Posts etiquetados con ‘acceso abierto’

Revistas Científicas de Prestigio, Monopolios, Investigadores y Políticas Gubernamentales: El Gran despilfarro Económico

dilema-e-las-publicaciones-cientificas

Fuente: Google Images

Volvemos sobre un tema que tratamos brevemente hace ya muchos años. Por mucho que se nos pretenda convencer de que el sistema de evaluación de las publicaciones aparecidas en las grandes y prestigiosas editoriales científicas eresuilta ser un proceso objetivo, se trata de una  aseveración rotundamente falsa. Más aún, se nos efrentamos a un sistema por el que se escapan miles de millones de Euros o dólares que, de otro modo, podrían ser utilizados en la propia indagación científica, en lugar de ir a parar a los bolsillos de los accionistas de las mentadas multinacionales. En un momento en que muchos países se ven obligados a reducir el gasto público en materia de investigación e innovación, tirar el dinero por el desagüe, no deja de ser  absolutamente estúpido y recriminable.  Hoy os muestro tres noticias dos, en español-castellano y otra en suajili, que he traducido al primero,  cuyo título en cristiano resulta ser: ¿Es hora de nacionalizar las editoriales académicas?. Defiendo que la respuesta rotunda debía ser ¡sí!.

Abajo observaréis los escandalosos beneficios de las editoriales. Adelanto el total fracaso de una idea brillante que surgió a mediados de la última década del siglo XX. Por un lado, ladrones oportunistas, mientras que por otro las contramedidas de las grandes multinacionales de la edición editoriales, como Nature o Science, han dado al traste con el cambio de rumbo entones anunciado, del que tuve noticia en 2007, tras leer un fantástico libro titulado Anatomía del fraude científico, cuyo autor es Horace Freeland Judson. Horacio mostraba su gran esperanza por el casi inmediato advenimiento del acceso abierto (open access), ya que pensaba que podía ser la solución al oscuro mundo de la diseminación de los resultados que nos va ofreciendo la indagación científica. Sin embargo, salvo raras excepciones, comenzaron a proliferar editoriales basura que publican, por término general, artículos de la misma catadura (de baja estopa), mientras que las grandes editoriales apostaron por ambos modelos de negocio, es decir sin arriesgar nada y robándonos más fondos, a ser posible. Y lo consiguieron. Actualmente revistas científicas gratuitas y decentes hay muy pocas, ya que el globo de desinfló apenas lo inflaron. Las revistas en acceso abierto de paupérrima calidad, cobran precios modestos y las de campanillas se suben por las nubes hasta límites intolerables (varios miles de euros por una decena de páginas).  Y así un investigador procedente de un país modesto que realice investigaciones de calidad, difícilmente publicara en las últimas, generándose una discriminación alevosa.

Promocionar y evaluar una carrera investigadora por el factor de impacto de la revista en donde se publica, atesora sus pros y sus contras, que dicho sea de paso, son muchas.  Empero si se intenta en el modelo clásico, también adolece de agudos inconvenientes, como la falsa objetividad de muchos evaluadores anónimos y, ¡cómo no!, las arbitrariedades de numerosos editores en jefe y sus secuaces asociados. Hace un par de años, mantuvimos una tremenda controversia en Internet, tras una acusación de mala conducta contra al editor de una revista importante de mi especialidad. Un  violento intercambio de mails llegó a cientos de investigadores simultáneamente. Pues bien, el cártel lider del que destapó la ¿aparente? mala conducta, intentaba acusar de crear un cártel al acusado, que era editor de una de las revistas de ciencias del suelo más importantes. Sin embargo él, impúdicamente había publicado doce artículos durante el año anterior en la “su revista”, ya que así debía considerarla, como el dueño de un cortijo andaluz (terrateniente al mando).

La ventaja de las revistas en acceso abierto estriba en que cualquier científico del mundo puede acceder a ellas sin pagar onerosos recursos económicos, ya que estos son cobrados a los propios autores.  Pero tal modo de proceder tiene sus inconvenientes al reverso de la misma moneda. Si un equipo de investigadores publica mucho, los costos para sus bolsillos serán formidables, y como he comentado, buena parte de los científicos e instituciones modestas no pueden asumirlos. Empero nuestras autoridades evalúan y promocionan a los científicos tanto por el factor de impacto, como por la cantidad de artículos finalmente producidos.  Por lo tanto, la encrucijada está servida, o como se señala en la el post que os reproduzco traducido, los colegas se encuentra ante el dilema de un prisionero.

Reitero que no se trata tan solo de promoción y el intento de alcanzar prestigio por parte de los miembros de la comunidad científica, sino además de un gran despilfarro económico que, en tiempos de crisis llega a ser, además, traumático (ver abajo cifras).

Sin embargo, las autoridades de la Unión Europea, como siempre, con sus decisiones ambivalentes y timoratas vuelven a poner a los científicos ante otro dilema del prisionero. Como veréis en una nota de prensa que os expongo abajo, pretenden obligar a que todo lo que se sufraga los fondos públicos se publique en acceso abierto, mientras que los organismos evaluadores dictaminan si “somos buenos o malos”, por la cantidad y  el factor de impacto de nuestras publicaciones. Se trata de algo así como poner a un ciudadano entre la espada y la pared. Pero hay más…… ¿Quién le pone el cascabel al gato?.

Obviamente, cuanto más publicidad y propaganda se le otorgue a un artículo, este tendrá más posibilidad de ser leído y citado por sus colegas, que es el más riguroso de los criterios, aunque también padece de inconvenientes mayúsculos. Por ejemplo, quien realicé indagaciones que se adelanten a su tiempo, que abran nuevos caminos, que reten con tino a lo en un momento dado de la historia se considera “verdad científica” por el establishment, tardará mucho en ser reconocido, cuando no obligado a retirarse de su profesión ¿Por qué?. Simple y llanamente, por ser un visionario, un adelantado a su época. La historia de la ciencia nos muestra que tal hecho resulta ser más la regla que la excepción. Por citar tan solo un ejemplo, el premio Nobel Dan Shechtman fue expulsado de su equipo de investigación en EEUU, cuando vislumbro la estructura de los causicristales, ya que sus colegas alegaban que tal “cosa” no podía existir. Años después se le otorgó el mencionado galardón, justamente por lo que le abandonaron sus colegas. Y reitero que se trata de la punta del iceberg.

Pues bien, en este sociedad dominada por la cobertura mediática a la que los científicos no somos ajenos, los boletines de noticias científicas van incrementando progresivamente aquellas que consideran relevantes y se encuentran en acceso abierto, ya que si el lector es atraído por el tema, tras leer  la nota de prensa, se encontrará feliz de que se le proporcione el artículo original haciendo el clic con su ratón (mouse en suajili). Y si uno no dispone de mucho dinero (……), fantástico. Estos son los casos, por ejemplo, de los noticieros  ScienceDaily, EurekaAlert, entre otros muchos.

Hasta la década de los años 80 del siglo XX, la mayor parte de las revistas científicas pertenecían a Sociedades Nacionales. Estas no editaban para lucrarse, sino con vistas a promocionar las investigaciones realizadas en sus respectivos países.  Posteriormente, las editoras multinacionales fueron llegando a acuerdos o comprándolas, de tal modo que en estos momentos son lamentablemente minoritarias. La mayor parte fueron pues devoradas por el imperio del capitalismo neoliberal. En el caso de la ciencia del suelo, algunas sobreviven de pago (si no se es socio), como es el caso de “Soil Science Society of America Journal”. Otras como el “Spanish Journal of Soil Science” son de libre acceso, asumiendo la Sociedad que la publica (SECS), los costos de la edición. Generalmente, si proceden de países en las que el idioma no es el inglés, suelen admitirse artículos en ambos idiomas. De aquí que me adhiera al  título del post en anglosajón que os he traducido abajo: Is it time to nationalise academic publishers?

Los repositorios en acceso abierto, algunos Institucionales y otros no, son un sistema de almacenaje de artículos científicos, o en su defecto, de los documentos provisionales previos a la publicación (sin rematar). Cada autor sube allí su producción científica en una página Web personal de los respectivos portales que ofrecen estos sistemas gratuitamente, o no. Se trataba de una magnífica iniciativa, por cuanto retaba a los buitres de las editoriales multinacionales, especialmente si los documentos se habían publicado en acceso cerrado (de pago para los lectores).  Otros repositorios tienen una vía limitada de acceso abierto y otra de pago con mayores prestaciones, ofreciéndote las estadísticas de cuantos y qué artículos han sido leídos, bajados, y quienes lo han hecho. Pero, obviamente, esas mega-editoriales no iban a permitírselo y con el tiempo, su contraataque ha ido haciendo mella. Si cabe constatar que a fin de cuentas da lo mismo, ya que el lector interesado por una publicación envía un mensaje automático para que “en privado” el autor le remita una copia digital del articulo o documento. Más aun, dado que para las revistas en acceso abierto, el copyright pertenece a los autores, también pueden subirse el original sin temor alguno a donde deseen. Con sus características idiosincrásicas este tipo de sistemas, tales como   ResearchGate, o Academia.edu, han alcanzado una enorme audiencia.

En este sentido, cabe señalar como ResearchGate, fue denunciada por una de las sociedades científicas más importantes de USA, viéndose obligada a retirar una ingente cantidad de los artículos que los autores habían previamente subido a sus páginas Web de este Portal. Eso sí, el sistema de petición automática de los documentos publicados sigue abierto y nadie se lo puede impedir, por cuanto forma parte de la tradición de la comunidad científica internacional (antaño se hacía por correo convencional, mediante postales institucionales imprimidas para ello).  En cualquier caso, que los científicos de campanillas actúen como Judas contra sus colegas, da fe de la catadura de los popes de la ciencia que ostentan el poder, en contra de los intereses de sus propios colectivos. Separar la actitud de las editoriales de los editores, que son investigadores, resulta ya una frontera lamentablemente muy difusa. Cabe destacar que tras tal acoso, el responsable o director de ResearchGate, remitieron un comunicado señalando que:

1.      Tales recortes de prestaciones no han hecho casi mella en el sistema y sobre todo que…..

2.      … Por sorprendente que parezca, las estadísticas de aquellos documentos bajados por los científicos que accedían al portal, demostraban como eran más demandados (abajados a los PC de los visitantes) los manuscritos que “no” se encontraban publicados en revistas indexadas, que los que sí lo estaban. Yo doy fe de ello, porque en mi caso ganan por goleada.   

Personalmente prefiero ResearchGate a la Academia.edu, ya que la última ofrece más posibilidades en su pleno acceso (que no en su versión “light”), empero a costa de una subscripción cuyo pago para muchos colegas podría ser prohibitivo.

Un  retorno a los sistemas de revistas nacionales y su puesta en acceso abierto, con ayuda de estos Portales o repositorios aludidos, barrerían del mapa a esas multinacionales de la codicia que resultan ser las grandes editoriales científicas. Más aun mediante este modo de proceder alcanzaríamos, al margen de una ciencia abierta y gratuita para todos, que los miles de millones de euros/dólares abducidos por esas multinacionales, se destinaran a su genuino propósito, la pura y dura investigación científica y su difusión.   

Os dejo pies las tres notas de prensa. Hoy por desgracia me extendido en demasía, aunque de vez en cuando…… 

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Manual de agricultura de precisión de libre acceso en Internet

manual-agricultura-de-precision

Nosolosig, es algo así como una revista de libre acceso en Internet que muestra las últimas novedades de todo lo relacionado con la cartografía, geografía, sistemas de información geográfica, sensores remotos y otros modos de analizar, entender y aplicar la información espacial que tanto necesitamos para comprender el mundo que nos rodea. En noviembre de 2017. Nosolosig  nos informó de la aparición en acceso abierto de un Manual sobre Agricultura de precisión . No dudo de las bondades de estas técnicas, si bien albergo diversas reservas que ya os narré en un post titulado: Agricultura de Precisión y Suelos. El Manual de agricultura de precisión os lo presento aquí tomando prestado el texto que apareció en Nosolosig,  que os recomiendo a todos los interesados que visitéis ya que siempre ofrece, como mínimo, alguna novedad interesante. No competiremos con ella en este sentido, ya que este post aparecerá muchos meses después que la noticia de esta revista electrónica en acceso abierto. Nuestro interés es que la monografía en cuestión alcance la mayor difusión posible. Pues bien, sin más palabras os dejo la reseña del libro, no sin antes agradecer esta interesantísima labor a los autores y organizaciones que han hecho posible que podáis acceder a la obra sin tener la necesidad de realizar ningún pago por este interesante documento, con independencia de mis opiniones personales.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , ,

Conservación de los suelos y agua. Una premisa del desarrollo sustentable (Libro en Acceso Abierto) Autor: Oscar Simón Rodríguez Parisca (UCV)

conservacion-de-suelos-y-agua

Libro en Acceso Abierto pdf

Nuestro amigo Alfred Zinck, nos informó del interés de este libro en acceso abierto. Y como lo que me recomienda Alfred para mi va a “misa”, aquí os lo presento. Los interesados no tienen más que pinchar en el enlace o en la URL y bajárselo para disfrutar y aprender de su lectura. Espero que sea de vuestro interés. Os dejo con la sinopsis, la biografía del Autor y otras señas del libro. ¡Qué lo disfrutéis! .

PD. Si este acceso el acceso arriba y abajo indicados al documento electrónico no funcionan (en octubre de 2018 sí ocurría), también podéis acceder al libro en este otro:  https://www.dropbox.com/s/eqq4xfke8d683z8/Libro%20CSA-Una%20premisa%20del%20desarrollo%20sustentable.pdf?dl=0 

 

Juan José Ibáñez

Continuar para leer contenidos y obtener las direcciones con vistas a que tengáis el libro en formato electrónico

(más…)

Etiquetas: , ,

La WRB 2014-2015 Desde el Teléfono Móvil: (Nuevo aap para utilizar esta clasificación de suelos)

wrb-espanol-2014-publicada-en-2016 

Si es amante de estos teléfonos denominados inteligentes (smartphone), ya puede bajarse usted la aplicación o app para poderla ojear la WRB desde cualquier sitio, ya sea para sistemas iphone o androide. Abajo les dejo la información para acceder a ella. . Eso si, tan solo puede bajarse la versión inglesa.

Juan José Ibáñez (más…)

Etiquetas: , , , , ,

Compartir libremente el conocimiento: ¿El fin del Publica o Perece?

open-acccess-para-horizonre-2020 

Hace aproximadamente un año las autoridades de la Unión Europea (UE) sorprendieron a la comunidad científica con el anuncio de un aparente giro de 180 grados” en la política de diseminación de los resultados en las publicaciones científicas. Oficialmente, a partir de 2020, todos los resultados de las investigaciones llevadas a cabo con financiación pública o pública-privada deberán ser accesibles al conjunto de la ciudadanía. Más aun, como cita textualmente la primera nota de prensa;Además, pidieron ampliar el ámbito de la investigación e introducir cambios como, por ejemplo, en la manera en que son evaluados los científicos. Según señalaron, ya no deberían ser juzgados por el número de publicaciones que producen sino más bien por el impacto social de su trabajo. “Un acceso abierto rompe los muros que rodean a la ciencia y garantizan que la sociedad se beneficie todo lo posible del conocimiento científico. Pues bien, en una primera lectura, podría concluir afirmando a la ligera (i) “por fin, comienza a discernirse entre cantidad y calidad; (ii) “por fin” nos libramos de un oscuro modelo de negocio que es el que llevan a cabo las multinacionales de la literatura científica, en el que los investigadores cargan con la mayor parte del trabajo, mientras las mentadas empresas abducen pingues beneficios económicos; (iii) “por fin” cuando remitamos los resultados de nuestras investigaciones, nos libraremos de veleidosos e interesados editores y revisores que a menudo juzgan a los científicos en función de sus gustos y preferencias; (iv) “por fin”, nos zafaremos de la opresión de ciertos lobbies de colegas que hacen de ciertas revistas sus cortijos o haciendas personales en las que campan a sus anchas con todo tipo de arbitrariedades; (v) “por fin”, podrá publicarse sin tener que cambiar de líneas de investigación que, al ponerse de moda, permiten “colar” estudios de dudoso valor, en favor de otros que aunque en un momento dado llamen menos la atención, atesoran gran calidad científica y potencial heurístico; (vi) “por fin los jóvenes investigadores” podrán librarse de ese yugo que deviene en prestar más atención a la publicación de los resultados, sea como sea, en detrimento de centrarse plenamente en investigar en su ámbito de interés y no en estar pendientes de la última moda; (vii) “por fin” nos libraremos de las malditas Publicaciones salami, que consisten en lograr publicar diez artículos, generalmente de mediocre calidad en lugar de uno digno de calificarse como excelente. (viii) por fin las universidades y centros de investigación más humildes, con pocos recursos económicos, podrán beneficiarse de la lectura de los trabajos más punteros, al derribarse ese muro que residía en unos precios desorbitados, y poder así adquirir y leer los artículos más novedosos de su interés.  Sin  embargo, una vez más no es oro todo lo que reluce.

 Como científico y persona dedicada al estudio del medio ambiente, aplaudo tal decisión. Ahora bien la UE, como otras instituciones internacionales, toman decisiones normativas que podrían librar a la indagación científica de un rumbo que nos lleva por senderos procelosos, pero que finalmente fracasan a la hora de implementarse con las medidas adecuadas, poniéndose finalmente más obstáculos en lugar de eliminarlos.

 Por todo ello, la UE debiera proporcionar unas directrices a seguir para cumplir esos objetivos y también aclarar a profesionales y ciudadanos que significaUn acceso abierto rompe los muros que rodean a la ciencia y garantizan que la sociedad se beneficie todo lo posible del conocimiento científico”. Cuidado, ya que como veréis todo podría terminar con un ataque a la investigación básica, que no deja de ser el corazón de la ciencia, sin la cual la famosa I+D+i podría devenir en un estrepitoso fracaso. Si en cuatro años se desean cumplir los objetivos que desean, debieran comenzar ¡ya! a esbozar sus intenciones: (i) ¿Cuál es el camino, y en qué consistirán los nuevos sistemas de diseminación de los resultados?; (ii) ¿Cómo se valorará la actividad de los científicos?.  Como podréis leer en un documento, del que adjunto el enlace, la primera pregunta “parece” tener ya respuesta, pero de la segunda no dicen ni pio.

 Si, el movimiento en “open access” (acceso abierto) prometía ser  una vía adecuada, pero, o: (i) ha terminado por convertirse en un pantanal, repleto de editoriales y revistas que hacen gala de una deplorable praxis y peor calidad cuyas, de madres y madres son desconocidos; o (ii) entramos en la dinámica de otras aceptables (las editoriales tradicionales) en las que cabe la posibilidad de que los autores tuvieran que desembolsar indecorosas cantidades de dinero con vistas a que sus contribuciones aparezcan en acceso abierto, lo cual (y en tiempos de crisis económica), tan solo beneficia a las instituciones científicas y equipos de investigación que disfrutaban mayores fondos económicos….

 Por lo tanto, con los años, uno deja de interesarse en las buenas palabras de estas instituciones, que tienen el mismo valor que las de los políticos en periodos electorales y pido respuestas del tipo: ¿cómo, cuándo, donde, por qué? Para los gestores (léase una vez más políticos de la UE), cuatro años son eternos, y cuando llega el momento te espetan frases de la siguiente guisa: “no me acuerdo”, “ha resultado ser un proceso mucho más complejo del previsto en primera instancia”, las circunstancias actuales no lo permiten, “aunque sería deseable por lo que habrá que esperar a que la coyuntura sea propicia”, etc. etc.

 Cabría recordar que el movimiento en acceso abierto surgió con fuerza en EE.UU., a mediados de la pasada década, siendo respaldado por las instituciones gubernamentales de mayor prestigio, así como por las universidades e institutos tecnológicos con mayor peso. Sin embargo una década después, o hay que pagar por publicar en acceso abierto, o subir una versión no definitiva del artículo a repositorios del tipo Researchgate o Academia.edu. Algo es algo, desde luego, pero dista mucho de todas las promesas que se hicieron en su día y que, como no, se incumplieron. Y mientras tanto la promoción de los científicos transita por  los derroteros tradicionales: “publica o perece. Aunque también siempre existen editoriales de prestigio como la propias Nature que se dedica a jugar con las dos barajas: la antigua y la que “parece nueva”.

El mismo día que apareció en los rotativos la nota de prensa que os mostramos hoy en español-castellano, nos llegó otra de EE.UU., esta vez en suajili que no tiene desperdicio.  ScienceDaily recogía un artículo propagandístico de Frontiers , varios problemas de la ciencia actual como lo son las publicaciones científicas, falta de creatividad, exceso de competitividad, publica o perece, publish or perish, etc. Frontiers es na iniciativa del Grupo Nature. Esta la hemos colocado en último lugar.

Frontiers me escribió varias veces (supongo que como a otros muchos colegas) invitándome a lanzar alguna iniciativa. Ante la duda pregunté a varios amigos norteamericanos, y eso a pesar de su pleno apoyo al acceso abierto. Ninguno de ellos tenía una buena opinión de este tema editorial, por lo que decliné la oferta. Ahora bien, esta iniciativa, en la que participa Nature, defiende (como veréis abajo) el acceso abierto mientras que la propia revista es un icono de lo que ahora la UE parece decir  “entre líneas” no desear, o al menos eso se sobreentiende. ¿Un tanto extraño no?. Pues bien: sobre Frontiers, en Wikipedia. puede leerse que la comunidad científica en USA la consideran una revista depredadora (“potential predatory open access publishers [4]), es decir muy mal valorada, tanto como esas que hemos acusado de no tener padre ni madre, si bien tales acusaciones genéricas provienen de aquellos que defienden el status quo. En mi opinión las editoriales tradicionales son tan depredadoras como las de acceso abierto de mala calidad, pero esta últimas albergan unos contenidos realmente infames.

 También habrá que esperar a ver la reacción de las multinacionales-editoriales científicas, por cuanto no van a permitir, sin luchar arduamente, perder su modelo de negocio. Por otro lado, gran parte de las mismas son europeas que no americanas, y ya veremos de qué modo responde la UE a sus lamentaciones cuando se hable de los muchos millones de Euros que están en juego para varias empresas europeas. El final… “quien hizo la ley hace la trampa”. Resumiendo y apelando a otro refrán, ya que no me valen las decisiones de los que suelen incumplirlas: “Obras son amores y no buenas razones”. A bajo os muestro algunos post que demuestran como nosotros venimos defendiendo que él publica o perece ha generado mucho más daño que beneficio, tanto a la ciencia como a los buenos investigadores, fomentado la mediocridad.  

 Mi respuesta testimonial a la UE: ¡Me parece muy bien, fantástico!, pero por favor aclárennos, como lo van hacer sin que los investigadores de a pie salgamos perjudicados.    

 Pero si no queréis esperar y ver sobre que versa el tema Por favor lee este Documento de gran novedad publicado en 2016 por la UE

 Guidelines on Open Access to Scientific Publications and Research Data in Horizon 2020 (Febrero 2016)

 Resumiendo: palabras, palabras y palabras que no cambian nada, al menos de lo que muchos como yo ya hacíamos hasta hace 4 meses, respecto al acceso abierto, sin mención alguna a los criterios que reemplazarían al “publica o perece”.  

 Juan José Ibáñez

 Os dejo ya pues con las notas de prensa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Base Referencial Mundial del Recurso Suelo 2014 ya se encuentra de libre acceso en Internet y versión para móviles

wrb-2014

World reference base for soil resources 2014

 

Durante el mes de junio de 2014 se celebró el Congreso Mundial de la Ciencia del Suelo en Corea (20th World Congress of Soil Science).Y allí se presentó la nueva versión de la World reference base for soil resources 2014. No entraré en este post a comentar los extraños y rocambolescos juegos que han dado lugar a que las instituciones internacionales relacionadas con la ciencia del suelo defiendan que se desea una única clasificación universal de suelos y en poco tiempo se acepten tres iniciativas distintas y dispares. Habrá que hablar sobre este tema con mayor profundidad. Y lo haremos muy pronto. Tan solo apostillar que en los periodos en los que se produce una intensa actividad para mejorar los inventarios nacionales e internacionales de los recursos edáficos, editar nuevas versiones de una clasificación parece una iniciativa razonable. Ahora bien, como este no resulta ser el caso en la actualidad, acumular una versión tras otra, si a penas haber sido testadas en el campo a nivel global (como se demanda a estos productos) debería ser materia de una serena reflexión.  Os dejo con el mensaje recibido, en el que podréis encontrar el acceso directo para bajaros esta nueva monografía. Sin embargo, si deseas saber la pertinencia de aplicarla o esperar nuevos acontecimientos, o traducir la nueva versión a otros idiomas, sugeriría que esperarais al próximo post, ya que el tema tiene su miga.

Juan José Ibáñez   (más…)

Etiquetas: , , , ,

La Corrupción del Open Access en las Revistas Científicas

Y así se destruye una idea, porque la ciencia es un negocio y los negocios, negocios son. ¿Acceso Abierto?: de no cambiar la cosa…. “entre todos lo mataron y él solito se murió”. Cientos de millones de Euros que la actividad investigadora despilfarra sin ton ni son….

acceso-abierto

Acceso abierto. Fuente: Rhodes University

Desde que a mediados de la década del 2000 surgió el movimiento en Acceso Abierto se han precipitado diversas iniciativas y cambios de gran trascendencia . Mi conclusión: nuestra sociedad lo pudre todo, hasta ideas que siendo magníficas son maniqueamente manipuladas para el lucro de unos pocos y el sufrimiento de muchos. La mayor parte de los científicos deseamos que los resultados de nuestros estudios se encuentren al alcance de todos, con independencia de los recursos económicos de sus Instituciones.. Es obvio que cuando más lectores tengamos tanto mejor.  Y esto resulta ser especialmente cierto para todos aquellos que viven en los países menos favorecidos y como corolario no pueden permitirse pagar una cantidad indecente de dinero por leer unas pocas páginas, como ocurre con las revistas tradicionales.  Como muchos de vosotros sabéis, por lo general en el Acceso Abierto los gastos y sobregastos por acceder a un artículo o revista han pasado de recaer del lector a los autores, es decir los científicos que los publican. Y en “principio” la idea se me antojaba ejemplar. Pero reitero que las editoriales actúan como aquel refrán que venía a decir “la banca nunca pierde”. Y eso es lo que está ocurriendo en la mayoría de los casos. Básicamente nos encontramos ante los siguientes tipos de iniciativas.

  1. Nuevas Editoriales  dedicadas exclusivamente al Open Access cuyo modelo de negocio es el de “tu paga y yo cobro”.
  2. Editoriales tradicionales que comienzan a experimentar en Open Access algunos de sus productos, a veces artículos, en ocasiones las revistas enteras bajo el lema “tú te arruinas y yo cobro pasta gansa”.
  3. Finalmente, aunque en ocasiones mucho más raras y frecuentemente llevadas a cabo por “algunas sociedades científicas”, los  gastos de la publicación en sus revistas recaen sobre los propios recursos de los que fomentan la iniciática. Obviamente se trata de la actitud  más generosa y deseada. Eso sí reitero que entre la marasma de nuevas publicaciones en acceso abierto se trata de honrosas excepciones.

Desglosemos brevemente cada uno de estos tres modelos de negocio (…)

(….) La inmensa mayoría de las nuevas Editoriales  dedicadas en exclusiva a publicar en  Open Access llevan a cabo una praxis deplorable, si bien los Pay-per-read (pagar por publicar) son “relativamente” asumibles. Ahora bien, la calidad de los contenidos, así como la labor editorial (revisión por iguales) brillan por su ausencia o son mínimas. Obviamente pueden leerse “algunos” artículos interesantes. Lamentablemente, tanto los editores como los autores suelen ser de padre y madre desconocidos. Puede que mis palabras pudieran entenderse como los de una persona presuntuosa, ¡no es el caso!. Me explico. ….

(más…)

Etiquetas: , ,

Soil: Nueva Revista Internacional del EGU Interactiva y en acceso abierto

En un post anterior “Ciencias del Suelo y Geociencias“, os comentamos como la División de suelos de la Unión Europea de Geociencias (EGU) (European Geosciences Union) se encuentra alcanzando una importancia, para mi insospechada, en los últimos años. La Directiva de esta asociación también ha logrado que la Presidencia de la EGU aprobara el lanzamiento de una nueva revista internacional que se denominará “SOIL”. La revista seguirá, más o menos, los novedosos procedimientos ya empleados en otras iniciativas de tal sociedad, como lo es Biogeosciences (BG), que rápidamente alcanzó un  factor de impacto de 3,75 (4,1 en 5 años) (mayores que las mundialmente reconocidas Geoderma, Soil Science Society of America Journal, y European Journal of Soil Science). Sin embargo, al contrario que en las anteriormente mentadas, “SOIL” se editará en acceso abierto (como Biogeosciences) y la revisión de los artículos remitidos también será visible a los lectores, pudiendo participar en la misma, evitando así el oscurantismo y lamentablemente a veces, velados intereses personales de unos revisores anónimos. Abajo se abunda en este procedimiento que en su día me dejo fascinado, mucho antes de que tuviera noticia del lanzamiento de “Soil”. Como  Presidente de la División de Suelos de la EGU, Artemi Cerdà señala en el comunicado y pdf que amablemente nos envió, que en 2011 existían unas 33 revistas internacionales de suelos indexadas siendo la mayoría de ellas especializadas en temas concretos, por lo que apenas un puñado de ellas resultaban ser de ámbito general.SOIL” intenta ser una nueva, pero añadiendo la transparencia y accesibilidad que permite el movimiento en acceso abierto. El éxito de las revistas aunteriores de la EGU, como la ya mentada Biogeosciences permite augurar que será indexada en pocos años pudiendo alcanzar un elevado factor de impacto. Más aun, al contrario que en las revistas generales del suelo aludidas precedentemente, “SOIL” desea potenciar todos aquellos estudios acerca de la ciencia del suelo de carácter multi y transdisciplinar, con vistas a abrir las fronteras que nos integren con otras ramas del conocimiento afines, pero con las que no solemos interaccionar, tales como los procesos superficiales terrestres, geología, geomorfología, hidrología, cambio global, ecología, etc. Abajo os muestro el mensaje y parte del contenido del pdf aludido. Soy consciente de que muchos expertos de las Ciencias del Suelo, no entienden el procedimiento que propone “SOIL” con vistas a la evaluación de los artículos que allí se remitan. En consecuencia os explico, grosso modo (lo cual puede acarrear algún error por mi parte, pidiendo disculpas de antemano) como se realiza la denominada “revisión por iguales”. Una vez recibido el artículo (…)

revista-soil-egu

Fuente: Stock Photo – climate change concept with earth planet on dry soil and copyspace  (más…)

Etiquetas: , , , ,

Un Manual de Edafología Interminable-Inagotable

Dedicado a Joaquín Rodríguez y los Futuros del Libro

¿Os imagináis la elaboración de un Manual de Edafología Interminable, accesible para todos, siempre actualizado y dilatándose a lo largo del espacio y el tiempo? Dicho así, les resultará materia de ciencia ficción a todos aquellos que desconozcan la realidad del movimiento Web 2.0, no atesoren un profundo conocimiento de las redes sociales, las potencialidades de las TIC, así como las nuevas formas de edición que se derivan de todo ello. Hoy os lo explicaremos brevemente. Eso sí, caminaremos de la mano del blog El Futuro del Libro, magistralmente administrado y redactado por Joaquín Rodríguez. Como veréis, resultaría de lo más sencillo y hermoso. Ya sabéis que una serie de acontecimientos me han hecho renunciar a presentarme a un determinado premio de Blogs. Eso sí, cuando tal iniciativa anuncie los ganadores, los Blogs Universo Invisible y Salud Pública y Algo Más darán a conocer con razones explícitas, que no con algoritmos, aquellos que consideramos que merecen un profundo agradecimiento por parte de los ciudadanos, que es lo que somos, antes que bloggers. Adelantemos que tal iniciativa más que viable, es posible, deseable y no conllevaría costo alguno, o como mucho, a todas luces asumible. Pero vallamos al grano.

joaquin-rodriguez-los-futuros-del-libro

Joaquín Rodríguez. Fuente: El Ojo Fisgón

(más…)

Etiquetas: , , ,

Diccionario de Biodiversidad (Libre Acceso en Internet: INBio)

Hoy editamos uno de esos post, breves y fáciles de escribir, que a muchos no les interesará, pero que otros tantos sí. Ya hemos comentados que los diccionarios, glosarios y productos similares son herramientas muy útiles, por no decir imprescindibles, en casi todas las disciplinas. Por tanto, presentamos un Diccionario de la Biodiversidad, publicado por el INBio (Instituto Nacional de Biodiversidad) de Costa Rica. Se trata, con toda seguridad, de la institución hispanoparlante de mayor prestigio en Latinoamérica sobre estos temas. Su fama ha transcendido por todo el mundo, siendo una iniciativa que debería ser emulada por otros países. El diccionario podéis bajarlo en formato pdf, o consultarlo en línea. Personalmente prefiero el pdf, por cuanto rebuscando entre los diferentes vocablos (casi 6,000), el que uno busca, se aprende más sobre el concepto, que tan solo atendiendose a una mera inspección de la parca definición que se ofrece en este tipo de productos. Ahora bien el “Diccionario de la Biodiversidad INBIO en Línea” debe encontrase más actualizado, por lo que ambas fuentes resultan ser, en cierto sentido, complementarias. A un producto elaborado por el INBIO se le debe presuponer calidad y autoridad, previamente a su consulta, por cuanto resulta ser una institución  de referencia mundial.  ¡Que lo disfrutéis!.

diccinario-de-la-biodiversidad-fuente-inbio 

Diccionario de la Biodiversidad Fuente INBIO

(más…)

Etiquetas: , ,