Holoceno: Erosión y Actividad Antrópica (A vueltas con el Supuesto Antropoceno)

holoceno-eosion-y-antropoceno

Holoceno, Erosión y Antropoceno y Erosión Fuente: Imágenes Google

La noticia sobre la que versa el post de hoy atesora su interés, si bien cabrían matizar las conclusiones a las que llegan sus los autores. Según el estudio, se han detectado claros síntomas de que (i) la erosión del suelo a escala mundial ha aumentado ostensiblemente desde hace 10.000 años, es decir desde los albores del Holoceno y (ii) tal perdida de suelo se aceleró dramáticamente durante los últimos 3.000-4000 años, debido a la deforestación y enormes cambios de los usos del suelo alrededor de todo el mundo. Por ejemplo, uno de los autores del artículo científico, manifestó al entrevistarle: “Mucho antes de las influencias más recientes y abruptas de las emisiones de gases de efecto invernadero, las actividades humanas deben haber influido en el medio ambiente mundial hace ya 4.000 años“. ¡Como mínimo diría yo!. La investigación llevada a cabo analiza la cronoestratigrafía de lagos, ya que a ellos van a parar los sedimentos erosionados de las laderas. También datos y fechas se antojan coherentes por lo que conocemos de nuestra historia hasta la fecha. Nada que objetar. No obstante habría que matizar algunas cuestiones que vertidas en la nota de prensa. Tan solo reseño cinco: (i) los sedimentos lacustres, como los suelos, sufren procesos de bioturbación que pueden llegar a enmascarar o alterar ciertas rasgos relevantes por alterarse la cronosecuencia estratigráfica; (ii) los sedimentos sufren una decantación granulométrica desde los bordes de las lagunas hacía sus centros, no siendo pues homogénea en toda la extensión de la masa de agua; (iii) Los lagos y lagunas se encuentran fundamentalmente en paisajes montañosos y/o fuertemente ondulados, no siendo “exactamente” representativos del impacto del hombre sobre la edafosfera global; (iv) cambios climáticos menores, como también los propios usos del suelo por la acción del hombre alteran las fronteras de estos cuerpos de agua con el tiempo, por lo que la instantánea que ofrecen hoy no tiene porqué ser representativa de morfologías previas, cuando no han sido borradas totalmente al colmatarse de materiales; (v) en la nota de prensa no se menta nada en absoluto de restos orgánicos como carbones, indicativos del uso del territorio incluido el fuego e incendios forestales en las laderas. Del mismo modo, en los espacios geográficos planos este tipo de proceso erosivo, es mucho menos representativo, pudiendo ser la erosión eólica la más relevante.  En otras palabras, la detección de la erosión en sedimentos lacustres es un aceptable indicador del impacto del hombre sobre la cobertura de suelos, pero no el único. Es decir nos da una imagen, que debiera ser completada por otro tipo de estudios.

El aumento de tal erosión, es lógica desde el origen de la agricultura, tanto por su  impacto directo, como por permitir un crecimiento demográfico casi explosivo respecto a los poblamientos de cazadores/recolectores. Cabría recapacitar acerca de si el Neolítico surgió tan sincrónicamente en todos los continentes como sugieren las fechas “citadas en la nota de prensa”.

Y como corolario de todo ello, volemos una vez más al tema del Antropoceno (ver relación de post previos abajo). Una de dos, o hacemos equivaler el Antropoceno con el Neolítico o cambiamos a este último la denominación por el primero, soslayando la plausible posibilidad de fijar su límite en el propio Holoceno, según otras evidencias científicas.  Personalmente, defiendo borrar del mapa “formal” el  concepto del Antropoceno o usarlo simplemente de forma coloquial. Cuando los científicos nos ponemos a rizar el rizo, la sociedad termina confundida, perdiéndose de paso financiación y energía que debería dirigirse hacia fines más útiles, ya sea de ciencia básica y/o aplicada. Antropoceno = capricho de moda y oportunidad mediática, sin una base científica clara.  En el siglo XIX, no cabe duda, la transformeción de la biosfera se recrudeció brutalmente, empero la faz de la Tiarra ya había cambiado miles de años antes.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

Post Previos sobre el Antropoceno y los suelos

El Antropoceno: ¿Un Nuevo Periodo Geológico? (15 de agosto de 2007)

El Antropoceno y la Sexta Extinción (6 de mayo de 2010)

Neocatastrofismo Ecológico y Evidencias Científicas (Las Grandes Extinciones de la Megafauna Durante el Paleolítico) (2 de septiembre de 2015)

El Hombre Paleolítico y la Transformación de la Biosfera y Edafosfera (24 de febrero de 2016)

Mamuts, Cultura Clovis, Estepas y su Impacto sobre los Suelos (4 de noviembre de 2015)

La Gran Extinción de la Megafauna Terrestre: Australia (8 de Octubre de 2015)

Extinción de la Megafauna de Australia y sus Repercusiones Clima, Suelos y Ecosistemas (2 de octubre de 2015)

Mamuts, Cultura Clovis, Estepas y su Impacto sobre los Suelos (4 de noviembre de 2015)

Antropoceno y Analfabetismo (Época geológica afortunadamente cuestionada)

 Deforestation, human activities accelerated soil erosion 4 000 years ago

by Brooks Hays; Washington (UPI) Oct 29, 2019
New research suggests human activities resulted in accelerated soil erosion some 4,000 years ago.

At millennial time scales, rock weathering and soil erosion is dictated by the movement of the planet’s tectonic plates and changing climate patterns. But across shorter time scales, the local impacts of human activities on erosion can be measured.

La deforestación, las actividades humanas aceleraron la erosión del suelo hace 4.000 años

por Brooks Hays; Washington (UPI) 29 de octubre de 2019

Una nueva investigación sugiere que las actividades humanas provocaron una erosión acelerada del suelo hace unos 4.000 años.

A escalas de tiempo milenarias, la meteorización de las rocas y la erosión del suelo están dictadas por el movimiento de las placas tectónicas del planeta y los patrones climáticos cambiantes. Pero a través de escalas de tiempo más cortas, se pueden medir los impactos locales de las actividades humanas sobre la erosión.

For the new study, scientists wanted to determine whether human-influenced erosion can be measured at global scales. To find out, they analyzed the layers of sediment cores collected from 632 lakes from all over the globe.

“Lake sediments are considered natural archives of erosion activities,” Jean-Philippe Jenny, scientist at the Max Planck Institute for Biogeochemistry in Germany, said in a news release. “All fluxes and processes removing soil, rock and dissolved materials result in chronological sediment layers that are accumulated and preserved at the bottom of lakes.”

Using radiocarbon dating techniques, scientists were able to date the different layers of lake sediment and measure changes in the rate of sediment accumulation.

“This is the first time that by compiling data from so many lakes we see a general trend that shows an increasing sediment accumulation during the Holocene, or the last 10,000 years,” said Pierre Francus, professor at the National Institute of Scientific Research in France.

By analyzing the pollen fossils trapped in ancient lake sediments, scientists were able to link accelerating erosion rates during the Holocene to land cover changes — specifically, deforestation.

“We were excited to find that increased sediment accumulation 4,000 years ago coincided with a reduction of arboreal pollen derived from trees,” Jenny said. “The tree pollen decrease reflects land-cover changes, in particular land clearances, e.g., for agriculture and settlement, that in turn are likely to lead to soil degradation and erosion.”

Sophisticated statistical analysis confirmed the loss of trees was the primary driver of increased sedimentation in lake beds around the globe — evidence that human activities were already increasing erosion rates some 4,000 years ago.

Para el nuevo estudio, los científicos querían determinar si la erosión influenciada por los humanos se puede medir a escalas globales. Para averiguarlo, analizaron las capas de núcleos de sedimentos recolectados de 632 lagos de todo el mundo.

Los sedimentos lacustres se consideran archivos naturales de las actividades de erosión“, dijo Jean-Philippe Jenny, científico del Instituto Max Planck de Biogeoquímica en Alemania, en un comunicado de prensa. “Todos los flujos y procesos que eliminan el suelo, las rocas y los materiales disueltos resultan en capas cronológicas de sedimentos que se acumulan y preservan en el fondo de los lagos“.

Utilizando técnicas de datación por radiocarbono, los científicos pudieron fechar las diferentes capas de sedimento de los lagos y medir los cambios en la tasa de acumulación de sedimentos.

“Esta es la primera vez que al recopilar datos de tantos lagos vemos una tendencia general que muestra una creciente acumulación de sedimentos durante el Holoceno, o los últimos 10,000 años“, dijo Pierre Francus, profesor del Instituto Nacional de Investigación Científica en Francia.

Al analizar los fósiles de polen atrapados en los antiguos sedimentos de los lagos, los científicos pudieron vincular las tasas de erosión aceleradas durante el Holoceno con los cambios en la cubierta terrestre, específicamente la deforestación.

“Nos entusiasmó descubrir que el aumento de la acumulación de sedimentos hace 4.000 años coincidió con una reducción del polen arbóreo derivado de los árboles“, dijo Jenny. “La disminución del polen de los árboles refleja los cambios en la cobertura del suelo, en particular la tala de la masa forestal, por ejemplo, para la agricultura y los asentamientos, que a su vez pueden conducir a la degradación y erosión del suelo“.

Un análisis estadístico sofisticado confirmó que la pérdida de árboles fue el principal impulsor del aumento de la sedimentación en los lechos de los lagos de todo el mundo, evidencia de que las actividades humanas ya estaban aumentando las tasas de erosión hace unos 4.000 años.

When researchers looked at the differences between regional erosion rates, they found patterns corresponding with socioeconomic developments. Soil erosion rates began accelerating in Europe, for example, earlier than in North America. Soil erosion in North America only started to increase after European colonizers had brought new agricultural practices to the continent.

Researchers also found evidence of local sedimentation reductions at times and places linked with the construction of dams by the Roman and Chinese empires.

“Well before the more recent and abrupt influences by greenhouse gas emissions, human activities must have influenced the global environment already 4,000 years ago,” Jenny said.

Moving forward, the study’s authors expect their findings — published this week in the journal PNAS — to be used by scientists making predictions about Earth’s carbon cycle.

Cuando los investigadores observaron las diferencias entre las tasas de erosión regional, encontraron patrones correspondientes con los desarrollos socioeconómicos. Las tasas de erosión del suelo comenzaron a acelerarse en Europa, por ejemplo, antes que en América del Norte. La erosión del suelo en América del Norte solo comenzó a aumentar después de que los colonizadores europeos habían traído nuevas prácticas agrícolas al continente. Los investigadores también encontraron evidencia de reducciones locales de sedimentación en momentos y lugares vinculados con la construcción de presas por los imperios romano y chino.

Mucho antes de las influencias más recientes y abruptas de las emisiones de gases de efecto invernadero, las actividades humanas deben haber influido en el medio ambiente mundial hace ya 4.000 años“, dijo Jenny.
En el futuro, los autores del estudio esperan que sus hallazgos, publicados esta semana en la revista PNAS, sean utilizados por científicos que hagan predicciones sobre el ciclo del carbono de la Tierra
.

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..