hormigas-inteligencia-distibutiva

Fuente: Colaje Imágenes Google

En nuestra categoría “Biología y Ecología del suelo”, hemos almacenado varios cientos de post previos muchos de los cuales conciernen a las asombrosas propiedades  y comportamientos de los insectos sociales que habitan en el suelo, y especialmente los que se centran en las hormigas y las termitas. Hoy no os ofrecemos una relación de entradas previas, que podéis encontrar en la mentada categoría, sino que añadiremos una síntesis realizada por otros autores, junto a la noticia que ha dado lugar a la redacción de este post. Se acaba de detectar las sorprendentes reacciones de las colonias a desastres naturales como las inundaciones de sus ciudades bajo la superficie del suelo. Se trata de desastres naturales para ellas, pero a las que responden con su inteligencia distributiva auto-organizadamente y de forma eficiente.  Mutatis mutandis podemos alegar que se comportan como colectivo al estilo de los ingenieros hidráulicosTenemos mucho que aprender de sus conductas, ya que llevan a cabo sus misiones con enorme eficacia y sostenibilidad. Ahora bien, el problema estriba a que se denomina “inteligencia distributiva. Según algunos expertos, estos insectos sí la tienen, sin contestación, mientras que otros ponen el listón muy alto y dudan. Si buscamos en Internet en Castellano encontramos pocos enlaces que aludan a esta propiedad sin tener “in mente” el mundo digital. Así, la siguiente definición resulta ser un palmario ejemplo: “Un sistema distribuido es un conjunto de equipos independientes que actúan de forma transparente actuando como un único equipo. Su objetivo es descentralizar tanto el almacenamiento de la información como el procesamiento”. ¡Vale!. Cambiemos ahora equipos informáticos por hormigas y se acabó el problema: la colonia atesora inteligencia distributiva. Lamentablemente seguimos siendo,  los hispanoparlantes, bastante holgazanes a la hora de cargar contenidos de sustancia en Internet, por cuanto en la lengua del imperio (Suajili o inglés), existen tropecientos lugares del ciberespacio que hablan de ello. Por lo tanto, os dejo algunos enlaces abajo, junto a su extensión “traducir página”. He traducido (vía traductor Google) el extenso e ilustrativo contenido de una de estas páginas o foros Web.

Personalmente no dejo de asombrarme de la sostenibilidad de estas sociedades con inteligencia distributiva. Su sustentabilidad es impresionante y, en muchos de los casos, bastante más eficiente que la de los humanos. ¡A la vista está! Leer por ejemplo como erradican las epidemias frente a nuestros denodados esfuerzos en fracasar iterativamente.  Permitirme tan solo un post previo ya que viene muy a cuento: La Comunicación de las Hormigas, Inteligencia Distributiva y La división del Trabajo (y la Teoría Económica de Adam Smith), los demás los buscáis vosotros mismos,  ya que tenéis a donde elegir, y siempre con el suelo por delante. Os proporciono abajo, en cualquier caso, abundante material para leer.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

Las hormigas tienen sofisticadas capacidades cognitivas

Una variedad de hormigas negras ha desarrollado la increíble capacidad de adaptar herramientas a sus necesidades y a las presiones del ambiente

Investigadores de la Universidad Agrícola de Huazhong, en China, y del Servicio de Investigación Agrícola del Departamento de Agricultura de Estados Unidos han comprobado en una reciente investigación que las hormigas desarrollan sofisticadas capacidades cognitivas, logrando utilizar herramientas y modificar estructuras de acuerdo a sus propias necesidades y a las del entorno. Según una nota de prensa de la British Ecological Society, es la primera vez que se observa y se verifica esta habilidad en invertebrados.

La capacidad para utilizar herramientas con ductilidad y con un propósito concreto es uno de los indicadores del grado de sofisticación cognitiva de una especie. Hasta el momento se había apreciado en los primates e incluso en algunas variedades de aves. En el caso de los invertebrados, se pensaba que no podían superar un uso lineal y limitado.

Aunque se conocía la habilidad de las hormigas para trasladar alimentos e incluso utilizar distintos soportes con ese objetivo, los entomólogos quedaron sorprendidos frente a la reacción de la hormiga Solenopsis richteri Forel, una variedad nativa de América del Sur pero que se encuentra en Estados Unidos como una especie invasora.

Capacidad de adaptación

En el marco de un experimento, se les proporcionaron pequeños recipientes de agua azucarada, en los cuales las hormigas pudieron flotar gracias a sus exoesqueletos hidrófobos y alimentarse. Sin embargo, una posterior incorporación de surfactante redujo la tensión superficial. Ahora, las hormigas no solamente no podían acceder al alimento sino que además corrían riesgo de ahogamiento.

Frente a esto, los invertebrados comenzaron a depositar granos de arena que los investigadores habían aportado en cada uno de los recipientes. Gracias a la ingeniosa solución, las hormigas evadieron el riesgo de ahogamiento y comenzaron a retirar nuevamente el agua azucarada. En otras palabras, reaccionaron frente a una presión del entorno, adaptando una herramienta para satisfacer sus propias necesidades y mitigar un riesgo.

Estructuras eficientes

Los científicos comprobaron que las estructuras de arena desarrolladas por las hormigas eran extremadamente eficientes. Gracias a ellas, lograron extraer casi el 50 % del agua azucarada de los contenedores en cinco minutos. Vale destacar que la arena ya estaba al alcance de las hormigas antes de la variación en las condiciones de los recipientes, pero no había sido utilizada. Esto demuestra que usaron la herramienta con un enfoque adaptativo.

El estudio comprueba que las hormigas no solamente logran reconocer el incremento de los riesgos en la búsqueda de alimento, sino que también pueden llevar adelante los ajustes correspondientes a su estrategia, utilizando una herramienta específica con ese fin. De esta manera, los invertebrados serían mucho más flexibles de lo pensado en el uso de sus herramientas, sobre todo cuando se trata de enfrentar desafíos ecológicos.

El hallazgo sugiere que las hormigas y otros insectos sociales pueden tener capacidades cognitivas complejas, algo que hasta el momento se consideraba imposible. Hacia el futuro, los científicos buscarán concretar los mismos resultados con otras variedades de hormigas y con otras especies de invertebrados de comportamiento social.

Referencia bibliográfica:

Ants adjust their tool use strategy in response to foraging risk. Zhou A, Du Y, Chen J. Functional Ecology (2020).DOI:https://doi.org/10.1111/1365-2435.13671

La Comunicación de las Hormigas, Inteligencia Distributiva y La división del Trabajo (y la Teoría Económica de Adam Smith) (post mío)

Debiéramos aprender de las hormigas por Manuel Vólquez (al blog, un post mío al que calific de libro ¿¿??).

Distributed Computation in Ant Colonies | MIT CSAIL:

Ant Intelligence Update – Jon Lieff, MD

Traducir esta página: Actualización de Ant Intelligence La Inteligencia de las hormigas

Debido a la notable inteligencia de los insectos con cerebros diminutos, como abejas, hormigas y termitas, muchos atribuyen sus capacidades a la colmena o colonia. De hecho, existe una creciente evidencia de que las hormigas, abejas y termitas individuales son muy inteligentes, lo que permite acciones inteligentes de la colonia. En el caso de los humanos, el hecho de que Internet se esté convirtiendo en una forma de superorganismo no significa que los humanos individuales no sean inteligentes ellos mismos. Una publicación anteriordescribió la abrumadora evidencia de la inteligencia individual de las abejas y la estructura de su notable cerebro diminuto. Es bastante diferente del cerebro humano, pero con algunas neuronas similares. Las abejas y las hormigas incluso demuestran algunas capacidades que son superiores a las de los humanos. Esta publicación describirá una investigación dramática reciente para la actualización de inteligencia de hormigas.

La hormiga individual

Las hormigas navegan largas distancias, encuentran comida, se comunican y evitan a los depredadores. Cuidan a su familia de forma similar a cualquier mamífero. Al encontrar un nuevo hogar, las hormigas siguen el consejo de sus hermanos más experimentados que habían memorizado las ubicaciones alternativas de las colmenas. Cuando suficientes hormigas visitan el nuevo espacio y deciden que les gusta, la colonia decide mudarse. Las hormigas son dirigidas por los más inteligentes del grupo, no por una misteriosa “inteligencia de colmena“. Las hormigas son altruistas y pasan horas tratando de ayudar a un compañero que está atascado, con un gran riesgo para ellas mismas. Las hormigas integran muchos tipos de información para la navegación: el número de pasos, la dirección recorrida, el viento, el tipo de suelo, los ángulos del sol, los recuerdos visuales de los puntos de referencia y los olores. Las hormigas individuales usan información diversa en diferentes situaciones y pueden aprender formas completamente nuevas de navegar.

Las hormigas responden de inmediato a nuevas situaciones. Pueden adaptarse a diferentes niveles de amenaza y decidir qué tan agresivos deben ser y cuánta energía deben usar. Cuando el nido está dañado, inmediatamente un gran número de hormigas trabajará para arreglarlo. Las hormigas comprenden el nuevo problema y lo que hay que hacer. Reúnen el material necesario para arreglarlo.

Las hormigas cooperan para tomar objetos que son demasiado grandes para una hormiga. Las hormigas pueden conectar varios sitios de la manera más corta posible y producir este resultado haciendo muchos senderos y luego eliminando todos menos el camino más eficiente. Los caminos de las hormigas están formados por sus olores de salida llamados feromonas, que requieren un esfuerzo personal.

Las hormigas usan múltiples antibióticos en su cultivo de hongos como alimento. Inoculan la colmena para enfermedades leves (vacunan) y se aíslan voluntariamente para enfermedades graves.

Para una comparación, la siguiente sección describirá brevemente la inteligencia de las abejas y las termitas. Después de eso, se presentarán más detalles sobre la inteligencia de las hormigas.

Abejas y termitas

Una publicación anterior revisó las habilidades de ingeniería de las termitas , que están mucho más allá de las de los humanos. Su estructura es equivalente a un rascacielos humano lleno de refrigeración y control de calidad del aire tan avanzados que los humanos no podrían construirlo. Si está dañado, aparecen inmediatamente con protectores y reconstruyen la sección dañada.

Otra publicación describió el notable cerebro de abeja. Las abejas buscan información. Con un cerebro muy pequeño, las abejas individuales pueden usar conceptos abstractos (arriba / abajo y diferencia), secuencias, combinaciones y lenguaje simbólico y tienen una memoria caleidoscópica para millas de paisajes detallados. Este recuerdo incluye flores individuales y ubicaciones detalladas, como su relación con el sol. Pueden recordar exactamente dónde se podría construir una colmena mejor y pueden describirlo a sus camaradas. Las abejas pueden resolver el problema matemático muy avanzado llamado “Problema del vendedor ambulante”: encontrar rutas eficientes entre muchas paradas diferentes. Las abejas también pueden incluir la calidad de las flores en la parada, así como las rutas. No copian a otras abejas que toman malas decisiones con las flores. Además, las abejas comprenden las recompensas futuras.

Además, las abejas se automedican sus colmenas, entendiendo dónde están los medicamentos, cómo mezclarlos y específicamente cuándo aplicarlos (con infecciones fúngicas específicas en la colmena). Son capaces de construir un panal de abejas, una notable hazaña de la ingeniería, que es la forma más eficiente y sólida de almacenar miel que han concebido los científicos humanos. Utilizan física avanzada con la cera fluyendo a una temperatura específica, la tensión superficial estira la cera y luego se fusiona con otras paredes para formar un hexágono perfecto.

Cuando las abejas aprenden los símbolos del azúcar o del líquido de mal sabor, eligen correctamente si los símbolos son bastante distintos (círculo y cuadrado). Si los símbolos son ambivalentes (círculo y óvalo) esperaron y poco a poco eligieron la opción correcta.

Percepción de hormigas

De Daniel Mietchen

Además del olfato, las hormigas utilizan la visión para la navegación, y ahora se sabe que utilizan el sonido. Hacen un sonido acariciando su abdomen con una pata trasera. Este sonido se utiliza para anunciar emergencias como el acercamiento de un depredador. Aquellas pupas, o niños, que hacen sonidos, son rescatadas primero.

Quizás, la forma principal de percepción y comunicación de las hormigas es el olfato, mediante el uso de feromonas. Usando estos olores, las hormigas pueden determinar de qué colonia es una hormiga y su estado en esa colonia. Las hormigas tienen 400 receptores de olor distintos. Otros insectos tienen menos: polillas de seda con 52, moscas de la fruta 61, mosquitos 74 a 158 y abejas 174.

En la vida normal de una colonia, las hormigas producen muchos olores y recubren sus cuerpos con 40 a 50 compuestos. Las hormigas pueden distinguir estos cincuenta olores y usarlos para clasificar a otros que encuentran.

Cada nido produce una gran cantidad de estos compuestos con olores únicos y cada nido tiene una firma basada en una combinación particular de estos muchos olores. Cuando una hormiga se encuentra con otra, evalúa el patrón de olores e identifica los de su propio nido frente a los extraños.

De Alex Wild

Solo a las reinas se les permite usar un olor en particular, llamado nonacoseno, un signo de fertilidad entre todas las especies de hormigas. Si una hormiga que no es la reina se atreve a usar este aroma, la comunidad la castiga.

Cuando las hormigas se encuentran con una reina en una muestra de respeto, retraen sus antenas, se agachan y retroceden como si se encontraran con una reina humana. Pero, al encontrarse con una reina de otra colmena, no retraen sus antenas. Se retractaron con reinas de otros nidos de su misma colonia. Por lo tanto, las hormigas primero reconocieron a su grupo y no respetaron a la reina de otra colonia.

Algunas colonias tienen múltiples reinas con diferentes genes. Estas colmenas complejas utilizan las mismas señales químicas que las colonias de una sola reina. Algunas especies tienen colonias de una sola reina y de varias reinas. Incluso con genes diferentes, prevalecían las mismas señales y olores sin diferencia en su comportamiento. Entonces, este comportamiento es cultural y no se basa en la genética.

Navegación y aprendizaje

De Fir0002

Las habilidades de navegación de las hormigas son bastante sofisticadas. La navegación habitual de la hormiga individual a menudo se denomina integración de ruta porque utilizan muchas fuentes de información y las combinan de diferentes maneras. Utilizan la posición del sol (como las abejas), la memoria visual de objetos y panoramas, las direcciones del viento, la textura del suelo y la pendiente del terreno. Cuentan sus pasos y recuerdan la dirección y el ángulo para encontrar un nuevo objeto y regresar a la colmena. Usan patrones de luz polarizada. Ellos también usan olores a distancia. Utilizan diferentes técnicas en diferentes momentos.

Se entrenó a las hormigas individuales para usar puntos de referencia magnéticos y vibratorios. Luego utilizaron esta modalidad totalmente nueva para encontrar su nido, mostrando su gran capacidad de aprendizaje.

En otro experimento, las hormigas se colocaron a distancias de sus nidos y rápidamente encontraron el nido utilizando la memoria visual del área. Esto es diferente a su uso más frecuente de pasos medidos y memoria de la dirección. Cuando solo tenían imágenes visuales, en realidad encontraron el nido más rápidamente porque no estaban calculando los pasos y los ángulos. Lo hicieron mejor a la luz del día, no en la oscuridad. Cuando estaban totalmente perdidos, intentaron utilizar técnicas de integración de rutas y luego cambiaron a buscar donde giraban a la izquierda en círculos.

Llevan un registro de lo lejos que han viajado y saben cuánto tiempo les tomará regresar al nido. Las hormigas entienden cuando no saben dónde están y comienzan una exploración sistemática para regresar al nido.

Toma de decisiones de hormigas

Las hormigas toman muchas decisiones inteligentes diferentes. Las hormigas utilizan la división del trabajo, los quórumes, la retroalimentación positiva y la comunicación para tomar una decisión. Una decisión es el nivel de amenaza de un depredador. Una amenaza de bajo nivel provocará el arrastre del enemigo. Por amenaza severa, muerden y pican a los intrusos.

Encontrar nuevos nidos

Existe cierta similitud entre las abejas y las hormigas en la forma en que toman decisiones. Cuando las abejas bailan el doble de tiempo en una dirección con el doble de cantidad de comida, más abejas están expuestas a esa fuente en particular y acuden a ella para averiguarlo. Vuelven y bailan el doble de tiempo contactando a un número cada vez mayor de abejas.

Las hormigas individuales tienen opiniones sobre si un sitio nuevo es mejor o no. Las hormigas buscan el interior más oscuro para un nuevo hogar. Al encontrar un buen lugar, una hormiga regresa muy rápidamente y trae otra hormiga para que la vea. Luego regresan con números cada vez mayores para ver el sitio elegido. Las hormigas obreras más viejas e informadas fueron más importantes para identificar el nido y transportar la colonia al nido. Los trabajadores más jóvenes aprendieron en este proceso pero no fueron fundamentales.

Las hormigas que han ido anteriormente a un sitio inferior pueden cambiar de opinión e ir al sitio mejor. Cuando suficientes hormigas van al nuevo sitio, determinan que este es el lugar y que todos vienen y, a menudo, llevan a la reina.

Cuando el nido es destruido en un experimento, las hormigas individuales fueron a posibles nidos anteriores que ya habían identificado. Habían memorizado previamente dónde estaban y fueron muy rápidamente hacia ellos. Otros usaron círculos al azar para encontrar uno. Cuando encuentran un lugar adecuado, regresan al nido y traen a otros a estos sitios.

Buscando comida

Cuando buscan comida, las hormigas dan vueltas alrededor del nido y cuando están cansadas regresan a descansar y comer. Si una hormiga encuentra algo de comida en su búsqueda inicial, la lleva de regreso al nido dejando un rastro de olor a la comida. Luego, los camaradas siguen el rastro olfativo, que al principio es débil. Cuando otros lo encuentran, fortalecen el rastro olfativo. El sendero se aclara y muchos otros pueden ir directamente a la comida dejando un rastro cada vez mejor.

Las hormigas mayores, que comprenden las regiones alrededor del nido, son mejores para encontrar comida y encuentran la mayor parte. Las hormigas más jóvenes practican la búsqueda de alimento y eventualmente aprenden a hacerlo mejor. El nido se basa en la experiencia de las hormigas individuales mayores para encontrar comida y luego magnifica el efecto al enseñar a las hormigas más jóvenes y al hacer que los grupos sigan la comida.

La cantidad de forrajeo individual se basa en la cantidad de alimento en el nido y la calidad del suministro de alimentos del vecindario. Se señalan entre sí con diferentes velocidades de contactos de antena para notar los diferentes niveles de necesidad.

Bondad y altruismo

Las hormigas gastan una energía considerable desenterrando a los camaradas atrapados, tirando de sus extremidades. Esta tarea es bastante peligrosa para el rescatador, que también puede ser atrapado o capturado por depredadores.

En un experimento de investigación, las hormigas quedaron atrapadas con pegamento y tenazas y se cubrieron con arena cerca de un nido de hormigas. Las hormigas atrapadas produjeron un olor a angustia. Mientras que las hormigas en el nido utilizan la arena para cavar y tirar de las extremidades para rescatar a sus compañeros en la naturaleza, en esta situación artificial crearon otras formas de hacerlo. Alejaron la arena usando muchos viajes hasta que expusieron la trampa.

Luego abrieron la trampa de un mordisco y tiraron de los hilos utilizados para la trampa. Fueron bastante ingeniosos en su rescate ya que no habían encontrado esta trampa en particular. Algunos de los rescates tomaron horas, donde la hormiga descansó un rato y continuó luchando para liberar a la hormiga capturada. Las hormigas, también, rescataron a los que estaban inconscientes, no solo en peligro.

Las hormigas más altruistas eran aquellas que pasaban mucho tiempo solas en la arena y estaban en riesgo de múltiples depredadores.

Diferencias de personalidad

Se ha demostrado que las hormigas, abejas y cucarachas tienen diferencias de personalidad individuales. Al igual que los humanos, algunas hormigas se comunican con otras, mientras que algunas están muy conectadas en un círculo amplio. El promedio es de unas 40 conexiones diferentes. El diez por ciento tenía más de 100.

Sesgo izquierdo

Las hormigas suelen girar hacia la izquierda cuando buscan nuevos espacios. También tienden a seguir las paredes. Esto parece estar relacionado con el uso de su ojo derecho para navegar, lo que los hace girar a la izquierda mirando el nuevo espacio. Usan su ojo izquierdo para tener cuidado con los depredadores. Ir en esta única dirección les permite buscar de forma metódica nuevos espacios. También ayuda a las hormigas a ver a sus compañeros mientras buscan.

Los humanos también se lateralizan con la mano izquierda o derecha.

Agricultura y cultivo de cultivos

Las hormigas juegan un papel fundamental para algunas plantas. Proporcionan aireación al suelo, ciclan nutrientes como el nitrógeno y dispersan las semillas. Aumentaron la eficiencia de captura de los lanzadores manteniendo limpias las trampas y también protegieron las plantas al cazar activamente larvas de mosquitos que de otra manera se reproducían en los fluidos de los lanzadores y absorbían los nutrientes de las plantas.

De Blue Elf

Los humanos y las hormigas son las únicas criaturas que cultivan y cultivan plantas. Las hormigas comenzaron a cultivar hace 50 millones de años cuando solo tenían pequeñas granjas. Aprendieron a cultivar hace unos 20 millones de años y ahora tienen grandes granjas comerciales, 100.000 veces más grandes.

Una clave para la producción son las hojas de alta calidad. Otro son las técnicas de cultivo. Con el tiempo, las hormigas se volvieron completamente dependientes de su cultivo cultivado y recolectan hojas para cultivar hongos. Lo fertilizan con su estiércol. Con el tiempo, han mejorado gradualmente su agricultura. Debido a que los hongos proporcionan nutrientes específicos, las hormigas dejaron de producirlos. Las hormigas usan aminoácidos y enzimas del hongo para alterar el material de hoja que recolectan, lo que permite que el hongo produzca muchos más nutrientes, incluidos lípidos, carbohidratos, aminoácidos y enzimas.

Los hongos desarrollaron órganos alimenticios especiales para los agricultores. Estos órganos especializados proporcionan muchos de los alimentos necesarios para las hormigas. Las hormigas, también, usan múltiples antibióticos diferentes de las bacterias para matar las malas hierbas y mantener sus granjas de hongos, haciéndolas seguras como alimento para su reina y sus larvas.

Médicos de hormigas: vacunación y aislamiento

De Grassjewel

Las hormigas utilizan prácticas higiénicas e inmunes de diferentes formas.  Pueden distinguir entre enfermedades leves y graves. Cuando una hormiga está levemente enferma, otras la lamen para limpiar las esporas, pero también para diseminar la infección de bajo nivel por toda la colonia para que todos los miembros de la colonia desarrollen inmunidad  (vacunación ).

Cuando una hormiga está muy enferma, abandona voluntariamente el nido horas o días antes de la muerte, en lugar de infectar a las demás con una enfermedad grave . En esta práctica voluntaria, las hormigas viajan bastante lejos del nido. Las abejas también abandonan la colmena cuando son infectadas por larvas de mosca, pero esto es para enfriar las larvas y matarlas.

Hormigas individuales y control de la sociedad de hormigas

De DmdM

Las hormigas mantienen el orden social de diversas formas. Recientemente, se observó que las hormigas castigan a quienes intentan reproducirse usurpando el papel de la reina. Cuando los trabajadores intentan tener sus propios hijos producen olores olfativos. Los arrastran afuera, los muerden y los pican hasta la muerte.

Son las interacciones sociales y las diferencias individuales entre las hormigas las que determinan las propiedades de la colonia, que son bastante variables. Las colonias más grandes tienen más especialización de trabajo. Los trabajadores se dividen en diferentes grupos para realizar trabajos muy específicos. En nidos de diferentes formas utilizan diferentes comportamientos.

Sociedad – Reina salvadora con balsa

Las hormigas actúan claramente como individuos y exhiben liderazgo. Pero los grupos de hormigas pueden realizar hazañas notables juntas, como la balsa de hormigas de fuego.

Cuando se enfrenta a una inundación, la colonia de hormigas construye una balsa y rodea a la reina en el medio de la balsa. Las hormigas obreras y las más jóvenes son más optimistas. Las hormigas colocaron a los más pequeños y a los trabajadores en el fondo de la balsa para mantenerla a flote y aún así sobrevivieron.

En los experimentos, cuando las hormigas de fuego se arrojan al agua, utilizan rápidamente sus garras y mandíbulas para agarrar las patas de otras hormigas, formando una red tejida de cuerpos que es completamente resistente al agua: una balsa viviente . A pesar de la rigidez del ajuste, la posición de las hormigas en las balsas permite que cada una respire con el aire atrapado. Estas balsas, que pueden permanecer intactas durante largos períodos de tiempo, permiten a las hormigas atravesar el agua de manera segura o escapar de las inundaciones.

Actualización de Ant Intelligence

De Lasius Níger

Las hormigas individuales muestran una notable variedad de comportamientos inteligentes. Pueden aprender formas completamente nuevas de navegar y agregarlas a su gran cantidad de técnicas, que incluyen contar pasos, recordar ángulos, direcciones y escenas visuales, notar el ángulo del sol y usar luz polarizada. Utilizan un amplio lenguaje de olores, así como de sonidos y visiones. Las hormigas son altruistas y gastan una cantidad considerable de energía ahorrando a los camaradas atrapados, incluso a sus expensas. Las hormigas aprenden de los ancianos más inteligentes y experimentados, que se destacan en la búsqueda de comida y nuevos nidos. Las hormigas desarrollaron una agricultura compleja millones de años antes que los humanos y ahora usan antibióticos, herbicidas y nutrientes para cultivar sus cultivos. Las hormigas también usan técnicas de vacunación y aislamiento para diferentes niveles de enfermedad.

Si bien hay formas en que las hormigas se transmiten información entre sí y trabajan juntas para realizar tareas complejas, no existe un principio de autoorganización ni una computadora distribuida que funcione como algunos quisieran pensar. Tener Internet no disminuye la inteligencia humana individual. El tipo de enfoque que busca solo la “inteligencia de la colmena” minimiza la comprensión de la inteligencia avanzada de las hormigas y abejas individuales.

Recién hemos comenzado a comprender las diferentes inteligencias animales. Las hormigas y las abejas tienen cerebros diminutos, que son diferentes a los humanos; tienen algunos grupos pequeños de neuronas que son similares pero con estructuras diferentes. Con capacidades avanzadas en un cerebro tan pequeño, es razonable preguntarse cómo interactúa la mente con las sustancias químicas, las neuronas y las estructuras cerebrales.

Biological Collectives | Self-Organizing Systems Research …

Individual versus collective cognition in social insects

Patterns of self-organization in ants – Wikipedia

Distanciamiento social los animales también se protegen de las enfermedades

Compartir:

Deja un comentario