‘Biología y Ecología del Suelo’

Las biopelículas: Bioestructuras de las comunidades microbianas (la salud del suelo y las plantas: los Biofilms)

 biopeliculas-del-suelo

Biopelículas del suelo. Fuente: Colaje imágenes Google

Hasta no hace mucho tiempo, nadie había  prestado atención a este hecho de capital importancia. Ya hablemos del microbioma del suelo, animales o del propio hombre, los microrganismos no viven independientemente, sino que se asocian generando unas estructuras llamadas biopelículas. Estas bioestructuras tridimensionales se encuentran formadas por una matriz extracelular creada en gran parte por ellas, dentro de la cual habitan las comunidades microbianas, relacionando los distintos individuos y especies con vistas a cooperar  en su beneficio mutuo, aunque en algunas ocasiones pueden ser dañinas para los organismos pluricelulares, en los casos que fomenten su patogenicidad. Con vistas a conseguir tal fin, las relaciones/interacciones que desarrollan llegan a alterar la expresión de sus genes, como lo hace el metagenoma con el genoma de un organismo multicelular.

Se trata de un gran paso hacia adelante en la comprensión del mundo microbiano, desconocido hasta no hace mucho tiempo, y que puede cambiar el modo en que percibimos el mundo  y actuamos sobre él para nuestro beneficio.

En otras palabras, esos microbios que hasta hace mucho tiempo considerábamos entes aislados, resultan ser estructuras complejas altamente organizadas cuya comportamiento “sincrónico” las defiende de las agresiones del medio o las permite infectar, en su caso, a otros organismos vivos. Existe pues algo así como una división del trabajo y de diferenciación que las hace asombrosamente parecidas a la diversidad de células que conforman los tejidos humanos y vegetales. Hablamos pues de superorganismos y no de seres microbianos individuales. Aun nos resta conocer, en mayor profundidad, tales estructuras que con toda seguridad, nos depararán enormes sorpresas. Sin embargo, en cualquier caso, transforman nuestra visión del cosmos de la vida, dándonos a entender que esos pequeños bichitos atesoran muchas propiedades que hasta ahora creíamos exclusivas de los organismos superiores. Si los últimos pluricelulares viven cohesionados, estos lo hacen dispersos. Por lo tanto, en muchos sentidos, las biopelículas se asemejan, por su enorme complejidad a las  sociedades de hormigas y termitas que habitan en el suelo y de las que tanto os hemos hablado (ver nuestra categoría biología y ecología del suelo).  En mi opinión se trata de uno de los mayores descubrimientos de la microbiología de las últimas décadas, que nos hará repensar la estructura y dinámica de la biosfera. Abajo os dejo la traducción de un nuevo libro que acaba de aparecer en el mercado (Biofilms in Plant and Soil Health), así como unos fragmentos modificados de Wikipedia.

Juan José Ibáñez

Continúa…..

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Neolítico = Erosión del Suelo (Nuevas Evidencias)

erosion-igual-neolitico

 Fuente: Agricultura ecológica Etnoagricultura y Suelos. Conferencia J.J. Ibáñez de acceso abierto en Researchgate

 La erosión del suelo en sus diferentes formas, es un proceso natural (erosión natural/erosión geológica/erosión geológica/Ciclo de denudación continental) y también antrópico. Cuando se habla de esta última, muchos expertos vienen utilizando la expresión de erosión acelerada. Los pueblos paleolíticos debieron aumentar la mentada erosión antrópica, respecto a la natural, al hacer uso del fuego con vistas a expandir los pastos que alimentaran la cabaña de animales herbívoros salvajes de sus hábitats, dejando “eventualmente” el suelo desnudo.  Sin embargo, con el advenimiento de la agricultura en el Neolítico, la transformación del paisaje y la erradicación de la vegetación natural aumentaron exponencialmente la mentada pérdida de suelo.

 Pues bien, la noticia que os ofrecemos hoy (Earliest human impact on geological processes took place 11,500 years ago ), no hace más que corroborar en un espacio geográfico concreto (el Mar Muerto) los asertos arriba defendidos por gran parte de la comunidad científica internacional. Prospecciones en los sedimentos de los lechos del mentado mar cerrado, han demostrado que ni los cambios climáticos ni la tectónica, han generado durante los últimos 200,200 años las tasas de erosión que se produjo justo con la implantación de los paisajes agrarios hará unos 11,500 años, justo cuando en este territorio comienza la transformación del paisaje por las labores agrícolas. Dicho de otro modo, se trata de una nueva evidencia de como la pérdida de suelo  de los milenios se debió principalmente a la agricultura. Tal cambio cultural dio lugar a un crecimiento exponencial de la población y con ello a la necesidad de poner en cultivo más extensiones de suelo y así…. hasta la fecha. Podéis entender este evento desde otro punto de vista, es decir el progreso y costos ambientales de la evolución cultural humana en nuestros post:  Homo Sapiens, El Sistema Suelo-Planta, Diversidad Natural y Evolución Cultural y El Nacimiento de las Civilizaciones y El Sistema Suelo-Planta-Agua: El Caso de las Culturas Mesoamericanas.

 Que fácil ha sido escribir este post. ¡Aleluya!.

Juan José Ibáñez

Os dejamos pues con la noticia original en inglés

Continúa……

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Sobre la razón y la racionalidad científica: ¿Por qué ha generado sensación y preocupación que los micro y nanoplásticos se encuentren ya en nuestros intestinos?

microplasticos-nanoplasticos-heces-humanas peque

Fuente: Colaje Imágenes Google.

Hace unos días, la noticia saltó como la pólvora en el mundo de la ciencia y en especial en aquellas las notas de prensa que conciernen a la salud humana. Veamos una: “Los microplásticos ya han llegado al intestino humano”. El tema ha causado una gran conmoción. Lo que realmente me ha sorprendido es la razón de tal alarma. ¿Por qué? Es que alguien lo dudaba? Hay racionalidades científicas que la razón no entiende. Y esta es una de ellas. Veamos el porqué.

Me fastidia varios post que ya he escrito sobre el tema, aunque los editaré de cualquier modo, si bien habrá que modificarlos. Reitero que la alarma me ha desconcertado, ya que lo extraño hubiera sido leer: “Los Microplásticos y Nanoplásticos que consumimos a diario, desaparecen de nuestros cuerpos sin dejar rastro”. En los últimos años han ido identificándose estas partículas, que no dejan de ser residuos de la actividad humana, por doquier. Han sido detectados en los polos, abundan en el mar, ¡si esa sopá de plásticos!, cuerpos de agua dulce, los suelos y la atmósfera, son consumidos por los peces y el marisco, se han encontrado en el agua embotellada y del grifo, la sal de mesa que contenemos, y así un largo etc.   ¿Cómo no vamos a consumirlos, querámoslo o no?. Al parecer, la única novedad obedece a que se trata de un estudio experimental, que demostró que en unos pocos seres humanos, se acaban de detectar ¡por primera vez! ¿Nadie lo había intentado antes?. ¿¿??. La literatura científica muestra tanto su presencia como efectos tóxicos en una gran variedad de seres vivos.  ¿Por qué entonces nadie ha analizado si nuestros mortales cuerpos humanos las tenían?. ¿Somos menos importantes? ¿¿?? La plasticosfera ha impregnado el planeta y sus habitantes, convirtiendo la naturaleza en basuraleza. ¿Era de esperar que fuéramos distintos, por “intervención divina”?.

El problema estriba en averiguar qué efectos realmente tienen en nuestros organismos, aun a sabiendas que no serán precisamente ¡vitaminas!. Empero el estudio de marras no ha abordado tal asunto, más que espinoso, en la aludida investigación. Ahora bien, si analizamos someramente la bibliografía en Internet, es fácil comprobar que las repercusiones de losmicroplásticos y nanoplásticosen la cadena trófica están siendo catastróficas, alterando la fisiología de los organismos, haciéndolos enfermar o perecer.  ¿Somos notros distintos?. Afirmaría, sin temor a equivocarme, que no. Interaccionan con otros elementos, como metales pesados, forman agregados con otras diversas sustancias, que también han mostrado perjudicar la salud de los seres que han engullido tan rico manjar.  Seguidamente volví a preguntarme. ¿Microplásticos o nanoplásticos?, ya que el tamaño aquí sí importa a la hora de que tales partículas permeen las membranas de nuestras células, y no solo aparezcan en los tractos digestivos. Pues  bien, parece que ambas nos merodean por doquier, y como corolario no veo razón alguna, para que las “nano” más diminutas y fáciles de transportar por tierra, mar y aire que las micro, por lo que apostaría a que ya “las tengamos dentro de nosotros”. Los microplásticos suelen asociarse a las vísceras, de sus consumidores y los datos provenientes de estudios en las pesquerías de todo el mundo son aterradores. Existen más dudas de si finalmente se acumulan en otros tejidos, pero por la bibliografía que os muestro abajo (que me ha costado 15 minutos en detectar vía Internet), me temo que pronto la ciencia nos concederá una respuesta afirmativa.  El estudio en cuestión parece ser muy sencillo, no he detectado tecnologías punteras, sino sentido común.   Ahora bien era como apostar a caballo ganador. No hay genialidad alguna.

Reitero que no entiendo tal cobertura mediática: ¿Prensa sensacionalista,  científicos de chirigota o científicos sensacionalistas?.

Y es aquí en donde me quedo absolutamente desconcertado.  No se trata de ninguna aportación científica relevante ya que, aunque vuelva a repetirme: ¿Cómo era posible que estas partículas fueran abducidas sin afectarlos”.Y pronto nos escandalizaran con otras nanopartículas que ya se añaden hasta en los cosméticos. ¿Alguien duda de que volverá a ocurrir lo mismo?. Los seres vivos son en parte lo que comen, y ya prácticamente toda la población ingiera comida contaminada.   Es cuestión de esperar.

Hay razones que la racionalidad científica no entiende.

Juan José Ibáñez

Continua……..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Reforestación Natural de las sabanas y pérdida de biodiversidad (bosques tropicales vs cerrados brasileños: el papel del fuego)

 cerrado-vs-bosque-supresion-fuego

Cerrado versus bosque tropical. Fuente: Colaje Imágenes google

 Al igual que se suele decirse que “nunca llueve a gusto de todos”, al parecer lo mismo ocurre con el uso del fuego.  Durante años hemos oído clamar contra el uso indiscriminado del fuego en las regiones tropicales brasileñas, así como de sus terribles consecuencias. No cabe pues extrañar que las autoridades brasileñas intentaran paliar el problema, ¿correcta o incorrectamente? ¡Ese es el problema! Sin embargo, ahora, como señala la noticia de hoy, la falta de quemas está poniendo en riesgo la ecorregión del cerrado brasileño que es sustituida paulatinamente por los bosques tropicales. Existen obviamente diversos tipos de selvas tropicales/ecuatoriales en Brasil, aunque no hablaremos de ello en este post. Eso sí, recordemos que actualmente comienza a defenderse que numerosos espacios geográficos actualmente ocupados por selvas/bosques ecuatoriales/tropicales atesoraan en un pasado no muy lejano espacios abiertos, seguramente conformados por el hombre con la acción del fuego. Empero se han recuperado sin problemas.

 Nadie duda de que su abuso del fuego genera también graves perjuicios ecosistémicos, junto con el pastoreo (que hace uso del mismo a la hora de aumentar la producción de forraje) y las quemas llevadas a cabo a la hora de instaurar la agricultura (de soja) en esta singular región, por lo que quizás su prohibición y/o concienciación ciudadana ha dado lugar a la situación actual. También cabe señalar que la obsesión indiscriminada con vistas a evitar emisiones y fomentar el secuestro de carbono, frenar la deforestación, así como al objeto de evitar las prolongadas sequías que “suelen” asociarse a él, fue otra fuerza que ayudó a que desaconsejara su aplicación. Ahora bien, en lugar de acerrase el resultado ha sido un uso menos sostenible de la biodiversidad de estos valiosos ecosistemas. Obviamente, todo apunta a que las decisiones no se han tomado correctamente, “por la razón que sea”. Los espacios sabanoides solo pueden mantenerse mediante el uso del fuego, pero utilizado correctamente y en los momentos oportunos. Todo apunta a que este no ha sido el caso, por desgracia. Se argumenta ahora que el secuestro de carbono por el abandono de las llamas efectivamente secuestra carbono, pero a costa de poner en riesgo la sabana más biodiversa del mundo.

 Ya os comentamos que las hormigas y termitas son fundamentales con vistas a la homogeneización del suelo (haploidización), imprescindible a la hora de mantener la fertilidad de las sabanas) y la distribución del carbono en profundidad. A falta de datos, puedo albergar dudas de si el secuestro de carbono por el suelo forestal es mayor que la que acaecía en el cerrado, al menos mientras no tenga evidencias del contenido de carbono edáfico hasta varios metros de profundidad en ambos tipos de ecosistemas. Resumiendo, al parecer al ser humano, actualmente, le cuesta mucho tomar decisiones correctas para mantener los cada vez los menguantes ecosistemas biodiversos que atesora nuestro planeta. Os dejo ya con la noticia y su traducción al español castellano.

 Juan José Ibáñez

Continúa….

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Las termitas del suelo y sus hongos simbiontes: El extraordinario tándem para degradar rápidamente los residuos lignocelulósicos

 termitas-hongos-degradacion-lignocelulosa

Fuente: Colaje Google imágenes

 Existe una abundante literatura con vistas a obtener bioetanol y otros biocombustibles a partir de los recalcitrantes residuos lignocelulósicos.  En el suelo, estos son degradados rápidamente y más aún en presencia de ciertos ingenieros del suelo, como lo son las hormigas y termitas. El estudio que os mostramos hoy  (El intestino de termitas tiene un secreto para descomponer la biomasa vegetal), nos ayuda a conocer como el sistema simbiótico entre las termitas y sus simbiontes digestivos realizan tal labor sin la menor dificultad. Entender el proceso ayudaría a obtener rápida, económica y eficientemente el mentado biocombustible. Se trata de un tema de candente actualidad a la hora de obtener energías limpias y alcanzar lo antes posible un desarrollo energético sostenible. El secreto se encuentra pues en las termitas y sus simbiontes; sí esos bichitos que viven en el suelo.

 Ya os hemos hablado en numerosas ocasiones de estas fascinantes civilizaciones bajo el suelo y su papel en la descomposición de la materia orgánica, el reciclado de  nutrientes y su desempeño vital  en la dinámica de los ecosistemas.  Desgraciadamente, a menudo la agricultura industrial ha tachado a las termitas como enemigas de la producción de alimentos, cuando de conocer sus hábitos, serían en realidad uno de nuestros mejores aliados. Como siempre primero disparemos a los amigos y luego resulta que….. Bien haríamos en generar nuevas técnicas de agricultura ecológica con la colaboración de esta bioingeniería natural, sin necesidad de ir tocando los genes por doquier y exterminar a estos fabulosos “bichitos”.  Nuestro peores enemigos son, de hecho la ignorancia y arrogancia.

 Os dejo sin más con la noticia original traducida del suajili al español castellano por ese torpe Mr. Google.

 Juan José Ibáñez

 Continúa……

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Día Mundial de la Biodiversidad del Suelo (Los Movimientos Ecologistas y el Suelo)

dia-mundial-de-la-biodiversidad-2017

Fuente: Ecologistas en Acción.

Hace ya unos 40 años que comencé a integrarme en los movimientos ecologistas. Aún no había terminado la carrera universitaria y la sangre hervía  por mis venas. Sin embargo tres años después me desligué de tales iniciativas, bastante decepcionado. Los movimientos ecologistas, al menos en Europa, tan solo han intervenido en asuntos relacionados con los suelos cuando algún tema de moda los mencionaba, mostrando más que todo su interés por aparecer en los medios de comunicación, pero sin atisbo de atesorar una perspectiva propia sobre este recurso natural. Y sí las ciencias del suelo sufrieron una decadencia progresiva hasta prácticamente desaparecer de la denominadabig science” y/o “main stream” de la literatura científica. Desde luego no han sido partícipes, sino más bien todo lo contrario” de la concienciación ciudadana sobre la alarmante degradación de los suelos en todo el mundo. Ahora ya es demasiado tarde, aunque también pudiera alegarse que “más vale tarde que nunca”.  Todo depende del cristal con que se mire, ¿verdad?

Por ejemplo, en España, y más concretamente en mi Institución, no he visto protestar a ninguno de ellos por la  paulatina aunque inexorable extinción/desaparición del más de una decena de los antiguos centros de edafología, uno a uno durante tres décadas. Desde que comenzamos la andadura en esta bitácora, tampoco he logrado alcanzar más que escasísimas noticias de interés en sus comunicados, artículos y notas de prensa. De hecho, para mi consternación les hemos tenido que criticar, más que alabar, en diversos post.

Sin embargo, ante la degradación y pérdida irreversible de este recurso natural, la comunidad internacional fue despertando de su letargo, casi a golpes de realidad, hasta que en los últimos años han comenzado a publicarse artículos de edafología en las revistas más prestigiosas del mundo, mientras que la ONU y la FAO lanzaban el Año Internacional de los Suelos. Eso sí, ha sido tal el desprecio por esta ciencia, como para que las plantillas de expertos fueran languideciendo, por falta de plazas, envejecimiento y jubilación.  Como corolario, el renacimiento de la edafología ha venido lastrado por  los sempiternos científicos oportunistas que publican sobre los temas de moda, mostrando un paupérrimo bagaje del objeto de estudio que tienen entre sus manos, aspecto que hemos denunciado hasta la saciedad en esta bitácora.

Los movimientos ecologistas son imprescindibles con vistas a remover el patio político, y concienciar a los ciudadanos de los males que afectan a la biosfera. Personalmente desearía que tuvieran más personalidad y unos objetivos claros en lugar de buscar aparecer constantemente en la prensa con aquellos temas que despiertan interés mediático en un momento dado. No citaré aquí más que el ejemplo de como muchos de ellos apostaron por la bioenergética/ biocombustibles de primera generación, colaborando indirectamente en la degradación del recurso que ahora desean defender. Y este es tan solo un caso entre otros muchos. No estaría de más que un día propiciaran un evento/congreso de reflexión sobre los múltiples errores que cometieron en el pasado y extrajeran conclusiones al objeto de  evitar recaer en los mismos males de siempre: “el protagonismo en los medios de comunicación de masas”.  No hay que salir tan solo en la foto, sino denunciar aquello que en el futuro nos explotará en las manos aunque actualmente no despierte interés. Se trata de hacer camino, no de transitar por los más trillados.  En cualquier caso, mi amigo Juan Botella, me ha enviado esta nota de prensa: “Suelos vivos para conservar la biodiversidad”. Nosotros llevamos 12 años bastante solos, sin el auxilio y colaboración de aquellos que deben ayudar-concienciar-colaborar a políticos y ciudadanos con vistas a reservar nuestro planeta. Abajo os dejo el contenido de su nota de prensa, con la esperanza de que no vuelvan a olvidarse una vez más, recayendo en sus viejos sesgos y vicios.

Juan José Ibáñez

Continúa………

(más…)

Etiquetas: , ,

El carbono lábil/soluble de los suelos y sedimentos de las llanuras de inundación y otros hábitats encharcados como marismas y manglares

llanura-inudacion-colombia

Llanura de Inundación en la región Caribeña de Colombia. Fuente en el propio enlace

 Hoy me voy e sumergir en terrenos pantanosos desde dos puntos de vista. El primero deviene en que la nota de prensa que vamos a “¿explicar?” en este post nos informa acerca de la dinámica del carbono de suelos y sedimentos que por estar encharcados ralentizan la descomposición de la materia orgánica que contienen, por los que suele acumularse allí, en donde el azufre desempeña una función importante o vital para el metabolismo microbiano. Se trata de ambientes en los que a menudo abundan los denominados Fluvisoles tiónicos: Suelos Ácido Sulfatados. Mi segunda ciénaga, ya muy personal, estriba en que la bioquímica del suelo que utilicé en mi paleolítico científico (inicios de la carrera profesional), ha pasado a ser patrimonio histórico de la ciencia. Pero si me atrevo a decir que el estudio en cuestión compete a lo que se denomina carbono soluble, más o menos equivalente al lábil, si bien algunos expertos no estarán de acuerdo. No obstante el Dr. Humus así me lo ha hecho saber.  En consecuencia seré breve con vistas a no divagar y hundirme, más aun si cabe, en el fango de la ignominia científica.

 Científicos de la Universidad de Stanford han llevado a cabo un estudio sobre la dinámica del carbono en llanuras de inundación como hábitats representativos de los ambientes encharcados, con escasa o nula concentraciones de oxígeno. Es bien sabido que en estos ambientes la actividad microbiana es baja y la descomposición de la materia orgánica lenta, por lo que los suelos tienden a actuar como sumideros o secuestradores de carbono. Para tales sitios, en conocido desde hace mucho tiempo que la actividad microbiana, a falta de oxígeno, echa mano del azufre, lo cual es advertido en el terreno por la presencia de minerales ricos en este elemento químico. Empero según estos bioquímicos y microbiólogos: “tal carbono subterráneo no permanece necesariamente bajo tierra a largo plazo. Al ser soluble en agua, el carbono puede filtrarse en las vías fluviales ricas en oxígeno, donde los microbios lo consumen fácilmente”. En otras alabras, al parecer, los materiales orgánicos solubles y no utilizados pueden migrar fácilmente a una vía acuática oxigenada en donde fluyen, y se descomponen ya más fácilmente, desencadenando floraciones de algas y otros problemas relacionados con la calidad de las aguas, finalizando en la atmósfera. En otras palabras lo que nos ¿desvelan? Los autores del estudio es que, en hábitats encharcados de esta clase, el secuestro de carbono es menor que el que se pensaba, relacionándolo inmediatamente con el cambio climático, como suele ser habitual, venga o no venga a cuento. Os dejo pues con la noticia traducida (por Google, esta vez sin mi ¡sabia! revisión, por lo que podéis taparos las narices, como cuando estáis delante de los ambientes en cuestión en donde os deleita ese hediondo hedor que desprenden los  denominados Fluvisoles tiónicos (Suelos Ácido Sulfatados). Os añado otros fragmentos de textos de libre acceso en Internet, que pueden ayudaros a entender los tipos de carbono involucrados y algunas cosillas que os aliviaran a la hora de interpretar el texto, si atesoráis los mismos precarios conocimientos que este impresentable bloguero (poco, o nada). La razón es que me acaban de operar ce cataratas en los ojos, por lo que además de perder neuronas también visión.

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Resistencia a los antibióticos y las bacterias del suelo al rescate

pseudouridimycina-nuevo-antibiotico-del-suelo_0 

Un antibiótico eficaz contra bacterias resistentes es descubierto. Fuente: Teletica

Ya hemos comentado en diversos post, varios de los cuales exponemos abajo, que los microorganismos del suelo han sido la principal arma que ha utilizado la medicina para defendernos de las infecciones. Y todo ello gracias a los antibióticos que producen. Empero, como somos estúpidos por naturaleza, estamos convirtiendo esta gran reserva de medicamentos, que han salvado cientos de millones de vidas, en un problema descomunal, al inducir que sea justamente en el recurso suelo en donde ahora estos bichitos generan bacterias multirresistentes. No se puede utilizar el medio edáfico como en vertedero de antibióticos y/o otros elementos dañinos para la salud pública. No me repetiré más, por cuanto  abajo os muestro bastante material, previamente escrito para esta bitácora.

La noticia de hoy nos informa de que, a pesar de todo, y ante el fragante desprecio de la farmaindustria por los sufrimientos que padece la población, al no invertir en el descubrimiento de nuevos antibióticos (sino no es escandalosamente rentable para estas multinacionales, no investigan), de nuevo los microrganismos del suelo vienen a nuestro rescate. Y eso es precisamente lo que nos relata las dos noticias que os ofrecemos hoy sobre el mismo tema. Hablamos de la pseudouridimycina, recientemente detectada en una muestra de suelo. Os dejo pues con las noticias, no antes sin recalcar que si seguimos usando el suelo como vertedero en donde abandonar nuestras inmundicias, las consecuencias de nuestros actos acabarán generando una pandemia global de dimensiones impredecibles. Los expertos alegan que este nuevo fármaco no generará resistencias, aunque eso ya es harina de otro costal…..

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Dinámica de la materia orgánica en los sedimentos y suelos inter-mareales y su cadena trófica

zonas-intermareales

Habitas intermareales. Fuente: Los ecosistemas de la tierra 2012

Como señala Wikipedia, los sedimentos inter-mareales incluyen las costas,  rocosas, playas;(ya sean de arena o guijarros) que corresponden con las zonas de acumulación (a veces de erosión) de sedimentos y las zonas estuarinas, donde los depósitos terrígenos son más o menos importante, depositándose en forma de lodos; en las regiones tropicales y ecuatoriales, donde los ríos fluyen fuera de lo normal, con considerables aportes terrígenos, estas áreas dan lugar a los manglares. Por lo tanto, al menos en parte, estamos hablando de varios tipos suelos (como los Fluvisoles tiónicos, entre otros muchos) según diversas taxonomías actuales, que esconden una enorme biodiversidad. La noticia de la que vamos a dar cuenta hoy (Bacterias que degradan compuestos orgánicos favorecen la fertilización marina) nos informa de la rápida descomposición de la materia orgánica que acaece en estos ambientes, y como corolario de una similar rapidez en la dinámica de todos los eslabones de la cadena trófica que acecen en muchos de sus ecosistemas. Marismas y estuarios, albuferas, o parte de los mismos, se encuentran también en estos lares. Obviamente ya que este hábitat atesora una enorme diversidad de ambientes y organismos, deben también existir diferencias edáficas dignas de mención. Sin embargo, desconozco otros trabajos que den cuenta de tales diferencias. No soy experto en el tema, mientras que la noticia se me antoja lo suficientemente bien redactada como para ofrecérosla sin más comentarios. El contenido de la nota de prensa explica la “al perecer”, la vertiginosa velocidad y la estructura de la cadena trófica en estos ecosistemas y sus suelos que, por lo leído, debe ser mucho mayor que la que acaece en los suelos y biocenosis terrestres. Eso si, la actividad humana resulta ser una seria amenaza para su existencia y funcionamiento.

Por lo tanto os dejo sin más comentarios con la misma.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , ,

Cambio climático: Cuando los ecólogos del cambio climático publican mostrando su ignorancia sobre ecología

cliseries-de-vegetacion-pequena 

Pisos de vegetación en las sierras de la península Ibérica en función de su humedad/temperatura. Fuente: Blog de Geografía del Profesor Pedro Oña

Tremenda la noticia que os vamos a ofrecer hoy por ser una muestra palmaria de una total ignorancia de la ecología del paisaje y los ecosistemas que la constituyen. Si un alumno de primer año de carrera universitaria contesta con el contenido de esta nota de prensa, a una pregunta en su primer examen, le calificaría con un “o” sobre 10. No hay benevolencia que valga. Afortunadamente algunos lectores de esta bitácora parecen saber más que los científicos profesionales, ¡sin duda! Sus comentarios, totalmente acertados, dan cuenta de hasta qué punto puede ser ignorantemente científico. Personalmente reconozco que a veces me enfurezco, por lo que los post pueden resultar demasiado duros. Pido disculpas, de corazón. Tan solo puedo añadir en mi descargo que termino hastiado de leer  numerosas noticias diarias que no tienen ni pies ni cabeza. Puedo entender que a veces son los plumillas (reporteros científicos) quienes retuercen la insensatez de los contenidos. Sin embargo, como tal hecho es incuestionable, desde hace ya 20 años, yo reviso los textos que pudieran aparecer en los medios de comunicación antes de se publiquen o no doy permiso para ello. Y en un par de ocasiones, se han producido situaciones tan vergonzantes que ….. si los científicos no tomamos medidas nos convertimos en cómplices ¡si, o si! de tanto desatino. ¡Quién calla otorga!.   

Ahora resulta que en el devenir espontáneo de la naturaleza, esta resulta ser  “ecológicamente incorrecta” ¿O quizás deberíamos remplazar lo ecológico por lo político?. Leo y leo noticias sobre el impacto del calentamiento de la atmósfera sobre los ecosistemas y debo contar hasta 1.000.000 antes de calmarme y no invadiros diariamente de post denunciando las estupideces que leo en la prensa pero también en los propios artículos científicos. Pero el problema más serio, resulta ser que estos manuscritos, ricos en conclusiones bochornosas, pasan la revisión por pares de revistas denominadas de prestigio. Os puedo asegurar que no me gusta descalificar a mis colegas pero es que el tema ya pasa cualquier línea roja que se os ocurra imaginar, a no ser que ya no se sepa distinguir una frondosa de un pino.

En la península Ibérica y en otros muchos ambientes mediterráneos, los Quercus (perennifolios en climas secos y caducifolios en los más húmedos), así como otras fagáceas, se distribuyen por amplias extensiones. Los pinos, como otras coníferas, en ausencia de perturbaciones humanas ocuparían espacios geográficos más restringidos (como la alta montaña) que hoy en día. Grandes extensiones de nuestros pinares son fruto de las repoblaciones forestales. Por lo tanto, si la gestión forestal es escasa y se deja seguir la dinámica natural, lo normal es que muchas de estas masas forestales, que no bosques, paulatinamente irán  siendo reemplazadas por las encinas, y otros Quercus, es decir transformándose en genuinos boques con el tiempo. Lo mismo sería cierto tras un abandono de tierras. Tal ha sido el deseo de todos los que amamos la naturaleza y los propios movimientos ecologistas. Digamos de paso que mientras los Quercus mejoran los suelos y dan lugar a un hervidero de biodiversidad edáfica, los pinos actúan justamente de forma opuesta. Si el clima se hace más seco, o el suelo ha sufrido una intensa erosión, lo “natural” es que las especies de pinos mejor adaptados desplacen a las encinas u otros Quercus. Eso sí, algunos profanos en la materia soslayan que muchos encinares moribundos lo son por enfermedades, que no por el cambio climático. ¡Otro enorme error!. 

Pero hay más, mucho más, como os hemos narrado en otros post. Existen una gran variedad de especies de pinos que se adaptan a las más dispares condiciones, y de ocurrir un calentamiento climático, varios de ellos serán afectados muy negativamente. Adicionalmente, han sido justamente las masivas repoblaciones forestales con pinos las inductoras de la mayoría de los incendios que han afectado a nuestros montes desde hace más de 70 años. Gran parte de los pinares españoles se encuentran conformados por especies pirofíticas, es decir amantes del fuego. En otras palabras si estas masas forestales y matorrales arbolados no arden, son naturalmente remplazadas por las frondosas. Como corolario, incrementar su extensión deviene en promover los incendios forestales, que al margen de degradar y facilitar la erosión de los suelos y la consiguiente desertización del paisaje, emiten ingentes cantidades de CO2 a la atmósfera, lo cual redundaría negativamente en el sistema climático actual, al aumentar las emisiones de los gases de invernadero, etc. ¿Es eso lo que proponen los autores del estudio? ¡Vaya, vaya!.  

En consecuencia, lo que transmiten los autores del estudio (o en su defecto el redactor de la nota de prensa) que analizamos hoy, estriba en alarmar al ciudadano, al intentar que todos vayamos contra la dinámica de los ecosistemas naturales, artificializando el paisaje, es decir interrumpiendo una sucesión ecológica natural. No hay manera de defender sus argumentos, so pena que aceptemos cambiar la hermosa biosfera del pasado para poder seguir emitiendo más CO2.   Lo dicho, los ecólogos de cambio climático parecen confundir la velocidad con el tocino. ¡Tremendo!. Hemos denunciado algunos casos semejantes, que ni mucho menos todos (sería agotadoramente imposible), so pena de tener que editar más de 10 post diarios.  Triste, muy triste. Todos suspendidos. Os dejo con los mentados ejemplos, pero no os perdáis las críticas de muchos lectores que hablan con más rigor que estos “sabios”.

Juan José Ibáñez

Os dejo pues con el material aludido y la desdichada nota de prensa

  (más…)

Etiquetas: , , ,