Agricultura Subterránea Suburbana

agricultura-suburbana

Agricultura suburbana: Colaje Imágenes Google

Ya sabemos que con vitas a alcanzar el desarrollo sostenible o sustentabilidad, han proliferado todo tipo de propuestas variopintas. Algunas de ellas son descabelladas, otras inútiles, a menudo ridículas, y finalmente las que pueden considerarse desconcertantes. Hoy mostramos una que pertenece, al menos para mí, a la última categoría. Sin embargo, quisiera manifestar que hay miles de publicaciones, ¡sí!, ¡miles y miles!, a pesar de lo cual ninguna nos sirve para salir del atolladero en que nos hemos metido al degradar hasta extremos delirantes nuestro hogar, es decir la biosfera y la geosfera. No pretendo exigir soluciones milagrosas y globales, pero tampoco es cuestión, de que tal inundación de propuestas termine convirtiéndose en algo así como granitos de arena en el seno de una interminable playa. Resulta ya difícil separar el grano de la paja, bajo las leyes de la tecnociencia, y que realmente merezcan la pena considerarse entre tanta basura que se publica sobre en un tema de moda, como lo es el desarrollo sostenible.  Ya sabemos que existen propuestas sinceras y otras (la mayoría) que no dejan de ser más que puro marketing de un nuevo modelo de negocio para la economía neoliberal-global.

Os hemos hablado en post anteriores de la agricultura urbana y periurbana (al margen de los jardines verticales), que han proliferado en todo el mundo y a veces, solo a veces, por necesidad. Eso sí, suele llamarse agricultura suburbana a la más o menos periurbana ¿?, es decir a la que se implanta en los “suburbios” de las ciudades. No obstante, acabo de leer la noticia que os expongo hoy, la cual nos informa de una nueva modalidad  de agricultura suburbana, es decir de bajo de los suelos de las ciudades y más concretamente en ese medio de transporte al que llamamos metro o suburbano  ¿suburban, subway? (también hay trenes suburbanos, etc.), al menos en España. Pues bien, en Seúl (Corea),  tales medios de transporte bajo el suelo, comienzan a ser utilizados para cultivar vegetales y comercializarlos allí. ¿Moda o necesidad? ¡A saber!.  Existen diversos tipos de agricultura urbana, periurbana, etc. muy extendidos en las ciudades coreanas debido a la falta de tierras fértiles en un país pequeño, superpoblado e industrializado. Modas y leyes del mercado han generado que la población prefiera vivir y trabajar en las ciudades que en el campo, por lo que la pirámide de edades en el mundo rural, ha alcanzado cotas de envejecimiento “insostenibles.  Empero mientras que en mi país, por ejemplo, hablamos de la España vacía o vaciada, al quedarse buena parte del agro sin apenas campesinos y repleto de campos de cultivo abandonados. Justamentees el el caso contrario que el de Corea. Allí se produce el caso opuesto: ¡faltan tierras! para alimentar a todos sus ciudadanos. En consecuencia, una medida, siempre de segunda fila, estriba en la reciente alternativa de cultivar en esos laberintos de túneles que nos conducen por las redes del “metro” como si de invernaderos se tratase, sustituyendo la luz solar por la Led.  Los productos obtenidos allí se comercializan y eso tiene sus ventajas. Ahora bien, presumo que se trata de una solución muy local, que apenas satisfará las demandas de la población, aunque sea bienvenida. Como veréis en la nota de prensa, ni en el vecino Japón, esta agricultura suburbana resulta rentable. Empero me temo que, por pura moda y sacar de la chistera otro “modelito de negocio”, se extenderá a otros “metros” y a lo largo de “metros y metros”, en los espacios suburbanos. En Madrid, por ejemplo, llegan a extenderse, tan solo en las lineras de transporte (exceptuando el resto de estructuras y pasillos, etc.,) hasta alcanzar un total de 294 Km.

Francamente, no sé qué conclusiones extraer de esta iniciativa subterránea. Un utensilio potencial más  entre un arsenal de propuestas que se quedan cortas de recorrido. Eso sí, el ser humano no ha inventado nada que la naturaleza no practicara. Desde hace algunos  cientos de millones de años, existen ciudades subterráneas bajo el suelo, construidas por hormigas en las que se cultiva todo el alimento que ingieren (sus propios y sustentables cultivos), y sin necesidad de iluminación artificial. Cabe mentar de paso que el título de la noticia que he traducido del inglés al español-castellano es de lo más ridículo: ¡hay que vender periódicos de la manera que sea!: La agricultura pasa a la clandestinidad en la estación de metro de Seúl. ¡Toma ya!. Podíamos haber puesto pues a este post el título de agricultura clandestina. Sin comentarios…… Para finalizar, se me antoja ridículo, y quizas tendencioso, defender que se van a crear puestos de trabajo para personas discapacitadas en vista de las cifras que aporta la noticia.

Os dejo abajo información suficiente para que entendáis en que consiste este tipo de agricultura  suburbana es decir de debajo de las urbes.

Juan José Ibáñez

Continúa………

La agricultura pasa a la clandestinidad en la estación de metro de Seúl
por Thomas Maresca; Seúl (UPI) 05 de noviembre de 2019

Seúl Metro abre Metro Farm en la estación de Sangdo

Publicado el 27 de septiembre de 2019 por Korea Bizwire en ICT Trend,

Metro Farm en Sangdo Station cubre un área de 394 metros cuadrados y se compone de una Auto Farm que gestiona todos los pasos para cultivar una planta desde la siembra hasta la cosecha, y un café de granja que ofrece ensalada fresca hecha de 12 tipos diferentes de plantas cultivadas en la granja.

SEUL, 27 de septiembre (Korea Bizwire) – El Gobierno Metropolitano de Seúl y el Metro de Seúl, junto con la corporación agrícola surcoreana Farm 8, abrieron el viernes una Granja de Metro en la estación de Sangdo en la línea 7 del metro.

Metro Farm es una marca exclusiva creada por el Metro de Seúl, en la que se cultivan una variedad de plantas con luz artificial y la temperatura se controla automáticamente mediante la tecnología de la información y las comunicaciones.

Farming goes underground in Seoul subway station
by Thomas Maresca; Seoul (UPI) Nov 05, 2019

For the past month, commuters at Seoul’s Sangdo subway station have been met with a surprising sight: a fully functioning farm growing leafy lettuce, sprouts and microgreens.

This underground farm doesn’t rely on soil and sunlight but uses special LED lighting, hydroponic growing trays and a smart network that controls factors such as temperature, humidity, CO2 levels and light intensity.

The project is called Metro Farm, and the Sangdo location is the first of five subway farms slated to open by the end of the year in a partnership between the Seoul Metropolitan Government and Farm8, a South Korean agriculture company.

The Sangdo farm opened in late October, and a second branch recently opened in Dapsimni Station.

The farms highlight the changing face of agriculture in rapidly urbanizing societies, said Kim Sung-un, senior manager of Farm8.

“As South Korea is aging and the rural population is rapidly shrinking, this is the future direction of farming,” he said. “These farms use less space and take less time to grow vegetables.”

The operation in Sangdo certainly looks like something from the future, more space station than subway station.

La agricultura pasa a la clandestinidad en la estación de metro de Seúl

por Thomas Maresca; Seúl (UPI) 05 de noviembre de 2019

Durante el último mes, los viajeros en la estación de metro Sangdo de Seúl se han encontrado con una vista sorprendente: una granja en pleno funcionamiento que cultiva lechugas frondosas, brotes y microgreens.

Esta granja subterránea no depende del suelo y la luz solar, pero utiliza iluminación LED especial, bandejas de cultivo hidropónico y una red inteligente que controla factores como la temperatura, la humedad, los niveles de CO2 y la intensidad de la luz.

El proyecto se llama Metro Farm, y la ubicación de Sangdo es la primera de las cinco granjas de metro programadas para abrir a fin de año en una asociación entre el Gobierno Metropolitano de Seúl y Farm8, una compañía agrícola de Corea del Sur.

La granja Sangdo se abrió a fines de octubre, y recientemente se abrió una segunda sucursal en la estación Dapsimni.

Las granjas destacan la cara cambiante de la agricultura en las sociedades que se urbanizan rápidamente, dijo Kim Sung-un, gerente senior de Farm8.

“A medida que Corea del Sur está envejeciendo y la población rural se está reduciendo rápidamente, esta es la dirección futura de la agricultura”, dijo. “Estas granjas usan menos espacio y toman menos tiempo para cultivar vegetales“.

La operación en Sangdo ciertamente parece algo del futuro, más del tipo de lo que ocurriría en un estación espacial que en la de un metro.

Lettuce is grown on vertical shelves in the main facility, a brightly lit glass-encased 4,240-square-foot)clean room that must be entered through an airlock. The Sangdo farm produces around 66 pounds of greens per day, with seeding and harvesting the only human interaction necessary.

Growing times are reduced in this hydroponic system, taking around 38 days to grow lettuce from seed to harvesting, as opposed to more than 50 days in soil. The farm also absorbs CO2 and pumps out oxygen, contributing to the air quality in the subway station.

A smaller space nearby contains a fully automated robot farm that grows sprouts and microgreens, while a Farm Cafe sells salads made from the plants at the Metro Farm. The station also hosts an experience center that offers tours and interactive demonstrations of the farm to families and schools.

Kim said that only three employees are needed to maintain the farms across all five subway locations, and these positions are being filled by retirees and disabled workers.

“The best thing about urban farming is that it can improve the lives of people who are socially excluded,” Kim said.

The benefits of the subway farm for Seoul are widespread, said Choen So-young, who heads the Smart Farm initiative in the city government, ranging from minimizing transportation to providing a stable food supply.

La lechuga se cultiva en estantes verticales en las instalaciones principales, un cuarto limpio de 4,240 pies cuadrados con luz brillante y vidrio que debe ingresarse a través de una esclusa de aire. La granja Sangdo produce alrededor de 66 libras de verduras por día, con la siembra y la cosecha de la única interacción humana necesaria.

Los tiempos de crecimiento se reducen en este sistema hidropónico, lo que lleva alrededor de 38 días para cultivar lechuga desde la semilla hasta la cosecha, en lugar de más de 50 días en el suelo. La granja también absorbe CO2 y bombea oxígeno, lo que contribuye a la calidad del aire en la estación de metro.

Un espacio más pequeño cercano contiene una granja de robots completamente automatizada que produce brotes y microgéneros, mientras que un Farm Cafe vende ensaladas hechas de las plantas en Metro Farm. La estación también alberga un centro de experiencias que ofrece recorridos y demostraciones interactivas de la granja a familias y escuelas.

Kim dijo que solo se necesitan tres empleados para mantener las granjas en las cinco ubicaciones del metro, y estos puestos están siendo ocupados por jubilados y trabajadores discapacitados.

Lo mejor de la agricultura urbana es que puede mejorar la vida de las personas que están socialmente excluidas“, dijo Kim.

Los beneficios de la granja del metro para Seúl están muy extendidos, dijo Choen So-young, quien encabeza la iniciativa Smart Farm en el gobierno de la ciudad, que abarca desde minimizar el transporte hasta proporcionar un suministro estable de alimentos.

“As the vegetables produced in the stations can be distributed right away, we can minimize the cost of distribution and logistics,” she said. “And the farms are located in urban areas so we can have an easy supply of manpower. In addition, as the smart farms are not affected by the climate change including fine dust, they can have a stable production to supply clean and safe vegetables.”

While interest in vertical and urban farming has been on the rise in cities around the world, questions remain about its economic viability on a broad scale. One study in Japan last year found that 60 percent of indoor farm operators are unprofitable because of the cost of electricity to run their facilities.

However, South Korea, with limited available land, extreme seasons that make growing year-round difficult and electricity prices that are among the lowest in the world among developed nations, could prove an ideal urban farm market.

“Compared to the traditional outdoor farming, the vertical type of smart farming can maximize the production volume per unit area throughout the year with a stable condition,” Choen said. “So the cost efficiency is the strongest point.”

What is certain is that the coming decades are going to require radical new approaches to feeding the world.

A United Nations report from 2013 predicted that the world will need to sustainably produce 70 percent more food by the year 2050 to feed a population of nearly 10 billion. And an August report from the U.N.’s Intergovernmental Panel on Climate Change warned that arable land, which has been declining globally for decades, is under critical pressure from climate change and human development.

In the meantime, commuters at Sangdo Station are getting a taste of the future.

Kim Jie-eun, a 30-year-old teacher, said she lived nearby and was intrigued by the new addition.

“I come through the station often and I noticed the farm,” she said while eating a salad from the Farm Cafe with a friend.

“It was the first time I had ever seen something like this and I wanted to try it, especially because I eat a lot of salads. I like the fact that it’s really fresh. And the idea is really new, innovative and creative. I hope more residents will try it.”

Como las verduras producidas en las estaciones se pueden distribuir de inmediato, podemos minimizar el costo de distribución y logística “, dijo.” Y las granjas están ubicadas en áreas urbanas para que podamos tener un suministro fácil de mano de obra. Además, como las granjas inteligentes no se ven afectadas por el cambio climático, incluido el polvo fino, pueden tener una producción estable para suministrar verduras limpias y seguras “.

Si bien el interés por la agricultura vertical y urbana ha ido en aumento en las ciudades de todo el mundo, quedan dudas sobre su viabilidad económica a gran escala. Un estudio realizado en Japón el año pasado encontró que el 60 por ciento de los operadores de granjas interiores no son rentables debido al costo de la electricidad para operar sus instalaciones.

Sin embargo, Corea del Sur, con tierras disponibles limitadas, temporadas extremas que dificultan el crecimiento durante todo el año y precios de la electricidad que se encuentran entre los más bajos del mundo entre las naciones desarrolladas, podría ser un mercado agrícola urbano ideal.

“En comparación con la agricultura tradicional al aire libre, el tipo vertical de agricultura inteligente puede maximizar el volumen de producción por unidad de área durante todo el año con una condición estable“, dijo Choen. “Entonces, la rentabilidad es el punto más fuerte”.

Lo que es seguro es que las próximas décadas requerirán nuevos enfoques radicales para alimentar al mundo.

Un informe de las Naciones Unidas de 2013 predijo que el mundo tendrá que producir de manera sostenible un 70 por ciento más de alimentos para el año 2050 para alimentar a una población de casi 10 mil millones. Y un informe de agosto del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU advirtió que la tierra cultivable, que ha estado disminuyendo a nivel mundial durante décadas, está bajo una presión crítica por el cambio climático y el desarrollo humano.

Mientras tanto, los viajeros en la estación de Sangdo están saboreando el futuro.

Kim Jie-eun, una maestra de 30 años, dijo que vivía cerca y que estaba intrigada por la nueva incorporación.

“Visito la estación a menudo y me di cuenta de la granja”, dijo mientras comía una ensalada del Farm Cafe con un amigo.

“Era la primera vez que veía algo así y quería probarlo, especialmente porque como muchas ensaladas. Me gusta el hecho de que es realmente fresco. Y la idea es realmente nueva, innovadora y creativa. Espero que más residentes lo intenten “.

Source: United Press International

Jardines verticales a 200 euros el metro cuadrado | Madrid …

El metro de Corea del Sur se transforma en un refugio nuclear

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..