Conservación del Patrimonio Agrario Mundial (SIPAM FAO)

0-sipam-patrimonio-agricola-mundial 

Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM … – FAO)

Como me gusta redactar post sobre noticias que se me antojan superlativas desde el punto de vista del patrimonio natural y cultural. Y hoy es una de ellas. Más aun, el material se encuentra también redactado que tan solo puedo copiar y pegar con muy pocas adendas por mi parte. Comenzaré secuestrando dos párrafos de la página de Web principal, para a renglón seguido realizar unos breves comentarios y dejaros con varios fragmentos de texto, y especialmente unos contenidos que me entusiasman.  ¿Cómo no había tenido noticias al respecto hasta ahora? No estoy seguro, pero os lo intentaré explicar al final de esta entradilla, si bien lo que debéis leer se encuentra en su extensión (es decir tras mis clásicos “continua…”). Vamos allá. ¡Que gozada!. No tiene desperdicio.

Libro: “Sistemas importantes del patrimonio agrícola mundial (SIPAM). La biodiversidad agrícola y los ecosistemas resilientes. Prácticas agrícolas tradicionales e identidad cultural”. Seguidamente os reproduzco su prólogo.

Resumen: Durante siglos, los agricultores, pastores, pescadores y silvicultores han desarrollado sistemas agrícolas diversos y adaptados localmente, y los han gestionado con técnicas y prácticas ingeniosas que han perfeccionado con el paso de los años. Han sido los responsables de aportar a la humanidad una combinación esencial de servicios sociales, culturales, ecológicos y económicos. Estos “Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial” (SIPAM) son paisajes estéticamente impresionantes que combinan la biodiversidad agrícola con ecosistemas resilientes y un valioso patrimonio cultural. Estos sistemas están situados en lugares específicos del mundo, donde aportan de forma sostenible múltiples bienes y servicios, alimentos y unos medios de subsistencia seguros para millones de pequeños agricultores.

Los SIPAM surgieron a través de un impresionante proceso de coevolución entre los seres humanos y la naturaleza durante siglos de interacción y sinergias culturales y biológicas. Representan la acumulación de experiencia de la población rural. Desafortunadamente, estos sistemas agrícolas se encuentran actualmente amenazados por muchos factores, incluyendo el cambio climático y la presión creciente sobre los recursos naturales. Además, tienen que enfrentarse a la migración causada por una baja viabilidad económica. Como consecuencia, se abandonan las prácticas agrícolas tradicionales y se da una pérdida drástica de variedades y especies endémicas y locales. Hace 16 años, la FAO identificó estas amenazas globales para la agricultura familiar y los sistemas agrícolas tradicionales, y lanzó el programa de los “Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial” (SIPAM). Adoptando un enfoque basado en la conservación dinámica con el objetivo de lograr un equilibrio entre la conservación, la adaptación sostenible y el desarrollo socioeconómico, el programa SIPAM busca identificar maneras de mitigar las amenazas a las que se enfrentan los agricultores, así como de resaltar los beneficios de estos sistemas.

¡No me lo puedo creer!. Resulta difícil de entender que tras 15 años escribiendo en esta bitácora para lo cual he leído miles de noticias, no me hubiera llegado alguna a este respecto. Mi amigo Luca Montanarella me habló de esta iniciativa de la FAO hace unos meses. Tomé nota pero… se me olvido. (fallo garrafal: ¡mea culpa!). Ahora bien, la falta de información sobre el SIPAM, tras leer varios boletines de noticias de suelos, agricultura y medio ambiente diariamente,  me obliga a pensar que apenas ha calado en la opinión pública y menos aún en la obnubilada mente de políticos y gestores. Y es aquí en donde la buena noticia debiera ser motivo de una profunda preocupación. A nuestras autoridades, no les interesa más que salir en los medios de comunicación, por cuanto al llegar al momento de la verdad, nada de nada.  También cabe  recriminar que, desde Latinoamérica, en donde se habla tanto de culturas indígenas y sus agriculturas sustentables, etc. hasta el momento solo tres enclaves tienen la etiqueta de SIPAM. Si volvemos la vista a la Europa latina,  el paisaje es menos preocupante, aunque no deje de ser inquietante. En España, por ejemplo, tres enclaves han alcanzado la etiqueta del SIPAM. Ahora bien, excepto en un caso, ni me parecen muy relevantes, y menos aún representativos de los principalesterroirque debiéramos analizar y preservar en la Península Ibérica. Estamos tropezando una vez más en el craso error de la falta de iniciativa, como ocurre también con la preservación de la Geodiversidad bajo los auspicios de la UNESCO. ¡Qué lástima!.

Por mucho que nos lamentemos: “obras son amores y no buenas razones”. Nos quejamos continuamente, pero a la hora de esforzarse… ¡suspendidos!. Debemos exigir a nuestros políticos, con todos los medios a nuestro alcance, que no pedirles favores exclusivamente, ya que en estos menesteres son sordos y mudos. Por lo tanto la responsabilidad recae sobre todos nosotros.

Abajo os dejo ya con la información que he recopilado, aunque una buena parte resulta ser una reproducción literal de ciertos contenidos de la página Web del SIPAM.

A todos los amantes de la naturaleza, sus paisajes y en especial de aquellos que son culturales os ruego encarecidamente que leáis este post y actuéis en consecuencia.

Juan José Ibáñez

Continua……

Se puede bajar  un folleto explicativo en formato pdf un resumen del SIPAM pinchando aquí , si bien la Página Web ofrece mucha más información y enlaces.

Recientemente se ha publicado un libro en acceso abierto al que podéis acceder libremente pinchando en su Título, es decir aquí: “Sistemas importantes del patrimonio agrícola mundial (SIPAM). La biodiversidad agrícola y los ecosistemas resilientes. Prácticas agrícolas tradicionales e identidad cultural”. Seguidamente os reproduzco su prólogo.

Resumen: Durante siglos, los agricultores, pastores, pescadores y silvicultores han desarrollado sistemas agrícolas diversos y adaptados localmente, y los han gestionado con técnicas y prácticas ingeniosas que han perfeccionado con el paso de los años. Han sido los responsables de aportar a la humanidad una combinación esencial de servicios sociales, culturales, ecológicos y económicos. Estos “Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial” (SIPAM) son paisajes estéticamente impresionantes que combinan la biodiversidad agrícola con ecosistemas resilientes y un valioso patrimonio cultural. Estos sistemas están situados en lugares específicos del mundo, donde aportan de forma sostenible múltiples bienes y servicios, alimentos y unos medios de subsistencia seguros para millones de pequeños agricultores.

Los SIPAM surgieron a través de un impresionante proceso de coevolución entre los seres humanos y la naturaleza durante siglos de interacción y sinergias culturales y biológicas. Representan la acumulación de experiencia de la población rural. Desafortunadamente, estos sistemas agrícolas se encuentran actualmente amenazados por muchos factores, incluyendo el cambio climático y la presión creciente sobre los recursos naturales. Además, tienen que enfrentarse a la migración causada por una baja viabilidad económica. Como consecuencia, se abandonan las prácticas agrícolas tradicionales y se da una pérdida drástica de variedades y especies endémicas y locales. Hace 16 años, la FAO identificó estas amenazas globales para la agricultura familiar y los sistemas agrícolas tradicionales, y lanzó el programa de los “Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial” (SIPAM). Adoptando un enfoque basado en la conservación dinámica con el objetivo de lograr un equilibrio entre la conservación, la adaptación sostenible y el desarrollo socioeconómico, el programa SIPAM busca identificar maneras de mitigar las amenazas a las que se enfrentan los agricultores, así como de resaltar los beneficios de estos sistemas.

Mediante el apoyo de varias partes interesadas, este enfoque tiene como objetivo: prestar asistencia técnica; fomentar la concienciación del valor de mantener vivo el conocimiento agrícola; y promocionar los productos agrícolas, el agroturismo y otros mecanismos de incentivos y oportunidades de mercado.

Actualmente existen 50 SIPAM en 20 países de todo el mundo, con un gran número de otros sitios potenciales”.

También podeis encontrar videos como uno de carácter general de la propia FAO  o el del el del SIPAM de Chiloé en Chile, también colgado en Youtube por dicha Organización.

Patrimonio Agrícola: un legado para el futuro

El concepto de los SIPAM es distinto y más complejo que el de un sitio convencional de patrimonio o de área protegida. Un SIPAM es un sistema vivo, en evolución, formado por comunidades humanas en estrecha relación con su territorio, ambiente cultural, agrícola o ambiente biofísico y social más amplio.

Los seres humanos y sus actividades de subsistencia se han adaptado continuamente a los potenciales y a las limitaciones del ambiente y también han modelado el paisaje y el ambiente biológico en diferentes grados. Esto ha conducido a una acumulación de experiencia a través de distintas generaciones, a un incremento del alcance y profundidad de sus sistemas de conocimientos y, generalmente, a diferentes estrategias de subsistencia complejas y a menudo estrechamente integradas.

La resiliencia de los SIPAM se ha desarrollado y adaptado para enfrentar diversas situaciones de cambio como eventos naturales, tecnologías nuevas o cambios políticos y sociales, con el fin de aliviar posibles riesgos y garantizar la seguridad alimentaria y la supervivencia de sus habitantes. Las estrategias dinámicas de manejo y los procesos que permiten el mantenimiento de la biodiversidad y de los servicios esenciales de estos ecosistemas se caracterizan por una continua innovación tecnológica y cultural y por la transferencia de conocimientos entre generaciones y el intercambio con otras comunidades y ecosistemas.

La riqueza y amplitud del conocimiento y de las experiencias atesoradas en el manejo y en el uso de los recursos naturales son elementos de importancia mundial que necesitan ser preservados, y al mismo tiempo, evolucionar para subsistir.

Proponer un SIPAM (Envíe Su Propuesta)

Alrededor del mundo existen sistemas agrícolas y ambientes específicos basados en prácticas sostenibles de gestión de los diversos recursos naturales adaptadas a las condiciones locales, que han sido creados, modelados y mantenidos por innumerables generaciones de agricultores y pastores.

Basados en el conocimiento local y la experiencia ancestral, estos sistemas ingeniosos agro-culturales reflejan la evolución de la humanidad, la diversidad de su conocimiento y su profunda relación con la naturaleza. Estos sistemas han resultado en paisajes extraordinarios, en el mantenimiento y la adaptación de la biodiversidad agrícola de importancia mundial, con una serie de sistemas de conocimiento nativos y ecosistemas resilientes. Principalmente, dichos sistemas han demostrado ser capaces de asegurar la provisión sostenible de múltiples bienes y servicios, alimentos y seguridad de los medios de subsistencia, además de calidad de vida para millones de pequeños agricultores.

Para salvaguardar y sostener a los sistemas del patrimonio agrícola mundial, la FAO creó en el año 2002 un amplio programa para la conservación y manejo adaptativo de los Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM)La iniciativa SIPAM promueve la comprensión, la toma de conciencia y el reconocimiento nacional e internacional de los sitios de patrimonio agrícola. Proponiéndose alcanzar la salvaguarda de los bienes y servicios sociales, culturales, económicos y ambientales que estos sistemas proveen a los agricultores familiares, pequeños productores, pueblos indígenas y comunidades locales, la iniciativa fomenta un enfoque integrado combinando  de agricultura sustentable y desarrollo rural.

Perfiles de países de la FAO (Desde esta Web se puede acceder directamente a la información del SIPAM que se describe)

Los Perfiles de Países de la FAO recogen datos desplegados en todo el sitio web de la FAO y proporcionan de una manera rápida y confiable acceso a información específica de cada país, sin necesidad de buscar a través de bases de datos y sistemas de forma individual. También incluye un enlace directo a la página del país para mayores detalles.

Preservando el patrimonio agrícola en el mundo (actualizado al 13/04/2017)

Desde 2002, la FAO ha designado a 37 lugares en 16 países como Sistemas Importantes del Patrimonio Cultural Agrícola. En las páginas web de los perfiles de los países así como en la sección del SIPAM de nuestro sitio podrá encontrar más información. 

(…) La FAO ha creado el programa SIPAM para salvaguardar estos particulares sistemas y los valores culturales únicos que fueron creados y mantenidos a su alrededor. Estos valores y métodos “agri-culturales” incluyen una forma de vida armónica con el medio ambiente, trabajando la tierra en manera sostenible y conservando la diversidad biológica de los cultivos.

El concepto es similar al de patrimonio cultural de la UNESCO, sin embargo el SIPAM es dinámico y cambia con la interacción de la comunidad. La conservación de los sistemas agrícolas no implica un estado estático.

Estos sistemas tradicionales agrícolas también representan modelos de agricultura y producción sostenibles, en algunos casos, son reconocidos como las mejores prácticas de intervención que podemos aplicar para mitigar y adaptar el cambio climático (….).

No obstante, estos sistemas están en riesgo debido a diversos factores, tales como el cambio climático, la modernización y el crecimiento demográfico, la escasez de recursos naturales, la agricultura moderna y a grandes escalas, la migración a las zonas urbanas y el abandono por parte de las generaciones más jóvenes.

A través del establecimiento de alternativas económicas (por ejemplo: agroturismo, marketing de productos, actividades de ocio), el SIPAM puede ayudar a proveer otras soluciones para estos agricultores que dependen exclusivamente de la agricultura. El programa procura balancear dos aspectos relevantes de la conservación: preservando los valores tradicionales y culturales, y la diversidad ecológica; mientras el desarrollo agrícola y socio económico conducen a la estabilidad y medios de vida adecuados.

La FAO ha identificado cerca de 200 de estos particulares sistemas agrícolas alrededor del mundo, los cuales cubren aproximadamente unas 500 millones de hectáreas de la tierra. Sin embargo, los países deben aplicar al programa para obtener la designación de patrimonio por parte del SIPAM. Más información sobre los SIPAM de la FAO en todo el mundo aquí. Luego se pueden bajar libremente publicaciones y otro material muy interesante.

SIPAM Wikipedia (algunos fragmentos)

Naciones Unidas otorga la denominación de Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM) a comunidades en estrecha relación con su territorio, que comprenden una cultura, un sistema agrícola y un ambiente físico y social determinados.1

Debido a la traducción francesa (Systèmes Ingénieux du Patrimoine Agricole Mondial), en ocasiones se denominan Sistemas ingeniosos del Patrimonio Agrícola Mundial, una opción a tener en cuenta debido a las publicaciones en este sentido.2 En inglés, Globally Important Agricultural Heritage Systems (GIAHS).

En los SIPAM, las comunidades se han desarrollado y adaptado para enfrentarse a los eventos naturales, las nuevas tecnologías y los cambios políticos y sociales con el fin de eliminar riesgos y garantizar la seguridad alimentaria y la supervivencia de sus habitantes.

En 2002, la FAO creó los SIPAM para asegurar la subsistencia de estos sitios y asegurar su reconocimiento nacional e internacional.

Seguidamente en Wikipedia se ofrece un desglose de los SIPAM ya reconocidos. Por ejemplo….,

SIPAM en Países Latinos de América y Europa (la mayor parte de los europeos se encuentran bordeando el mar mediterráneo).

Agricultura del archipiélago de Chiloé.

Agricultura andina, desde el Machupicchu al lago Titicaca.

Región de Barroso en Montalegre y Boticas.

Etiquetas: , , , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..