cop26-glasgow-2021

Fuente: Colaje Imágenes Google.

Este post se redactó previamente al fallecimiento del Premio Nobel de la Paz sudafricano, Desmond Tutu, que será enterrado el 1 de enero en Ciudad del Cabo. Descanse en Paz este gran hombre. Ojalá hubiera muchos como él.

La actualidad manda tanto como cansa, y a mí personalmente me hastía. Nada ha mejorado en lo que concierne al cambio climático y la sustentabilidad desde que hace ya 17 años comenzamos la andadura de esta bitácora. ¿Quién publicita las fake news?. Comienzo a pensar que casi todos, desde las redes sociales hasta los que dirigen los destinos de nuestra civilización. La pandemia de COVID-19 ha sido razonablemente relacionada con el cambio Global. La globalización sin cortapisas de bienes y personas también lo es ineludiblemente de especies invasoras o exóticas y este maldito virus también cae en tal categoría. En los momentos de escribir esta nota tras las Reuniones del G-20 y COP-26 los mandatarios de este desmantelado mundo se han propuesto firmemente y por enésima vez afrontar el reto del calentamiento de la atmósfera, la degradación ambiental la pandemia-etc. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) fue adoptada en Nueva York el 9 de mayo de 1992 y entró en vigor el 21 de marzo de 1994. Hablamos ahora de “La cumbre del clima 2021”.

Casi un cuarto de siglo después todo ha empeorado a pesar de las tan reiteradas promesas y abrazos fotográficos de aquellos que gobiernan el mundo. Ya nos pronunciamos antes de la Cumbre de París en nuestro post COP 25 ¿Qué cabe esperar?. ¡Nada!, ¡Nada de Nada!. ¿Lo ven?. Nada de Nada o “peor imposible”.

Empero tras tanta precariedad ciudadana generada por las crisis económicas y el COVID, se pone de manifiesto, por enésima vez, la ineptitud ¿o quizás perversidad? de los poderosos y la indefensión e ingenuidad casi punible de la mayoría de todos nosotros. En marzo de este año, editamos otro post que llevaba por encabezamiento “El Gran Reseteo: ¿Hacia una Sociedad Sustentable?: Foro Davos, Foro Económico Mundial y el Cuento de Caperucita Roja”. En este último ya avisamos que tanta clarividencia acerca del descarrilamiento de nuestra civilización, desde las bocazas de aquellos que nos han conducido hasta aquí, olía muy mal. ¡Lobos con piel de cordero!. Por eso parece que se llegará a un tan pobre como mínimo acuerdo sobre las emisiones de metano. También fomentar la agricultura ecológica, y algún ítem más. Pero ni por esas, ya que seguirá sufriendo el hedor de la descomposición de la civilización actual que aumentará in crescendo  hasta que nos caigamos por el precipicio.  Y Todo en aras del cacareado progreso (tecnológico claro está).

Progreso y democracia son dos conceptos demasiado ambiguos que, en este mundo destinado  a ser guiado por la tecnociencia, adquieren matices hediondos. Si la democracia se entiende como el gobierno del pueblo, casi todas las ideologías “democráticas” y no “democráticas” dicen hacerlo, cuando en realidad lo oprimen, unas y otras, en mayor o menor medida. ¿Y qué decir del concepto de progreso? Habría que clarificar que entendemos por tal. Nadie duda del que el progreso tecnológico alcanzado, empero ¿ha traído más bienestar y felicidad a los ciudadanos?. Este mundo tecnológico ha sido, directa o indirectamente causante de los grandes males que aquejan al planeta. En lo que respecta al nivel social y bienestar real de los ciudadanos, el tema sigue siendo materia de gustos. ¿Han progresado los valores ético-humanos que rigen nuestra sociedad?. Desplaza la solidaridad a la competitividad y el emprendimiento? ¿Vivimos en un mundo algo más feliz?. Para unos pocos posiblemente así sea, empero para la mayoría no.

Resulta paradójico que discutamos inactivamente mil temas que aquejan a nuestro planeta y sociedad, bajo la batuta y consejos de los mismos poderes fácticos que nos han conducido a tal situación. Recodar la fábula del escorpión y la rana. La mayor parte de las religiones monoteístas que conozco dicen guiarnos hacia la solidaridad y la harmonía. Empero el capitalismo neo-ultraliberal que padecemos tan solo alienta la competitividad y el emprendimiento tecnológico ¡caiga quien caiga. El bien estar humano, es obvio, podría mejorar mediante avances tecnológicos. Sin embargo, cuando los últimos se utilizan especialmente con “ánimo de lucro” resulta trivial, que no. Necesitamos unos valores éticos que guían tanto o más a los dirigentes que a los ciudadanos corrientes aunque de ningún modo nosotros nos encontramos libres de pecado. En un mundo global segmentado por conflictos y guerras geoestratégicas, religiosas o dictadas por mezquinos intereses  todo buen deseo o deviene en falacia o como mínimo no pasa de ser una posverdad.  En este contexto La cumbre del clima 2021 es una genuina posverdad, en el mejor de los casos.

Dado que es un blog dirigido esencialmente hacia el mundo hispano parlamente.  Solemos utilizar ejemplos de culturas aborígenes latinoamericanas en muchos casos. Hoy haremos una excepción. Como dijo hace un par de días Greta Thunberg: “No necesitamos más promesas vacías”. Por estos días se cumplen los 30 años de ‘American Psycho’, el libro que retrató el capitalismo y el mundo donde viviríamos y que escandalizó a muchos no hace tanto tiempo.

Son los valores éticos los que rigen los modos de vida y destinos de una sociedad, y que a la postre conducirán las direcciones que deben seguir la ciencia y la tecnología. Hemos btenido de ellos lo que interesaba a unos pocos, no al conjunto de la humanidad. Sabéis el contenido de la Teología Ubuntu?, Gracias a ella Sudáfrica pudo salir de un régimen esclavista cruel sin apenas derramar sangre reducido actualmente a una minoría de Afrikáners . Tal espiritualidad, de residir en la sociedad moderna, habría dado lugar a otro modelo de sociedad más equitativo, en donde la solidaridad reemplazara los valores/horrores de la sociedad neo-ultraliberal que suprimimos. Abajo os dejo material para que lo entendáis.   Adelantemos tan solo que: “La filosofía de Ubuntu es muy clara. La creación de la riqueza común enriquece a cada uno y cuando cada uno se enriquece, cada uno es feliz y la paz reina

La Responsabilidad/irresponsabilidad ciudadana

Tan solo expondré un ejemplo de un hecho/evento en el que intervine allá a primeros de siglo, para que meditéis acerca de ese falso interés por el medio ambiente y el clima que a la postre no deja de ser más que pura mezquindad. Los que voy a narrar es parte de dos iniciativas a  las que me invitó la Comunidad Autónoma de Madrid en 2004. Tras ellos se me insistió en que creara un blog sobre cambio climático, aunque yo decidí abordar esencialmente el tema que da título al blog. Aquí tenéis dos referencias a partir las cuales se inicia la breve historia que os cuento abajo.  No os fijéis en los enlaces ya que han cambiado y hasta yo me pierdo para encontrarlos.

Pues bien, durante bien durante el primer evento cinco ¿expertos? Debíamos explicar y responder las preguntas de varios colectivos con  diferentes procedentes grados de formación (colegios, universidades, etc.) que significaba el cambio climático y el susodicho protocolo. Todo fue perfectamente en lo que concernía a las primeras preguntas. Empero cuando yo personalmente espeté que para llegar a buen puerto y conseguir lo que ahora denominan descarbonización, los ciudadanos deberíamos hacer también bastantes sacrificios además de implicación, empezó la polémica y que termino siendo muy agria con algunos, y especialmente algún colectivo de adolescentes.

Una de las jóvenes colegiales (aunque bien podía haber sido un varón, ya que la estupidez y el egoísmo no son materia de género) espetó que estaba de acuerdo en todo, excepto en perder “su calidad de vida”. Estamos en un país que se encuentra del lado de los que en general disfrutan del denominado “estado del bienestar”. En consecuencia yo le respondí, que como adolescente no debía de hablar de “su calidad de vida”, sino de la que le ofrecían sus padres. Ella no era más que una privilegiada que no había aportado “aun nada de nada a la sociedad”. Y tras otras variadas consideraciones, la indiqué que con actitudes como la suya, estábamos perdidos. La criatura histérica, montó un alboroto tremendo. Eso si, la participación en el foro, que se encontraba decayendo, comenzó a dispararse de nuevo. ¿Cómo es posible que los ciudadanos defiendan la neutralidad de carbono alcance sus fines sin que todos pongamos nuestro granito de arena?.  Todo el mundo quiere lo mejor, pero sin molestarse o ceder lo más mínimo. Criatura ¡así no!. Sin embargo no se trata un mal de adolescentes (la adolescencia es una enfermedad que tan solo se cura con el tiempo) sino de la sociedad en general. Casi nadie quiere perder algo de sus bienes materiales en aras de un bien mayor. Casi nadie quiere darse cuenta que nuestro desenfrenado consumo es una de las mayores amenazas ante el gravísimo problema que nos afecta a todos. Imagínense que un día, un gobierno decide prohibir cambiar de teléfonos móviles más de una vez cada tres años  con vistas a paliar de paso la obsolescencia programada a la par que reducir así (entre otro ítems) el excesivo consumo de energía y que además el uso de estos dispositivos no sobrepasara las dos horas diarias por persona. Con toda seguridad, tras una revuelta popular, el gobierno sería derrocado. ¡Hasta ahí podíamos llegar!. Creo que es suficiente: ¡A buen entendedor pocas palabras bastan!. Leamos pues algo sobre la filosofía Ubuntu con vistas a constatar que nuestro problema material se inicia como resultado de la carencia de valores éticos dignos de llevar tal nombre.

PD. Cuando he buscado el internet el vocablo descarbonización para enlazarlo, he observado que casi todas las primeras páginas Webs que lo explican proceden de las Multinacionales energéticas que han obtenido pingues beneficios con los combustibles fósiles y ahora esperan obtener los mismos con las renovables. Multinacionales sin escrúpulos que ponen el ojo en donde cualquier iniciativa que pueda aportarles beneficios ya que se trata de dejar de suministrar carbón petróleo y enriquecerse plagando el país de los denominados huertos solares, pero siempre bajo su dictadura con el beneplácito de los gobiernos. 

Ibáñez, J. J. 2004. Consideraciones Acerca del Protocolo de Kyoto. Panel de Ciudadanos sobre el Protocolo de Kioto (La Opinión de los Expertos), que se celebró en el Marco de la Feria de la Ciencia de Madrid Página Web: http://www.madrimasd.org/cienciaysociedad/Kioto/documentacion/pdfs/Presentacion_JuanJoseIbanez.pdf

Ibáñez, J. J. 2004. Ponencia sobre Cambio Climático. IV Semana de la Ciencia. Programa de Cultura Científica. Ponente para el Panel de Ciudadanos. Protocolo de Kioto (12 de noviembre de 2004 a Abril de 2005, respondiendo a los ciudadanos de Madrid en Internet. CAM. 

Juan José Ibáñez

La Tecnociencia Como Sistema Complejo o No lineal: ¿Qué Significa?

Tecnociencia Definiciones y Objetivos

COP 25 ¿Qué cabe esperar?. ¡Nada!, ¡Nada de Nada!

El Gran Reseteo: ¿Hacia una Sociedad Sustentable?: Foro Davos, Foro Económico Mundial y el Cuento de Caperucita Roja

Cambio De Paradigma o el Decrecimiento Económico frente al Crecimiento. Esperanza para la Humanidad y el Planeta

¿Holocausto ambiental o Guerra mundial?

La cumbre del clima 2021 (Fuente Madri+d)

Esta semana ha arrancado la 26º edición de la COP, la reunión donde se decide el futuro del planeta

La primera cumbre del clima post-pandémica ya está en marcha en la ciudad de Glasgow, en Reino Unido. Durante los próximos días, las máximas autoridades políticas y ambientales del mundo intentarán negociar acuerdos que permitan cumplir el Acuerdo de París. Los compromisos existentes hasta ahora son insuficientes y existen todavía muchos flecos que cerrar sobre cómo llevar a cabo la reducción de emisiones de carbono.

Uno de los puntos clave en la negociación será el Artículo 6, que debe regular el futuro mercado de emisiones. Ese mercado permitirá que empresas y países compren y vendan el derecho a emitir determinadas cantidades de gases de efecto invernadero. Es uno de los puntos más polémicos del Acuerdo de París.

Podéis leer más sobre la cumbre en español en El PaísEuronews, y The New York Times, entre muchos otros medios.

Teología Ubuntu

La teología Ubuntu es según Wikipeda

La percepción cristiana del obispo anglicano sudafricano Desmond Tutu de la filosofía africana Ubuntu, que reconoce la humanidad de una persona a través de su relación con otras personas. Partiendo de su fe cristiana, Tutu teologiza Ubuntu mediante un modelo de perdón en el que la dignidad y la identidad humanas se extraen de la imagen de Dios como trino (Santísima Trinidad) . Los seres humanos están llamados a ser personas porque son creados a imagen de Dios . 1

La idea de Ubuntu siempre ha existido en las culturas orales del sur de África, pero parece haber tres desarrollos significativos en su aplicación que lo han llevado al mundo en general. El primer desarrollo se remonta a la aparición del concepto impreso alrededor de 1846, cuando……..

Ubuntu: una cultura africana de solidaridad humana – UMOYA

 La filosofía de Ubuntu proviene de la comprensión de que la vida de cada uno está profundamente ligada a la del otro y de la ELECCIÓN de utilizar el PODER personal para comprometerse con el bien común, por oposición a la creación del bien individual aislado. La filosofía de Ubuntu es muy clara. La creación de la riqueza común enriquece a cada uno y cuando cada uno se enriquece, cada uno es feliz y la paz reina. El contraste es igual de cierto cuando se utiliza el poder personal para empobrecer a los demás con el propósito de crear riqueza y poder personales. Hay que reconocer que el abuso de poder proviene de un espíritu humano enfermo, disfuncional y narcisista que crea una imagen inflada de uno mismo y busca apoyar esa imagen. Eso se expresa mediante elecciones comunes, políticas, económicas y científicas, así como en las relaciones entre personas, pueblos y países. El mayor fracaso ético de toda la historia es dar a las empresas el estatus de una persona moral. A través de ellas, la tecnología y las instituciones financieras han amplificado el impacto destructivo que el espíritu humano ejerce sobre el planeta, otras formas de vida y sobre los propios humanos. En un reciente informe de Oakland es sorprendente comprobar como los programas económicos del Banco Mundial se han convertido en una herramienta para el empobrecimiento de África por las mismas personas que van “ayudar” a África por distintos motivos.

En realidad, ni el bienestar económico y social mundial, ni la paz, pueden provenir de la promulgación de más instrumentos internacionales. Son importantes en la medida que proporcionan la guía internacional básica para vivir juntos sobre el planeta. Los deseados resultados de aumento y consolidación del bienestar humano y social sólo pueden emanar de un compromiso personal y colectivo hacia los imperativos éticos de Ubuntu. Dicho de otro modo, el Ubuntu africano podría llevar a cabo una revolución de ternura si las personas del mundo se permitiesen beber de su espíritu. Mientras seguimos haciendo camino, AEFJN (Africa Europe Faith Justice Network) nos invita a todos a la esencia de Ubuntu.

Continúa…………..

Chika Onyejiuwa

Fuente: Africa Europe Faith and Justice Network, AEFJN, UBUNTU: UNE CULTURE AFRICAINE DE SOLIDARITE HUMAINE, publicado el 1 de junio de 2017.

 

Ubuntu: la filosofía de la empatía

¿Cómo son las personas que incorporan esta filosofía?

Aquellas personas que siguen esta filosofía se caracterizan por ser abiertas y estar disponibles para los demás. Igualmente, suelen ser personas seguras de sí mismas, que creen en la cooperación y el compañerismo y no perciben los logros de los demás como una competencia, sino que forman parte de una gran totalidad: “Si todos ganan, tú ganas”.

¿Qué características tienen los equipos que adoptan la filosofía Ubuntu?

Esta práctica también se puede llevar a cabo en el ámbito laboral. Así pues, los trabajadores deben sentirse parte de una totalidad, en la que no se verán amenazados por nadie del grupo. El Ubuntu permitirá que la calidad de trabajo sea más equilibrada y disfrutar de un clima más sano. Así pues, la cooperación por parte de todos los integrantes del proyecto ayudará a alcanzar los objetivos comunes de la organización.

Ubuntu: una palabra puede significar mucho

escrito por Inspiringforaction julio 16, 2017

Un antropólogo propuso un juego a los niños de una tribu africana. Puso una canasta llena de frutas cerca de un árbol y le dijo a los niños que aquel que llegara primero ganaría todas las frutas. Cuando dio la señal para que corrieran, todos los niños se tomaron de las manos y corrieron juntos, después se sentaron juntos a disfrutar del premio. Cuando él les preguntó por qué habían corrido así, si uno solo podía ganar todas las frutas, le respondieron: UBUNTU, ¿cómo uno de nosotros podría estar feliz si todos los demás están tristes?

Ubuntu: el concepto africano que el mundo realmente necesita en este momento

La naturaleza está interconectada

“Lo que cuenta en la vida no es el mero hecho de haber vivido. Es la diferencia que hemos hecho en la vida de los demás lo que determinará el significado de la vida que llevamos “. – Nelson Mandela En una charla TED de 2013 , Boyd Varty, escritor del Sur y conservacionista de la vida silvestre, habló sobre lo que aprendió de Nelson Mandela y de su crecimiento en África. Su familia había creado la Reserva de Caza Londolozi, para proteger a los animales que vivían allí. Estar en contacto con animales durante gran parte de su vida le ha demostrado a Varty lo dependiente que es la vida de otras cosas. Una forma de vida individual no puede sobrevivir por sí sola. Es el ecosistema que les ayuda a sobrevivir. En ecología podemos ver como si una parte del sistema se descompone, esto puede tener efectos negativos en muchas otras partes. Quizás recuerdes la vieja caricatura de Disney de los años 90 “El Rey León”, donde cantaban sobre el círculo de la vida. Esto es sobre lo que cantaban todos esos animales. Para Boyd, crecer cerca de la naturaleza le demostró claramente las interconexiones del mundo:

“Si bien es cierto que África es un lugar duro, también sé que es un lugar cuyas personas, animales y ecosistemas nos enseñan sobre un mundo más interconectado”. Ubuntu no se trata solo de estar interconectado con otros humanos, sino también de que la humanidad sea parte de la naturaleza. Por lo tanto, no solo debe expandir su círculo de interés para incluir a otras personas, sino que abarque a todos los seres vivos y a todo nuestro planeta en su conjunto.

UBUNTU O “HAKUNA MATATA”: NATURALEZA O FALSA ERUDICIÓN

Ubuntu. Sobre la naturaleza de la comunidad humana

La palabra proviene de las lenguas zulú y xhosa. Hay varias traducciones posibles del término al español, las comunes son:

«Humanidad hacia otros»

«Soy porque nosotros somos»

«Una persona se hace humana a través de las otras personas»

«Una persona es persona en razón de las otras personas»

«Todos para uno y uno para todos»

«La creencia es un enlace universal de compartir que conecta a toda la humanidad

También se pueden establecer paralelos y similitudes con diversos conceptos para expresar y fortalecer el vínculo interpersonal o comunitario, en particular los de otros pueblos organizados en sociedades horizontales y no en estados centrales y jerárquicos:

Mborayhu que se traduce del guaraní moderno como «amor» o «amistad», pero que más ampliamente es «la vida de la tribu y su voluntad de vivir, la solidaridad entre iguales «.

el Ayni, principio precolombino de los pueblos andinos (la palabra es quechua) de solidaridad económica y social entre las comunidades.

el Ayni, principio precolombino de los pueblos andinos (la palabra es quechua) de solidaridad económica y social entre las comunidades.

BLOGS: Bienes comunes

El Yo Interdependiente y la filosofía del Ubuntu

Las personas no solo formamos parte de un entramado de relaciones interpersonales y con la naturaleza, sino que nuestras propias identidades se forman a partir de estas relaciones. De ahí el Ubuntu: “Yo soy porque nosotros somos y, dado que nosotros somos, yo soy”.

Ubuntu is Not Only about the Human! An Analysis of the Role of African Philosophy and Ethics in Environment Management

Journal of human Ecology

Danford T. ChibvongodzeSchool of Built Environment and Development Studies, University of KwaZulu-Natal , South Africa

Pages 157-166 | Published online: 24 Oct 2017; Download citation https://doi.org/10.1080/09709274.2016.11906968

Summary

A Marxist discourse on metabolic rift is used to examine the alienation of Africans from their environment and religious connections by capitalism and urbanisation. The paper emphasises the understanding of Ubuntu as an intimate relationship between humans and the natural environment. Indeed, the epitomisation of Ubuntu centres on the consolidation of the human, natural and spiritual tripartite. The paper shows that such a tripartite relationship allows Africans to transpose their Ubuntuness (humanness) and moral obligations not only to their fellow human beings, but also to the surrounding natural environment, including wildlife. Despite the usefulness of Ubuntu in the conservation of natural environments, the paper questions its effectiveness particularly in a capitalist and urbanised society where Africans are continually alienated from the natural environment.

Se utiliza un discurso marxista sobre la ruptura metabólica para examinar la alienación de los africanos de su entorno y las conexiones religiosas por parte del capitalismo y la urbanización. El documento enfatiza la comprensión de Ubuntu como una relación íntima entre los humanos y el entorno natural. De hecho, la personificación de Ubuntu se centra en la consolidación de lo tripartito humano, natural y espiritual. El documento muestra que tal relación tripartita permite a los africanos trasponer su ubuntuness (humanidad) y obligaciones morales no solo con sus semejantes, sino también con el entorno natural circundante, incluida la vida silvestre. A pesar de la utilidad de Ubuntu en la conservación de ambientes naturales, el documento cuestiona su efectividad particularmente en una sociedad capitalista y urbanizada donde los africanos están continuamente alienados del ambiente natural.

The Palgrave Handbook of African Philosophy pp 633-657| Cite as

Ubuntu and the EnvironmentAuthors and affiliations: Edwin Etieyibo; Chapter; First Online: 19 November 2017

Abstract

Some have argued that Ubuntu is anthropocentric and that given this ethic and worldview it is unable to promote the ethics of environmental sustainability. In this chapter, Etieyibo pursues two general lines of thought. Firstly, the chapter argues that there is a sense in which Ubuntu can be taken to espouse a non-anthropocentric ethic and worldview. On this interpretation, the criticism that Ubuntu does not enhance the protection of the environment can be construed as misguided. Secondly, Etieyibo argues that even if one assumes that Ubuntu is an anthropocentric ethic and worldview, the values that flow from it foster a better attitude towards the environment and protect it much more robustly than those that flow from the present dominant “Western” individualistic system of capitalism.

Algunos han argumentado que Ubuntu es antropocéntrico y que, dada esta ética y visión del mundo, es incapaz de promover la ética de la sostenibilidad ambiental. En este capítulo, Etieyibo sigue dos líneas generales de pensamiento. En primer lugar, el capítulo sostiene que hay un sentido en el que Ubuntu puede adoptar una visión del mundo y una ética no antropocéntrica. Según esta interpretación, la crítica de que Ubuntu no mejora la protección del medio ambiente puede interpretarse como equivocada. En segundo lugar, Etieyibo sostiene que incluso si se asume que Ubuntu es una ética y cosmovisión antropocéntrica, los valores que se derivan de ella fomentan una mejor actitud hacia el medio ambiente y lo protegen de manera mucho más robusta que los que fluyen del actual sistema individualista “occidental” dominante. del capitalismo.

JOURNAL ARTICLE: Exploring African Holism with Respect to the Environment

KEVIN BEHRENS

Environmental ValuesVol. 19, No. 4 (November 2010), pp. 465-484 (20 pages); Published By: White Horse Press

https://www.jstor.org/stable/25764268

 Abstract

Contrary to a pervasive presumption of anthropocentricism in African thought, I identify an emphasis on the interrelatedness or interconnectedness of everything in nature, and argue that this is best construed as a rejection of anthropocentrism, and as something similar in conception to, and yet distinct from, holist perspectives. I propose that this strand of African thought, suitably reconstructed, should be construed as providing the basis for a promising non-anthropocentric African environmentalism. I name this position ‘African Relational Environmentalism’, and suggest that it is what distinguishes this position from holism that can most enrich environmental ethics.

Resumen

Contrariamente a la omnipresente presunción de antropocentrismo en el pensamiento africano, identifico un énfasis en la interrelación o interconexión de todo en la naturaleza, y sostengo que esto se interpreta mejor como un rechazo del antropocentrismo, y como algo similar en la concepción, pero distinto de , perspectivas holísticas. Propongo que esta corriente de pensamiento africano, debidamente reconstruida, se interprete como la base de un prometedor ecologismo africano no antropocéntrico. Llamo a esta posición ‘Ambientalismo relacional africano’ y sugiero que es lo que distingue esta posición del holismo lo que más puede enriquecer la ética ambiental.

Compartir:

Deja un comentario