El Origen de la Agricultura, Impactos Cometarios, Extinción de la Cultura Clovis y Progreso de la Natufiense

Ya tenemos una nueva conjetura, que no hipótesis o teoría, sobre la enigmática desaparición de los indios Clovis en Norteamérica (desde Canadá al norte de México). La nota de prensa que os ofrecemos hoy da cuenta de ello. Ahora bien, hasta la fecha, no merece más apoyo que otras conjeturas previas. Según un nuevo estudio, la cultura Clovis, que cazaba mamuts y otras especies extintas en la región fue víctima de un gran impacto meteorítico o cometario que acabó con sus presas, es decir grandes mamíferos ya extintos, como los Mamuts entre otros. Desde el punto de vista de la sociología de la ciencia la sucesión de  este tipo de explicaciones, según cambian los intereses y modas es digna de un estudio muy serio. Veámoslo. Cuando preocupaba el calentamiento climático (batalla perdida entre tanta verborrea, “aparente interés político” y decenas de miles de papers publicados sobre el tema), ya os mostramos que algunos “expertos” alegaron que tal misterio podía haber sido causado por el exceso de emisiones de metano de los pobres y flatulentos Mamuts. También explicamos y criticamos tal propuesta en nuestro post “La Cultura de los Indios Clovis, Extinción de la Megafauna y los Paisajes de Suelos”. Sin embargo, por nuestra estulticia y el imperio del poder económico, perdimos la batalla del cambio climático (….). Y así la prensa comenzó a mirar al cielo (pio, pio que yo no he sido), aunque esta vez no para rezar. En los últimos años las noticias que nos hablan del universo y mundos lejanos han reemplazado en gran parte las mentadas arriba, como denunciamos en el siguiente post: La NASA y Sus Noticias (¿Histeria y/o Necesidad?). Es decir, la cobertura mediática parece seguir ahora el eslogan de: implorar más allá del cielo en tiempos de crisis, ya que en materia terrenal no hay nada que hacer. Lo mismo ocurrió con las ¿indagaciones? acerca del posible origen de la vida, por cuanto últimamente se nos sugiere que miremos también al cielo (¿Hay fumata blanca o fumata negra?). Y todo ello al margen de la conjetura de la panspermia. La noticia de hoy propone que tal impacto causado por la ira de Dios afectó/interrumpió a la corriente del golfo (termohalina), siendo el mecanismo realmente causante del abrupto descenso de las temperaturas en buena parte del planeta. Esta idea sigue vigente aun para el posible “enfriamiento climático” (que no calentamiento) de parte de la Tierra (que no toda) de seguir aumentando, aun ritmo acelerado  las emisiones de CO2 a la atmósfera. Nos referimos más precisamente a lo que denominamos hipótesis del recalentón. En la noticia de hoy, se defiende que la causa del parón de  la circulación termohalina se debió a que una enorme cantidad de agua dulce fue a parar en muy pocos días al océano (incluso tal desplamiento de masas alteró algo el eje de rotación de la Tierra). Sin embargo, como también os explicamos en otro post, tal evento puede tener explicaciones alternativas igualmente plausibles aunque más terrenales (pero eso no está de moda).

 younger_dryas-trigger2

Los Cometas y la extinción de los Mamuts en Norteamérica. Fuente: A Catastrophe of Comets

 En otro post en el que explicábamos como, de forma natural, al ir terminando la última glaciación,  pudo producirse la rotura de grandes presas de hielo en, como minimo EE.UU y Rusia (Altái, Siberia), que llevaron hace más de 15 años a calcular tal ingente avalancha de agua dulce al mar. Es decir también existen evidencias que soportan esta explicación, aunque no las suficientes como para desplazas a las restantes. Por tanto, casi toda la cadena causal que proponen ahora estos expertos puede desmontarse, que no refutarse definitivamente. No acabo de entender que la asincronía en el enfriamiento de Norteamérica frente al de Suramérica sirva con vistas a sustentar la conjetura de los autores del notición de hoy, ya que también afectó a territorios tan distantes como las mentadas EE.UU y Montañas Altái en Siberia (rotura de presas gigantescas presas de hielo en Asia Central).  Por lo tanto, podemos escoger la conjetura que más nos guste, si tenemos en cuenta que todas ellas son plausibles y  avaladas por los grandes talentos de la ciencia. De lo que no cabe duda es de que si el nivel del mar descendió más de una decena de metros la edafosfera de la línea litoral pudo avanzar cientos de metros o más en muchos litorales respecto a las actuales, y como la población a la orillita del mar era y sigue siendo más abundante que la que habita en el interior de los continentes, quizás, las evidencias más sólidas se encuentren a unos pocos metros de profundidad bajo el agua. Hemos incluido previamente a la nota de prensa ciertos fragmentos extraídos de Wikipedia, con vistas a mostrar que no se trata más que de una conjetura entre otras muchas. Y a tontas y a locas lanzamos jocosamente la siguiente.  Pudiera haber ocurrido que los Clovis destrozaran sus recursos naturales y en especial los alimentarios (algo muy humano que sigue acaeciendo en la actualidad, desde ciertas perspectivas). Y así al  exterminar a la megafauna, acabaron también con las hediondas flatulencias de esos enormes bichos que calentaban la atmósfera. Al final: ¡todos helados!. ¡Un momento!, ¿no se ha postulado una argumentación semejante?, (…) claro que sí. Mirar al inicio del post. Y como hay que hacer de la necesidad virtud, el ser humano no tuvo más remedio que comenzar a desarrollar la agricultura. Es posible pero (…) día a día, se acumulan evidencias que dan lugar a conjeturar que las prácticas agrarias pudieron desarrollarse independientemente en diversas partes del globo, aunque fuera asincrónicamente, desmontando también en parte la última conclusión de los “expertos de marras”. Todo Este cambalache sí, merece la pena denominarse “ciencia a la carta”. Si la retrodemocracia prospera, quizás dentro de algunos decenios alguien alegue que los Chicaho boys, que tan bien nos han guiado hacia la hecatombe económica actual, cayeron del cielo como una maldición debido a la cólera, no de Dios, pero sí celeste.

 Juan José Ibáñez   

cultura-nenufar

 El Origen de la Agricultura y la cultura Nenufar del creciente fértil. Fuente: Blg Pre-Farmers

El Dryas Reciente según Wikipedia

 El Dryas Reciente o Joven Dryas (Younger Dryas) fue una breve (de 1.300 ± 70 años de duración) fase de enfriamiento climático a finales del Pleistoceno, entre 12.700 y 11.500 años atrás. En la Teoría climática Blytt-Sernander, el Dryas Reciente sucede al interestadio Bölling/Allerød y precede al Preboreal del Holoceno inferior. Toma su nombre de la flor alpina Dryas octopetala. Hay indicios del impacto del cometa Clovis hace 12.900 años en América del Norte, que según una hipótesis reciente, podría haber iniciado el enfriamiento del Dryas Reciente.

 El Dryas Reciente significó un rápido regreso a las condiciones glaciares en las latitudes más altas del Hemisferio Norte entre hace 12.900 y 11.500 años. Esto contrasta con el calentamiento del deshielo que tuvo lugar en el interestadio anterior. Estas transiciones duraron aproximadamente una década. (..) Groenlandia, indican que esta isla era unos 15 °C más fría que en la actualidad. En las islas Británicas, los fósiles de escarabajos indican un descenso de las temperaturas medias anuales de 5 °C y las condiciones periglaciares prevalecían en las tierras bajas y los glaciares en las tierras altas. Desde entonces, no ha habido ningún periodo de cambio climático abrupto tan grande, extendido o rápido.

 Es difícil de determinar si el Dryas Reciente tuvo un alcance global, puesto que no existe una definición precisa de esta fase en todos los registros. En el oeste de Europa y Groenlandia, el Dryas Reciente es un período frío bien determinado. Pero es posible que las regiones tropicales del Atlántico pudieran haberse empezado a enfriar unos cuantos siglos antes; en Sudamérica no se encuentra un inicio bien claro pero el final está bien definido. De manera similar, el enfriamiento del hemisferio Sur conocido como Inversión Fría Antártica parece haber empezado un milenio antes del Dryas Reciente, y no tiene ni un principio ni un final bien definidos (entre 14.000 y 11.500 años) como se señala en el núcleo de hielo de Sajama. El clima andino volvió a las condiciones frías del último máximo glacial junto con una mayor precipitación (lagos en el altiplano andino).

 Otros eventos de este período son:

 La sustitución de los bosques escandinavos por una tundra glaciar (que es el hábitat de la Dryas octopetala).

 Glaciaciones o incremento de la nieve en las cordilleras de cualquier parte del mundo.

 Formación de capas de solifluxión y depósitos de loess al norte de Europa.

 Más polvo en la atmósfera terrestre, proveniente de los desiertos asiáticos.

 Sequía al este del Mediterráneo, lo que podría haber empujado la cultura Natufiense a inventar la agricultura.

  El Enfriamiento Huelmo-Mascardi del hemisferio Sur empezó un poco antes de que el Dryas reciente y acabó al mismo tiempo.

 La teoría más extendida mantiene que el Dryas Reciente fue causado por una reducción significativa o parada total de la circulación termohalina del Atlántico Norte debido a un flujo repentino de agua dulce. El clima global se habría quedado atrapado en este estado hasta que la glaciación paró el flujo de agua dulce. Esta teoría no explica por qué Sudamérica se enfrió antes. Se han sugerido que el flujo repentino de agua dulce procedería del lago Agassiz y del deshielo de manto glaciar Laurentino de Norteamérica. Sin embargo, otros estudios sugieren que la eliminación de las capas de hielo de esta región se produjo casi 1000 años más tarde, y por tanto, el drenaje del lago Agassiz probablemente no podría haber causado el Dryas Reciente. En su lugar, esta ola de frío podría haber sido activada por un mayor flujo en el océano Ártico, por el estrecho de Fram al este de Groenlandia y, en última instancia, en la región oriental del Atlántico Norte, entre 12.900 y 12.800 años antes del presente, como sugiere el modelo de glaciar de Tarasov y Peltier.

 Las glaciaciones anteriores probablemente no tuvieron eventos similares al Dryas Reciente, lo que sugiere que, sea lo que sea el mecanismo que lo provocó, tiene un componente de azar. Se especula que el Dryas Reciente podría haber sido causado o acelerado por el impacto del Cometa Clovis

 Cultura Clovis según Wikipedia

 La cultura clovis, cultura de Clovis o cultura llano ―en el sur de EE. UU.― fue considerada a mediados del siglo XX como la cultura indígena más antigua del continente americano. Su datación por radiocarbono calibrada indica un periodo entre el 10 600 y el 11 250 a. C. Esa época corresponde a los últimos años de la glaciación de Würm o Wisconsin (la última Era de hielo).

 Durante la mayor parte de la segunda mitad del siglo XX, los descubrimientos acerca de esta cultura sostuvieron lo que se conoce como el “consenso clovis”, fundamento de la teoría del poblamiento tardío del continente americano. A partir de las dos últimas décadas del siglo XX, nuevas investigaciones científicas cuestionaron las conclusiones del consenso clovis y aportaron pruebas de la existencia de culturas amerindias mucho más antiguas. (…) Se acepta generalizadamente que el pueblo clovis cazaba mamuts: abundan los sitios donde se han encontrado puntas clovis mezcladas con restos de mamut. Se ha sostenido la hipótesis de que la extinción del mamut fue consecuencia de la caza realizada por los clovis, pero la misma no se encuentra probada y ha sido muy controvertida.

Se suele relacionar el Dryas Reciente con la adopción de la agricultura en el creciente fértil. El argumento principal es que el frío y la sequía del Dryas Reciente redujo la capacidad de carga de la región y obligó a la sedentaria cultura Natufiense (creciente fértil) a adaptarse a un patrón de subsistencia más flexible. Un deterioro todavía más severo del clima les podría haber obligado a cultivar cereales. Mientras que hay un cierto consenso en cuanto al papel del Dryas Reciente en los cambios de los patrones de subsistencia durante el Natufiense, todavía se debate su conexión con los inicios de la agricultura, según Munro, N. D. (2003:. «Small game, the younger dryas, and the transition to agriculture in the southern levant». Mitteilungen der Gesellschaft für Urgeschichte 12:  pp. 47–64).

 Clovis, el cometa que habría helado el mundo

Los dinosaurios no han sido las únicas víctimas de una roca espacial. Al menos eso piensan los científicos que defienden la hipótesis del cometa Clovis, la cual determina que un gran cuerpo extraterrestre chocó o explotó en Norteamérica hace aproximadamente 12.900 años, lo que desencadenó una extinción masiva de la flora y fauna del continente y un enfriamiento del hemisferio norte.

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 25/02/2013

Concretamente, este fenómeno, denominado Younger Dryas, disminuyó los termómetros a 15 grados en algunas regiones y rebajó el nivel del mar decenas de metros. Ya fuera una colisión o una explosión, el suceso habría provocado grandes incendios a lo largo de toda Norteamérica que arrasaron cuanto encontraron a su paso.

CLOVIS, LA CIVILIZACIÓN EXTINTA

El nombre que se otorga al cometa proviene de la población que habitaba entonces el continente. Los restos arqueológicos de los Clovis, que se extendieron desde Canadá a México, desaparecieron de una forma fugaz sin dejar rastro coincidiendo con la fecha que se atribuye a la llegada del cometa.

La hipótesis considera que los humanos que no sucumbieron víctimas de la explosión y el fuego lo hicieron de hambre al quedarse sin recursos. Además, junto a ellos pereció una megafauna compuesta por mamuts o perezosos gigantes, entre otros animales extintos. Los yacimientos hallados muestran una capa posterior a la época Clovis sin rastro de ocupación o de vida que se prolonga durante cerca de 500 años hasta que vuelven a encontrarse evidencias de población.

AVANCE DEL HIELO

El impacto y los incendios también debieron provocar un gran deshielo en la capa glaciar norteamericana. Este fenómeno generó una gran masa de agua dulce que habría ido a parar al Océano Atlántico, donde interrumpió la corriente cálida que circula hacia el polo norte y lo calienta. Esto, a su vez, habría dado lugar al avance del hielo y el súbito enfriamiento, que se prolongó durante cerca de 1.000 años.

Pero no todo lo que trajo consigo el Clovis habría sido malo. La sequía que produjo en Oriente Próximo el Younger Dryas obligó a las poblaciones allí asentadas -agrupadas bajo la denominación de cultura Natufiense- a buscar nuevas formas de subsistencia dada la escasez de alimentos que les ofrecía la caza y la recolección. Así idearon la agricultura, uno de los avances más importantes en la historia de la humanidad.

Aunque cuenta con defensores la hipótesis del cometa Clovis no es mayoritaria entre la comunidad científica, ya que se considera que no existen suficientes pruebas de la colisión del meteorito. Lo que no se discute es que, de producirse el choque, las consecuencias bien podrían ser las que enumera esta teoría.

Autor: Cristina L. Éboli

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Apasionante y sorprendente, no he podido aguantar felicitarle gracias Dr.Ibañez.
J.V.

[...] lleva el título de  “Los microbios del suelo contribuyen al calentamiento global”. También se ha acusado a los rumiantes y sus flatulencias y a casi todo bicho viviente, proceso y actividad. Cuando un experto en zonas polares extrae [...]

juanjo, en Mann, Ch. C. (2005). 1941: New revelations of the Americas before Columbus. Alfred Knopf, Random House New York,
Se hace una buen discusión sobre la cultura Clovis y como con uñas y dientes defendió su “padre” que era la más antigua de América. Dice que no hay viejito que no alabe su bordón. Ademásde que Mann hace un reconocimiento del grado de desarrolo de las culturas antiguas. Que resumí en una o dos oraciones en el post reciente

(requerido)

(requerido)


*