrid+Natural), Abajo os mostramos las entregas realizadas. Repetimos que los contenidos de esta serie pretenden ser igualmente útiles para otras grandes ciudades del mundo en general, siempre y cuando los países no deban hacer frente a necesidades mucho más apremiantes, como en varios del tercer mundo. 

Relación de post previos

Ciudades Verdes y Jardines Urbanos: Carta Abierta a Manuela Carmena

Ciudades Verdes: Fachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala (¿Suelos verticales?)

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos y periurbanos

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

 Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles

Ciudades Verdes: Infraestructuras verdes y restauración de riberas

Ciudades Verdes: vegetación en las calles, superficies permeables y vegetación adaptada

Ciudades Verdes: Revegetación de Solares, Microclimas con Agua, Áreas Inundables, Drenaje sostenible y sombreado estacional

La respiración de suelos urbanos versus naturales y las huellas de la contaminación de las ciudades Industriales

Agricultura urbana y periurbana, suelos, cultivos, contaminación y riesgos para la salud

Suelos Urbanos: Estudio, Inventario y Cartografía

Construyendo Ciudades Verdes: Beneficios y Problemas (valoración de un caso concreto)

Los objetivos pueden sintetizarse con unos párrafos que hemos mostrado en todos los post anteriores sobre las deseables ciudades verdes. Los que leyeron algunos de ellos pueden omitir su lectura:

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal ha presentado públicamente un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde, proponiendo diversas iniciativas al respecto, como lo pudieran ser las fachadas ajardinadas, cubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables, drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas pueden descargarse pinchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés.

Se trata de una idea loable pero tras intentar llevar a cabo una serena reflexión, entiendo que no “no es oro todo lo que reluce”:  ¿resultan viables?, e incluso en el algunas de las propuestas concretas, ¿Cabe la posibilidad de que para nuestra sorpresa sean contraproducentes?. A menudo lo que sobre el papel parece una maravilla, en la práctica podría tornar en pesadilla,.  Y nos referimos a todo lo que leemos en la prensa y visionamos en televisión, al margen de este programa denominado Madrid+Natural.

 ¡¡Aleluya!! Finalizamos la serie, ya que he terminado atacado de los  nervios, y con la tez tan pálida como la de los habitantes del norte de Europa, en la que parecen haberse inspirado los autores del documento. Pero Madrid pertenece al bioma Mediterráneo, y los factores ambientales, económicos  y sociológicos se parecen tanto entre ambos espacios geográficos como los de un huevo a una gallina. Y este es el kit de la cuestión. Por mucho que la prensa muestre soluciones casi universales. En estas cuestiones siempre debe recurrirse a la frase depiensa globalmente y actúa localmente”. Lo que en unos sitios resulta ser posible, en otros no. Más aun, iniciativas que en determinados lares serían una bendición en otras devendrían en maldición.    

Los contenidos de (Madrid+Natural) parecen consistir en un ejercicio intelectual de salón, ajeno al espacio y el tiempo.  Numerosos criterios, y como corolario las iniciativas propuestas, pueden ser aptos para la Europa templada o fría, es decir de Bélgica a Escandinavia. En ocasiones he llegado a preguntarme a mí mismo si existiría otro Madrid  ubicado varios miles de kilómetros al norte del que yo vivo, es decir en España. Pero no, no es así. Y lamento ser tan crítico ya que soy un admirador de Manuela Carmena y votante del movimiento político que la alzó hasta la alcaldía de la Capital, al margen de mi participación desde la primera gran manifestación del movimiento 15-M. Sin embargo, lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible.  Y también los lectores asiduos sabéis sobradamente que “no me caso con nadie”. En cualquier caso todo este asunto, y más concretamente el contenido de la propuesta de (Madrid+Natural) me ha causado una profunda decepción. Vayamos pues a esbozar unas conclusiones.

 Madrid+Natural, tiene la pretensión de lograr una ciudad más sustentable, saludable y sostenible, poniendo como punto de mira su “adaptación” al presunto calentamiento climático que se avecina. Y ya en este punto comienzo a discrepar en vista del estado actual de la ciudad, aún más agravado por la crisis económica, respecto a décadas precedentes. Si “los árboles no dejen ver el bosque”, en el caso de los autores tal “adaptación” les ha cegado por completo. Todos debemos tener muy presente que la mayor parte de las medidas encaminadas a lograr habitar en ciudades más sustentables que las actuales,  suelen ser también positivas contra el calentamiento climático, de producirse. Por lo tanto y ante todo, hubiera sido recomendable analizar los acuciantes problemas actuales de la ciudad e intentar corregirlos en la medida de lo posible teniendo en cuenta las veleidades del clima, pero no al revés, como han hecho los autores. Debe tratarse de personas jóvenes, muy concienciadas en esta materia, pero con escasa formación en ecología, la problemática de la ciudad, sociología de sus habitantes y tribus urbanas, posibilidades económicas de una alcaldía endeudada desde hace muchos años, etc.  De otra forma no pueden explicarse muchos de los contenidos incluidos en  Madrid+Natural. Estos son breves para cada una de las iniciativas que proponen, todos ellos bastante conocidos, si se lee la prensa científica “extranjera”. No es casual que un buen número de ellos han sido concebidos por expertos del oeste de y norte de Europa, es decir con abundantes precipitaciones, ambientes frescos o fríos, ciudadanos que en su mayoría disfrutan de un estado de bienestar envidiable y un grado de civismo y urbanidad aún más encomiable. Eso sí, bastante aburridos y en muchos casos un tanto xenófobos (cuanto más hacia el norte peor). Cada pueblo tiene sus virtudes y sus defectos, nada que reprochar. Ahora bien, que una perspectiva de allí recaiga en las mentes de los de aquí, es decir latinos, poco puede aportar. 

Así por ejemplo, el énfasis del documento en llevar a cabo tareas irrealizables, ya sea por sus costos, ya porque en ambientes mediterráneos no tienen sentido, ya porque socialmente no estamos preparados, y un largo etc., tan solo constata que los autores han llevado a cabo una revisión bibliográfica, espetando a la postre lo que les ha parecido más bonito.  Tal hecho implica que algunas ideas si puedan ponerse en práctica en el sur de Europa, pero muchas más no.

El énfasis en paliar los “escenarios futuros” de eventos extremos, con especial énfasis en las inundaciones, pone en evidencia el origen de las iniciativas (que los autores del texto de Madrid+Natural hacen suyas) que no se manejan adecuadamente todos los elementos de la ecuación. Evidentemente tales inundaciones pueden aumentar también en el mediterráneo, nadie lo duda, si los vaticinios actuales sobre el cambio climático se producen. Empero los mayores riesgos del calentamiento en el sur de Europa estribarían en aumentos de las temperaturas (incluidas olas de calor) y sequías prolongadas. Resulta curioso observar el tipo de cultura del agua que se desparrama por casi todo el texto de Madrid+Natural. Con ello no deseo decir que algunas de ellas sean disparatadas (otras sí), sino que, ante la escasez de recursos hídricos, devienen en inviables. Del mismo modo, se habla de restaurar los sistemas de ribera del Rio que cruza Madrid, lo cual es totalmente inviable y disparatado. Da la impresión de que los redactores no han paseado, ni percatado de los alrededores de tal entorno, ya que no se pueden proponer ideas irrealizables. Por ejemplo, si lográramos aumentar el verdor de las ciudades se demandaría mucha agua. Efectivamente las sofocantes temperaturas veraniegas de Madrid (que a menudo superan los 40ºC en el centro de la urbe) disminuirían unos pocos grados. Empero el calor húmedo resulta más agobiante que el seco, por lo cual muchos ciudadanos sentirían más agobio, que no menos. Se trata de lo que se denomina sensación térmica. Más aun bajo un calor húmedo, con nichos en fachadas verdes, cerca de las cálidas salidas de humos de los comercios y aires acondicionados de los hogares, generan la aparición de microclimas aptos para ser ocupados por insectos, que a la postre podrían actuar como vectores de enfermedades tropicales y subtropicales. De conseguirse mucho verdor estival, “a lo peor”, causamos alguna que otra epidemia que nos coja desprevenidos. Y así podríamos explayarnos redactando diversos ejemplos, varios de los cuales han sido explicados en los post precedentes. 

Vayamos ahora con  los carriles de bicicletas la contaminación del aire etc.…..


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , ,
Categorias: Curso básico de ciencia para jovenes universitarios y tecnólogos, Ecología y Biogeografía post posteriores a agosto de 2009, General, Prensa y Política Científica