Cuando Thatcher encontró a Gorbi. Los documentos de las conversaciones Thatcher-Gorbachov, disponibles en la red

Mucho se ha escrito sobre la ex primer ministro británica Margaret Thatcher, fallecida el pasado 8 de abril. Las valoraciones sobre la Dama de Hierro cubren todas las variantes posibles entre el anatema y el panegírico, y no vamos a repetirlas aquí. Sí destacamos la iniciativa del National Security Archive de la Universidad George Washington, que ha aportado su grano de arena a la comprensión del papel de Thatcher en las relaciones internacionales del siglo XX publicando por primera vez online una serie de documentos sobre las conversaciones entre la première británica y el líder soviético Mijaíl Gorbachov entre 1987 y 1989.

Fuente: http://cedarlounge.wordpress.com

“Margaret Thatcher”, nos informan Svetlana Savranskaya,  directora de programas sobre Rusia para el National Security Archive, y Tom Blanton, director de esta institución, “estableció una sorprendente relación de admiración mutua con el líder soviético Mijail Gorbachov en los años 1980s – incluyendo un acuerdo entre bambalinas contra la reunificación de Alemania, así como un profundo desacuerdo acerca de la abolición de las armas nucleares- según los registros soviéticos de los encuentros clave entre ambos líderes, publicados hoy [por el 12 de abril de 2013] online por primera vez por el National Security Archive de la Universidad George Washington (www.nsarchive.org)”.

 Las informaciones más fiables sobre los encuentros de Gorbachov con líderes extranjeros, indican ambos especialistas, proceden  generalmente de dos fuentes. “Dado que los archivos de Moscú han desclasificado solo una pequeña parte de los memoranda oficiales de conversaciones elaborados por el Ministerio de Asuntos Exteriores soviético, la fuente disponible más importante es la Fundación Gorbachov”. Los documentos relativos a los encuentros Thatcher-Gorbachov que publica el National Security Archive “proceden de los registros acerca de tales encuentros conservados en esa Fundación y transcritos por su personal en los años 1990s. Los registros consisten en notas manuscritas tomadas por Chernyaev y otras ayudas, incluyendo el intérprete de confianza de Gorbachov, Pavel Palashenko. En los últimos años la Fundación ha publicado varios volúmenes de fragmentos y extractos de los registros transcritos. Durante los años 1990s de todos modos, y en algunos casos después, los investigadores han podido acceder a las transcripciones completas por medio de los ordenadores de la Fundación.

 Chernayev donó sus copias de muchos de estos textos al National Security Archive, como parte de su contribución a una serie de conferencias sobre el fin de la Guerra Fría celebradas en 1998 y 1999. También donó a continuación a esta institución su diario personal, que cubre sus años como funcionario de alto nivel en el Comité Central Soviético entre 1972 y 1985, y como el principal ayudante de Gorbachov desde 1985 hasta 1991”. Svetlana Savranskaya y Tom Blanton destacan justamente “el compromiso de Anatoli Sergeyevich [Chernyaev] con la apertura y la conservación de los registros documentales”, sin los que “nuestra historia mutua sería incomparablemente más pobre”.

Gorbachov y Chernyaev. © The National Security Archive

Cabe destacar que en fecha ya tan lejana como mayo de 2006 el propio National Security Archive publicó online la primera entrega del Diario de Chernyaev, a la que siguieron otras en años sucesivos.

En cuanto al contexto de los documentos publicados ahora en la red, Savranskaya y Blanton lo delinean con claridad en unos pocos párrafos:

“Thatcher conoció a Gorbachov en 1984 en Londres, antes de que él llegara al poder en la Unión Soviética, y según frase célebre le calificó de ‘un hombre con el que podemos hacer negocios’ [‘a man we can do business with’]. Para el año 1987, cuando Thatcher visitó la Unión Soviética por primera vez, los documentos muestran a ambas figuras mundiales enzarzadas en vivos debates, coincidiendo frecuentemente en sus puntos de vista, y aprendiendo uno de otro. En 1989 el registro documental muestra a Thatcher tratando de conseguir que Gorbachov detuviera la unificación de Alemania, apoyando su enfoque sobre la transformación gradual (opuesta a un cambio radical) del comunismo en la Europa del Este, simpatizando con sus dificultades con las reformas económicas, y discrepando solo –pero profundamente- sobre el papel de las armas nucleares.

Aquí los documentos iluminan la complejidad de la relación triangular de Thatcher con su homólogo americano, Ronald Reagan, y con su interlocutor soviético, Mijail Gorbachov. Los dos últimos eran abolicionistas nucleares que estuvieron a punto de alcanzar un acuerdo en la cumbre de Reikiavik en 1986 para un mundo libre de armas atómicas – en contra de las vociferantes objeciones de Thatcher. La líder británica pensaba que las armas nucleares había preservado la paz durante los cuarenta años anteriores, y que eran esenciales para mantener la disuasión y la seguridad. Al igual que Gorbachov, pensaba que la noción de Reagan de defensa antimisiles era, como poco, sospechosa y, en el peor de los casos, desestabilizadora.  Al igual que Reagan (y al contrario que Gorbachov el desmilitarizador), Thatcher nunca conoció una propuesta de aumento del gasto militar que no le gustara.

La estrecha relación Thatcher-Reagan apenas es una novedad, dado que ambos eran líderes políticamente conservadores de países unidos por una alianza histórica. Más sorprendente es el terreno común que Thatcher encontró con el líder comunista –su contrario ideológico, incluso cuando Gorbachov se hizo socialdemócrata al final de su etapa en el poder. Partiendo de sus primeras justas verbales en materia de ideas, fueron capaces de superar la brecha ideológica y de desarrollar una admiración de confianza, respeto y admiración mutua que se acrecentó con cada una de las animadas discusiones que tuvieron. Los documentos muestran la notable influencia de Thatcher en el pensamiento de Gorbachov en lo relativo a la reforma económica, las armas convencionales en Europa, y los conflictos locales, entre muchos otros temas.

Hoy [por el 12 de abril de 2013], el National Security Archive publica registros soviéticos de varias conversaciones entre Gorbachov y Thatcher de los años 1987 y 1989, junto con discusiones en el Politburó acerca de sus encuentros, y extractos del diario de Anatoli Chernyaev quien, como asesor senior de Gorbachov en política exterior, estuvo presente en todas las citas. Según Chernyaev y según los propios recuerdos de Gorbachov, Thatcher se convirtió en uno de sus pares más cercanos entre los líderes occidentales, con quien Gorbachov “podía hablar de cualquier cosa” y de quien aprendió mucho. Los documentos muestran que cada encuentro que mantuvieron estuvo lleno de debates sobre los aspectos internos de la perestroika, los intentos de la propia Thatcher por transformar el Reino Unido, los vicios y virtudes del socialismo y el capitalismo, y las cuestiones más acuciantes de las relaciones internacionales. La mayor parte del tiempo discutían y disfrutaron de sus discrepancias, pero después encontraban algún terreno común y eran capaces de estar de acuerdo en una serie sorprendentemente amplia de materias, como la resolución de conflictos locales, la reforma de la economía soviética, e incluso el tratamiento de la cuestión, intensamente controvertida, de la unificación de Alemania.

Estas conversaciones también desempeñaron un papel muy positivo a la hora de que Gorbachov comprendiera las percepciones occidentales sobre la amenaza que emanaba de la Unión Soviética – lo que reforzó su objetivo de reducir esa sensación de amenaza en ambos lados en la Guerra Fría. Pero al mismo tiempo, se podría argumentar que las posiciones de fuerza adoptadas por la primera ministra británica en materia de armas nucleares contribuyeron indirectamente a desaprovechar una gran oportunidad – que Gorbachov y Reagan nunca pudieran ver cumplido su sueño de un mundo libre de armas nucleares, o siquiera realizar grandes avances en el deseo acariciado por Gorbachov de dar marcha atrás a la carrera de armamentos”. 

Fuente: The Spectator
http://www.spectator.co.uk/features/8891611/the-iron-lady-and-the-iron-curtain/

Fuente: Svetlana Savranskaya y Tom Blanton (ed.), The Thatcher-Gorbachev Conversations (National Security Archive Electronic Briefing Book nº 422), 12 de abril de 2013.

http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB422/

© The National Security Archive

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*