Castores Inundaciones, Humedales y Suelos Hídricos


castores-inundaciones-grande

Los castores y sus Presas en la Lucha contra las inundaciones, Fuente: Colaje Imágenes Google

 Las ripisilvas, esos frondosos bosques en galería que bordeaban los cauces fluviales de los ríos del hemisferio norte, atesoraban antaño unos grandes ingenieros, capaces de crear pequeñas presas con sus consiguientes humedales, e incluso cambiar los cursos de los ríos (ver una de las fotos del colaje que encabeza este post). Hoy, lamentablemente han desaparecido de gran parte de sus hábitats, debido al interés económico de su caza, como por ejemplo, la obtención de las apreciadas pieles de que hacen gala. ¿Quedarán ripisilvas en el mundo que no estén alteradas/transformadas por la acción humana, de un modo u otro?. Comienzo a dudarlo, salvo pequeños enclaves en áreas muy recónditas, despobladas y algún parque natural. No obstante, nos llegar noticias que, actuado como especies invasoras, en algunos lares, también se encuentran causando estagos puntualmente. ¿que paradoja, no?. Pues bien, nos ha llegado una nota de prensa que habla de la reintroducción del Castor con vistas a frenar las grandes inundaciones que pudieran avecinarse como consecuencia del cambio climático, a la par que paliar los efectos de las sequías. Si la segunda opción resulta más que razonable, temenos que la primera quizás “podría” acarrear consecuencias no deseables. Todo dependerá de las propiedades del enclave, su ubicación, instalación y monitoreo. En principio, devolver esta interesante especie a la naturaleza y nichos ecológicos habituales, creadora de hábitats propios que en el pasado desaparecieron junto con estos roedores se me antoja una noticia excelente. Ahora bien, como podréis analizar en la nota de prensa y otro material adicional que os proporciono hoy, la cohabitación de los seres humanos y los castores, ha sido y sigue siendo un tanto problemática. Estos pequeños mamíferos construyen presas en donde se estanca el agua, creando ambientes también propicios para otras especies y como corolario incrementando la biodiversidad. Tales “estanques” ayudan a regular el caudal, aumentando la humedad ambiental, propiciando la génesis de pequeños humedales y, como no suelos hídricos y posiblemente Gleysoles en enclaves que carecían de ellos (incremento de la edafodiversidad y todo lo que acarrea), como mínimo desde hace muchas décadas e incluso siglos. Ahora bien, otro tema distinto es su valor con vistas a paliar los efectos de las inundaciones, cuestión muy debatida desde hace décadas. Si la noticia que os proporcionamos hoy, traducida del suajili al español-castellano por nuestra cuenta (google), se titula “Castores, los aliados contra las inundaciones en Reino Unido”, también podéis encontrar otras de la siguiente guisa: “Matan a todos los castores de un río, acusados de provocar inundaciones” ¿¿??.  Terminada la entradilla podréis entender las razones, al leer el material que os incluimos abajo. Resulta difícil de entender que tal iniciativa pro-castores, una entre otras cientos de ellas que se llevaron a cabo en el pasado, resurja como una acción novedosa y más aún se ofrezcan razones que de hecho siguen siendo muy debatidas por otros colegas.

 Volvemos a la cantinela de siempre. Al “calor del calentamiento climático: ¡todo vale”” Reitero que en materia de preservación nada que objetar, excepto su novedad, ya que no atesora niunguna. Ahora bien, en lo concerniente a paliar o evitar el efecto de las inundaciones esperemos que a sus promotores “no les salga el tiro por la culata”. Empero como os deje ya comienzan a surgir las evidencias. Por favor, buscar en Internet, Barrunto que la idea de estos últimos debíó consistir en la mentada introducción de una especie extinguida en sus ecosistemas, aunque como en otoño de 2019,  llovió en demasiá sobre UK, dando lugar a serias inundaciones, lo más estratégico debieron pensar era “vender gato por libre” o “castor por inundación”.

 Os dejamos ya con la nota de prensa traducida por nosotros, así como el material adicional aludido.

 Juan José Ibáñez

 Continúa…..

 
Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , ,
Categorias: Carpeta sobre Paisajes de Suelos y los Suelos en el Paisaje, Ecología y Biogeografía post posteriores a agosto de 2009, Los Suelos las Plantas y la Vegetación, Pérdida de los Recursos Edáficos: La Erosión, Procesos Superficiales terrestres: Relieve, Geomorfología y Cuencas de Drenaje:, Suelos y Cambio Climático

Mapas de traficabilidad de Suelos: Mecánica de Suelos y Nuevas Tecnologías


 mecanica-de-suelos-traficabilidad

Mapas de traficabilidad de Suelos: Mecánica de Suelos. Fuente Google imágenes

Hoy es uno de esos días en los que redacto una entradilla con bastante temor, sintiendo que puedo hundirme bajo arenas movedizas, aunque sería más correcto hablar, en este caso, de licuefacción de suelo. Cuando me incorpore de joven a un Instituto del CSIC, me hablaban del “Plan de los Americanos”. Por los años 50, el Gobierno de la Dictadura Española del General Franco, llegó a un  acuerdo con EE.UU., permitiendo que se asentaran sólidamente  en el solar hispano varias bases aéreas norteamericanas. Tal hecho garantizaba una cierta legitimidad tácita a la Dictadura, despreciada en Europa después de la caída de los Nazis. Entre la calderilla que recibíamos, mí instituto obtenía una financiación más que interesante, a la par que las fuerzas aéreas de EE.UU. llevaba a cabo y regalaban la primera colección de fotografías aéreas de la que disfrutó este país, pudiendo aplicarse la fotogrametría para realizar mapas de suelos. Uno de los primeros productos que me mostraron resultaron ser mapas de traficabilidad. Yo pensé ¿Es que nos van a invadir pronto?. Aproximadamente 15 años después, en una excursión de la SECS, dos de sus más relevantes popes discutían. El autobús paró. Ellos salieron y la mayoría de los colegas también les seguimos aunque no sabíamos cuál era la razón de tal acalorada discusión entre esas figuras antaño poderosas en la edafología española. De pronto, uno de ellos comenzó a hundirse en el suelo, es decir el medio edáfico había alcanzado el límite de licuefacción.  Luego le ocurrió a otro edafólogo. La mayor parte de nosotros nos reíamos a carcajadas, pero conforme pasaban los minutos comenzó nuestra inmersión asincrónica, en función de pesos y estaturas. Lo que comenzó como allgrabía estuvo a punto de tornarse en tragedia, aunque si lo fue para el aterrado conductor del autocar cuando nos vio a todos embadurnados de barro entrar y sentarnos en los asientos.

Debería hablar del tema de la mecánica de suelos en mayor profundidad, explicando todos sus entresijos, aunque por desgracia, al menos en España, el concepto de suelo que utilizan los ingenieros civiles y los edafólogos era, y creo que sigue siendo, completamente diferente. Abajo podéis constar en Wikipedia las abismales diferencia de contenidos entre las páginas tituladas Suelos y Suelos (Ingeniería). Los ingenieros civiles o de obras públicas necesitan llevar a cabo prospecciones para conocer los riesgos de generar infraestructuras en terrenos (suelos + regolito + sedimentos) de su interés. Obviamente si el sustrato es inestable sus obras pueden devenir en tragedias (y así ocurre a menudo), si no se llevan a cabo con los datos apropiados en las manos. Se trata pues de grandes columnas de suelos que pueden alcanzar decenas de metros de espesor.

Por su parte los edafólogos nos encontramos interesados en la física de suelos de los dos metros superficiales por diversas razones, como evitar la compactación del suelo por maquinaria pesada, el impacto de gotas de lluvia (sellado del suelo), etc. utilizando instrumental como por ejemplo el archiconocido penetrometro. Mi formación profesional en estos temas también deja mucho que desear, por desgracia.  La compactación del suelo y subsuelo resultan ser de gran importancia en materia de productividad agraria y lo que en su día denominamos fertilidad física, aunque también del manejo de suelos y su maquinaria pesada (como por ejemplo los tractores). Empero ya hemos hablado de estos temas, por lo que no nos repetiremos una vez más. En la práctica se aplica la denominada física de suelos para ciertos fines, mientras que la mecánica de suelos para otros. No obstante, desde el punto de vista teórico, lógicamente la mecánica es parte de la física aquí que…….

Términos como: Límites de Atterberg, Índices relativos a la resistencia del suelo, Índice de liquidez, Densidad relativa, Expansividad de los suelos, etc. son algunos entre otros muchos vocablos en la frontera entre la física y la mecánica, en el sentido que hemos mentado arriba. No olvidemos recordar que un factor importante a la hora de compactarse un suelo, además de su textura/ granulometría es la más fluctuante humedad, ya que depende de varias variables, como la meteorología, que cambia de un día para otro.

Sin embargo, también en la frontera entre una y otra se encuentra la traficabilidad de los suelos, que tanto interesaba al ejército de EE.UU. (y por supuesto a otros). Es obvio que cualquier movimiento de  vehículos y aun de personas, puede ser dificultoso e incluso imposible/impracticable en ciertos tipos de suelos, especialmente si se encuentran húmedos, como los que son muy ricos en arcilla (por ejemplo, los Vertisoles) tras lluvias generosas.  Imagínense cuando un ejército pretende moverse con sus carros blindados, camiones, artillería, etc., y se adentra en terrenos de “arenas movedizas”, por ejemplo. ¡Desastre total!

Y de sobre ese tema versa la noticia de hoy. La NASA y Fuerzas Aéreas Norteamericanas, unen sus fuerzas para utilizar la información satelital de un sensor que mide la humedad del suelo, pudiendo producirse mapas de traficabilidad (obviamente añadiendo otras muchas fuentes de información) cada pocos días e incluso saber las condiciones del terreno en tiempo real. Obviamente, estos mapas e información acerca de la calidad y fiabilidad de los nuevos productos de traficabilidad superan con creces aquellos intentos que se realizaban en las décadas de los años 50 y 60 del siglo XX. No obstante, debido a mi ignorancia, no vislumbro meridianamente, como un sensor solo estime la humedad de los 5 cm superficiales del suelo aporte información de sumo interés. Intuyo algo pero, también se me escapa mucho. Eso sí, seguro, esta vez, que todo es fruto de mi ignorancia.  ¡Mil perdones!.

Os dejo pues con la noticia traducida del suajili al español-castellano, la información de lo que aporta el sensor en estos y otros ámbitos, como las investigaciones acerca del cambio climático, y otro material relacionado especialmente con la física y la mecánica de suelos. Mis conocimientos no dan más de sí. Debe pues entérese este post como una introducción al tema para que los lectores interesados puedan seguir indagando.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

Un satélite de la NASA estudiará la humedad del suelo de la Tierra

8 de enero de 2014: Un nuevo satélite de la NASA, que estudiará la capa superior del suelo de la Tierra para medir el agua que yace oculta, y que tiene influencia sobre las condiciones del tiempo y el clima, está en sus etapas finales de preparación ya que será lanzado el 29 de enero, al amanecer, desde California.

La misión llamada “Instrumento Activo – Pasivo para la Detección de la Humedad del Suelo” (Soil Moisture Active Passiveo SMAP, por su acrónimo en idioma inglés) registrará el pulso de una medición clave del agua de nuestro planeta: cómo el agua dulce experimenta ciclos sobre las superficies terrestres bajo la forma de humedad en el suelo. La misión producirá los mapas globales más exactos y de más alta resolución que jamás se han obtenido desde el espacio. Dichos mapas mostrarán la humedad presente en la capa de los suelos de la Tierra hasta una profundidad de 5 centímetros (2 pulgadas). También detectará y confeccionará mapas en el caso de que el suelo esté congelado o descongelado. Esta información será utilizada para mejorar los conocimientos de los científicos sobre los procesos que relacionan los ciclos del agua, de la energía y del carbono en la Tierra.

La próxima misión de la NASA destinada a estudiar la Tierra es un instrumento generador de mapas de la humedad del suelo conocido como SMAP (Instrumento Activo – Pasivo para la Detección de la Humedad del Suelo, en idioma español, o Soil Moisture Active Passive o SMAP, por su acrónimo en idioma inglés). Los datos proporcionados por el SMAP serán utilizados para mejorar el conocimiento de los procesos que vinculan los ciclos del agua, la energía y el carbono, y también para aumentar la capacidad de los modelos para predecir las condiciones meteorológicas y el clima, que incluyen los avances en la capacidad para predecir inundaciones y monitorizar sequías.

“Con información provista por el SMAP, científicos y responsables de la toma de decisiones sobre el tema en todo el mundo estarán mejor equipados para comprender de qué manera la Tierra funciona como un sistema y cómo la humedad del suelo tiene un impacto sobre innumerables sucesos vinculados con los seres humanos, desde las inundaciones y las sequías hasta los pronósticos meteorológicos y el rendimiento de las cosechas”, dijo Christine Bonniksen, quien ocupa un cargo ejecutivo en el programa SMAP, que pertenece a la División de Ciencias de la Tierra (Earth Science Division, en idioma inglés), del Directorio de Misiones Científicas, en las oficinas centrales de la NASA, ubicadas en Washington. “Las mediciones de la humedad del suelo en el mundo que llevará a cabo el SMAP harán posible mejorar nuestros conocimientos respecto del clima en la Tierra”.

Globalmente, el volumen de la humedad del suelo varía de entre un tres y un cinco por ciento, en las zonas desiertas y áridas, a entre un 40 y un 50 por ciento, en los suelos saturados. En general, la cantidad depende de factores tales como los patrones de precipitación, la topografía, la vegetación y la composición del suelo. No existen sensores suficientes en tierra como para confeccionar mapas de la variabilidad en la humedad del suelo global al nivel de detalle que necesitan los científicos y los responsables de la toma de decisiones sobre el tema. Desde el espacio, el SMAP producirá mapas globales con 10 kilómetros (6 millas) de resolución cada dos o tres días.

Los investigadores necesitan medir con más precisión la humedad del suelo y su estado de hielo y de deshielo por numerosas razones. Las plantas y los cultivos toman agua del suelo a través de sus raíces para crecer. Si la humedad del suelo es inadecuada, las plantas tienen dificultades para crecer, lo cual, con el tiempo, puede ocasionar bajos rendimientos de las cosechas. Además, la energía del Sol evapora la humedad del suelo, de este modo enfría la temperatura de la superficie y también aumenta la humedad en la atmósfera, facilitando así la pronta formación de nubes y las precipitaciones. De este modo, la humedad del suelo tiene efectos significativos tanto para los fenómenos meteorológicos regionales a corto plazo como para el clima global a largo plazo.

En verano, las plantas de las regiones boreales de la Tierra (los bosques ubicados en altas latitudes del norte de la Tierra) toman dióxido de carbono del aire y lo utilizan para crecer, pero quedan latentes durante el período helado del invierno. Si todo continúa como hasta ahora, cuanto más largo sea el período de crecimiento, más carbono incorporarán las plantas y más efectivos serán los bosques que quitan el dióxido de carbono del aire. Dado que el comienzo del período de crecimiento está marcado por períodos de deshielo y de re-congelamiento del agua en el suelo, la confección de mapas del estado de congelamiento/descongelamiento del suelo por medio del instrumento SMAP ayudará a los científicos a precisar con mayor exactitud cuánta cantidad de carbono extraen (o “limpian”) las plantas de la atmósfera cada año. Esta información permitirá realizar mejores cálculos de la acumulación de carbono en la atmósfera y, por consiguiente, mejorar las valoraciones vinculadas con el futuro calentamiento global.

La información proporcionada por el SMAP brindará seguridad en las proyecciones sobre cómo responderá el ciclo del agua en la Tierra a los cambios climáticos.

NASA soil data joins the Air Force

Datos del suelo de la NASA se unen a las Fuerzas Aéreas
by Carol Rasmussen NASA Earth News; Pasadena CA (JPL) Nov 20, 2019

Getting stuck on a muddy road is a hassle for anyone, but for the U.S. Army it could be far more serious – a matter of life and death in some parts of the world. That’s one of the reasons the U.S. Air Force HQ 557th Weather Wing is now using data about soil moisture from a NASA satellite in the weather forecasts, warnings and advisories that it issues for the Army and the Air Force.

NASA’s Soil Moisture Active Passive (SMAP) spacecraft, launched in 2015 and managed by NASA’s Jet Propulsion Laboratory in Pasadena, California, measures the amount of water in the top two inches (5 centimeters) of soil. Near-real-time SMAP data began flowing into Air Force computers on Nov. 19 to be used within the modeling environment powered by NASA’s Land Information System (LIS). This implementation will be the first instance of assimilating SMAP data in an operational, near-real-time environment in the world.

Quedarse atrapado en un camino embarrado es una molestia para cualquiera, pero para el Ejército de los EE. UU., podría ser mucho más grave, una cuestión de vida o muerte en algunas partes del mundo. Esa es una de las razones por las cuales el ala meteorológica HQ 557th de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Ahora está utilizando datos sobre la humedad del suelo de un satélite de la NASA en los pronósticos, advertencias y avisos meteorológicos que emite para el Ejército y la Fuerza Aérea.

 La nave espacial Soil Moisture Active Passive (SMAP) de la NASA, lanzada en 2015 y gestionada por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, mide la cantidad de agua en las dos pulgadas superiores (5 centímetros) del suelo. Los datos SMAP casi en tiempo real comenzaron a fluir a las computadoras de la Fuerza Aérea el 19 de noviembre para ser utilizados dentro del entorno de modelado impulsado por el Sistema de Información Terrestre (LIS) de la NASA. Esta implementación será la primera instancia de asimilación de datos SMAP en un entorno operativo, casi en tiempo real, en el mundo.

Besides dictating how muddy or dry the land surface is, soil moisture is also a key weather-maker: It evaporates into water vapor, rises and condenses into clouds. “The forecasting model output is going to be different depending on whether soil is dry or moist,” said Frank Ruggiero, the lead engineer for USAF’s Numerical Weather Modeling program, run by Hanscom Air Force Base in Lexington, Massachusetts. “Sometimes those differences can significantly affect the overall forecast.”

In 2005, the Air Force’s 557th Weather Wing at Offutt Air Force Base near Omaha, Nebraska, was looking to replace its existing Land Information System. That year, they partnered with NASA’s Goddard Space Flight Center in Greenbelt, Maryland, to collaborate on the development of the LIS, a software framework that integrates satellite and ground-based data using advanced mathematical techniques to improve performance of weather and climate computer models.

“The initial idea was to use NASA’s state-of-the-art modeling system to move new research findings and data sources into Air Force operations more rapidly,” said Goddard’s Sujay Kumar, who, with Christa Peters-Lidard, is the technical lead for transitioning the LIS to the Air Force. “That kick-started a 15-year relationship with the Air Force.”

The NASA-Air Force LIS team began researching the feasibility of adding SMAP data to the Land Information System even before the satellite was launched. The Air Force forecasting tools were already using soil moisture data from older satellites, Kumar said. “But once we had SMAP data and conducted several studies to look at the quality of it, we were pleased to find that its high information content was likely to improve the accuracy of the soil moisture characterization in the Air Force systems,” Kumar added.

Además de dictar cuán lodoso o seco es la superficie de la tierra, la humedad del suelo también es un factor clave para el clima: se evapora en vapor de agua, se eleva y se condensa en nubes. “La producción del modelo de pronóstico va a ser diferente dependiendo de si el suelo está seco o húmedo“, dijo Frank Ruggiero, ingeniero principal del programa de Modelización Numérica del Clima de la USAF, dirigido por la Base de la Fuerza Aérea Hanscom en Lexington, Massachusetts. “Algunas veces esas diferencias pueden afectar significativamente el pronóstico general”.

En 2005, el 557º ala meteorológica de la Fuerza Aérea en la Base Offutt de la Fuerza Aérea cerca de Omaha, Nebraska, estaba buscando reemplazar su Sistema de Información Terrestre existente. Ese año, se asociaron con el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, para colaborar en el desarrollo del LIS, un marco de software que integra datos satelitales y terrestres utilizando técnicas matemáticas avanzadas para mejorar el rendimiento de los modelos informáticos meteorológicos y climáticos.

La idea inicial era utilizar el sistema de modelado de vanguardia de la NASA para mover los nuevos hallazgos de investigación y fuentes de datos a las operaciones de la Fuerza Aérea más rápidamente”, dijo Sujay Kumar de Goddard, quien, con Christa Peters-Lidard, es el líder técnico, por hacer la transición del LIS a la Fuerza Aérea. “Eso inició una relación de 15 años con la Fuerza Aérea”.

El equipo LIS de la Fuerza Aérea de la NASA comenzó a investigar la viabilidad de agregar datos SMAP al Sistema de Información Terrestre incluso antes de que se lanzara el satélite. Las herramientas de pronóstico de la Fuerza Aérea ya estaban utilizando datos de humedad del suelo de satélites más antiguos, dijo Kumar. “Pero una vez que obtuvimos los datos SMAP y realizamos varios estudios para analizar su calidad, nos complació descubrir que su alto contenido de información probablemente mejoraría la precisión de la caracterización de la humedad del suelo en los sistemas de la Fuerza Aérea“, agregó Kumar.

Military Weather Forecasts Are Different
The Army and Air Force have specific information needs that civilian weather forecasts don’t address. “We tend to be very focused on weather impacts, and some are unique compared to impacts for civilians,” Ruggiero said.

“You, as a regular person, might want to know if it’s mostly sunny or mostly cloudy so you’ll know if it’s a good beach day. But clouds affect the signal of a lot of the instrumentation we use, so we need detailed, 3D cloud depiction to know how much our signal is going to be affected.”

That doesn’t mean, however, that the military has to build a weather forecasting model from scratch. Instead, it enhances a civilian weather model – the Unified Model, developed by the United Kingdom’s Met Office – to create a system that can produce the tailored forecasts its users need.

The Air Force is a partner of the Met Office and about 10 other weather agencies that utilize and adapt the Unified Model. It has been using the model – considered one of the best in the world – as the basis for its own primary forecasting model since 2015. Because other U.S. coalition partners, including the U.K., Australia and South Korea, also use it, the Air Force is assured that in joint actions, the partners operate with the same basic weather assumptions.

Los pronósticos del tiempo militar son diferentes

El Ejército y la Fuerza Aérea tienen necesidades de información específicas que los pronósticos del clima civil no abordan. “Tendemos a estar muy centrados en los impactos climáticos, y algunos son únicos en comparación con los impactos para los civiles“, dijo Ruggiero.

“Usted, como una persona normal, puede querer saber si está mayormente soleado o mayormente nublado para saber si es un buen día de playa. Pero las nubes afectan la señal de muchos de los instrumentos que utilizamos, por lo que necesitamos detalles, Representación de la nube en 3D para saber cuánto va a verse afectada nuestra señal”.

Sin embargo, eso no significa que los militares tengan que construir un modelo de pronóstico del tiempo desde cero. En cambio, mejora un modelo de clima civil, el Modelo Unificado, desarrollado por la Oficina Meteorológica del Reino Unido, para crear un sistema que pueda producir los pronósticos personalizados que necesitan sus usuarios.

La Fuerza Aérea es socia de la Oficina Meteorológica y de otras 10 agencias meteorológicas que utilizan y adaptan el Modelo Unificado. Ha estado utilizando el modelo, considerado uno de los mejores del mundo, como base para su propio modelo de pronóstico primario desde 2015. Debido a que otros socios de la coalición de EE. UU., Incluidos el Reino Unido, Australia y Corea del Sur, también lo utilizan, la Fuerza Aérea Se asegura que en las acciones conjuntas, los socios operen con los mismos supuestos básicos del clima.

A Wide, and Widening, Value
Scientists in the Met Office also look at new capabilities created by the partners and can choose to adopt them into the Unified Model. Jerry Wegiel, a NASA Goddard support scientist stationed at Offutt Air Force Base is NASA Goddard’s lead liaison for the Unified Model partnership.

“The developers of the Unified Model are in the process of adopting [NASA's Land Information System] as a result of this multi-agency collaboration. It’s currently under validation and verification, but they’re going down the road of transferring this capability into their own operational suites in the future,” Wegiel said. “The Air Force is providing value back to the Unified Model partnership.”

Wegiel pointed out that the LIS has other users besides weather forecasters, among them, the U.S. Department of Agriculture. “The USDA was one of the very first adopters. Once a month they produce agricultural forecasts that are used in places like the Chicago Mercantile Exchange, and that affects U.S. policies on global agriculture sectors as we try to position U.S. commodities to remain world leaders on the competitive stage.” With users in a wide array of fields, including military and civilian weather forecasters worldwide, SMAP’s soil moisture data in the LIS are benefiting people around the globe.

Un valor amplio y creciente

Los científicos de la Met Office también analizan las nuevas capacidades creadas por los socios y pueden optar por adoptarlas en el Modelo Unificado. Jerry Wegiel, un científico de apoyo de Goddard de la NASA estacionado en la Base de la Fuerza Aérea Offutt es el principal enlace de la NASA Goddard para la asociación del Modelo Unificado.

“Los desarrolladores del Modelo Unificado están en el proceso de adoptar [el Sistema de Información Terrestre de la NASA] como resultado de esta colaboración de múltiples agencias. Actualmente está bajo validación y verificación, pero están en el camino de transferir esta capacidad a su propias suites operativas en el futuro “, dijo Wegiel. “La Fuerza Aérea está devolviendo valor a la asociación del Modelo Unificado”.

Wegiel señaló que el LIS tiene otros usuarios además de los meteorólogos, entre ellos, el Departamento de Agricultura de los EE. UU. “El USDA fue uno de los primeros en adoptar. Una vez al mes producen pronósticos agrícolas que se utilizan en lugares como la Bolsa Mercantil de Chicago, y eso afecta las políticas estadounidenses en los sectores agrícolas globales a medida que intentamos posicionar las materias primas estadounidenses para seguir siendo líderes mundiales en la etapa competitiva “. Con usuarios en una amplia gama de campos, incluidos los meteorólogos militares y civiles de todo el mundo, los datos de humedad del suelo de SMAP en el LIS están beneficiando a personas de todo el mundo.

También se implementó el prototipo de generación de mapas de traficabilidad a partir de imágenes ópticas y de radar. De todas las capas y componentes necesarios para determinar mapas de traficabilidad se incidió especialmente

en la actualización automática de los mapas de cubiertas del suelo que es pueden derivar a partir de la cartografía multinational geospatial coproduction program (MGCP) y en el análisis del modelo hidrogeológico (que tiene en cuenta las propiedades del suelo y la meteorología para determinar el contenido de agua del suelo). La zona de estudio fue la área de Granollers y se usaron imágenes Pleiades (pancromático de 0,5 m y multiespectral de 2 m) y TerraSAR-X SpotLight (1 m).

Traficabilidad del Suelo

Publicado en 20/06/2018 por amer.oudeh (meteoblue)

El meteograma Traficabilidad del Suelo: otra innovación de meteoblue para agricultura y construcción.

El meteograma Traficabilidad del Suelo muestra la capacidad del suelo para soportar vehículos en movimiento en función del desarrollo del contenido de agua en la capa superior del suelo (0-10 cm). El desarrollo de la Traficabilidad del Suelo es representada en un gráfico por una línea (negra) que define 3 condiciones de traficabilidad: buena (verde), restringida (amarillo) y insuficiente (rojo). El desarrollo de traficabilidad del suelo se calcula para cuatro tipos de suelo. Arena, Arcilla Lamacenta, Lodo y Arcilla, cada uno de los cuales tiene una capacidad de retención de agua diferente y reacciona de manera diferente a las condiciones climáticas.

El cálculo usa información de la cantidad de precipitación, las horas de sol, la capacidad de retención de agua específica del suelo y otras, por el año pasado y la previsión de 7 días.

Las condiciones actuales en los terrenos pueden cambiar significativamente dependiendo de las diferencias espaciales, el tipo de cultivo del suelo, la cobertura de la tierra, el crecimiento de las plantas, el riego y otros factores. La presentación de la traficabilidad del suelo muestra principalmente las diferencias en los cambios oportunos en diferentes suelos y ayuda en la planificación del trabajo de campo, especialmente durante las fases de trabajo críticas como preparación del suelo, tratamientos de protección de cultivos y cosecha, así como para fines de construcción.

FAO

Calidades de la tierra relacionadas con el manejo y los insumos Las calidades citadas se pueden referir al uso agrícola, a la producción animal o a la forestal

Factores del terreno que afectan la mecanización (traficabilidad); Factores del terreno que afectan la construcción y mantenimiento de caminos de acceso (accesibilidad) Tamaño de las unidades potenciales de manejo (p. ej. bloques de bosques, fincas, campos) Ubicación en relación a los mercados y al abastecimiento de insumos.

USDA (traficabilidad)

Mecánica de Suelos (Wikipedia) Geotecnia, Ingenieros Civiles. Es muy completo desde el punto de vista ingenieril.

Los ingenieros geotécnicos clasifican los tipos de partículas del suelo en función de varios experimentos (secado, paso por tamizes y moldeado). Estos experimentos aportan la información necesaria sobre las características de los granos del suelo que los componen. Hay que decir que la clasificación de los tipos de granos presentes en el suelo no aporta información sobre la “estructura” o “fábrica” del suelo, condiciones que describen la compacidad de las partículas y el patrón en la disposición de las partículas en una zona de carga tanto como el tamaño del poro o la distribución de fluido en los poros. Los ingenieros geológicos también clasifican el suelo en función de su génesis o su historial de estratificación. La clasificación más común es la S.U.C.S.

Un estudio de mecánica de suelos nos debe llevar a obtener un conjunto de datos que nos permita tener una mejor idea acerca de las características que presenta el suelo donde vamos a construir. Hablando de esas características lo que un ingeniero civil o el proyectista requiere son las propiedades físicas del subsuelo, para esto se deben de tomar muestras del suelo las cuales serán llevadas a un laboratorio donde una persona preparada en el tema nos reportara los datos que necesitamos. Existen dos tipos de sondeos los preliminares y los definitivos.

Pruebas índice en los suelos parcialmente saturados, saturados y secos Contenido de humedad W%=W_W/W_S *100 Relación de vacíos e=V_V/V_S Porosidad n%=V_V/V_M *100 Peso específico o volumétrico γ=W/V Grado de saturación Gw%=V_W/V_V *100 Densidad de sólidos Ss=W_S/(V_S γ_W )

Clasificación de los granos del suelo

En Estados Unidos y otros países se usa el Sistema Unificado de Clasificación de Suelos (Unified Soil Classification System o USCS). En Reino Unido se emplea la Norma British Standard BS5390 y también es muy conocida la clasificación del suelo de la AASHTO. En España se usa la clasificación del PG-3 para obras de carreteras.

Véase también

Ingeniería geotécnica

Ingeniería civil

Universidad Nacional De Colombia. Mecánica de los suelos (2002). .

  1. Universidad de Wisconsin. «Propiedades de los suelos en la ingeniería».
  2. Junta de Andalucía. «Instrucción para el diseño de firmes para carreteras en Andalucía».

Suelo (ingeniería)

Desde el punto de vista de la ingeniería, suelo es el sustrato físico sobre el que se realizan las obras, del que importan las propiedades físico-químicas, especialmente las propiedades mecánicas. Desde el punto de vista ingenieril se diferencia del término roca al considerarse específicamente bajo este término un sustrato formado por elementos que pueden ser separados sin un aporte significativamente alto de energía.

Se considera el suelo como un sistema multifase formado por:

  • sólidos, que constituyen el esqueleto de la composición del suelo
  • fase líquida (generalmente agua)
  • fase gaseosa (generalmente aire) que ocupan los intersticios entre los sólidos.

Pueden distinguirse tres grupos de parámetros que permiten definir el comportamiento del suelo ante la obra que en él incide:

  • los parámetros de identificación
  • los parámetros de estado
  • los parámetros estrictamente geomecánicos.

Entre los parámetros de identificación son los más significativos la granulometría (distribución de los tamaños de grano que constituyen el agregado) y la plasticidad (la variación de consistencia del agregado en función del contenido en agua). El tamaño de las partículas va desde los tamaños granulares conocidos como gravas y arenas, hasta los finos como la arcilla y el limo. Las variaciones en la consistencia del suelo en función del contenido en agua diferencian también las mencionadas clases granulométricas principales.

Los parámetros de estado fundamentales son la humedad (contenido en agua del agregado), y la densidad, referida al grado de compacidad que muestren las partículas constituyentes.

En función de la variación de los parámetros de identificación y de los parámetros de estado varía el comportamiento geomecánico del suelo, definiéndose un segundo orden de parámetros tales como la resistencia al esfuerzo cortante, la deformabilidad o la permeabilidad.

La composición química y/o mineralógica de la fase sólida también influye en el comportamiento del suelo, si bien dicha influencia se manifiesta esencialmente en suelos de grano muy fino (arcillas). De la composición depende la capacidad de retención del agua y la estabilidad del volumen, presentando los mayores problemas los minerales arcillosos. Estos son filosilicatos hidrófilos capaces de retener grandes cantidades de agua por adsorción, lo que provoca su expansión, desestabilizando las obras si no se realiza una cimentación apropiada. También son problemáticos los sustratos colapsables y los suelos solubles.

De manera genérica, es usual hablar de movimiento de suelos incluyendo en el concepto el trabajo con materiales, como rocas y otros, que sobrepasan la definición formal

Etc….

Etiquetas: , , ,
Categorias: Biología y Ecología del Suelo

Agricultura Digital, Agricultura de Precisión y Nuevas tecnologías


 agricultura-de-precision-y-nuevas-tecnologias

Agricultura de Precisión y Nuevas Tecnologías. Fuente: Colaje Google imágenes

Más vale acertar aproximadamente que errar con precisión (Juan José Ibáñez)

Hará unos veinte años que se acuñó el concepto de agricultura de precisión. Abajo os muestro una relación de post que redactamos sobre este tema previamente. Desde entonces, su rumbo ha ido incorporando todas las nuevas tecnologías que han aparecido en el mercado.  A pesar de todo,  sigue sin esclarecerse, “a ciencia cierta”, cuál es su eficacia en relación a sus costos, más onerosos cada año que pasa. Obviamente tal artillería de técnicas e instrumentos  se encuentra val alcance de una minúscula fracción de los agricultores del mundo. En consecuencia, o las administraciones se responsabilizan de la puesta en marcha y funcionamiento diario o, como supongo, aparecerán empresas que presten estos servicios a precio de oro. Nada ha cambiado al respecto desde mi primer post sobre el tema, excepto que la complejidad aumenta tanto o más que la precisión que aporta, por no hablar de los beneficios.

El nota de prensa aparecida en la revista Phytoma, que me gusta y suelo leer, me ha dejado perplejo. Personalmente y contando con mi experiencia e información académica, sería totalmente incapaz de aplicar tal artillería, en el caso que tuviera el dinero para adquirirla, por supuesto. He leído artículos científicos de disciplinas de moda en los que se aplicaban una alta gama de nuevas tecnologías, pero casi ninguno requería tal arsenal de novedades, ya que aquí solo se citan las últimas, pero se requieren más (SIG, DEMs, Satélites, IA, etc.).  Parece ser que el perfil de un agricultor de vanguardia debiera ser muy superior al de los científicos, desde casi todos los puntos de vista. Hablamos pues de pura Tecnociencia, en el peor de los sentidos. Así pues,  a la agricultura de precisión de hace unos años, al margen de las tecnologías ya descritas en posts anteriores, habría que añadir: sensores de visión hiperespectral acoplados a dispositivos en vuelo no tripulado (drones y robots autónomos), técnicas de Inteligencia Artificial, Big data analytics, etc. El discurso de esta nota de prensa, se me antoja a algo así como recoger todos los vocablos de moda y añadirlos concatenados uno detrás de otro, disparándolos después como una metralleta. En consecuencia he buscado en Internet  algunas de las empresas implicadas en este “proyecto de demostración”. Al final del post os dejo el de una de ellas que deja palmariamente claro sus objetivos. Es decir, se trata de colaborar con grandes y medianas empresas, así como grandes cooperativas del sector agroalimentario, y posiblemente prestar servicios bajo pago a otras más modestas. Es decir, negocio, puro negocio, que para eso es una empresa.  Aquellos de vosotros no iniciados en tantas, sofisticadas y complejas tecnologías, no es dejéis acongojar con tanto palabro. A un agricultor que ama y conoce su tierra, disponiendo de los aperos e instrumentos que ha venido utilizando, junto  un televisor y un PC, todo esto, no le debe quitar el sueño.  Hablamos pues de pura Tecnociencia y todo lo que acarrea, con su marketing, etc. No hay mejor agricultura que aquella bien hecha, mientras que la tecnología puede ayudar en el mejor de los casos. Que nadie piense tras leer el contenido que os exponemos es debido a algunas fobias a la agricultura de precisión, sino a los que confunden el márquetin con la ciencia y la tecnología.   Que nadie piense tampoco, tras leer el contenido, la ilusionante idea de que se puede implementar una buena agricultura y productos alimentarios saludables desde un despacho y bebiendo una cerveza.

Para finalizar, observar cómo se habla de ahorro de fertilizantes, medio ambiente, sostenibilidad, etc., pero siempre desde un punto desde vista productivo/ empresarial. Nada se dice prácticamente sobre contaminación, salud ciudadana, alimentos saludables, soberanía alimentaria. La agricultura industrial en estado puro.

Juan José Ibáñez

Continúa……….


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , , , ,
Categorias: Edafología y Política, Fertilidad de Suelos y Nutrición Vegetal, Filosofía, Historia y Sociología de la Edafología

Degradación ecológica de los márgenes Fluviales: Erosión, Contaminación, Obras de Acondicionamiento


ripisivas-erosion-contaminacion

Erosión de los márgenes fluviales, contaminación y degradación de los ecosistemas fluviales y la calidad de las Guas: Fuente: Colaje Imágenes Google.

 Hemos coinvertido el sistema cardiovascular de Gaia en un estercolero que da síntomas, no ya de enfermedad sino de deterioro prácticamente irreversible.  Al margen de desastres naturales y antrópicos, la vida de nuestros ríos enferma debido a su elevada contaminación y también a la erosión. Ya nadie duda que todo ha sido motivado por las prácticas de manejo de la agricultura industrial, que ha persistido tanto el abuso en la aplicación de agroquímicos, como en no respetar la extensión natural de las ripisilvas que bordeaban los márgenes fluviales, los caudales ecológicos, todo tipo de obras de acondicionamiento, así como soslayar cualquier principio de precaución. Desde el punto de vista social y natural, no cabe la menor duda que la ingente cantidad de pesticidas y fertilizantes que son vertidos sin control, o mal depurados, resulta ser de suma gravedad.  Ahora bien, la erosión de los márgenes fluviales, también resulta ser devastadora.

Durante las últimas décadas del siglo XX, los procesos de erosión y desertificación despertaron en el sur de Europa un gran interés, siendo su estudio científico y monitoreo, financiado generosamente por las autoridades científicas, tanto nacionales como continentales. Sin embargo, recuerdo que gran parte de la investigación se ha venido realizando en laderas y microcuencas experimentales, soslayando casi siempre la de los márgenes fluviales. En países con déficits hídricos, la construcción de presas y embalses ha sido una bendición en lo concerniente a la producción de alimentos, aunque nefasta desde el punto de vista ecológico. Abajo os dejo unos post previos en los que explico el problema con mayor minuciosidad. Recientemente, se ha observado que la erosión de los bordes de los ríos, con la consiguiente producción y liberación al cauce de los sedimentos producidos es de suma gravedad en áreas agrarias. Empero en lugar de restaurar las ripisilvas, que era lo más racional y económico, se han construido los más variopintos tipos de infraestructuras, como esos asombrosos, ridículos y onerosos “filtros vegetativos (ver post abajo). Es decir mejor desviar el dinero hacia infraestructuras innecesarias, que restaurar lo que jamás debió degradarse, que además, suele ser más económico y saludable para Gaia y el Hombre.

Pues bien la noticia que os vamos ofrecer hoy explica palmariamente que la erosión de los márgenes fluviales sigue siendo un problema de primera magnitud ambiental en ciertas áreas, superando al ocasionado por la contaminación. La única objeción a las conclusiones de los autores (y me refiero a la nota de prensa, que no al artículo original) ha consistido “once again” en generalizar los resultados. La erosión puede alterar más las comunidades de macro-invertebrados fluviales en algunas ocasiones, pero lo contrario también es cierto en otras.  Tampoco debemos soslayar el periodo de monitoreo, porque nos podemos llevar muchas sorpresas: a veces la contaminación y otras la sedimentación de los materiales previamente erosionados. Sin embargo, el desastre ha llegado a tal punto, como para que la restauración ecológica sea denostada por los ciudadanos, cuando son afectados por inundaciones. Parece que nos olvidamos, pero debemos recordar, que cuando tan hecho ocurre, en buena parte ha sido propiciado por nuestra sociedad. como por ejemplo, una expansión del sellado urbano desmesurada y paupérrimamente planificada. Cabría recordar que las ripisilvas frenan la erosión y a la vez depuran parte de los contaminantes que se vierten  a los ríos desde los espacios agrarios circundantes.

¡Mal está lo que mal acaba!.

Juan José Ibáñez

Continúa……..


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , , , ,
Categorias: Carpeta sobre Paisajes de Suelos y los Suelos en el Paisaje, Degradación de Suelos: Contaminación, Ecología y Biogeografía post posteriores a agosto de 2009, La Calidad y Las Funciones del Suelo, Los Suelos las Plantas y la Vegetación, Pérdida de los Recursos Edáficos: El Sellado del Suelo, Pérdida de los Recursos Edáficos: La Erosión, Procesos Superficiales terrestres: Relieve, Geomorfología y Cuencas de Drenaje:

Materiales parentales de los suelos (roca madre) y sus propiedades: Global Heritage Stone


sagrada-familia-y-su-roca-madre

La roca madre y la Sagrada Familia, ahora y finalizada ¿?. Fuente: Colaje google Imágenes

Ya hemos hablado en numerosas ocasiones de las propiedades de las roca madre de los suelos y de su influencia sobre la génesis y propiedades de los mismos. Os comentamos en otras ocasiones como, tradicionalmente, la edafología ha soslayado la ingente cantidad de otros materiales parentales que pueden llegar a formar parte del solum, llegando allí por la acción del viento o de las aguas. A veces, en ciertos ambientes, estos últimos pueden constituirse en los genuinos sustratos a partir de los cuales se forma el perfil edáfico, y no de las rocas subyacentes. Sin embargo, hoy nos centraremos en el primer caso, es decir cuando los suelos se forman haciendo uso del sustrato litológico que se encuentra debajo de los mismos.

Por costumbre, y la costumbre genera pereza mental, los edafólogos seguimos pensando que todas las rocas de una misma clase (granitos, pizarras, calizas, dolomías, margas, etc.) atesoran composiciones y estructuras tan semejantes, como para no prestar más atención al tema. ¡Gravísimo error!, como ocurriría en el caso trasladar dicha inferencia a los propios tipos de suelos o edafotaxa. Debemos prestar mucha más atención a los falsos tópicos Impregnantes. Si una persona observa atentamente un paisaje montañoso granítico, por ejemplo, detectará modificaciones y una gran variedad de formas, muchas de las cuales no dependen de la dinámica que modela la superficie terrestre. Es usual que cada tipo de roca no sea homogénea, sino que atesore una variabilidad en sus componentes estructurales  tales como como, mineralogía, tamaño de granos o partículas, agentes cementantes, fracturación, etc. Hace unos años me invitaron a formar parte del tribunal de una tesis doctoral. El autor y el director de la Tesis doctoral concluían que muchos tipos de suelos ya estuvieran sobre granitos, pizarras, etc., justamente en la Sierra mentada en la noticia que os mostramos hoy, se comportaban de una forma u otra en función de la roca madre de partida. Empero yo realicé mi tesis doctoral decenios antes en aquel territorio y sabía sobradamente que tal generalización abusiva, daba lugar a falsas conclusiones. Finalmente y para evitar conflictos decliné la invitación.

Existen diferentes clases/variantes, de granitos, gneises  pizarras y cuarcitas en aquellos lares, cuya respuesta a la alteración del sustrato es palmariamente diferente.  En el seno de un mismo tipo los hay muy resistentes, mientras que otros dan lugar a la formación del suelo con mucha mayor rapidez, por ser fácil presa de la intemperización biogeoquímica. Es decir, debiéramos analizar además de la mineralogía, otros factores, como por ejemplo, la resistencia a la alteración/disolución de los cementos que cohesionan los granos, e incluso otros como la fracturación que presentan las rocas, e incluso la tectónica. La velocidad de formación de un suelo se encuentra muy condicionada por esos rasgos litológicos a los que se denominan propiedades petrofísicas.

El ejemplo que os muestro hoy os resultará sorprendente, pero “a buen entendedor pocas palabras bastan”. Eso si soslayemos estupideces como eterno, y otras da la misma guisa.

Os dejo con esta noticia y reitero que: “a buen entendedor pocas palabras bastan”, por lo que apelar al material parental sin más a la hora de explicar la génesis de los suelos no es suficiente, de ninguna manera. Ojalá fuera sí pero…….

Juan José Ibáñez

Continúa……..


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , ,
Categorias: Carpeta sobre Paisajes de Suelos y los Suelos en el Paisaje, Componentes, Estructuras y Procesos en los Suelos, Filosofía, Historia y Sociología de la Edafología, Historia de la Tierra y de los Suelos., Procesos Superficiales terrestres: Relieve, Geomorfología y Cuencas de Drenaje:, Suelos y ambientes urbanos: las Ciudades

Fijación del Nitrógeno por los suelos: una resiliencia inesperada


ciclo-del-nitrogeno

Cuatro perspectivas del ciclo del Nitrógeno. Fuente. Imágenes Google

Los nutrientes en el suelo deben encontrarse en forma biodisponible para poder ser asimilados por las plantas. Por su parte el nitrógeno resulta ser un elemento abundantísimo en la atmósfera, aunque no en un estado biodisponible. Por ello, la vida a necesitado desarrollar un complejo entramado de reacciones bioquímicas con vistas a la alcanzar la fijación del nitrógeno vía enzimática. Hablamos de la nitrogenasa en el sentido más amplio del término. Hasta la fecha, según la nota de prensa, en el conjunto de procesos, es decir la cadena de reacciones inherentes, era necesario el molibdeno, un elemento traza que en los suelos es muy escaso, y a veces, insuficiente.  Sin embargo, con el tiempo, se ha visto que otros metales como el hierro y el vanadio daban lugar a otrasnitrogenasas alternativas”. Es decir, que si en un territorio el molibdeno es alarmantemente escaso, puede alcanzarse la biodisponibilidad del nitrógeno vía “alternativa”, haciendo uso del vanadio y quizás el hierro. De la nota de prensa que os presentamos hoy se desprende que ¡la intervención de este último metal!, parece haber sido descubierta por los autores. Sin embargo si utilizáis vuestro motor de búsqueda, observaréis que no es “exactamente” así.   Con toda la sinceridad y humildad del mundo, mis conocimientos sobre fisiología vegetal se fugaron junto a algún grupo de neuronas que he perdido a lo largo del sendero de mi vida. ¡Lo lamento!. Empero a pesar de todo he traducido la nota de prensa original y añadido algún material (demasiado técnico para esta bitácora)  elaborado por la Estación Experimental del Zaidín –EEZ-(CSIC) en el que enlazo algunos vocablos con otras páginas Web, más divulgativas. No voy pues hoy a relatar nada que no sea mi impresión personal, ya que el resto lo podéis leer abajo.

No me cansa llamar la atención sobre la cantidad de “emprendimiento” que atesora la naturaleza cuando debe sortear obstáculos que impiden su pleno asentamiento en la biosfera, o en algún espacio geográfico de la misma. Según la noticia, el molibdeno escasea en ciertos suelos y, según los autores, como mínimo en los ecosistemas boreales. Y es allí en donde dicen que esa nitrogenasa alternativa, con vanadio reemplaza total o parcialmente su función ecosistémica. Aunque al parecer, repito, que al parecer, al menos existe otra posibilidad, el hierro.

Rescatamos estas frase de la nota de prensa traducida aquí al español-castellano: “Investigadores de la Universidad de Princeton descubrieron que la naturaleza ha desarrollado un método de respaldo/alternativo para convertir el nitrógeno atmosférico en la forma de nutrientes asimilables para el crecimiento de las plantas y la fertilidad del suelo. Los investigadores informan que el proceso conocido como fijación de nitrógeno puede ser llevado a cabo por el metal vanadio en los ecosistemas, particularmente en el hemisferio norte, donde el catalizador primario de molibdeno es escaso. El estudio sugiere que la capacidad de la naturaleza para restaurar los ecosistemas a raíz de las perturbaciones causadas por el hombre o fertilizar las tierras agrícolas es más resistente de lo que se pensaba. Aunque el nitrógeno es esencial para todos los organismos vivos (constituye el 3% del cuerpo humano) y comprende el 78% de la atmósfera de la Tierra, es sumamente difícil para las plantas y los sistemas naturales el acceso al mismo. El nitrógeno atmosférico no es directamente utilizable por la mayoría de los seres vivos. En la naturaleza, los microbios especializados en suelos y cuerpos de agua convierten el nitrógeno en amoníaco, una forma crucial de nitrógeno a la que la vida puede acceder fácilmente, a través de un proceso llamado fijación de nitrógeno. En la agricultura, la soja y otras leguminosas que facilitan la fijación de nitrógeno se pueden sembrar para restaurar la fertilidad del suelo”.

Desde otro punto de vista, me llama la atención a la incorporación que hacen de las emisiones antropogénicas con las que el ser humano ha cargado la atmósfera y que como no también transporta vanadio y molibdeno, incorporándolas con toda naturalidad a la dinámica de los ecosistemas y el ciclo del nitrógeno. ¡No critico tal acción, por cuanto querámoslo o no, allí se encuentran ahora. Simplemente y sin apenas percatarnos evoluciona nuestro pensamiento conforme se consolida nuestra Tecno-biosfera.  Así mismo, los investigadores que han realizado este estudio nos informan de que: “Una consecuencia de este hallazgo es que las estimaciones actuales de la cantidad de entrada de nitrógeno en los bosques boreales a través de la fijación pueden haber sido subestimadas significativamente. Este es un problema importante para nuestra comprensión de los requerimientos de nutrientes para los ecosistemas forestales”.

Por su parte la Página Web de la EEZ, señala una posible aplicación práctica: “Una vez descifrada la química de la fijación se podría abrir la posibilidad de un proceso industrial alternativo al de Haber Bosch para la obtención de fertilizante nitrogenado. Sería interesante, pues el funcionamiento del sistema Haber Bosch, que produce unos 80 MTn. año de amonio, supone el 1 % del total de la energía consumida a nivel mundial”.

Si cabe reprochar la apelación a que el papel del molibdeno y vanadio no es recogido por los modelos actuales climáticos. ¡Menuda estupidez!. Si tuviéramos que incorporar a estos modelitos todos los elementos, interacciones y procesos que los científicos desean, no podríamos resolver problemas, modelizar, simular, laborar algoritmos, y bla, bla, bla, ni mediante la computación cuántica que tanto ansiamos.

Todo el post constata hasta qué punto la vida trabaja e innova con tal de otorgar a los suelos la fertilidad que necesitan para el mantenimiento de los ecosistemas, a lo cual hay que incluir ahora nuestras contaminaciones.

Juan José Ibáñez

Continúa…………

 
Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , , , , ,
Categorias: Biología y Ecología del Suelo, Componentes, Estructuras y Procesos en los Suelos, Curso Avanzado de Bioquímica del Suelo, Degradación de Suelos: Contaminación, Fertilidad de Suelos y Nutrición Vegetal, La Calidad y Las Funciones del Suelo, Los Suelos las Plantas y la Vegetación

El Guano, una genuina piedra preciosa: ¿Gaia y Gea son una sola unidad indivisible


triazolita-guano

¿La triazolita es el Guano?. Fuente Colega imágenes Google: Triazolita, descubierta en Chile, se cree que derivó del guano de cormoranes

 Ya os explique en otro post el hermoso, fructifero y heurístico  progreso científico del que goza actualmente la mineralogía. ¿Lo sabías?. Claro que la mayoría posiblemente no, ya que este tipo de estudios no interesan a los medios de comunicación de masas. Sin embargo, lo he venido explicando en post como el siguiente: “Diversidad de los minerales de La Tierra y sus relaciones con la vida”. Redactando esta entradilla, así como recopilando el material suplementario (que no menor ni en cantidad ni en calidad) que os expongo abajo, hoy si he disfrutado a lo grande. Espero que a vosotros os ocurra lo mismo.

Ciertamente este post podía haber dado lugar a tres o cuatro adicionales, sin embargo a fecha de su redacción (14 de noviembre de 2019) me he visto obligado a evitarlo, por cuanto una parte muy interesante del mismo, aunque no la mayoritaria, ha sido publicado bajo copyright en un fascinante artículo de National Geographic. Más concretamente hablo del siguiente: “Las rocas de la Tierra pueden absorber una cantidad de carbono impresionante”. Os recomiendo que lo leáis completo, sin perderos detalle. Personalmente editaré mi post reproduciendo unos pequeños fragmentos de este último exclusivamente. No se trata de hacer competencia ilegal (yo saldría perdiendo y además detesto tales actitudes) sino recordar a los amantes de las ciencias del suelo unos descubrimientos que me han fascinado, especialmente por su belleza. Esa es la razón por la que suelo dilatar un año, o más, muchos de mis post sobre las noticias originales. No intento aprovecharme de nadie, sino reflexionar sobre ciertos hechos científicos reemplazando la novedad del tema, por la reflexión e informaciones posteriores que pudieran contradecir a los cazadores de noticias de última hora. Espero que desde National Geographic se entienda mi posición. Tampoco hago uso de su maravilloso museo de fotografías. Eso si, gran parte del texto ,lo he obtenido de páginas Web y traducido por mi incompetente amigo Google Translate, retocado un poco. Pero a lo que vamos.

En un post previo ya hablé de la importancia de ese formidable fertilizante natural al que en España se denomina Nitrato de Chile (Las Aves y los Suelos (Suelos Ornitogénico): El valor del Guano). Por casualidad, repasando otras notas de prensa topé con una que mostraba un mineral precioso, de nombre estrambótico y el vocablo guano. Me despertó la curiosidad, indagué …. y esta vez (¡uno de esos casos excepcionales que me ocurren de vez en cuando!) causó mi regocijo.  Dado que tenéis material más que de sobra como para entender el valor de lo descubierto, me limitaré a elaborar unos breves comentarios.

Cuando este abono o suelo ornitogenético se deposita en los fondos marinos, cerca de las zonas de subducción de la tectónica de placas, se sumerge en el manto terrestre, sufriendo todo tipo de transformaciones hasta convertirse en un mineral hermoso. Se han descubierto otros muchos en ese ambiente, como podréis leer tanto abajo, como  en el post sobre diversidad mineral previamente enlazado y que redacté hace ya más de tres años. Curiosamente, uno de los interlocutores vuelve a ser el mismo. Reitero que me fascina este tipo llamado Robert Hazen, en su forma de capitanear la mineralogía por unos derroteros que los denominados expertos en geodiversidad debían seguir, aunque ni siquiera lo citan, como en el caso de la edafodiversidad. Si se quiere inventariar la geodiversidad, hay que seguir sus pasos y los míos, antes de acomodarse sobre unas plataformas teóricas enclenques que no conducen, se mire por donde se mire, al progreso de la ciencia. Pues sí, Gea convierte las heces del guano del cormorán en piedras preciosas y otras sustancias cerrando un círculo fascinante, si las conclusiones obtenidas hasta la fecha por el proyecto DCO (Deep carbón Observatory) son corroboradas.

Como veréis abajo,  los autores dicen constatar que existe mucha más vida y biomasa en las profundidades de la litosfera y el manto terrestre (debajo del suelo), que entre este los recursos edáficos y biosféricos conjuntamente. Del mismo modo, postulan la génesis abiótica de ingentes considerables cantidades de hidrocarburos como el metano, o que también en el seno de este planeta existe más agua acumulada que en su superficie.   Pues bien la génesis del mineral que procede del guano, se produce justamente en donde la ciencia cree que se genera la mayor concentración de diamantes.

La documentación que he leído da lugar a preguntase cuestiones muy relevantes que, en un futuro necesitarán respuesta por parte de la ciencia. Por ejemplo: (i) ¿la vida se originó y evolucionó en las profundidades del planeta?; (ii) ¿realmente podemos defender que el ecosistema más grande de la Tierra se encuentre a decenas y centenares de Km de profundidad?; (iii) puede ser este cosmos subterráneo el lugar donde pudo/puede originarse la vida en otros planetas?. Finalmente Robert Hazen afirma, quizás con cierta ligereza: “Ahora comprendemos que la biosfera y la geosfera terrestres son un sistema integrado y complejo, y que el carbono es la clave. Idea más que sugerente pero que habrá que plantearse con más datos y reflexión.

Os dejo con el material mentado, estando seguro que os fascinará.

Juan José Ibáñez

Continua……….


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , , , , , ,
Categorias: Documentos sobre Edafología + Instituciones + Enlaces, Ecología y Biogeografía post posteriores a agosto de 2009, Filosofía, Historia y Sociología de la Edafología, Historia de la Tierra y de los Suelos., Procesos Superficiales terrestres: Relieve, Geomorfología y Cuencas de Drenaje:, Suelos de Zonas Áridas, Semiáridas y desertificación, Taxonomías y Clasificaciones

La Futura Revolución Industrial y la Supremacía Cuántica: Ciudadanos a Temblar


computacion-cuantica-revolucion-industrial_0

Computación cuántica. Fuente: Imágenes Google.

¿Computación Cuántica? ¿No sabéis lo que es?, animaros aún quedan plazas en ¡algunos másters!, de cuatro meses, y por el insignificante precio de 4.000 Euros, a pesar de que se deberán esperar muchos años para que salgan al mercado los primeros prototipos.  ¿Y eso de la próxima revolución industrial?, ¿nos beneficiará a todos los ciudadanos?. ¡ahhhh!, ¡que pregunta tan banal!… ¿Pero… acaso importa?.

Cuando explico a amigos y conocidos algunos de los aspectos más básicos de la mecánica cuántica, tales como la dualidad honda partícula, el entrelazamiento cuántico, el más que incierto destino del Gato de Schrödinger, etc., a menudo me contemplan obnubilados, creyendo que me burlo de ellos. Se trata de uno de los aspectos más llamativos y atrayentes de la mecánica cuántica. Ya están preparados, a mi pesar, para que cuando se mente algo “cuántico”, acepten cualquier afirmación por buena, aunque no entiendan absolutamente nada.

Sin duda alguna, la computación cuántica significará un gran éxito en lo que concierne al progreso de la ciencia y con indudables aplicaciones inmediatas en materia de tecnología. Este post no versará sobre los grandes beneficios que reportará este tipo de computación. Empero me pongo a temblar cuando se menta una nueva revolución industrial. La Primera Revolución Industrial en el Siglo XIX, efectivamente transformó buena parte la sociedad, pero a costa también de un enorme sufrimiento de la clase trabajadora. Eso, si, la burguesía y sus industrias florecieron, haciéndose de oro. Sin embargo, su nacimiento, dio paso a un enorme crecimiento demográfico, interminables horarios laborales, incluyendo a mujeres y criaturas (esclavismo), sueldos que tan solo permitían subalimentare, precariedad, falta de higiene, enfermedades, y un largo etc. ¡Qué se lo pregunten a los británicos! Al final del post podéis cercióranos por vosotros mismos con la lectura de unos breves fragmentos de un texto que os reproduzco, escrito por André Vela Bosqued. El vocablo revolución (la del siglo XIX) en manos de los más poderosos, es sorprendentemente semejante al que padece la mayoría de la población en estos momentos, es decir entrado el siglo XXI. Hay que cambiar todo para que unos pocos sigan acumulando poder y dinero. ¿Nosotros?: ¡a comprar y a callar!. Más aun, ¿No se pregona que el cambio climático surgoó a causa de la aquella revolución Industrial?.

Podemos hablar o no de una segunda revolución industrial, hacia finales del siglo XX, con los acuerdos del libre comercio que dieron paso a la Globalización Económica, junto con la entrada en escena de Internet, TICS, etc. No cabe duda que han cambiado la vida de los ciudadanos.  Y de paso, hemos devastado el planeta, y aumentado la depredación de los países ricos sobre los pobres, que ha venido ahora aderezada a la postre por la precariedad, empobrecimiento y sufrimiento de la población de los primeros, tras el crack económico iniciado a finales de la primera década del Siglo XXI. ¡Si1, se trata de eso que viene denominándose  crecientes desigualdades sociales. Permitirme que os narre una historia muy ilustrativa. En los albores de todo este entramado globalizante, que de eso se trata, de un globo que cuando se pinche “Dios nos coja confesados”, visioné la portada de uno de los numero de la Revista “investigación y Ciencia” (versión en español-castellano de la norteamericana “Scientific American”) una imagen idílica. Un joven se encontraba, a las orillas de una maravillosa playa caribeña en bañador, sentado sobre su toalla y bajo una sombrilla, con un ordenador portátil entre sus piernas y bebiendo un brebaje del tipo de los “Coco Loco”. Aquél artículo prometía que la globalización nos conduciría a una vida más placentera, sin horarios fijos, trabajando desde cualquier parte del mundo, y bla, bla, bla. La realidad ha constatado que efectivamente, tal delicia ocurre entre los más poderosos, una ínfima parte de la población. Sin embargo, el resto de los mortales, seguimos siendo un cero a la izquierda, como podréis ver al final de este post en el aludido texto de André Vela Bosqued.

Sin embargo, ahora las grandes compañías, nos vuelven a prometer otra fascinante segunda revolución industrial vía cúbits. A pesar de todo, ya sabemos que, tanto en materia de ciencia, como de investigación, pero también de márquetin, hay que seguir “innovando” “disruptivamente” a través de “emprendedores”, aconsejados por “”mentores”. Y con tal motivo se comienza a utilizar el tenebroso palabro de supremacía, no lo dudo, ya que barrunto que se refieren a la del KKK. Y como a muchos científicos les gusta ir de pitonisos por la vida, calculan que en un decenio o dos tal revolución cambiará el mundo. Los científicos no suelen ser buenos pitonisos, pero como veis las revoluciones industriales cambian la sociedad (“de algún modo”), pero  en lo concerniente al  bienestar de los seres humanos, miedo me dan. La tendencia obliga a reconsiderar si ¡todo tiempo pasado fue mejor!, aunque tampoco es exactamente cierto.

En las dos notas de prensa que os muestro abajo, se espetan muchas vaguedades, se habla de negocios, competencias,  apelando a tópicos de moda como eficiencia energética, cambio climático, ciberseguridad, posibles aplicaciones en biomedicina, principios éticos (¿para nosotros o para las partículas elementales?). No era necesario, ya que se sobreentiende que una computación tan veloz debería ayudar a resolver muchos problemas que, hoy por hoy, se encuentran fuera de nuestro alcance. Tres párrafos me llaman soberanamente la atención. Empecemos por la que más nos concierne, dado el tema de la bitácora: (i) (…) Un ejemplo: para fabricar fertilizantes se utiliza un proceso de fijación de Nitrógeno, que consume el 2 % de la energía mundial y que actualmente se hace mediante ensayo y error. “Creemos que esto se puede hacer de una forma más eficiente con computación cuántica, pero aún no hemos sido capaces”, afirma Boixo en conversación telefónica con EFE. El día que se logre el ahorro de energía será brutal”. Pues si no estais seguros de ser “capaces mejor callaros”, porque aquí la frase no afirma nada de nada; (ii) Pero también existen otros debates mucho más asequibles y a corto plazo en los la filosofía está presente, como en las implicaciones éticas de la revolución cuántica. En la era del Big Data y de la Inteligencia Artificial, en la que empresas privadas como Google mueven miles de millones de datos, tal poder de procesamiento ¿podría suponer un peligro en malas manos? «Hoy por hoy es una tecnología experimental que no tiene mucho que ver con el Big Data» (…) Hoy no pero: ¿y cuando entren en funcionamiento de la mano de las compañías privadas, que son las que están “partiendo el bacalao”?. Las noticias ya nos informan de que se trata de experimentos teóricos, ensayos, tecnología experimental, etc. Sin embargo cuando se comercialice…. ¡mama mía!; (iii) De momento, el equipo de Google está muy orgulloso no solo del logro, sino de su acogida en la sociedad. «Nos ha sorprendido que la gente ha entendido realmente cuál es el valor de este experimento. En los últimos dos o tres años yo tenía la duda de si se iba a comprender, pero creo que sí y de ahí su repercusión». A partir de aquí, solo queda mirar hacia delante. Creo que nos toman por idiotas. Reitero, una vez más, que es fácil de comprender que un ordenador que supere cientos o miles de veces la capacidad de cálculo de la supercomputación con hardware más sofisticado que disponemos hoy, puede revolucionar muchos aspectos de la ciencia, la tecnología y la sociedad. Empero, los seres humanos que no lo entiendan, con tal prodigiosa y futurista propaganda, quedarán fascinados; les parecerá maravilloso. No mezclemos el interés real, con el márquetin y la competencia empresarial. Pura Tecnociencia.

Fue pues un reciente experimento sobre la viabilidad de la supercomputación cuántica, la que ha constatado que no estamos tan lejos de alcanzar un objetivo perseguido durante mucho tiempo. Ahora bien, el lector avezado observará que los competidores en liza resultan ser algunas de las compañías tecnológicas más fuertes del mundo con poderosísimos medios a su alcance.  Resulta muy preocupante la falta de actores  públicos en materias que pueden “transformar nuestras vidas y sociedad? Los últimos ejemplos de varias de estas multinacionales constatan su perseverancia en materia de mala. ¿Quién controlará a los controladores?. Un estudio advierte del poder de las grandes empresas tecnológicas por su control de la comunicación y la cultura.

Resumiendo: las Revoluciones anteriores, fueron un paso de gigante para los poderes, a costa del resto de la humanidad (los trabajadores). ¿No pasará otra vez lo mismo? Probablemente sí, ya que el objetivo de las empresas es lucrarse y la de los políticos aprovecharse. Luego nos dirán que se ahorrarán millones de puestos de trabajo, que la sociedad envejece más etc., etc., por lo que nosotros seguiremos apretándonos el cinturón en una carrera diabólica para exprimirnos hasta dejarnos sin aliento. Hoy compiten entre grandes compañías intentando hacernos creer que al final el único objetivo es nuestro propio bienestar. Empero para que tal logro fuera cierto, mucho debería cambiar la gobernanza mundial. Y mientras la empresa privada sigue haciéndose con el control del mundo. Muy mal asunto. Os dejo ya con las notas de prensa/propaganda empresarial.

Juan José Ibáñez

Desde Quantico, Virginia, USA y Chamberí, Madrid

Continúa…….


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , ,
Categorias: Biología y Ecología del Suelo, Curso Básico sobre Filosofía de la Tecnociencia, Curso Básico Sobre Filosofía y Sociología de la Ciencia, Documentos sobre Edafología + Instituciones + Enlaces, Notas Breves de Prensa, Prensa y Política Científica

LA MATERIA ORGÁNICA DEL SUELO: COMPONENTE IMPRESCINDIBLE DEL PLANETA


som-antonio-y-concha

Fuente: Composición ofrecida por los autores de este post

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en su cartel conmemorativo del año internacional del suelo en 2015, contempla los siguientes once servicios ecosistémicos del suelo: regulación del clima; ciclo de nutrientes; hábitat de organismos; regulación de inundaciones; fuente de productos farmacéuticos y recursos genéticos; base de infraestructuras humanas; suministro de materiales para la construcción; herencia cultural; suministro de alimentos, fibras y combustibles; retención de carbono; purificación del agua y, por último, reducción de la contaminación.

La importancia del suelo, por tanto, para el desarrollo de la vida en el planeta es fundamental, por lo que parece lógico pensar que el suelo es un recurso natural que las políticas de los países deberían cuidar y conservar.  Sin embargo, no es así, la degradación de los suelos debido a la erosión, el agotamiento de los nutrientes, la pérdida de carbono orgánico, el cambio de uso, o, el sellado, entre otras agresiones, son algunos de los problemas más importantes que afectan a grandes extensiones, y a los que no se les está dando la importancia que requieren. De hecho, y según informes publicados por la FAO: “la erosión se lleva de 25 a 40 000 millones de toneladas de la capa arable del suelo (depósito de la materia orgánica) cada año, lo que reduce significativamente los rendimientos de los cultivos y la capacidad del suelo para almacenar y completar el ciclo del carbono, los nutrientes y el agua”. Esta pérdida de rendimiento sería equivalente a eliminar 1,5 millones de kilómetros cuadrados de tierras agrícolas o, aproximadamente, toda la tierra cultivable en la India.

La materia orgánica del suelo es un elemento clave de la calidad del suelo porque regula muchas de sus funciones básicas  tales como: el almacenamiento de carbono; el almacenamiento y disponibilidad de los nutrientes para las plantas; la biodiversidad del suelo; porosidad; estructura; aireación; capacidad de retención de agua; conductividad hídrica; calor y temperatura del suelo.

La cantidad y el tipo de materia orgánica representa uno de los mayores bienes de que dispone el planeta para la supervivencia de las especies, incluida la especie humana. En 2009 la revista NATURE publica un artículo, encabezado por Johm Rockström, del Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo (Suecia), titulado “Un espacio operativo seguro para la humanidad”, donde se identifican y cuantifican que límites planetarios no se deben transgredir para ayudar a evitar que las actividades humanas provoquen un cambio ambiental inaceptable. Propone nueve procesos del sistema terrestre y los umbrales asociados. Dice que es necesario definir los límites planetarios para: el cambio climático; la tasa de pérdida de biodiversidad (terrestre y marina); la interferencia con los ciclos del nitrógeno y del fósforo; el agotamiento del ozono estratosférico, la acidificación oceánica; el uso global de agua dulce; el cambio de uso de la tierra; la contaminación química y la carga de aerosoles atmosféricos.

De las nueve propuestas, en cuatro interviene de forma decisiva la materia orgánica del suelo: cambio climático; tasa de pérdida de biodiversidad; interferencia del ciclo del nitrógeno y del fosforo y cambio de uso del suelo. Analizaremos, brevemente, como interviene la materia orgánica en estos procesos.

La relación entre la materia orgánica y el carbono orgánico es conocida desde hace décadas cuando se analiza la fertilidad de los suelos. Es más reciente el conocimiento de cuál es el papel que juega el carbono orgánico en relación con el cambio climático y su influencia en el control del CO2 atmosférico. Hoy se sabe, que el carbono del suelo representa casi tres veces el carbono de la atmósfera, y cuatro veces el carbono de la biomasa de las plantas. Luego los suelos son sumideros y reservorios de carbono, de hecho, el suelo es el segundo reservorio de carbono terrestre (tras las bolsas de petróleo) con un contenido total de 2500 billones de toneladas en los primeros dos metros de profundidad. La estabilidad y la sostenibilidad a largo plazo de la incorporación de este carbono dependen, en gran medida, de la mejora de las prácticas y técnicas agrícolas que permitan asegurar que los ingresos de carbono sean mayores que las pérdidas de este elemento por mineralización.

En cuanto a la tasa de pérdida de biodiversidad del suelo, tal es su importancia que fue el objeto en la campaña conmemorativa del día mundial del suelo del año 2020 “Mantengamos vivo el suelo, protejamos la biodiversidad del suelo” y que, próximamente, se plasmará en la celebración del Simposio Mundial sobre la Biodiversidad del Suelo (GSOBI21). Durante tal evento se intentarán alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible a través de la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad del suelo, ya que muchos investigadores afirman que la pérdida de biodiversidad, es una amenaza mayor que el cambio climático.

El suelo es uno de los ecosistemas más complejos de la naturaleza y uno de los hábitats más diversos de la tierra. Albergan más del 25% de la biodiversidad de nuestro planeta, no hay ningún lugar de la naturaleza con una mayor concentración de especies, un solo gramo de suelo puede albergar millones de seres vivos y varios miles de especies de bacterias. Sin embargo, esta biodiversidad apenas se conoce, actualmente, solo se ha descrito el 1% de las especies de microorganismos del suelo. No obstante, el desarrollo de tecnologías moleculares está ayudando a caracterizar y cuantificar la biodiversidad del suelo a diferentes escalas, lo que abre grandes expectativas.

Todos estos organismos interactúan entre sí y contribuyen de forma decisiva en los ciclos globales que hacen posible la vida; son almacén de carbono y descomponen ciertos contaminantes, entre otros procesos. Si estas interacciones se interrumpen pueden causar un impacto irreversible para la vida en la tierra incluidos los humanos.

En relación a los ciclos de nutrientes, tres son los elementos, en sus distintos estados, que mantienen viva la planta y a los organismos, y que se definen como nutrientes primarios: nitrógeno, fósforo y potasio, sin ellos el reino vegetal y animal no podrían desarrollarse. Estos elementos forman parte de: aminoácidos, proteínas, ácidos nucleicos, enzimas, coenzimas y clorofila. La trasformación de nitrógeno orgánico en amonio (NH4+) y nitrato (NO3-), que son las formas asimilables por las plantas, se hace con la colaboración de Nitrosomonas y Nitrobacter, bacterias que se desarrollan en suelo. Por su parte el P es absorbido por la planta principalmente como ion ortofosfato primario (H2 PO4- ), pero también se absorbe como ion fosfato secundario (HPO42-), la absorción de esta última forma se incrementa a medida que aumenta el pH.  Aunque, en el ciclo global de este elemento a largo plazo dentro de los sistemas terrestres, el P biodisponible proviene principalmente de la meteorización de rocas que contienen fósforo, son los microorganismos del suelo quienes actúan como sumideros y fuentes de fósforo disponible a corto plazo, en este punto la transformación del fósforo es química, biológica o microbiológica. Tanto las modificaciones del nitrógeno orgánico como las del fósforo inorgánico son procesos que forman parte de las reacciones que tienen lugar en el suelo para trasformar la materia orgánica fresca en asimilable. La interferencia humana en estos ciclos está generando un daño irreversible en los ecosistemas terrestres. La modificación antropogénica en el ciclo del nitrógeno es aún mayor que la modificación que se provoca en el ciclo del carbono. En la actualidad, las actividades humanas convierten más N2 de la atmósfera en formas reactivas que todos los procesos terrestres naturales combinados. Gran parte de este nuevo nitrógeno reactivo incrementa los procesos de eutrofización en la hidrosfera alterando los sistemas acuáticos más allá de los límites permitidos.

Otro de los motivos de alarma es el cambio de uso del suelo que se está convirtiendo en un problema a nivel global, pues sucede cada vez en un mayor número de países. Este hecho se produce porque el suelo está directamente relacionado con los contextos sociales y económicos de los territorios. Guerras, emigración, construcción de infraestructuras de forma desordenada, son algunos de los motivos analizados, pero tampoco podemos olvidar un hecho cada vez más importante, y es el abandono de las tierras de labor debido a la expansión de las ciudades que obliga a ampliar la línea perimetral de influencia sobre los suelos cercanos a ellas. Con relación a esto, según datos que aparecen publicado en la Agenda 2030 de la ONU, en su Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) Nº 11 “Ciudades y Comunidades Sostenibles”, se puede leer: “el número de habitantes que viven en las ciudades se estima en 3500 millones, es decir, la mitad de la población mundial, y se espera que para 2030 se llegue a los 5000 millones”. Esto supone que las funciones de las tierras periurbanas se modifican a un ritmo superior al que le impone las nuevas exigencias ecosistémicas. El cambio de uso de forestal a agrícola, o de este a urbano, modifica muchas de sus propiedades, y entre otras, y de forma significativa, la funcionalidad de la materia orgánica.

A modo de conclusión se puede resumir que la materia orgánica del suelo depende: del contenido de carbono que está relacionado con el cambio climático, de la actividad microbiana y su funcionalidad que está relacionada con la biodiversidad y el ciclo de nutrientes, de las condiciones del sitio y las prácticas de manejo que determinan el uso del suelo. Si alguno de estos factores se ven afectados, de forma perentoria, por actividades antrópicas, la materia orgánica perdería su capacidad de regular el ciclo de la vida en el planeta tierra.

Antonio López Lafuente

Concepción González Huecas

Etiquetas: , , , , ,
Categorias: Biología y Ecología del Suelo, Biomasa y Necromasa en los Suelos: Raíces y Materia Orgánica, Componentes, Estructuras y Procesos en los Suelos, Degradación de Suelos: Contaminación, Degradación de Suelos: Salinización y Acidificación, Diversidad, Complejidad y Fractales, Ecología y Biogeografía post posteriores a agosto de 2009, Edafología y Política, El Concepto de Suelo y Sus Representaciones, Fertilidad de Suelos y Nutrición Vegetal, Filosofía, Historia y Sociología de la Edafología, La Calidad y Las Funciones del Suelo, La Crisis de la Edafología, Pérdida de los Recursos Edáficos: El Sellado del Suelo, Pérdida de los Recursos Edáficos: La Erosión, Suelos y ambientes urbanos: las Ciudades

Agricultura Subterránea Suburbana


agricultura-suburbana

Agricultura suburbana: Colaje Imágenes Google

Ya sabemos que con vitas a alcanzar el desarrollo sostenible o sustentabilidad, han proliferado todo tipo de propuestas variopintas. Algunas de ellas son descabelladas, otras inútiles, a menudo ridículas, y finalmente las que pueden considerarse desconcertantes. Hoy mostramos una que pertenece, al menos para mí, a la última categoría. Sin embargo, quisiera manifestar que hay miles de publicaciones, ¡sí!, ¡miles y miles!, a pesar de lo cual ninguna nos sirve para salir del atolladero en que nos hemos metido al degradar hasta extremos delirantes nuestro hogar, es decir la biosfera y la geosfera. No pretendo exigir soluciones milagrosas y globales, pero tampoco es cuestión, de que tal inundación de propuestas termine convirtiéndose en algo así como granitos de arena en el seno de una interminable playa. Resulta ya difícil separar el grano de la paja, bajo las leyes de la tecnociencia, y que realmente merezcan la pena considerarse entre tanta basura que se publica sobre en un tema de moda, como lo es el desarrollo sostenible.  Ya sabemos que existen propuestas sinceras y otras (la mayoría) que no dejan de ser más que puro marketing de un nuevo modelo de negocio para la economía neoliberal-global.

Os hemos hablado en post anteriores de la agricultura urbana y periurbana (al margen de los jardines verticales), que han proliferado en todo el mundo y a veces, solo a veces, por necesidad. Eso sí, suele llamarse agricultura suburbana a la más o menos periurbana ¿?, es decir a la que se implanta en los “suburbios” de las ciudades. No obstante, acabo de leer la noticia que os expongo hoy, la cual nos informa de una nueva modalidad  de agricultura suburbana, es decir de bajo de los suelos de las ciudades y más concretamente en ese medio de transporte al que llamamos metro o suburbano  ¿suburban, subway? (también hay trenes suburbanos, etc.), al menos en España. Pues bien, en Seúl (Corea),  tales medios de transporte bajo el suelo, comienzan a ser utilizados para cultivar vegetales y comercializarlos allí. ¿Moda o necesidad? ¡A saber!.  Existen diversos tipos de agricultura urbana, periurbana, etc. muy extendidos en las ciudades coreanas debido a la falta de tierras fértiles en un país pequeño, superpoblado e industrializado. Modas y leyes del mercado han generado que la población prefiera vivir y trabajar en las ciudades que en el campo, por lo que la pirámide de edades en el mundo rural, ha alcanzado cotas de envejecimiento “insostenibles.  Empero mientras que en mi país, por ejemplo, hablamos de la España vacía o vaciada, al quedarse buena parte del agro sin apenas campesinos y repleto de campos de cultivo abandonados. Justamentees el el caso contrario que el de Corea. Allí se produce el caso opuesto: ¡faltan tierras! para alimentar a todos sus ciudadanos. En consecuencia, una medida, siempre de segunda fila, estriba en la reciente alternativa de cultivar en esos laberintos de túneles que nos conducen por las redes del “metro” como si de invernaderos se tratase, sustituyendo la luz solar por la Led.  Los productos obtenidos allí se comercializan y eso tiene sus ventajas. Ahora bien, presumo que se trata de una solución muy local, que apenas satisfará las demandas de la población, aunque sea bienvenida. Como veréis en la nota de prensa, ni en el vecino Japón, esta agricultura suburbana resulta rentable. Empero me temo que, por pura moda y sacar de la chistera otro “modelito de negocio”, se extenderá a otros “metros” y a lo largo de “metros y metros”, en los espacios suburbanos. En Madrid, por ejemplo, llegan a extenderse, tan solo en las lineras de transporte (exceptuando el resto de estructuras y pasillos, etc.,) hasta alcanzar un total de 294 Km.

Francamente, no sé qué conclusiones extraer de esta iniciativa subterránea. Un utensilio potencial más  entre un arsenal de propuestas que se quedan cortas de recorrido. Eso sí, el ser humano no ha inventado nada que la naturaleza no practicara. Desde hace algunos  cientos de millones de años, existen ciudades subterráneas bajo el suelo, construidas por hormigas en las que se cultiva todo el alimento que ingieren (sus propios y sustentables cultivos), y sin necesidad de iluminación artificial. Cabe mentar de paso que el título de la noticia que he traducido del inglés al español-castellano es de lo más ridículo: ¡hay que vender periódicos de la manera que sea!: La agricultura pasa a la clandestinidad en la estación de metro de Seúl. ¡Toma ya!. Podíamos haber puesto pues a este post el título de agricultura clandestina. Sin comentarios…… Para finalizar, se me antoja ridículo, y quizas tendencioso, defender que se van a crear puestos de trabajo para personas discapacitadas en vista de las cifras que aporta la noticia.

Os dejo abajo información suficiente para que entendáis en que consiste este tipo de agricultura  suburbana es decir de debajo de las urbes.

Juan José Ibáñez

Continúa………


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,
Categorias: Edafología y Política, Fertilidad de Suelos y Nutrición Vegetal, Pérdida de los Recursos Edáficos: El Sellado del Suelo, Prensa y Política Científica, Suelos y ambientes urbanos: las Ciudades