Posts etiquetados con ‘enfermedades’

Agricultura Urbana y Periurbana: El Riego con Aguas Residuales son un Gravísimo Riesgo para la salud Pública y Animal

agricultura-urbana-agua-residual-enfermedades

Fuente: Imágenes Google

 Hace unos días, un visitante de nuestro blog, espetó un durísimo  comentario contra mi persona, justamente por advertir lo que hoy corrobora una nueva noticia, y que ya da cuenta el título de la entradilla que os ofrezco hoy. Más concretamente comentaba: “la nota es absolutamente tendenciosa y banal, carga en la práctica de la agricultura periurbana, las responsabilidades que notoriamente pertenecen a otros actores, si el suelo, el agua, el aire y todo se encuentra contaminado, el problema no es la agricultura periurbana sino las degradadas condiciones en las que viven millones de personas en el planeta y no por culpa de la agricultura periurbana sino de otros actores que la nota pretende encubrir y salvar. Obviamente, no debe ser un lector asiduo, ya que la mayoría me puede acusar de lo contrario. Empero de “encubrir y salvar” a los que nos empobrecen y enferman, desde luego que no. Cabría recordar que en el siguiente post: “Hallado el Mayor Punto Caliente de biodiversidad Vírica del Planeta: Las Aguas Residuales” comentaba: “En un análisis de aguas residuales de Norteamérica, Europa y África (…). Y ha encontrado, de un solo golpe, miles, puede que millones, de virus totalmente desconocidos para la ciencia. Muchos de ellos podrían tener algún papel en la salud de los seres humanos”. Aunque la noticia que os ofrecemos hoy se centra en las infecciones bacterianas, y en especial en las bacterias resistentes a los antibióticos, no nos olvidemos pues, tampoco de la virosfera. Pues bien, algunos expertos de la FAO, entre otros sabelotodo,  animan a regar con aguas residuales las denominadas agriculturas urbanas y periurbanas. En los países más desarrollados, tales “perfumes”, ya han sido rastreados a través de las cuencas fluviales, pero también en la propia contaminación de los suelos por ellas “bendecidas”, generando una seria preocupación, tanto a las autoridades sanitarias, como a los consumidores. Sin embargo, tales riegos son mucho más preocupantes en loa países eufemísticamente denominados en “vías de desarrollo.

 Las mentadas prácticas se extienden día a día por todo el mundo, conforme la población tiende a concentrarse en las grandes urbes. La nota de prensa que os muestro abajo nos informa de un análisis realizado en un lugar de África, empero también acaece en Latinoamérica. De hecho, un amigo y colega me informo que, en un país que habla nuestra lengua, ante la presión de sus autoridades contra el uso que hacía el campesinado de esta sabrosa sopa, “rica en nutrientes, toxicos y patógenos”, que por lo tanto, evita el encarecimiento de la producción agraria al ahorrarse los fertilizantes químicos, los granjeros se amotinaron, debiendo los defensores de la salud pública dar marcha atrás en sus pretensiones. Puedo entenderlo, empero tal práctica puede significar “comida para hoy a costa de muerte para mañana”.

 El problema resulta ser muy grave, ya que como señala la nota de prensa: “Se reporta que unos 200 millones de habitantes urbanos se dedican a la agricultura urbana en todo el mundo y, en algunos casos, producen hasta el 90 por ciento de la demanda de hortalizas perecederas de las ciudades (….) eran ricas en patógenos humanos virulentos que causan gastroenteritis y diarrea, una de las principales causas de muerte en los países de ingresos bajos y medios (….) el uso de aguas residuales para la agricultura urbana en la ciudad planteaba un alto riesgo de propagación de bacterias y resistencia a los antimicrobianos entre humanos y animales” (…) según estimaciones de la ONU, la agricultura en pueblos y ciudades es reconocida como una forma vital de contribuir a la seguridad alimentaria y aliviar la pobreza. ¿¿??

 Francamente yo no sé qué piensan en la FAO y la ONU, aun reconociendo sus buenas intenciones. Ahora bien, comienzan a asemejarse a esos políticos nacionales que mienten y se aprovechas impunemente de los ciudadanos, es decir sus propios electores. Como expertos, debieran salvaguardar la salud de los habitantes del planeta, empero a veces da la impresión de que sus proclamas son bastante siniestras. ¿De quién podemos fiarnos?. ¡Que atrevida es la ignorancia, y más aún la de aquellos que dicen combatirla. ¿De sabios es rectificar!.

 He traducido la noticia del suajili al castellano. El estudio habla por sí solo.  Sin más comentarios Jorge (que tiene su propio blog), te guste o no te guste, aquí tienes tú también la respuesta en forma de bofetada dialéctica.

 Juan José Ibáñez

Continua……. (más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Del olor a tierra mojada a la transmisión aérea de las bacterias patógenas del suelo

 lluvia-bacterias-impacto-gotas-lluvia

Fuente: Google imágenes

Ya os hemos narrado en otros post, actualmente se reconoce que los microorganismos viven en una biosfera y edafosfera globalizadas, siendo transportados por el aire a largas distancias, ya sean patógenos o no.  También pueden llovernos ranas, peces sapos y ¿culebras?, como os narramos e uno de los post previamente aludidos. Eso sí, el hombre y su alocada tecnología intenta emularlos de la forma más sangrienta, como esas bombas y misiles que también diluvian sobre las cabezas de muchos pobres o desheredados de la Tierra.

Hoy os vamos a mostrar un curioso trabajo que pretende explicar cómo pudieran dispersarse los microorganismos desde el suelo, a través del aire, tras los impactos de las gotas de lluvia, incluidos los que inducen enfermedades patogénicas. El contenido se basa en la siguiente nota de prensa reproducida y traducida de la original que llevaba por título: “A light rain can spread soil bacteria far and wide” (Una llovizna también puede ser un medio para la propagación lejana y amplia de bacterias), aparecida en el boletín de noticias TerraDaily, Como veis, el título no nos informa de novedad alguna, aunque la noticia “creo que sí”. Tan solo os traduzco los fragmentos más interesantes, pudiendo ver la nota de prensa original al final de este post. Vamos allá……

Utilizando imágenes de alta resolución, los investigadores del Departamento de Ingeniería Mecánica del MIT observaron el efecto de las gotas de lluvia que caían sobre un suelo seco cargado de bacterias. Cuando caen a velocidades que imitan a las de una lluvia ligera, a temperaturas similares a las que acaecen en las regiones tropicales, las gotas liberan aerosoles, algo así como un “rocío de niebla”, según los autores. Cada aerosol transportó hasta varios miles de bacterias del suelo. Los investigadores encontraron que estos microorganismos permanecieron vivos más de una hora después. (…) Si estas bacterias aerotransportadas fueran transportadas más lejos por el viento, podrían recorrer grandes distancias, antes de colonizar y asentarse en el suelo de la una nueva ubicación.

“Imagínese que una planta infectada con un patógeno en una zona determinada, así como que el agente patógeno se hubiera extendido por los suelos de los alrededores. En tal caso, la lluvia podría dispersarlo aún más. Las gotas artificiales de los sistemas rociadores también podrían producir este tipo de dispersión, por lo que la investigación en cuestión atesora implicaciones fitopatológicas, es decir, sobre el control de la dispersión de los patógenos”. Según los cálculos de los científicos que llevaron a cabo el estudio, la precipitación mundial pudiera ser responsable de entre el 1 y el 25 por ciento de la cantidad total de bacterias emitidas desde el suelo. (….).  A medida que las gotitas de agua entran en contacto con el suelo (caen sobre el mismo) atraparán pequeñas burbujas de aire de su superficie, elevándose después para estallar a través de la gotita, creando un spray que albergará gotitas más pequeñas de agua o aerosoles. En ese momento, el grupo propuso que este mecanismo pudiera explicar los orígenes delpetricor“- el característico olor a tierra que a menudo sigue a una tormenta de lluvia. Otros científicos se pusieron en contacto con ellos ya que habían “notado” que tal proceso podía ser el motivo desencadenante de una enfermedad concreta (más detalles en la nota de prensa original).

 En el laboratorio, el equipo examinó el efecto de la lluvia sobre tres especies no infectadas por bacterias del suelo patógenas, sobre seis tipos de suelo seco, entre los que se incluyeron arcilla, arcilla arenosa y arena. Los investigadores simularon la lluvia haciendo caer gotas individuales de agua desde varias alturas diferentes (condicionando pues su velocidad de descenso) sobre estos “suelos”, a través del agujero de un pequeño disco que se colocó justo encima, con vistas a capturar cualquier aerosol que estallara desde la superficie. También comprobaron si la temperatura era otra variable a tener en cuenta, variando la temperatura superficial del medio edáfico, Todo ello ayuda a emular distintas  intensidades de lluvia.

Encontraron que las gotitas produjeron el mayor número de aerosoles en suelos con temperaturas de alrededor de 86 grados Fahrenheit, similares a las que acaecen en las regiones tropicales. Las gotitas también producían más aerosoles cuando impactaban sobre los suelos de arcilla arenosa; La arena tendía a absorber las gotitas por completo antes de que se formaran burbujas o aerosoles. Los autores observaron mayores recuentos de aerosoles cuando las gotas cayeron a velocidades de entre 1,4 y 1,7 metros por segundo – aproximadamente la intensidad de una lluvia ligera o llovizna.  Justo a tal velocidad, el agua penetra en el suelo sin generar salpicaduras, pero lo suficientemente rápido como para atrapar aire, “Este último, confinado, libera burbujas que estallan, liberando así los aerosoles. Encontramos pues una  relación entre la distribución del tamaño del aerosol y el número de burbujas que explotan“.

Seguidamente, los investigadores firmantes del estudio recogieron los aerosoles que rociaron sobre el disco pequeño, transfiriéndolo a recipientes apropiados como para llevar a cabo un conteo del número de bacterias en cada aerosol. Encontraron que el número de bacterias variaba de cero a varios miles en una sola gota de esa agua de lluvia, dependiendo del tipo de suelo, la densidad de bacterias dentro de un suelo dado, la temperatura del mismo y la velocidad del impacto de las gotas.

El equipo identificó tres parámetros principales necesarios para estimar el número total de bacterias u otras partículas que pueden ser dispersadas por una sola gota de lluvia golpeando una superficie porosa: la densidad de bacterias y burbujas de aire en una superficie dada, así como un parámetro al que denominaron eficiencia de aerosolización, es decir la relación entre el número de bacterias en una superficie y el número de bacterias que finalmente se dispersan desde la misma.

Usando estos tres parámetros, los investigadores estimaron que el número total de bacterias dispersadas por las gotas de lluvia puede oscilar entre 10.000 billones y 800.000 billones de microorganismos al año. Como resultado, la precipitación global puede contribuir a liberar del 1,6 al 25% de la cantidad total de bacterias del sueloa tierra. Obviamente, se requiere más investigación con vistas a  reducir la gama de emisiones globales de bacterias por la lluvia, pero la generación de aerosoles por las aguas precipitaciones podría ser un importante mecanismo de transferencia de bacterias al medio ambiente. Finalmente, los investigadores que realizaron esta investigación se proponen ahora averiguar si este mecanismo pudiera ser también responsable de ciertas infecciones en humanos, animales y plantas, así como los impactos climáticos derivados de la formación de nubes, por la nucleación de hielo.

Juan José Ibáñez (más…)

Etiquetas: , , , , ,

Contaminación del Suelo y Salud Pública (Global Soil Forum)

contaminacion-y-saluds-fuente-wikipedia

Contaminación del Suelo y Salud Humana. Fuente Wikipedia

Como ya describimos en un post precedente, en el Portal denominado Semana Mundial del Suelo (Global Soil Week) se han colgado tres libritos de divulgación acerca del estado de la cobertura edáfica en el mundo. Más concretamente las publicaciones a las que nos referimos son las siguientes: (i) Suelos Fértiles (Fertile Soils); El sellado del suelo (Soil Sealing); y Contaminación de los suelos (Soil Contamination). Se trata de documentos que podéis descargar libremente en vuestros ordenadores. Tales publicaciones han sido editadas por el  Institute for Advanced Sustainability Studies (IASS). En una serie breve de post os iré traduciendo aquellos párrafos (la mayoría) que en nuestra opinión atesoran un mayor interés para los lectores que prefieran leerlos es español-castellano. Ahora bien, reitero que los documentos  completos en la lengua del imperio (no mucho más extensos) podéis descargároslos y leerlos en vuestros PC. Reiteramos que si bien atesoran contenidos muy pulcros, también adolecen de la información necesaria con vistas a obtener  una panorámica profunda de la degradación de los suelos del mundo. Obviamente se trata de un defecto que afecta a casi todos los documentos divulgativos y breves, lo cual no es responsabilidad de los autores. Sin embargo, por las mismas razones no carecen de vuestro interés. Hoy os ofrecemos la segunda parte de la monografía dedicada a los suelos contaminados, que concierne a los efectos de los contaminantes y en especial a los metales pesados sobre la salud.  Espero y deseo que puedan ser de vuestro interés a pesar de sus carencias o lagunas. Pues bien, comencemos a enfermar con los plaguicidas….., ya que el panorama es tremendo ante la indolencia de nuestros políticos a la hora de hacer frente a este grave problema ambiental y sanitario. Y si nuestros hijos padecen las consecuencias, ¿a quién de ellos les importa? ¿Verdad?.  Vamos allá, que este post es muy breve…..

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , ,