El Imparable Ascenso de la Resistencia a los Antibióticos en los Microorganismos del Suelo (Fabricando Infecciones Hospitalarias o Nosocomiales)

Ya hemos hablado de este tema en post precedentes, y deberemos seguir haciéndolo en el futuro, por cuanto se trata de un tema de gran impacto ambiental, pero que también afecta gravemente a la salud pública. Acaba de publicarse un artículo que constata como “la agricultura industrial” deviene en bomba biológica. Durante los últimos sesenta años, los microorganismos del suelo incrementan sin cesar su resistencia a los antibióticos. Como ya hemos comentado en otros post, muchos gérmenes infecciosos que inducen enfermedades nosocomiales proceden del suelo, del mismo modo que otros tantos que sintetizan antibióticos descubiertos en el medio edáfico (como la propia penicilina) y aprovechados por el hombre. Lodos de depuradoras, aguas residuales y enmiendas orgánicas poseen, usualmente, grandes cantidades de estos fármacos. Una vez depositados en el suelo, se estimula la aparición de  resistencia a  los mismos por ciertas bacterias. Y a la postre, la transferencia horizontal de genes, genera que tal propiedad sea adquirida por otros microbios. ¿Pero ocurre en todo tipo de agriculturas y pasturas? A la espera de resultados experimentales que confirmen tal hecho, ya podemos anticipar que ¡no!. La razón es obvia.   

abonos-organicos-resistancia-a-antibioticos-suelos. Fuente: Treehugger 

Abonando con biosólidos previo compostaje. Fuente: Treehugger

Los autores del estudio trabajaron con material coleccionado de los suelos de Holanda. Pero, os lo explicaré de una forma gráfica y simple.

Durante la primavera de 1988, en una estancia en la Universidad de Wageningen y el ISRIC (sito en la misma localidad), salí del hotel para comenzar a “hacer mis deberes”. Era un día soleado, magnífico, que invitaba a abandonar el recinto con vistas a oler aquellos campos rebosantes de verdor y aderezados con flores de múltiples colores y tonalidades. Así lo hice. Pero cuando inspiré por primera vez el aire, me quedé aterrado y volví a entrar al hotel sin pestañear. ¡Que peste!. Era la época del abonado con estiércol. Gran parte de este procede del propio ganado, así como de los lodos residuales de sus ciudades. Ambos productos suelen poseer antibióticos.

La primavera en Holanda es hermosa y apestosa. Este país posee una gran extensión de suelos artificiales, ganados por sus habitantes a pulso a costa del mar. Estos fueron creados con arenas y residuos orgánicos. Tanto su agricultura como ganadería, son alterante intensivas y mecanizadas. Ya por aquel entonces (hace 22 años), padecían serios problemas de contaminación de aguas como resultado del abuso de agroquímicos. El problema allí estriba en que las capas freáticas suelen estar a ras del suelo (o muy pocos metros bajo él), no como en los ambientes mediterráneos. Nadie podía beber aquel veneno, que necesariamente debía ser depurado para el consumo humano.

La lógica del titiritero nos dicta que, si introduces ingentes cantidades de antibióticos en el suelo (a parte de herbecidas, fertilizantes minerales, etc.), sus comunidades edáficas terminarán, más pronto que tarde, adquiriendo  resistencia a los mismos. Y eso es sencillamente lo que ocurre en cualquier área en donde se practiquen tales métodos intensivos de abonado y/o riego. Ahora bien, en áreas de secano, menos productivas, pero también menos enmendadas, tal situación no tiene por que acaecer. Una cierta dosis de hipocresía si demuestran los autores, al señalar su sorpresa por cuanto las medidas legislativas adoptadas para que tal hecho ocurriera parecían surgir efecto alguno (o escaso). Empero ya en 1988, tales versiones oficiales me eran desmentidas por varios colegas del país. Una cosa es legislar y otra bien distinta cumplir la legislación. Del mismo modo, los análisis solo detectan lo que se busca. Pero ya hablaremos de ello en otro post próximamente. Como veremos, en otra noticia, se necesita investigar tanto como se degradan tales sustancias tóxicas en el suelo, como el proceso de compostaje.

Y así convertimos nuestra fábrica natural de alimentos en una factoría de potenciales enfermedades Nocosomiales. La agricultura industrial resulta ser una amenaza para la biosfera y la salud humana.

Juan José Ibáñez

Evidence of Increasing Antibiotic Resistance in Soil Microbes

ScienceDaily (Mar. 4, 2010) — A team of scientists in the United Kingdom and the Netherlands are reporting disturbing evidence that soil microbes have become progressively more resistant to antibiotics over the last 60 years. Surprisingly, this trend continues despite apparent more stringent rules on use of antibiotics in medicine and agriculture, and improved sewage treatment technology that broadly improves water quality in surrounding environments.

Their report appears in ACS’ journal Environmental Science and Technology.

David Graham and colleagues note that, although scientists have known for years that resistance was increasing in clinical situations, this is the first study to quantify the same problem in the natural environment over long time-scales. They express concern that increased antibiotic resistance in soils could have broad consequences to public health through potential exposure through water and food supplies. Their results “imply there may be a progressively increasing chance of encountering organisms in nature that are resistant to antimicrobial therapy.”

The study involved an analysis of 18 different antibiotic resistance genes (ARGs) to four different classes of antibiotics in soil samples collected in the Netherlands from 1940 to 2008. ARGs are genes chosen to assess potential changes in resistance in microbes. Using data from sites around the Netherlands, the scientists found increasing levels in 78 percent of the ARG tested, clearly indicating increased potential for resistance over time. Because soil samples were only collected from the Netherlands, the scientists conclude their report by suggesting that further studies need be performed around the world so that the scope and possible ramifications of their results can be better understood.

Story Source: Adapted from materials provided by American Chemical Society.

Journal Reference: Knapp et al. Evidence of Increasing Antibiotic Resistance Gene Abundances in Archived Soils since 1940. Environmental Science & Technology, 2010; 44 (2): 580 DOI: 10.1021/es901221x

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] El Imparable Ascenso de la Resistencia a los Antibióticos en los Microorganismos del Suelo (Fabrica… [...]

(requerido)

(requerido)


*