Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles

terrazas-verdes 

Madrid+Natural: cubiertasostenibles y azoteas frescas

sterrazas-verdes-2

 

Que se necesita para hacer una cubierta verde Fuente: http://maicolparkour-2011.blogspot.com.es/ y mercado libre

Ya hemos explicado en nuestros post anteriores como el Ayuntamiento de la Ciudad de Madrid ha propuesto el programa (Madrid+Natural), al objeto de  reverdecer la urbe, y aumentar su sustentabilidad. Repetimos, una vez más, que los contenidos de esta serie de post pretende ser igualmente útiles para otras grandes ciudades del mundo en general, teniendo presente que en muchos países en vías de desarrollo, hoy por hoy existen necesidades mucho más apremiantes para el bienestar de sus moradores. Hasta la fecha hemos hablado de:

Relación de post previos

Ciudades Verdes y Jardines Urbanos: Carta Abierta a Manuela Carmena

Ciudades Verdes: Fachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala (¿Suelos verticales?)

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos y periurbanos

No obstante antes de iniciar esta entrega remarcamos, una vez más, los objetivos hurtando un párrafo de los post previos con vistas a intentar que disfrutemos de ciudades verdes. Los que leyeron algunos de ellos pueden omitir su lectura:

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal ha presentado públicamente un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde, proponiendo diversas iniciativas al respecto como lo pudieran ser las fachadas ajardinadas, cubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables, drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas pueden descargarse ponchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés.

Del mismo modo, debemos volver a repetir que tal programa me parece, “en teoría” loable. No obstante también es imperativa y necesaria una serena reflexión, ya que “no es oro todo lo que reluce”  ¿resultan viables?, e incluso en el caso de algunas de las propuestas concretas, ¿Cabe la posibilidad de que para nuestra sorpresa sean contraproducentes?. A menudo lo que sobre el papel parece una maravilla, en la práctica podrían tornarse en pesadilla, al manos en lo que concierne a varias de estas ideas.  Y nos referimos a todo lo que leemos en la prensa y visionamos en televisión, al margen de este programa denominado Madrid+Natural. Recoger la antorcha para actuar como abogado del diablo no es de mi agrado, ya que a mí personalmente, como a la mayoría de vosotros, me encantaría vivir en una ciudad sustentable, sana y esplendorosamente verde. Con tal motivo haré uso del material colgado en los palabros hipervinculados previamente.

 Pero vallamos ya al caso de las denominadas cubiertas sostenibles y azoteas frescas….

Cubiertas sostenibles

Numerosas ciudades cuentan con gran cantidad de espacio infrautilizado en las cubiertas de los edificios; la combinación de cubiertas ajardinadas y tecnología solar puede crear sinergias vitales en zonas de alta densidad urbana. La vegetación en los tejados, aumenta la eficiencia de los paneles fotovoltaicos al reducir la temperatura ambiente. Las cubiertas sostenibles apoyan la gestión del agua, mejoran el aislamiento y la calidad del aire, proporcionan refrigeración y crean hábitats para la biodiversidad. Al mismo tiempo los sistemas de producción energética asociados proporcionan calor y electricidad a las estructuras urbanas, acortando la distancia entre la fuente de generación de la energía y el consumo.

 El Proyecto de Cubierta Biosolar

Con el apoyo de socios privados europeos, el “Proyecto de Cubierta Biosolar” tiene como objetivo educar a la industria de la construcción para que pueda emprender desde un enfoque sostenible, la gestión integrada de servicios del ecosistema. Esto se consigue proporcionando formación profesional y orientación sobre la mejor forma de instalar y mantener dicha cubierta ‘biosolar’, que combina la energía solar con las cubiertas ajardinadas. El equipo está buscando la manera de aprovechar las oportunidades que brinda la topografía única creada por la presencia de paneles solares – la forma en que proporcionan sombra, qué plantas se benefician de los diferentes patrones de luz, etc.

Reflexiones de este bloguero

Efectivamente, cuando las casas culminan con espacios planos, que no inclinados, es decir  lo que en España denominamos azoteas, resulta posible y deseable hacer uso de las misas con vistas a cumplir con las ideas esbozadas bajo los conceptos de cubiertas sostenibles y las denominadas ajardinadas. Son posibilidades muy razonables con vistas a mejorar la eficiencia energética de los edificios y en mucha menor medida la calidad del aire. No obstante, tal como ofrece la noticiaMadrid+Natural, se tiene la impresión de que su construcción resulta ser una tarea simple, cuando no es así. Como se puede observar en una de las fotos, estas deben elaborarse mediante una serie de capas apropiadas que culminan con un suelo o un sustrato, según elijan sus moradores en la comunidad de propietarios del inmueble. Y tal tarea, como sus costos deben correr a cargo de los vecinos en sus juntas comunitarias, con algún estimulo/incentivo de las autoridades municipales. Hablaremos seguidamente de los aspectos técnicos, aunque en este caso me temo que los más problemáticos resultan ser los sociológicos. La instalación de una azotea plenamente ajardinada demanda fondos y técnicos que las instalen, lo cual suele ser bastante oneroso.  De nuevo en los edificios elegantes ocupados por personas acaudaladas, todo es posible. Ahora bien, en otros más humildes los costos pueden ser realmente, o según la opinión de los afectados, inasumibles. Seguidamente la junta de la comunidad debe organizar las tareas de mantenimiento, así como las normas de urbanidad requeridas para que la actividad que allí se realice no termine perturbando la tranquilidad de los propietarios de los pisos altos y comiencen los conflictos.

Sin embargo, existe otra alternativa verde más económica. Pueden instalarse  recipientes de diferentes dimensiones que contengan suelo/o sustrato, con drenaje salpicando la azotea, en cohabitación con los paneles solares (ver abajo), techado de color blanco y otras acciones que también son explicadas en Madrid+Natural. De este modo se evitan costosas infraestructuras y se pueden reemplazar los módulos ajardinados cuando la combinación de especies vegetales fracasara, o resultara ser dañada por alguna tormenta de granizo o eventos parecidos. En este contexto, las cubiertas bisolares pueden ser apropiadas si existe una legislación clara al respecto que promueva y no entorpezca este tipo de iniciativa. Eso sí, no me parecen muy oportunos los ejemplos que proporciona el documento de Madrid+Natural., ya que no se trata de rescatar ejemplos singulares, sino de otros que sean asumibles, sin excesivos problemas, por la inmensa mayoría de los ciudadanos.  

No obstante debemos tener en cuenta la lamentable contaminación del aire de las urbes y los problemas que podría acarrear, de pretender implantar en las azoteas huertos urbanos.  Todos estos asuntos ya fueron explicados en el post de esta serie dedicado a los susodichos Huertos Urbanos”. La viabilidad de llevar a cabo una agricultura urbano/doméstica dependerá de la calidad del aire y , sustratos, aunque los jardines no deberían ser afectados por este tipo de asuntos, aunque no así los jardines. No  obstante cabe recordar que son varios los profesionales de la jardinería los que denuncian que el exceso de riego y fertilizantes son las principales causas de que los vegetales muchas veces no prosperen en el medio urbano.

Reflexiones de este bloguero: Sociología de las ciudades: El factor humano

La comunidad, film del director español Alex de la Iglesia, refleja esas asambleas de vecinos de un mismo edificio, como también la convivencia  entre ellos, con demasiada frecuencia turbulenta y a veces desagradable. Yo ya he vivido en cinco edificios distintos, a veces con cargo ejecutivo, y puedo asegurar (tanto debido a mi experiencia como por las que me relatan también mis conocidos y amigos) que, al menos en Madrid, tras asistir uno suele terminar pensando que el egoísmo y la mezquindad del ser humano no tiene límites. Pero este tema sociológico no tiene por qué surgir en otras urbes. Todo depende de la urbanidad, civismo y capacidad de cooperación de los convecinos, los cuales varían según barrio, ciudad, clase social, edad, y país. En una ciudad como Madrid,  y bajo la crisis económica actual que asfixia a la población, la educación que reciben los adolescentes, etc., dudo que con demasiada frecuencia la deseada convivencia y solidaridad comunal, sean tales, por lo que entender las azoteas como espacios de convivencia abiertos acarrearía más conflictos que soluciones.  ¡Deben reeducarnos por nuestro propio bien! ¿Y si un adolescente, por ejemplo, se sube con sus amigos a este espacio para beber y bailar hasta altas horas de la noche, dañando de paso los jardines e impidiendo el descanso de los vecinos de los pisos superiores?. Se trata de uno de los numerosos ejemplos que me vienen a la cabeza.

En otras palabras cualquier implementación de planes que afecten en una gran ciudad deben tener en cuenta los factores sociológicos, como veremos en otros post. Y francamente dudo, hoy por hoy que en el mundo latino, los ciudadanos seamos lo suficientemente cívicos como para soslayarnos de la ecuación que se traduciría en el éxito de la empresa. Resumiendo, entiendo que estas actividades, son mucho más viables y fáciles de implementar que otras de las que hemos hablado en los post precedentes, pero para fastidiar apareceel factor humano

Azoteas frescas

Las cubiertas blancas son mejoras de bajo coste en las estructuras existentes; a través de su capacidad de enfriamiento, pueden reducir el consumo de energía de los edificios durante los meses de calor. Las cubiertas planas, a menudo se recubren con materiales oscuros que absorben la energía solar y, por tanto, favorecen la adición de calor no deseado al edificio. Al pintar las cubiertas de blanco reflectante o extender sobre ellas materiales como la grava, se puede reducir significativamente la captación solar. Las cubiertas blancas reflejan el 90% de la luz solar, lo que supone una reducción en el consumo energético de refrigeración de los edificios, y paralelamente una contribución en la disminución del efecto “isla” de calor urbano.

Proyecto “White Roof”

“White Roof Project” es una organización sin ánimo de lucro que ha puesto en marcha una iniciativa para la aplicación de recubrimientos reflectantes sobre las azoteas de aquellos edificios de la ciudad con cubiertas oscuras. La acción tiene por objeto reducir el sobrecalentamiento de estos edificios, ya que permite disminuir la absorción de calor de las cubiertas oscuras (las blancas pueden reflejar hasta el 90% de la luz del sol, en comparación con el 20% en las cubiertas oscuras) y de este modo reducir el uso de electricidad para la refrigeración de edificios hasta un 40%. Se anima a las comunidades locales a participar activamente en los cambios simples. Con la ayuda de voluntarios, se han pintado más de 100 cubiertas en los últimos cinco años. Los proyectos incluyen la pintura de un albergue para personas sin hogar de Nueva York, y 20 cubiertas de propiedad cooperativa, llamado el “Model Block” en un barrio histórico en el Lower East Side,

Cubierta Blanca del Centro Earth Rangers

El Centro Earth Rangers de Tecnología Sostenible es internacionalmente reconocido por sus prácticas sostenibles, incluyendo su enfoque de conservación energética y energías renovables. De acuerdo con el Centro, el edificio consume un 90% menos de energía que otros edificios similares. Parte de su estrategia de sostenibilidad incluye un área de cubierta blanca de 16.000 ft2 (1.500m2 aprox). La membrana polylefin termoplástica aplicada también refleja la luz solar en los tragaluces del edificio, reduciendo así la necesidad de iluminación artificial. Asimismo, las cubiertas blancas pueden reducir las temperaturas de los alrededores, minimizando las islas de calor locales.

Reflexiones de este bloguero:

Las azoteas frescas, son, en mi opinión la iniciativa más fácil y económica de llevar a cabo siendo además complementaria con otras como hemos ido viendo. En la Península Ibérica, los pueblos de color blanco dominan los paisajes rurales del sur, mientras que hacia el norte las edificaciones suelen ser mucho más oscuras. Empero tal hecho viene además acompañado de un tipo de urbanización rural de origen árabe/judío, que por desgracia no fue aplicado en su día a las grandes ciudades, y estas no van a ser demolidas para levantar sobre sus cenizas a otras mejores ¿verdad?.

Siento cierta frustración por pronunciarme así, pero “el factor humano” resulta en este caso más inquietante que la idea en sí y los factores técnicos. Tan solo cabe recriminar cariñosamente a los redactores del documento sobre estos ítems de la iniciativa Madrid+Natural, que añadan ejemplos que, por su singularidad, no son aplicables al conjunto de la urbe, sino en el mejor de los casos a acciones tan puntuales, como para no tenerlas en cuenta. Y cuidado con el factor sociológico/humano, insisto una vez más.

Continuará…….

Juan José Ibáñez

Relación de post previos

Ciudades Verdes y Jardines Urbanos: Carta Abierta a Manuela Carmena

Ciudades Verdes: Fachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos

Ciudades Verdes: Tejados y cubiertas verdes y/o sostenibles

Etiquetas: , , , , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Un problema para las plantas que crecen en el medio urbano es el polvo, que materialmente enpanisa sus hojas y brotes tiernos, lo cual facilita la colonización por pulgones o áfidos, en cuyas excretas se desarrollan fumaginas que además de dar un mal aspecto afectan la salud de dichas plantas. Además estan sus vaqueras las hormigas, que se encargan de defender a las plantas y agreden a cualquier ser que llegue a tocarlas. Una alternativa temporal es aplicar jabón liquido diluido y después materialmente enjuagar la planta con abunadante agua.

[...] Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles [...]

[...] Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles [...]

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*