Nanomateriales y Contaminación Ambiental (Repercusiones sobre el Suelo)

Ante el rechazo de una parte considerable de los ciudadanos hacia los alimentos transgénicos (biotecnología), la Unión Europea ya advertía que el uso masivo de nanomateriales en biomedicina y otras disciplinas debía estudiarse con sumo cuidado, por cuanto se desconocían sus impactos en la salud humana y el medio ambiente. Lamentablemente, como era de esperar, muchos investigadores y empresas se precipitaron en señalar que las nanopartículas podían considerarse prácticamente inocuas. Un estudio reciente desmiente tal aserto y vuelve a sacar a la palestra que no se puede jugar con fuego y evitar quemarse. Los científicos debían ser más precavidos, ya que se les presupone una objetividad que a la postre se ve cuestionada por las evidencias. Luego nos lamentamos de la desconfianza del ciudadano ante la ciencia. La novedad reside en que esta vez, y sin que sirva de precedentes, se testó el impacto de tales sustancias en el suelo. Los resultados obtenidos constatan que los efectos fueron reveladoramente negativos. Y ahora la pregunta del millón: si tal hecho ocurre en el suelo ¿Cuáles serán las repercusiones en un organismo humano?. La polémica está servida, y todo como consecuencia de que muchos investigadores, entusiasmados con sus juguetes, no parecen saber lo que significa el “principio de precaución” defendiendo sus bondades aun careciendo de una base científica sólida que las avale. Esto es lo que yo llamo tirar piedras contra tu tejado. Primero se comprueban sus posibles repercusiones negativas, y de no tenerlas se aprueba su comercialización, y no al revés, como fruto de la manera actual tan ansiosa de entender un frenético I + D +i.

nanoparticulas-de-plana-fuente-topnews  

Nanopartículas de plata. Fuente: Future Hi

Acaba de finalizar la Reunión Anual de la Sociedad Norteamericana de Ecología (Ecological Society of America’s 95th Annual Meeting in Pittsburgh from August 1-6, 2010). En el “simposio sobre nanotecnología y medio ambiente”, el Dr. Colman, de la Universidad de Duke” soltó la bomba.

 Este investigador analizó los efectos de las nanopartículas de plata, que comienzan a utilizarse ampliamente en productos de consumo y medicamentos, por sus actividades microbianas, sobre el desarrollo de la vegetación y el metabolismo del suelo (microorganismos y actividades enzimáticas). Debemos recordar que tales sustancias terminan contaminando el medio ambiente por cuando finalmente van aparar al mismo a través de aguas residuales, biosólidos, etc.

  nanoparticulas-de-plata-danan-el-medio-ambiente-fuente-mesosilver

Cientos de productos ya se anuncian en Internet con Nanopartículas de Plata “libres de riesgos” Fuente: MesoSilver® – Nanoparticle Colloidal Silver

 Pues bien, estos productos alteraron drásticamente el desarrollo morfológico de los sistemas radiculares y la fisiología de las plantas (aumento de raíces someras, aunque la noticia no informa si tal hecho se genera en detrimento de las profundas). Del mismo modo, en algunos de los vegetales testados, disminuyó la producción de biomasa.

 Por lo que respecta al suelo, las nanopartículas de plata cambiaron drásticamente la composición de las comunidades del suelo, disminuyendo su abundancia y actividad biológica. Del mismo modo también se redujo hasta el 34% la actividad enzimática (indicadora del metabolismo del suelo). Se trata pues de cambios que nos advierten de efectos perjudiciales sobre la vida.

 Obviamente se trata de estudios preliminares que debieran ser corroborados. Ahora bien, hablamos de nanomateriales de actividad biocida y difícil degradación, por lo que irían acumulándose en el suelo y las cadenas tróficas conforme se generalice su uso. Muy mal asunto. Lógicamente, existen otros tipos de nanopatículas que “deberían” ser más inocuas. Sin embargo, necesitan ser testadas con los experimentos oportunos antes de que se extiendan sus aplicaciones comerciales. Y no ha sido así.

 En estos casos, los estudios de las partes interesadas (como las empresas que emplean tales “benefactoras” sustancias) no deben considerase en la toma  decisiones, por cuanto no se puede ser juez y parte simultáneamente. Así pues, la sociedad debiera demandar con urgencia investigaciones independientes bajo el control de instituciones u organismos de investigación de neutralidad contrastada.

 Hablamos de un tema  muy serio. No podemos volver a comercializar sustancias cuyos daños potenciales en la salud de los ciudadanos y el medio ambiente no se encuentren debidamente contrastados. Otra controversia más como la que surgida con los organismos modificados genéticamente, y de la que por cierto  hay novedades que no van a ser del agrado de las multinacionales de la agroindustria y algunos “toca genes”. Hablaremos de este tema última muy pronto.

 Bajo el afán de innovar frenéticamente “no todo vale”, y aquí tenemos los resultados de tal estulticia. Y ahora debieran pedirse explicaciones a aquellos colegas que avalaban su inocuidad sin conocimiento de causa. De no hacerse así la desconfianza ciudadana terminará por afectar a toda la indagación científica. Luego no podremos quejarnos. Avisados estamos. La humildad y prudencia en la investigación son un tesoro, empero vamos en dirección contraria.

 Juan José Ibáñez        

 

Scientists Unravel Human-Ecosystem Interactions

 Ecological Society of America’s 95th Annual Meeting in Pittsburgh from August 1-6, 2010.

 Nanotechnology and the environment

 Silver nanoparticles are being increasingly used in consumer and medical products for their antimicrobial properties. However, use of these products results in the release of nanoparticles into the environment through wastewater effluent and biosolids, or treated wastewater byproducts.

 Benjamin Colman from Duke University and colleagues analyzed the potential effects of exposure to these particles on microbial and plant activity, growth and abundance.

 Their findings, to be reviewed in a presentation at ESA’s Annual Meeting in Pittsburgh, revealed that silver nanoparticles altered root growth and plant physiology, and the abundance, composition and activity of microbial communities.

 Specifically in plants, roots near the soil surface were more abundant, though biomass of one of the five tested plant species decreased by 22 percent. In addition, microbial abundance decreased, the species of bacteria present changed and microbial enzyme activities were reduced by as much as 34 percent.

 The contributed oral session “Nanomaterials in the environment: The effect of realistic silver nanoparticle exposures on terrestrial ecosystem dynamics,” led by Benjamin Colman, Duke University, will be held Wednesday, August 4, 2010 at 2:50 pm.

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aca les envio dos videos sobre contaminacion visual y sonora:

http://www.youtube.com/watch?v=LCHBJ1Gbd9g

http://www.youtube.com/watch?v=kYb7LypSC40

(requerido)

(requerido)


*