Chernóbyl, Contaminación Radioactiva, Medio Ambiente y Salud Pública (por Consuelo Ibáñez)

Ayer el plasta de mi hermano, al que sufrís como Administrador de Esta Weblog (allá cada uno con sus gustos;  yo no tengo más remedio, pero vosotros no tenéis perdón) me pidió reiteradamente una pequeña colaboración, desde el punto de vista de salud pública, sobre el accidente de Chernóbil y sus efectos. Sinceramente, por falta de tiempo para documentarme ampliamente, pensé en no participar, pero la curiosidad de ponerme al día pudo con mis “malas intenciones” (en lo que al Susodicho Ibáñez se refiere) y empecé a revisar unos cuantos documentos. Finalmente terminé por agarrarme un disgusto mayúsculo.

El primer informe que consulté fue el de la  OMS : “Chernóbil: la verdadera escala del accidente.” Veinte años después, un informe de las Naciones Unidas dice dar respuestas definitivas, a la par que formula sugerencias para reparar las vidas dañadas.

 

Reitero que me ha podido más la indignación ante las opiniones, informes, etc., vertidas por esos “sabios” que la falta de tiempo.  Yo me pregunto, ¿Se pueden escribir párrafos como este?:

 

Fue un accidente muy grave, con importantes consecuencias para la salud, especialmente para los miles de trabajadores que estuvieron expuestos en los primeros días a dosis muy altas de radiación, y los otros miles de personas que contrajeron un cáncer de tiroides. En general, sin embargo, no hemos encontrado efectos negativos profundos en la salud del resto de la población de las zonas circundantes, ni tampoco una contaminación generalizada que siga suponiendo una amenaza sustancial para la vida humana, salvo en algunas zonas excepcionales y restringidas”, añade el Dr. Bennett.

 

Y continúan con todo el morro señalando que:

 

En cuanto a los efectos en el medio ambiente, el informe también es tranquilizador: las evaluaciones científicas indican que, salvo en la zona incluida en un radio de 30 km del reactor, que está muy contaminada, y en algunos lagos cerrados y bosques de acceso restringido, los niveles de radiación han vuelto a situarse, en su mayor parte, en valores aceptables. “En la mayoría de las zonas los problemas son de índole económica y psicológica, no sanitaria o ambiental

 

 No quiero extenderme mucho con los “expertos de la OMS, pero decir que el mayor problema que existe ahora en Chernobil y las restantes zonas afectadas, es la salud mental de sus habitantes que, “al ser tratados como víctimas en lugar de cómo supervivientes” han desarrollado una “neurosis de renta” y no solo no trabajan, sino que a parecer según los expertos de la OMS, quieren también que el estado les pague incluso las vacaciones…… (mejor me callo).

 

Ya, ¿y que pasa con los cánceres de tiroides, con las leucemias con las malformaciones genéticas hereditarias, la contaminación del agua, del suelo, de las cosechas, de los animales que se alimentan de esas cosechas, de la flora y fauna salvaje, del aire, etc.?”

 

PD. El subrayado es del fanático de mi hermano, como podéis suponer.

 

Me dirijo ahora a otro documento de José Santamaría el cierre de Chernobil no acaba con la pesadilla nuclear

 

Bajo mi punto de vista y la experiencia de haber intentado mantenerme informada a lo largo de estos 20 años, me parece más cercano a la realidad y con su benevolencia (espero, ya que me basado básicamente en su estudio) intentaré resumir algunas de las conclusiones de Santamaría, aunque lo que realmente os recomiendo es que leáis este artículo esclarecedor.

 

Veamos sus consecuencias sobre las personas: absorción por el organismo de miles de personas de grandes cantidades de yodo-131 y cesio-137.

 

El yodo-131, aunque tiene una vida corta, se acumula en la glándula tiroides, causando hipertiroidismo y cáncer de tiroides, sobre todo en los niños.

 

El cesio-137 tiene una vida media de 30 años, por lo que sus efectos aún se harán notar durante muchos años más. El ADN de las células germinales que transmiten la información genética fue dañado por la radiactividad y  otro de los problemas de salud que se mantienen es el debilitamiento del sistema inmunológico causado por las radiaciones que hace a las personas afectadas susceptibles a múltiples enfermedades, no solo a las infecciosas.

           

Además hay que contar con las repercusiones de: cesio-134, estroncio-90 y plutonio-139, sobre los que no abundaremos, ya que como veis el tema es interminable.

 

 

Por citar solo un ejemplo. En la región de Gomel, en Bielorrusia, los cánceres de tiroides entre la población infantil se han multiplicado por cien, y el número de casos no para de aumentar. Las leucemias, cuyo periodo de latencia es más largo, empiezan a aparecer, sobre todo entre “los liquidadores” (trabajadores “voluntarios” militares que acudieron inmediatamente a sofocar el incendio y desmantelar el reactor); la tuberculosis es una de las enfermedades que más ha crecido entre las personas afectadas. Las aberraciones cromosómicas, precursoras de leucemias y cánceres, han sido igualmente detectadas, al igual que cánceres de hígado y recto; y enfermedades del sistema endocrino, nervioso, digestivo y cardiovascular, así como las cataratas.

 

Pasemos a sus efectos sobre el agua: El río Pripiat llevó la radiactividad a su efluente, el río Dnieper (el tercer río europeo por su caudal) y que tras recorrer 800 kilómetros y seis grandes embalses, desemboca en el Mar Negro. El agua contaminada por los residuos radiactivos puede llegar a haber afectado a unos 30 millones de personas, según un reciente informe elaborado por 59 científicos de 8 países, bajo la dirección del italiano Umberto Sansone: más de 9 millones beben agua contaminada, y otros 23 millones de personas comen alimentos regados con aguas radiactivas o peces con niveles inaceptables de radiactividad. Las balsas y pequeños embalses construidos para retener las aguas contaminadas a la larga agravaron el problema, pues fueron rebasadas al caer las primeras lluvias intensas.

 

Los peces del lago Kojanovskoe, en Rusia, presente niveles de radiactividad 60 veces superiores a los límites de seguridad de la Unión Europea. La única alternativa es la completa prohibición del consumo de pescado en la región.

 

Los sedimentos fluviales y lacustres, así como los suelos bañados por el agua contaminada son posiblemente la mayor amenaza diez años después del accidente. El accidente depositó 380 terabequerelios (380 x 1012 bequerelios) de estroncio y plutonio en la zona alrededor del reactor.

 

Sigamos con la contaminación atmosférica. La nube tóxica fue diseminada por el aire. Durante los primeros diez días hubo grandes emisiones de radio nucleidos que contaminaron más de 200 000 kilómetros cuadrados ciudades suelos y lagos de Europa y occidente de Asia. El grado de sedimentación varió según que estuviera o no lloviendo cuando pasaron las masas de aire contaminado. Afectando a los países del norte de Europa contaminando los suelos, que a su vez contaminaron los pastos que consumían los animales y a través de su consumo pasó a los humanos, como es natural.

 

Tras el accidente, los suelos, animales y la vegetación de las zonas forestales y montañosas absorbieron grandes cantidades de cesio radiactivo, y los niveles siguen siendo altos en las setas, las bayas y la caza. La  exposición generada por los productos forestales ha aumentado, y según la OMS, sólo disminuirá a medida que los materiales radiactivos migren hacia zonas más profundas del suelo y se desintegren lentamente. Se ha observado una elevada transferencia de cesio radiactivo de los líquenes a la carne de reno, y de esa carne al ser humano, en el Ártico y en las zonas subárticas, con altos niveles de contaminación de la carne de reno en Finlandia, Noruega, Rusia y Suecia.

 

Incluso en otros muchos países los efectos del desastre de Chernóbil siguen latentes. Por ejemplo, en el Reino Unido, más de 300 rebaños de ovejas siguen todavía en cuarentena (sin poder ser consumidas, como consecuencia de la contaminación radioactiva del funesto accidente. La razón es lo que se denomina, “transmisión vertical”. En otras palabras, las ovejas contaminadas por la radiación procedente del accidente de Chernóbil, padecieron mutaciones genéticas que afectaron a su aparato reproductor, por el consumo del pasto  contaminado al absorber los elementos radioactivos fijados en el suelo. Tal contaminación es transferida a sus “léchales” también por el consumo de la lecha materna. 

 

Mejor no sigo.

 

Consuelo Ibáñez

Consejería de Salud de la CAM

 

Nota del Administrador: ¿Con que en las zonas profundas del suelo no contaminan y se desintegran “apaciblemente”?. Estos “venerables ancianitos de la OMS no tienen ni idea”. Abordaré el tema en mi contribución.

 

Consuelo: Juanjo que te estoy viendo “virtualmente”. Hazme favor de dejar de subrayar todo lo referente a los suelos, que este es un tema muy serio.

Juanjo:   Vale, vale, pero esto es una Weblog de Suelos e intento recalcar la importancia de su contaminación, que todos dejáis en segundo plano.

Carmen, Antonio y JP: Está visto que quien cae en sus manos. Es como una maldición efectivamente.

Juanjo: ¿Por qué no cerráis la boca, para una vez que no os doy la lata (…)

Carmen, Antonio y JP: Vale “hermoso”, ·majete”, “salao” (uffff casi la “pifiamos)”

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

es lamentable lo de Chernobil pero esto nos dice nuevamente que la acción desmedida del hombre es la causante de problemas en la salud del planeta

q efectos ala salud causa la contaminacion del suelo

chale con eso de la conmtaminacion plis cuid4emos vuestro planeta

me psrece que el medio ambiente se esta contaminando mucho el suelo por las basuras

el aire por la contaminacion de las basuras de la ciudad.

Hola veo con preocupación las acciones que se esta tomando para atacar el calentamiento global

Pues es que ya la gente no se acuerda de lo sucedido en chernobil

Es preocupante que quieran terminar de llenar el mundo con plantas electronucleares las cuales pueden llegar a cuasar grandes accidentes en cuestiones de minutos. Las plantas nucleares son como un volcán durmiente que en cualquier momento pueden despertar y causar grandes destrucciónes.

Consuelo,pido tu valiosa opinion respecto a una curiosidad.

Supongamos que objetos hechos de tela,madera o plastico han recibido radiacion,¿estos objetos se vuelven a su vez radiactivos?,

¿hay que desecharlos o pueden seguir usandose?

Gracias anticipadas por tu respuesta.

Lalo

Hola Lalo,

Cualquier objeto sometido a radiación puede absorberla y transformarse en radioactivo.

Dependerá del tipo de radiación recibida, del tiempo de exposición del objeto, de la cantidad de radiación y de la capacidad de absorción del objeto.

Yo, por mi parte, no los seguiría usando.

Un cordial saludo

Hola! Tengo una pregunata que tal vez me puedas responder… Soy de argentina y ayer me compre una blusa que tiene unas puntillas. La vendedora que me atendio tenia acento raro por lo que me puse a hablar y me conto que ella habia venido de Rusia hace 2 años y me conto que era de Chernobyl. Me conto un poco su historia y antes de irme me dijo que las puntillas de la blusa las habia traido de Rusia (no me aclaro cuando ni donde exactamente las compro). la pregunta es… puede tener radiacion? que hago la uso o no?? Muchas gracias

Ana,

No. No tienes ningun probelma. Por si me equivocara he consultado con médicos. Puedes estar tranquila.

ssludos

Juanjo Ibáñez

quisiera saber un poco de como nos afecta la contaminación radiactiva en que lugares se da como se reconoce etc… de antemano agradezco su ayuda.

quisiera saber la consecuencia de la contaminación radioactiva!!!! por favor es para un trabajo del colegio.. SOY DE PARAGUAY

el tema me parece muy interesante y estoy realizando un trabajo sobre la contaminacion de alimentos por causa de la radiaciones y me interesaria saber mas detalles al respecto nivel molecular

gracias y saludos

quien me dice q porcentaje de contaminacion tiene chernobyl?

Una sra. venida de chernobyl hace tiempo, vende joyas hechas por ella misma, yo no tenía miedo de contaminarme; pero un día trajo unas joyas hechas con unas piedras muy brillantes llamadas dijo "diamantes rusos". Después que las compré me comentó que no tenía más porque se las traían de contrabando entre ropa, pues estaba prohibido exportarlas: las exportaban desde Ucrania. Me entró pánico. Es cesio? Leí que este brilla mucho. Puede estar contaminado con radiación de chernobyl? Si contaminan, la contaminación es tan baja que es poco importante? Siento que contaminé toda mi casa.

Saludos,

Lili

[...] de radionucleidos que finalmente albergue el suelo. Sin embargo,  como ya denunciaba mi hermana, en este post, las falsedades que suelen verter las autoridades implicadas con vistas a tranquilizar a la población son impresionantes, siendo Chernóbyl en ejemplo palmario [...]

Srs.
Debido a que un imbecial ha escrito: “Todo es propaganda de
los gringos”, le digo: ve, cretino porque no vas a cherno
y te acuestas allí.
L.G

(requerido)

(requerido)


*