La Erosión Histórica y los Paisajes Vegetales Mediterráneos

En los últimos años se ha recopilado abundante información sobre los paleoclimas y vegetación del pasado en la Cuenca Mediterránea. De los datos obtenidos en diversos estudios se desprende que, tras la última glaciación y especialmente después de la emergencia de las culturas neolíticas, hace unos 8.500 años en el “creciente fértil y/o alrededores del Mar Negro, muchos bosques de Quecus caducifolios fueron sustituidos por otros esclerófilos e incluso por maquis y garrigas. No existe consenso entre los especialistas sobre si fue el cambio climático o la acción antrópicas la responsable de esta aridificación del paisaje, presentándose evidencias a favor de ambas hipótesis.

J. L. González Rebollar (Estación Experimental del Zaidín, CSIC, Granada) observó, que en antiguos estudios geobotánicos, varios autores consideraban que la erosión del suelo en las áreas de montaña generaban una reducción e incluso la desaparición del piso de vegetación caducifolia a favor de los bosques de Quecus esclerófilos del piso inferior y de las coníferas del superior (al que denominamos Efecto Pinza J. L. González Rebollar, J. J. Ibáñez y A. García Álvarez). De este modo, se generaba el susodicho “efecto pinza” sobre los bosques caducifolios.

 

Mediante un programa de simulación numérica denominado “Diagramas Fitoclimáticos“, estos investigadores constataron que tanto el cambio climático como la erosión del suelo generaban una aridificación similar de los paisajes mediterráneos (ver Figuras de la Galería Fotos de Erosión y Pérdida de Suelo). En consecuencia, todo parece apuntar a que la erosión en el mediterráneo, con independencia del cambio climático, puede promover la expansión de los bosques esclerófilos, maquis y garrigas, en detrimento de los bosques caducifolios. Vistos los valores de los índices de leptosolización, es razonable pensar que la erosión del suelo generada, tras la aparición de las culturas neolíticas, modificó drásticamente el paisaje, al menos en muchas regiones peninsulares.

 

Resumiendo, gran parte de la erosión potencial de la Cuenca Mediterránea se produjo en tiempos prehistóricos e históricos, siendo generadora de los paisajes actuales. Sin embargo, las prácticas agrícolas actuales y el abandono de las culturas rurales sustentables están afectando a enclaves que con anterioridad no habían sido presa de este proceso (incluidos los templado-húmedos del oeste del continente). Muy posiblemente, lo mismo sea cierto en las regiones panónicas y estépico-áridas del sur y este del continente, que incluyen por ejemplo varios países que bordean el Mar Negro y el Caspio. Existen suficientes evidencias que sustentan esta hipótesis. En este Sentido, recomendamos la lectura de la leyenda del Proyecto Glasod: world map of the status of  human-induced soil degradation  (p. ej. Oldeman 1990). También son interesantes, aunque con bastantes lagunas y sesgos, ciertos informes de la Agencia Europea de Medio Ambiente sobre degradación de Suelos (Soil degradation). Lamentablemente no hemos podido encontrar la más que interesante monografía de G. W. J. Van Lynden: “The European Soil Resource: Current Status of Soil degradation causes, impacts and need for action. Council of Europe. Strasbourg“, publicada en 1994, ya que es la que nos parece el trabajo realizado en la materia aquí comentada.

 

 

Juan José Ibáñez

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Me parece muy interesante toda la información acerca del medio ambiente en el que habitamos y de como cada dia la estamos destruyendo; no haciendo conciencia lo que posteriormete pasaria con nuestro planeta un ejemplo de ello es el del petroleo algo muy comun nosotros lo vendemos a pero despues nosotros lo compraremos y bueno me gustaria que me enviara algún documento en el cual me informe acerca de las consecuencias que tiene el degradar el suelo se lo agradecere mucho.

Mari Carmen, La degradación del suelo afecta a todos los ecosistemas terrestres emergidos. Pero cada tipo de degradaciñon tienen sus características y repercusiones propias. Puedes mirar en el Portal de la FAO, cuyo enlace está en uno de las primeras contribuciones a esta weblog. También puse un enlaze relacionado con la directiva de suelos en Europa que hace un análisis. Pero debeís buscar vosotros. No me seais perezosos.

Juanjo Ibáñez

esta aburrido

ESTA INTERESANTE

[...] los suelos y vegetación de este último se degradan. Se trata de lo que en otro post denominamos efecto pinza que puede llegar a suprimir la banda de comunidades vegetales [...]

(requerido)

(requerido)


*