Blogs Académicos y sus Mil Formas de Aburrir al Ciudadano: Los Blogs “Yo tengo un Blog”

Terminamos esta miniserie sobre los blogs académicos o institucionales que aportan poco o nada a la blogosfera. Ya hemos descrito los tipos a los que informalmente denominamos “Tablones de Anuncios”“Somos los Mejores” y “Perros de Presa”. Hoy, en nuestra última entrega describiremos aquellas bitácoras a las que les hemos puesto el apelativo de “Yo tengo un Blog”. Se trata de las iniciativas más inofensivas aunque también las más numerosas. Francamente no tengo nada contra ellas, a excepción que cuando detectas su temática en el Internet te entusiasmas. Sin embargo, al analizar su contenido, por no decir la ausencia del mismo logran exasperarte. Los científicos a veces nos comportamos como adolescentes. ¿Que tal te va Borja? ¡Fantástico, mis padres me han regalado un iPod!. ¡Pues mis papis un iPad!, responde el primero. Mientras los investigadores más reticentes a los productos de la Web 2.0 desprecian sus productos, los que pretender estar a la moda, se montan en un blog. ¿Tienes tu un blog?. ¡Hombre (o mujer) ¡Por supuesto!. Ahora bien, se abren, escriben un par de post y se cansan. ¡Ufff que agotamiento, esto tiene mucho trabajo!. Y allí se quedan muertos de risa. Tal hecho se me antoja justificable en las bitácoras no institucionales, pero no me parece lógico en las que representan a la academia científica, por cuanto más que acreditar las desacreditan a las instituciones a las que pertenecen. Existen muchos sistemas de bitácoras académicas en las cuales más del 50% de los responsables redactan unas pocas entradas y punto final. Pero si les preguntas: ¿tienes un blog?, buena parte de ellos responderá ufano u ofendido ¡Hombre, por supuesto!. Incluso a algunos les hacen entrevistas y alardean de la importancia de la divulgación científica y lo la dura tarea de llevar a cabo esta impresa de un “compromiso social por la ciencia”. ¡Que cara más dura! De hecho, algunos nacen prácticamente muertos. Pocos consejos se puede dar a los que intentan estar a la moda sin llevar a cabo esfuerzo alguno.

image-istockphotomind-reviews-train-the-brain_1

Buscando la inspiración del dolce far niente Fuente: Scientific American

 Una cuestión es que como trabajadores, ciertos bloggers pasen por periodos de inactividad, debido a que sus quehaceres profesionales les absorben toda la atención en determinados momentos, pero que a la postre vuelven, cuando tal carga disminuye. Este es por ejemplo el caso de nuestro amigo German Tortosa, y otra escribir dos post y olvidarse del tema. Ya tienes una línea para cubrir en el apartado de divulgación (o cultura) científica que te esfuerzas en tales menesteres.

Cierto es que más del 50% de la blogosfera consiste en bitácoras de esta guisa. En otras muchas se fusilan los contenidos de los post de otros sin citar las fuentes. En el mundo de la ciencia diríamos que estos últimos hacen fraude. ¡Ni más ni menos!. El copyleft demanda citar las fuentes. ¿Qué se puede esperar de esta gente como científicos? Me reservo la opinión.  Eso si, para un CV científico, hoy por hoy, basta con tener un blog (aunque no añadas contenidos) con vistas a que nuestras autoridades consideren que has cumplido el compromiso social con la ciencia.

He buscado blogs de suelos por todos lados y, cuando los encuentro, los añado como enlaces si, y solo sí, mantienen una determinada actividad (frecuencia enla edición de post). Indagando, he detectado varias bitácoras pero la mayoría es del tipo que hoy describimos. Recuerdo una que el primer día lanzó más de 20 post y después de tres años seguía igual.   ¡Vaya favor hacen a sus instituciones!. Pero (….) ¿Niños pequeños o tramposos?. Cada cual que extraiga su opinión, pero en su Curriculum Viate tal meritoria vagancia permanece ¡forever!.

En cada sistema de bitácoras unos pocos llevan a cabo la mayor parte del trabajo, mientras que la mayoría gandulean sin el más mínimo decoro. Topamos otra vez con la Ley de Willis.   

Juan José Ibáñez   

 Post Previos de Esta minisierie

Blogs Académicos y sus Mil formas de Aburrir al Ciudadano: Los Blogs “Somos los Mejores”

Blogs Académicos y sus Mil Formas de Aburrir al Ciudadano: Los Blogs Tablones de Anuncios

Blogs Académicos y sus Mil Formas de Aburrir al Ciudadano: Las Bitácoras “Perros de Presa”

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hola Juanjo,
como veo que me has mencionado en tus últimos posts que menos que responderte. Efectivamente, ando bastante liado en muchas cosas (cosa que es inherente en mi persona) aunque nunca he dejado de publicar en el blog http://www.compostandociencia.com. Este es ahora mismo el que aglutina toda mi actividad divulgativa ya que aún teniendo otros blogs (por cierto, puedes quitar de tus enlaces el de Aprendiendo de la Ciencia ya que no publica allí nada), es este último el más activo. Es cierto que no llego a tu frecuencia de publicación, cosa que estoy pensando seriamente en cambiar ya que últimamente estoy viendo que la repercusión de mi blog empieza a aumentar (el otro día tuve 171 visitas en el mismo día!!! jejeje).
Un abrazo de uno de tus lectores

Hola Germán,

Creo recordar que en los últimos post tan solo te he mencionado una vez y no para criticarte, precisamente. Si piensas lo contrario, lo lamentaría. No todos los blogs Institucionales son malos, ni mucho menos, tan solo critico un modo muy frecuente que no comparto y que produce escasos beneficios. Cuando un blog tiene una temática muy concreta es normal que reciba menos visitas que otro de espectro más amplio. No todo se cuenta por el número de visitas y de lecturas (que es distinto). De paso añadiré el blog que me comentas a la lista.

Felices navidades compañero.

Un fuerte abrazo

Juanjo Ibáñez

Hola Juan José, muy interesante tu blog, yo soy geógrafo y también tengo uno: hablemosdegeografía.blogspot.com , no es que lo tenga súper actualizado pero mantengo actividad de por lo menos un tema al mes desde hace dos años. Aunque debo admitir mi angustia de no poder redactar mejores artículos debido al tiempo… creo que debo pensar en rentabilizar para dedicarme un poco más. En todo caso, estoy plenamente de acuerdo contigo en eso de refunfuñar sobre los blogs que no tienen continuidad (por decirlo de alguna manera). Muchos saludos, procuraré visitar más seguido tu blog.

Hola José Manuel,

He visto tu blog. No esta nada mal. Pero no es un blog institucional, sino personal, aunque hables de ciencia. Son institucionales cuando se representa “de algun modo” a una institución o está en un sistema de bitácoras institucional. Por tanto no puedo regañarte, ni mucho menos :)

También, por lo menos, mantienes una frecuencia sostenida aunque baja, lo cual ya es bastante. Yo te recomiendo dos dos cosas.

(i) incrementar la frecuencia a dos post por semanas. Los lectores asiduos no pueden leer siempre lo mismo.

(ii). Incrementar los contenidos básicos para jóvenes ya que hay más niños que universitarios y estos que profesores, al margen de los aficionados a la geografía.

Francamente me refeía a muchos blogs que publican algo y se quedan meses sin editar otro post, o los que se cansan enseguida, se olvidan de él y se mantiene en el ciberespacio con unos contenidos raquíticos.

Mucha suerte y feliz año.

[...] Académicos y sus Mil Formas de Aburrir al Ciudadano: Las Bitácoras “Perros de Presa”; y (iv) Blogs Académicos y sus Mil Formas de Aburrir al Ciudadano: Los Blogs “Yo tengo un Blog”. Se sobradamente que los investigadores, con harta frecuencia, encajamos mal las críticas (no me [...]

(requerido)

(requerido)


*