¿Cómo Debe Autodenominarse un Joven Investigador y/o Tecnólogo? (Yo Investigo en GIS y Teledetección)

Presentarse ante otros colegas denominando acertadamente nuestra actividad es la mejor tarjeta de presentación, valga la “rebuznancia”.

Con la llegada de las nuevas tecnologías, no resulta extraño que los jóvenes científicos y tecnólogos, como también algunos senior, pierdan el rigor y la compostura que debe exigirse a un profesional de cualquier edad. Cuando finalicé mi Tesis Doctoral en 1986, comenzaban a llegar a España los primeros software comerciales denominados Sistemas de Información Geográfica (GIS), los cuales solían exigir un hardware más sofisticado que los PC de aquella época. Generalmente se trataba  de las denominadas Estaciones de Trabajo con sistemas UNIX.  Me quedé un tanto  atónito cuando al preguntar a algunos (jóvenes y senior) sobre el tema de su especialidad espetaban: “yo investigo en GIS. Y de hecho se quedaban tan orgullosos.  Francamente, confundían la velocidad con el tocino. Es decir, el hábito no hace al monje. Las labores que llevaban a cabo estos “especialistas” ya las realicé manualmente durante mi tesis pocos años atrás. Llevar a cabo semi-automáticamente tareas que con anterioridad se hacían manualmente, no define la actividad de un investigador, en modo alguno. ¿Y la del tecnólogo?. En materia de investigación tampoco. Realmente investigan en GIS aquellos profesionales que focalizan su atención en generar nuevos, más potentes y sofisticados software, no los usuarios de los mismos. Os recomiendo en este sentido que leáis los post “El Uso de las Nuevas Tecnologías y la Paradoja Tecnológica de Burrough y El Progreso de la Ciencia y La Computación: ¡No es Oro todo lo que Reluce!”, con vistas a aclarar ciertas ideas. Una cosa es ser experto en el uso de GIS comerciales y otra bien distinta “investigar” e “innovar” sobre los mismos. ¿O yo soy futbolista porque entiendo un poco de este deporte?. Por favor intentemos no hacer el ridículo.

aula-gis-fuente-cica

Aula de GIS o SIG. Fuente: cica

La ciencia como la tecnología se bandea al amparo de las modas. Y bajo este estigma los jóvenes inexpertos y los senior mediocres encubren sus carencias e ignorancia. Si la ingenua verborrea de los primeros puede justificarse la de los segundos no. Ahora bien, como estos enseñan a aquellos (….).  Uno debe saber lo que hace y como conceptualizarlo brevemente. Se investiga sobre una especialidad o tema concreto apelando al uso de ciertos instrumentos, sean los que sean. Empero estos últimos no definen la actividad del científico-usuario. Quizás, a los profanos en la materia o a los políticos ignorantes se les pueda impresionar. No obstante, ante los investigadores dignos de llevar tal nombre lo único que se puede demostrar con asertos como estos es nuestra ignorancia o mediocridad. Y este problema, por supuesto no es exclusivo de los usuarios de GIS e imágenes de teledetección, sino que por desgracia afecta a muchas ramas de la indagación científica. Un Ingeniero en cartografía, geodesia, etc., es ni más ni menos que eso, que no es poco, sino mucho más. Anteponer la tecnología a la tarea llevada a cabo en una actividad investigadora concreta puede calificarse de  “poner la carreta delante del burro”.

Juan José Ibáñez

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] bien, como ya os mentamos en nuestro post “¿Cómo Debe Autodenominarse un Joven Investigador y/o Tecnólogo?, los jóvenes se ufanan de sus habilidades soslayando que un instrumental novedoso jamás puede ser [...]

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*