Elecciones Generales 2008 en España tras el Debate de los Candidatos: ¿Patético o Triste?

Decimos los que vamos para viejos que todo tiempo pasado fue mejor. Obviamente, me circunscribo que aquí a la postdictatura. Bajé a cenar a las 23.15, como en la primera ocasión. Comencé a informarme del debate entre los dos principales candidatos en la tertulia posterior que ofrece TVE.  Total, vuelven a repetirlo casi todo. Pero en realidad, los dos foros se me antojaron igualmente patéticos con alguna excepción. Quizás, si dieran oportunidades a los restantes partidos políticos, lo resultados de las elecciones serían distintos. Pero la igualdad de oportunidades que predica uno de los candidatos no parece concernir a las  restantes alternativas. Ya comenzamos con las excepciones. Resumiendo, la Ley de San Mateo. Hastiado comencé a escuchar un programa de Radio Nacional en el que intervenían los radioyentes. Hasta que el sueño me arrojó en los brazos de Morfeo, todos los ciudadanos que hablaron (o que yo tuve la ocasión de escuchar) estaban de acuerdo, ya fueran afines al PP o al PSOE: Decepción, indignación, frustración. Dos de ellos, de tendencias opuestas, y que salieron a antena consecutivamente comentaron que, oído lo oído, iban a votar a IU. En su mayor parte los que intervinieron (y yo me adhiero) clamaban por las listas abiertas y una profunda reforma electoral.

 

Primera reflexión: Los ciudadanos españoles no merecemos la clase política que sufrimos, con independencia de ideologías. “Españolito que al mundo te trajo Dios, las dos Españas van a helarte el corazón”.

 

Como dijo un antiguo Presidente del Gobierno: ¡Más de lo mismo!. Discusiones mal encaradas, reproches mutuos, pobreza de los respectivos discursos carentes de contenido y de continente, ausencia total de carisma, y lo que es peor, temas que tan solo le interesan a la clase política. Estamos cansados de las mismas historias un periodo electoral tras otro. Los que estamos entrados en años, recordamos con añoranza los elegantes y agudos discursos de los parlamentarios  de la postdictadura. Daba igual que defendieran una ideología u otra ¿Dónde andan los Herreros de Miñón y compañía? Frente a su oratoria, da la impresión que los candidatos actuales parecen no haber superado la prueba de PISA. ¡Que pobreza en su lenguaje! ¿Se alimentan de esos programas televisivos entre “reality shows” y rosas? Vamos para atrás, como los cangrejos.

 

Segunda reflexión: No hay cultura, no hay ideas, no hay futuro, y no hay programas políticos por ningún lado. Estamos a merced de la economía de mercado. Otro Presidente de Gobierno, decía algo así como que “hacía la única política posible”. Probablemente fuera cierto. Pero de serlo, sobra verborrea de baja cuna.

 

Si entramos en los temas que interesan a los ciudadanos no cegados por una alternativa u otra, como si fueran hinchas fanáticos de equipos de fútbol, la situación se me antoja aun más patética.

 

Educación Primaria y secundaria: La educación primaria y secundaria en España son un desastre. No se trata tan solo valorar los paupérrimos resultados que un año tras otro nos escupe el Informe de Pisa. Simplemente se requiere hablar con el profesorado, gran parte del cual está deprimido. No hay cultura del esfuerzo (como se dice ahora), no hay motivación entre los estudiantes, la disciplina en la escuela brilla por su ausencia ante el recorte de unos recursos disciplinarios que priman al alumno ante el profesor. No lo digo yo. La prensa se hace eco diariamente de la falta de formación de nuestros jóvenes en casi todos los aspectos. Y lo peor de todo es que cada reforma educativa hace buena a la anterior. ¿Qué alegaron al respecto ambos candidatos? ¿Qué ideas novedosas pusieron encima de la mesa? ¡Sin comentarios! Para más información ver los interesantes post que ha colgado sobre la materia Jon Igelmo Zaldívar en su bitácora.

 

Educación Universitaria: Más de los mismo. ¿Qué indicador quieren que escoja? Cada año, aun teniendo en cuenta el  descenso de potenciales candidatos, entran menos alumnos en la Universidad. Del mismo modo, descienden lo que quieren hacer carreras científicas o técnicas (con alguna salvedad), en un momento en que se nos alerta de que (i) son fundamentales a la hora de fomentar la competitividad y productividad (de las más bajas de Europa); (ii) que necesitamos 40.000 o 50.000 investigadores más en los próximos años y (iii) No atraemos a jóvenes ciudadanos de otros países. Varios profesores de mi especialidad me han comentado que comienzan en sus clases 40 alumnos (por poner un ejemplo) y que en diciembre se pueden contar con los dedos de la mano. Los alumnos responden que no están motivados, que no se divierten. Si por jolgorio fuera nadie de mi generación hubiéramos terminado la carrera. Estaríamos todos en un “tablao flamenco” ¿deberán los profesores realizar un cursillo de divertimento? No obstante, no olvidemos las posiciones que en el ranking mundial ocupan las Universidades Españolas. Desde este punto de vista nuestra visibilidad apenas sobrepasa a la de una república bananera. Se habla de endogamia universitaria y cierto es que hay que atajarla, pero nadie ha hecho nada al respecto en las legislaturas anteriores, por mucho que parezca lo contrario. ¿Qué comentaron los candidatos al respecto? España invierte muy poco por alumno, si nos atenemos a los países de nuestro entorno. ¿Qué dicen los candidatos al respecto?

 

Y si hablamos de la Reforma de Bolonia es para echarse a llorar. El profesorado ha tardado años en entender lo que es una educación a la anglosajona, mientras que las luchas de numerosos colegios profesionales, por no perder sus posiciones de privilegio, han llevado el debate a límites delirantes. Es obvio que interpretan la reforma educativa como una amenaza hacia sus intereses. La educación de la que depende el futuro del país les importa un pimiento. Y cito tan solo algunos temas, por cuanto si entrara a fondo no terminaría. Pero: ¿Cuáles han sido las alternativas novedosas que han propuesto sendos candidatos? ¡Ninguna!

 

Tercera reflexión: La imperativa reforma que demanda el sistema educativo español le importa un comino a la clase política que nos ha tocado sufrir.

 

Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico: En las elecciones anteriores, el partido que hoy ostenta el poder habló hasta la saciedad de alcanzar la cota del 2% del PIB en I+D. Andábamos en el 0.9 y hoy en el 1.2, mientras que Europa se ha estancado en el 1.9%, porque de no ser así, estaríamos aun más lejos. Y mucho cuidado, porque los países que entran paulatinamente en la UE gastan mucho menos como consecuencia de sus magras economías. Si nos comparamos con Francia, Alemania, Inglaterra, etc. (que incluso no han hecho tampoco sus deberes), por no hacerlo de los países nórdicos o Irlanda, las cifras comparativas son de sonrojo. El caso de Irlanda es paradigmático, y constata como se puede ir para arriba con una política adecuada. Necesitamos que vengan ya los irlandeses. Tan solo Italia compite con nosotros por hacerlo peor. Y si la política del gobierno actual ha sido un fiasco (nada de lo prometido, y menos aun lo que los científicos notamos en nuestra actividad o precariedad, para ser más explícitos), recordemos el caos que se montó cuando en la legislatura anterior el partido que ostentaba el poder creo un Ministerio de Ciencia y Tecnología. Mejor olvidarse de aquello. Pero se insiste que España va bien. Tal aseveración es obvia cuando se confunde cantidad con calidad. Hablo de la política de “publish o perish que es puro marketing, por cuanto bajamos de ser más o menos la décima potencia mundial a perdernos en el pozo de la mediocridad si escogemos los indicadores de calidad, y no de cantidad. Por supuesto que nos vuelven con la misma cantinela, cuando ambos partidos incumplieron sus programas electorales con anterioridad. De nuevo no puedo extenderme más, aunque quisiera.

 

Cuarta reflexión: Al margen de que seguimos sin un genuino sistema de I + D + i, (más bien parece que se hace todo lo posible por no conseguirlo) las proclamas de la clase política carecen de toda credibilidad. Nos engañan legislatura tras legislatura, una vez más. Si no nos encontramos más lejos de Europa resulta ser que es por defectos ajenos más que por méritos propios. China, India, Japón Corea, etc., pasará encima de nosotros (casi toda Europa) como un huracán. Inluso Irlanda…..

 

Política Económica y Social: No es una materia en la que me encuentre muy versado, pero permítanme unas pocas reflexiones. Ya hemos hablado de que el crecimiento español, respecto al europeo, no se basa ni en el aumento de competitividad ni en el de la productividad. Un país en el cual una crisis en el sector de la construcción genera inmediatamente desempleo, poniendo en riesgo la economía indica que tiene los pies de barro. ¿Y es en este contexto en el que algunos se cuestionan la inmigración (mucho cuidado con fomentar la xenofobia)? ¿Será la misma razón que impulsa a otros a seguir hablando de generación de infraestructuras? Ya sabemos todos lo que es la cultura del ladrillazo: ¿Y ahora que? Resulta que la corrupción ha salpicado a los políticos municipales y autonómicos de ambos partidos. Para variar, sus respuestas políticas han sido tibias cuando no han mirado para otro lado (¡aquí vale todo!). Pongamos un ejemplo. Mientras la fiscalía de Andalucía denunciaba este verano que la corrupción urbanística estaba fuera de control y que incluso se estaba apelando a ella para lavar dinero del narcotráfico (en El País, el mes de agosto, si recuerdo bien), una buena parte de los españolitos se encuentran endeudados hasta las cejas para pagar unas hipotecas de decenios. Empero si no logramos despegar ni a la de tres en competitividad y productividad, a la par que no se invierte en educación e investigación, mientras los jóvenes cada vez se encuentran menos motivados para optar por carreras que palien tales déficits actuales, díganme ustedes que panorama de futuro se nos presenta. ¡Desastre total! ¿Y que alternativas han puesto ambos candidatos encima de la mesa? Las de siempre. ¿Quién les cree? Cada vez menos ciudadanos.

 

Cuarta reflexión: Por mucho que la clase política nos intente vender lo contrario, la mayor parte de los ciudadanos sienten en sus carnes que vivimos peor en lo económico, a la par que sufrimos más inseguridad social que hace diez años. Del mismo modo, nuestro desarrollo económico es endeble y coyuntural. Cada vez somos menos competitivos. Por favor vayan ustedes a Irlanda y digan después al ciudadano como estaban antes y después de su entrada en la UE, así como el modelo económico aplican. ¿Deberemos intentar que algunos de los políticos de aquél país inmigren a España? ¡Pues va a ser que sí!               

 

 

Política Ambiental: Mientras que los Gobiernos españoles firman y firman convenios internacionales, la realidad es que somos uno de los países europeos que más los incumplen (vease, por ejemplo el Protocolo de Kyoto). Y esto no lo Digo yo. Las cifras están ahí, como las que indican que España tiene el dudoso honor de encontrase en muy alta posición en el ranking de los Estados que más incumplen las leyes comunitarias en la materia. La UE ya nos ha advertido de que el ladrillazo no es el camino, ni para progresar económicamente, ni para respetar el medio ambiente. Al parecer la política del “verde que te quiero verde” es entendida por nuestros políticos como un paisaje de urbanizaciones y campos de golf. Muchas de tales faraónicas empresas ecológicas se realizan a costa de espacios naturales protegidos o de interés ambiental. La prensa está repleta de denuncias. ¿Y que decir de la política energética? Resulta un tanto paradójico que en un país que tiene uno de sus pilares científicos más fuertes en las tecnologías ambientales alternativas, acuda a la compra y arriendo de terrenos en otros Estados con vistas a incidir por la agroenergética de primera o segunda generación, cuando ya ha sido cuestionada por la propia la UE. ¿Hablamos de en que situación se encuentra en este momento el sector en España? ¿No será mejor que lean ustedes la prensa? ¿Y que dijeron al respecto ambos candidatos? Uno poco o nada, y el otro, como no, de la palabrita de moda “Cambio climático”. ¡Pero señor mío si no lo cumplimos! Sin embargo ahí se quedó. Ni una idea más que refugiarse en el consenso y los acuerdos. ¿Pero acuerdos de que, porqué y para qué? Ni palabra.

 

Quinta reflexión: La clase política española habla mucho de medio ambiente por cuento le preocupa al ciudadano y es un tema muy mediático. Empero las cifras cantan y demuestran que el medio ambiente les importa un bledo. España no tiene tampoco una política energética, aun atesorando potencial científico y tecnológico para llevarla acabo. La protección ambiental es una falacia y todo queda en manos de lo que dicte una economía pura y dura de mercado basada en la extensión de todo lo urbanizable a costa del medio natural. Dime de que presumes y te diré de qué careces.

 

A modo de resumen: Como siempre, la clase política española se enzarza en sus propios demonios. Viven en el limbo y no saben realmente lo que le interesa al ciudadano. ¿Qué hacer? Este menda simplemente votará en blanco o a “Tierra Comunera” que castellano también es uno. No necesitamos un cambio de gobierno, sino otro de toda la clase política y posiblemente de la ley electoral. En este país, nuestras autoridades aun no se han dado cuenta de que, ante la falta de expectativas, los ciudadanos solo cambian sus opciones tras graves corruptelas que merecen un voto de castigo. No conozco ni un amigo, ya sea de izquierdas o derechas, que no se encuentre absolutamente desencantado y hastiado. Pero en este aspecto ellos parecen sordos y mudos. “Españolito que al mundo te trajo Dios, ambas Españas han de helarte el corazón”.

 

Juan José Ibáñez                   

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

<i>"Los ciudadanos españoles no merecemos la clase política que sufrimos, con independencia de ideologías. "</i>

acaso esto es una dictadura? acaso los medios de "manipulación" nos "comunican", digo al revés? acaso la ciudadana cultura cívico-política es tan desbordante que incluso desborda a los políticos y, sobre todo, a sus desbordados ciudadanos? acaso todos, digo todos, los españoles somos tan merecedores no sufrir esa clase política -incluso, los propia clase política es merecedora de no sufrirse a sí misma?

dicho de otro modo, y sobre todo teniendo en cuenta sus inquietudes con latour, la clase política española no deja de ser sino una "excrecencia" de la sociedad española. y si no es apropiada esta hipótesis, respóndanse las cuestiones del párrafo anterior.

ciao!

Después de seguir atentamente ambos debates, no necesito encuestas para saber con toda seguridad quien va A PERDER las próximas elecciones: El pueblo español.

El pueblo siempre pierde. Esto es el cuento de Caperucita. Caperucita es la gente de a pie y los políticos el lobo con la variante de que el lobo vence y campea a sus anchas, vive a su libre albedrío, amparado por el respaldo de votos,… Caperucita alaba y aplaude toda acción de sus ídolos nunca intentará vencer al lobo porque estamos sumergidos en la España de la picaresca y las modas son las modas que se siguen sin cuestionarse nada…pues nada, seguiremos bailaremos la yenka con cuerpo danone y mente adormilada.

Cuando se escucha el silencio,

cuando el silencio habla

junto al oído, muy quedo,

abrasando las entrañas,

suspira, mécete en el viento,

por favor, no digas nada.

Libre como los pájaros

vuela, no digas nada,

bébete todas las letras

y frases de hiel amarga.

Sueña, mécete en el viento,

acúnate en la madrugada,

que hay palabras que hieren

como cuchillos y espadas.

Escucha, calla,

no digas nada.

La verdad y la mentira

han firmado una alianza,

ya en temas de política

las ideas suenan a nana.

Guarda silencio,

analiza las palabras,…

disfrazados de corderos

cuando son solo alimañas

te roban el corazón

sin afirmar que te engañan.

Escucha, calla,

admira la metamorfosis

de esa oruga suplantada

que solo de mariposa

tiene volátiles alas.

Parásitos de la miseria,

dueños de la verborrea,

políticos inquisitorios

o amig@s en la marea

que con rigidez de mente

y estando escasas de ideas

quieren poder manejarte

con palabras de esperanza

entre muy dudosas artes.

Calla, guarda silencio,

analiza las palabras

y no olvides nunca los hechos

de trayectorias extrañas,

solo así serás libre,

ver encrucijadas,

de payasos vejatorios

que quieren encadenarte el alma.

Calla,…no digas nada.


Tristeza me invade cuando lo más interesante que se destaca del debate que usted menciona (y del anterior) son los reproches de uno u otro candidato al pasado. Nuestra sociedad se ha radicalizado de tal forma, que esto recuerda tiempo pasados, aunque no creo que fueran mejores que los actuales.

No existe una clase política que escuchar o unos oídos preparados para escuchar lo que se les plantea, con capacidades de sacar conclusiones propias aparte de lo que los periódicos (del color, partido, religión y otras clases de adjetivos que le quieran poner) adoctrinan. Hemos perdido la capacidad de debate y juicio. Si ustedes creen que esto no es así, sólo plantéense una situación:

Un votante del PP y otro del PSOE, hablando de política sin insultar o recurrir a "tiempos mejores" para la crítica de uno u otro partido.

Cualquier persona que conozcan, en un ambiente "hostil" (con hostil me refiero a estar rodeado de personas del partido contrario) no puede expresar sus opiniones políticas sin sufrir algún ataque del tipo: "pero cómo puedes votar a ese tío", "esos son unos ladrones/mentirosos" o el consabido "Que facha eres – Que progre te crees" (escojan la frase que más les guste o menos les disguste).

En resumen, lo que quiero expresar, es mi sentimiento de tristeza al no poder intercambiar opiniones por culpa de la radicalización que están intentando lograr los diferentes partidos políticos, tratando de adoctrinar mentes y atraparlas dentro de un "pensamiento único", en vez de transmitir una imagen de unión y fraternidad (aunque sean rivales) que sirva de ejemplo para sus jóvenes cachorros (aludo directamente tanto a las juventudes del partido socialista como a los del partido popular o cualquier otro partido político).

Basta de ser tan hipócritas, demagogos y mentirosos. Sean ustedes, políticos que nos gobiernan o pretenden gobernarnos, ejemplo real de unidad y tolerancia, que no se quede todo en una ilusión, en una quimera de la cual todos huyen y a su vez, sin darse cuenta, quedan atrapados en ella.

Un cordial saludo y felicidades por el blog.

Pedro M. Pérez Leal.

ELECCIONES 2008, UN AÑO DESPUÉS.

Rafael del Barco Carreras

09-02-2009. A un mes del exacto año. Tras la intensa campaña, aquel 9 de marzo del 2008 subirían las pensiones, el famoso 6% a las de escasos 300 €, asistencia a los ancianos dependientes, el salario mínimo hasta los 1000 €, los 400 € frente a los tristes y confusos 150 de la Oposición, se bajarían impuestos, se contendrían precios, se crearía empleo, educación, sanidad, el Sistema Financiero ¡el mejor del Mundo!, y la ya evidente Crisis… mala fe de enemigos de la Patria. Lo del CAMBIO, eslogan desde hace treinta años, nunca lo entendí más allá que unos miles de triunfantes CAMBIABAN de vida y la masa votante seguiría igual, y ahora a peor. Intuí que el ambiente se degeneraría con rapidez y me propuse un artículo cada mes pulsando el estado de tanta promesa, y a la par distracción y relleno para mi web y blog. Pero los acontecimientos se desbordaban, y escribir sobre la capacidad demagógica de Zapatero, Blanco, Solbes, la Vicepresidenta y cuadrilla, o la peor actuación de la Oposición de Rajoy, no me apetecía, eso pertenece a los profesionales del pesebre y la politiquería, y los aficionados por libre acabamos siempre con el mismo estribillo “todos son iguales”.

Y de las promesas de crecimiento y jauja se pasó a las de ayudas, subvenciones y créditos a todos los afectados. Se subvencionarían alquileres. Los jóvenes recibirían una panoplia de ayudas, y para el aumento de parados se ampliaría el subsidio cuando venciera. En las hipotecas, basuras o no, se pospondrían los pagos. Lo de comprar activos inmobiliarios, una oscura trastienda para especialistas en GRAN CORRUPCIÓN INMOBILIARIA. O más sofisticado, el silencio prometido al destino de los nuevos euros, o el aval del Estado, para no estigmatizar a las instituciones financieras que los necesitaran, todas. Y ¡genialidad máxima!, créditos a los quebrados, ¡lo jamás imaginado, a los quebrados más crédito!, y…y…y… cada semana, o ¡cada día!… su correspondiente promesa. Para cada cáncer, el milagroso remedio.

Las hay para todos. Dos millones de parados se contentan ante el televisor, al tiempo que incontables ya viven de la economía sumergida o delictiva. Norteamérica, dicen origen de la plaga, un 7% de paro, y España el 14%, ¡maquillando cómputos! Obama pide al Congreso 780.000 millones de dólares, cifra que necesita según los técnicos la diminuta España para “nivelar” su crisis y pagar deuda externa.

La crisis no es tan grave si se cobra cada mes lo suficiente para comer y pagar el alquiler, o el banco demora la hipoteca hasta mejores tiempos. Pero la realidad es terca, por mucho que prometan y tergiversen Tele y Prensa, culpando a otros, cada día más quiebras, y lo peor, con parados que vencida la cobertura de desempleo ya no cobran. En un año, las estadísticas, siempre confusas y creciendo por encima de TODO EL MUNDO, se parecen a las de veinticinco años atrás, pero con cinco millones de inmigrantes complicando el panorama, a los que también prometen.

Y estos días la Demagogia y el reparto de papeles culpa a los banqueros, y remate, no fuera que los ojos del Pueblo se volvieran a la Oposición, gran estocada a sus debilidades, que formando parte del Poder acumula las mismas miserias, últimos casos de espionaje, o detenciones del oportuno Garzón a “corruptos inmobiliarios” en ayuntamientos de tres al cuarto. La trompetería a tope.

Y tras usar y abusar del EURO y el endeudamiento, agotando la paciencia de la EUROZONA, ahora los políticos pasan los trastos de mentir a los banqueros, el cartel u oligopolio “Banco de España, Cajas y Bancos”. Matiz de pura semántica lo de banqueros y políticos. El ministro Solbes “no pierde la paciencia”. Y si el Deutsche Bank, el Credit Suisse, ING, y gran parte de los primeros en el ranking mundial declaran pérdidas, aquí, todos, cajas y bancos ¡beneficios! Al engaño político suman el delito, la falsedad de los balances, las operaciones de maquillaje. La selva.

Un panorama, me repito, que no tiene más remedio, ¡pues solución no la tiene!, que unas ELECCIONES LIBRES enterrando el franquismo o caudillismo, ahora con el gallinero lleno de caudillitos trincones… con listas abiertas y primarias en los partidos, libertad de voto a los elegidos en parlamentos y congresos debiéndose a sus electores y no a sus “jefes”… oxigenar, levantar alfombras, desmantelar eternas corporaciones funcionariales y monopolísticas instituciones crediticias, sin sindicatos, partidos o prensa subvencionados… acabar con la DEMOCRACIA VERTICAL, desatar lo tan bien atado con la CONSTITUCIÓN, e iniciar la DEMOCRACIA de los tres e independientes poderes, el EJECUTIVO, LEGISLATIVO y JUDICIAL. ¡No me apeo de la ingenuidad!

[...] post de su blog realizo Javier Pujol Gebellí, ya lo escribí pocos días antes de las precedentes (Elecciones Generales 2008 en España tras el debate de los candidatos: ¿patético o triste?). Nada ha cambiado a pesar de que mis argumentaciones se escribieron un par de meses antes de que [...]

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..