Contaminación de Suelo en China: Sobre los Sistemas no Sostenibles y el Magnicidio

the-soil-close-to-yangzong-lake-southwest-china-yunnan-province-was-seriously-polluted-by-arsenic-in-2009

China to contain increasingly severe soil pollution: Fuente China.org.cn

Entre el 20 y el 60% de los Suelos de china se encuentran contaminados. La situación resulta ser insostenible

Todos somos conocedores de que el impresionante ascenso de la economía China, no hubiera podido lograse en los países occidentales desarrollados debido a las continuas infracciones medioambientales que hubieran surgido aun con las ya de por si débiles normas que atesoran USA, UE, etc., que además suelen incumplirse con harta frecuencia. La irrupción del gran dragón asiático con su singular sistema de “Un país, dos Sistemasha acarreado la crisis económica y pobreza en occidente, pero también un estado de degradación ambiental pavorosa de aquel país. Hoy os mostraremos dos noticias que versan sobre este tema y que avalan el refrán de “morir de éxito”. Todo apunta a que China puede ser una de las primeras víctimas, que por su magnitud, ofrecerán al mundo el palmario ejemplo de que el sistema económico neoliberal defiende el dinero a costa, no ya de la pobreza, sino de la morbilidad y mortalidad de los seres humanos. Las cifras que vais a observar son ya escalofriantes, a pesar de la sempiterna opacidad para el resto del mundo de todo lo que allí ocurre, desde hace milenios.   Resulta difícil entender la historia de China y más aún en lo concerniente a su naturaleza, Permitirme pues que, antes de que leáis las notas de prensa, una de las cuales parece proceder de las propias fuentes gubernamentales de aquel país, os explique lo poco que yo sé, pero que muchos de vosotros desconoceréis.

Leyendo los borradores de la Clasificación Universal de Suelos, que un Grupo de Expertos  de la IUSS se encuentra elaborando, me percaté de la insistencia de los colegas chinos en detallar más los tipos de antrosoles y sus horizontes superficiales. Soslayando otros muchos temas de gran trascendencia. Tal hecho, que no comprendía, fue aclarado poco después. Cuando me encontraba editando el libro de Pedodiversity (Edafodiversidad), para el cual había  invitado a un colega Chino que aprendió aquí en Madrid, bajo mí tutela, todo lo relacionado con ese tema, me sorprendió el hecho que sigue a continuación. En la mayoría de los estudios previos relacionados con la edafodiversidad de los suelos, era usual que la pérdida de tipos de suelos naturales fuera en parte compensada por la aparición de nuevos edafotaxa incluidos en la clase de Antrosoles, y hoy también Tecnosoles. Leer por favor esta noticia publicada por Science Magazine en la que nos entrevistaron a cuatro expertos sobre el tema y en él se detallan algunas cifras de China francamente alarmantes. Pues bien el edafólogo Chino del que os hablaba, es decir, ZHANG Xuelei, en su capítulo, habla de la extinción de suelos en aquel Imperio. Lo extraño es que los suelos extintos o en vías de extinción resultaban ser todos Antrosoles (suelos credos/profundamente modificados por la acción humana). Al preguntarle sobre este asunto, que me intrigaba, el respondió que la cobertura de suelos de China se encontraba tan profundamente modificada por la acción humana a lo largo de miles de años. Del mismo modo me aclaró que los tipos de suelos que se extinguían pertenecían a esa clase de suelos creadas por culturas ancestrales y que actualmente eran arrasadas por la agricultura industrial. Creo que ya tenéis pistas como para que entendáis la pertinaz insistencia de los chinos a la hora de incluir más tipos de suelos antropogénicos en la mencionada y esperada clasificación universal de suelos.

Pero el drama no concierne tan solo a la contaminación de suelos, sino que afecta seriamente también de aguas y aire. Ahora bien, cuando consultéis la noticia procedente de China, os percataréis de que gran parte de las aguas contaminadas lo son por el abuso en la aplicación al suelo de fertilizantes inorgánicos y agroquímicos. En la primera nota de prensa se nos informa de que un 20% de los suelos de China se encuentran “fuertemente” contaminados, lo cual no quiere decir que de ellos provenga todo el problema. Y así, en otra página web y  en este enlace se explita claramente que el 60% del país ingiere agua contaminada. Más aun de los contenidos de la última noticia que os ofrecemos, observaréis que la cifra de suelos afectados posiblemente se aproxime a ese 60% (sustrayendo la debida a prácticas mineras y factorías, que siendo extremadamente graves, no suelen ocupar áreas extensas al nivel de un país de las dimensiones de China). Se trata pues de un problema que afecta no solo a los suelos. sino que de ahí, se contaminan las aguas, los alimentos y finalmente los seres humanos.

Visioné en un documental televisivo que hasta hace poco tiempo, los japoneses tuvieron muy malas experiencias con diversos productos alimenticios procedentes de China. Tanto era así que en las entradas a muchas tiendas se anunciaba que en ellas no se expendían productos “made in China”. Pero luego vino la tragedia que ya os narramos: Contaminación Radiactiva de los Suelos: Un tercio de Japón afectados tras el Accidente de Fukusima. ¡Sin comentarios! Del mismo modo los norteamericanos se encuentran profundamente por la contaminación causada por los agroquímicos en la gran cuenca del Rio  Mississippi. De hecho el Gobierno de USA se encuentra invirtiendo mucho dinero con vistas a paliar en la medida de lo posible el problema. No obstante las autoridades defienden que en los productos agrarios los tóxicos no superan los umbrales que poden en riesgo la salud pública. Cabría recordar que la negación gubernamental de este tipo de problemas ambientales y sanitarios suele ser la norma, a no ser que por diversas razones no puedan negarlo. Pero con el tiempo suele salir a relucir la verdad, siempre demasiado tarde.   

Como veréis se habla de crear en China un sistema de monitorización de la contaminación de suelos. Ahora bien, no nos engañemos. Si China cumpliera una legislación ambiental que velara por la salud de sus habitantes, los costes de producción se encarecerían, dejando rebajando drásticamente la competitividad económica de la nación. No se trata de un problema de este extenso país sino de otros muchos, incluido España. Pero allí por las razones aludidas emerge en toda sus pavorosas dimensiones. Debo suponer que estáis hartos de las coletillas finales con las que termino los post en las que reiteradamente mento la insostenibilidad del sistema económica actual, pero ¿Qué sino puedo decir?. Cuando una casa se construye malos cimientos, sus vecinos pagarán las consecuencias tarde o temprano. Partiendo de malas premisas se elaboran hipótesis falaces y por lo tanto también teorías científicas refutables. Tan solo es una cuestión de tiempo, y cuando queramos reparar los daños, aun lográndolo, el número de víctimas será  horripilante.  Y eso que no hemos hablado de la calidad del aire…….

Os dejo pues con dichas noticias ya que hablan por sí solas.

Juan José Ibáñez  

En este enlace podéis visualizas varios mapas sobre algunos aspectos de la contaminación de sueños en China

 La contaminación ahoga al régimen chino

La lucha contra la polución, que causa gran descontento social, es una prioridad política

Macarena Vidal Liy Pekín 28 DIC 2014 – 11:44 CET5

Personas con mascarillas pasean por el centro de Pekín. / KEVIN FRAYER (Getty)

La contaminación del aire, de los ríos y las tierras de cultivo en China es de tal magnitud que no solo amenaza el crecimiento económico y la salud pública: también la estabilidad política. El creciente descontento social ha convertido el combate a la polución en prioridad política del Gobierno de Xi Jinping, junto a la lucha contra la corrupción. Entre enero y septiembre de este año, las denuncias por contaminación se han duplicado respecto al mismo periodo de 2013, según informó esta semana la prensa oficial. Unas 190.000 empresas han sido castigadas en el último bienio por violar leyes medioambientales y las multas impuestas suman 520 millones de euros.

El próximo 1 de enero entrará en vigor una nueva versión de la Ley de Protección Medioambiental, la principal en este ámbito, que prevé multas mucho más fuertes a quienes contaminen y a los funcionarios que lo toleren.

La indiferencia que mostraban hasta hace dos años el régimen ante lo que consideraban una consecuencia inevitable del crecimiento económico está llegando a su fin. Una muestra de lo que puede hacer la voluntad política la vivieron los pequineses en noviembre. Durante una semana, los cielos habitualmente sucios de la capital fueron de un azul brillante. Tan brillante que fue bautizado como “azul APEC”, en alusión a la cumbre Asia-Pacífico que se celebraba entonces en Pekín. Para garantizar un aire prístino durante la reunión, las autoridades impusieron medidas como la prohibición de circular a la mitad de los vehículos de la capital cada día y el cierre de fábricas en 200 kilómetros a la redonda.

El azul no es el color habitual del cielo en la mayor parte de China. El exministro de Sanidad Chen Zhu calculaba en enero pasado que cada año mueren prematuramente entre 350.000 y 500.000 chinos debido a la contaminación. Ya en 2013 un estudio publicado en The British Medical Journal y patrocinado por la Asociación Nacional de Ciencias Naturales de China y el Consejo Nacional Australiano para la Salud y la Investigación Médica vinculaba la polución del aire en Pekín con la pérdida de años de vida.

La venta de purificadores de aire para el hogar o la oficina se ha disparado, pese a que pueden llegar a costar 2.000 euros por unidad. El año pasado el volumen de ventas alcanzó los 463 millones de euros, cerca del doble de 2012, según la consultora Daxue Consulting. En Pekín, algunos colegios internacionales han instalado sofisticadas y carísimas burbujas gigantescas para que sus alumnos puedan salir al recreo sin correr riesgos en los peores días, esos en los que las imágenes de chinos caminando como sombras entre la bruma de aire sucio dan la vuelta al mundo.

Y no es solo el aire. Según ha admitido el Gobierno, el 20% del suelo de cultivo está contaminado, al igual que el 60% del agua en superficie, algo que ha comenzado a impactar una economía que se ralentiza. El malestar de la población del país con respecto a la polución es cada vez mayor, algo tangible en las redes sociales y en las frecuentes manifestaciones de protesta por motivos medioambientales.

Los efectos en la economía y el descontento social han obligado al Gobierno a reaccionar. “Buena parte de la agenda política de los líderes se dirige a aumentar la satisfacción de la clase media urbana. Cuando este sector clave de la sociedad se ha empezado a quejar de la contaminación y generar un gran debate, los líderes le han prestado oídos y lo han puesto en primer lugar de su agenda”, explica el director del programa para China de Greenpeace, Ma Tianjie.

En septiembre de 2013, China lanzó un amplio plan nacional de lucha contra la contaminación. Y en marzo pasado el primer ministro, Li Keqiang, declaraba la “guerra a la polución”, que aseguraba que se combatirá “con el mismo vigor con que nos enfrentamos a la pobreza”.

Esta nueva voluntad política ha marcado una diferencia, a juicio del representante de Greenpeace. Desde el 1 de enero de 2014, las principales empresas contaminantes deben divulgar sus emisiones en tiempo real. Se ha impuesto a las provincias objetivos precisos y su cumplimiento contará al evaluar a los funcionarios para un ascenso. O para un cese.

Este cambio de actitud se refleja también en el giro del Gobierno en su posición sobre el cambio climático. En noviembre acordó un pacto histórico con EE UU para llegar en 2030 (o antes) al máximo de sus emisiones de gases causantes del efecto invernadero, cerca de una década antes de lo que calculaban los analistas. Pekín se comprometió también obtener el 20% de su energía de fuentes renovables para 2030.

Las medidas parecen haber comenzado a arrojar cierto fruto. Un estudio de Greenpeace indica que en el primer semestre de este año la contaminación en Pekín descendió casi un 10% con respecto al año pasado. El consumo de carbón —que representa dos tercios de la cesta energética china— descendió este octubre por primera vez en la historia moderna.

Aunque no todo es de color de rosa. Está por ver si las nuevas medidas se aplican seriamente o pasan a engrosar el largo archivo de normas chinas que solo existen sobre el papel. Las organizaciones ecologistas advierten también del peligro de iniciativas que simplemente desplacen la contaminación del este desarrollado del país al oeste más pobre. Los analistas echan en falta campañas de educación ciudadana y un impuesto verde antipolución.

Expertos como Zhang Boju, de la ONG china Friends of Nature, advierten también contra la presión de los “intereses creados, basados en el viejo sistema de desarrollo económico, la industria química pesada y las energías fósiles, donde hacer caso omiso del desarrollo sostenible es bastante común”. Incluso en el acuerdo con EE UU persiste una gran incógnita: el nivel que alcanzarán las emisiones chinas cuando alcancen su techo. “Sabemos cuándo llegaremos a la cima de la montaña pero no el tamaño que va a tener esa montaña”, explica Ma.

Mientras, la polución sigue siendo el pan nuestro de cada día: un informe de la ONG Institute of Public and Environmental Affairs (IPE) a mediados de diciembre revelaba que de 2.679 grandes empresas estudiadas, 1.092 contaminaron el aire entre agosto y octubre de este año. Entre ellas, empresas estatales como Chalco, el gigante chino del aluminio.

China to contain increasingly severe soil pollution

China’s State Council, or Cabinet, on Monday publicized a circular on soil pollution that sets out a plan to contain the increasingly severe problem by 2015. The circular ordered a thorough survey into soil conditions be conducted by 2015 and a system be established to rigorously protect arable land and land where drinking water originates.

It proposed building a soil environment monitoring network to cover 60 percent of all arable land and land of drinking water sources that serve over 500,000 people, so that regular surveillance will be possible for these regions.

Rigorous controls on newly polluted soil were also demanded by the State Council, which set soil protection priorities as nipping in the bud the environmental risks accompanying soil pollution, and treating contaminated land.

China is facing a grave situation in soil pollution, with a problems including expanding arable land affected by pesticides and chemical fertilizers, severe pollution by heavy metals, and pollution at mine and factory sites, Zhou Yikai, chairman of the Hubei Provincial Committee of the Chinese Peasants and Workers Democratic Party, said at the 2012 session of the Chinese People’s Political Consultative Conference National Committee.

For heavy metal pollution alone, the pollution results in the loss of 10 million metric tons of grain and the contamination of another 12 million metric tons annually, incurring 20 billion yuan in direct economic losses each year, the Ministry of Land and Resources estimated

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*