catografia-de-suelos-radioactivos-erosion

Cartografía de suelos radioactivos y erosión: Colaje Imágenes Google

La contaminación radioactiva de los suelos, así como la retención de elementos radioactivos y sus efectos sobre la salud humana han sido ya divulgadas en nuestra bitácora. Mucho más recientemente, en 2020, la Agencia Europea de Medio Ambiente (de la cual forme parte durante unos meses en los primeros años del presente milenio) acaba de publicar un mapa de los suelos radioactivos del oeste de Europa, como os mostraremos abajo. En esta entrada no incidiremos sobre los más que perniciosos efectos de la energía y armamento nuclear, sino que pretendemos mostrar como tal contaminación puede ser utilizada con vistas a estimar la tasa de erosión del suelo, usando técnicas radiométricas. De este modo se pueden analizar y estudiar en donde han sido afectados, lo cual según la noticia, debido a la gran cantidad de pruebas nucleares llevadas a cabo en el pasado, podría afectar a gran parte de la edafosfera. Eso sí, como veréis, actualmente las nuevas tecnologías (aunque no tan novedosas) permiten conocer con mayor precisión no solo las concentraciones, sino también las fuentes desde donde se emitieron (bombas atómicas, accidentes en instalaciones, etc.). No entraremos en más detalles, ya personalmente no soy experto en el tema, mientras que por otro os ofrezco, bajo esta entradilla, el material suficiente con vistas a que vosotros ampliéis vuestros conocimientos sobre las materias tratadas. En la primera noticia, procedente de la FAO, se describe muy didácticamente el uso del isotopo de cesio 137Cs, que es el que nos ocupa por diversas razones, y como se usa para estimar las tasas de erosión del suelo. En la segunda notica, traducida del suajili al español-castellano, os muestro el estudio realizado y publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente en la que se dan detalles adicionales. Por la fecha de ambas noticias, se trata de un tema relativamente reciente, por lo que es de esperar que, en el futuro, se avance aún más instrumentalmente y se obtengan más y mejores evidencias y cartografías.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

Técnicas nucleares para medir la erosión del suelo

Técnicas nucleares para medir la erosión del suelo (Documento FAO); 16/01/2018

Cada año se pierden más de 75 mil millones de toneladas de tierra fértil debido a la erosión. Los métodos convencionales de monitoreo del suelo son intensivos en recursos y mano de obra, por lo que el programa conjunto de Técnicas Nucleares en la Alimentación y la Agricultura de la FAO y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), está investigando técnicas alternativas para estimar la erosión del suelo. La nueva publicación de la FAO y la OIEA, Use of 137Cs for soil erosion assessmentpresenta una técnica prometedora que mide la pérdida del suelo a través de trazas nucleares.

Durante las pruebas nucleares en la década de 1950 y 1960, y más recientemente durante los accidentes de Chernóbil y Fukushima, se han liberado cantidades mensurables del radionucleido Cesio-137 (137Cs) a la atmósfera.  Cuando 137Cs entra en contacto con el suelo, permanece fijado a las partículas de la tierra, sin ser arrastrado ni absorbido por las plantas. Esto significa que la evolución del 137Cs en el suelo es un buen indicador de la erosión.

Los científicos analizan el contenido del radionucleido Cesio-137 a través de la espectrometría gamma, un método que determina los niveles de radioactividad. Con la condición de que se utilicen suelos de referencia no perturbados, la técnica del 137Cs proporciona información útil sobre el índice de erosión así como sobre las dinámicas y la redistribución del suelo y los sedimentos. La publicación, además, explica las diferentes etapas de recolección, procesamiento e interpretación de datos.

Gracias a un programa de investigación lanzado en la década de 1990, la división mixta FAO/OIEA se ha convertido en una referencia internacional para medir la erosión del suelo a través del uso del Cesio-137.

Material adicional encontrad en la Web, entre otro mucho documentos

Técnicas radiométricas en el Estudio de la Erosión del Suelo

Use of 137Cs for soil erosion assessment – FAO

Application of 137Cs technique for evaluation of erosion and …

Correlation of erosion measurements and soil caesium-137 ..

Scientists map radioactive soil in Western Europe
By Brooks Hays; Washington DC (UPI) Jul 16, 2020

Using old data and a new measurement technique, scientists have mapped radioactive soil contamination in Switzerland and several surrounding countries.

Researchers used a new analysis method to calculate caesium and plutonium concentrations in an archive of European soil samples. The team published their new map on Thursday in the journal Scientific Reports.

Over the last half-century, particularly during the 1960s, the two radionuclides were released during dozens of military nuclear tests. Caesium was also released by the Chernobyl accident in 1986.

“We have created a new map to provide a basis for estimating the soil loss since the anthropogenic release of radionuclides,” first study author Katrin Meusburger, researcher with the group Environmental Geoscience at the University of Basel, said in a news release. “To do this, it is important to know the proportion of radioactive fallout from Chernobyl.”

In addition to revealing the long-term effects of nuclear fallout, the new map can also help researchers analyze soil erosion rates since the 1960s.

The soil archive used by scientists featured samples collected from beneath grassland, land that has remained stable over the last several decades.

The new analysis method allowed researchers to differentiate between the radionuclides caused by military testing and the caesium released into the environment by the Chernobyl fallout.

“Unlike with the previous map, we can now distinguish between the sources of nuclear fallout,” said Meusburger.

The new map suggests caesium released during the nuclear tests spread out across the atmosphere’s upper layers before being carried to the ground by rain. The nuclear tests-derived caesium is relatively evenly distributed in European soils, though it is found in slightly greater concentrations across wetter regions, including Massif Central, the Ardennes and Brittany.

Because the caesium released by the Chernobyl accident failed to reach such high altitudes, remaining in the tropospheric level, its footprint is much smaller. Rains quickly brought the Chernobyl caesium back to the ground, contaminating only the soil beneath the plume that circled Ukraine in the aftermath of the explosion.

The mapping effort revealed higher Chernobyl caesium concentrations in Alsace, Franche-Comté and the foothills of the Alps, northern Italy and southern Germany.

Científicos mapean suelo radiactivo en Europa Occidental

Por Brooks Hays; Washington DC (UPI) 16 de julio de 2020

Utilizando datos antiguos y una nueva técnica de medición, los científicos han cartografiado la contaminación radiactiva del suelo en Suiza y varios países vecinos.

Los investigadores utilizaron un nuevo método de análisis para calcular las concentraciones de cesio y plutonio en un archivo de muestras de suelo europeo. El equipo publicó su nuevo mapa el jueves en la revista Scientific Reports.

Durante el último medio siglo, particularmente durante la década de 1960, los dos radionucleidos fueron liberados durante decenas de pruebas nucleares militares. El cesio también fue liberado por el accidente de Chernobyl en 1986.

“Hemos creado un nuevo mapa para proporcionar una base para estimar la pérdida de suelo desde la liberación antropogénica de radionucleidos“, dijo en un comunicado de prensa la primera autora del estudio, Katrin Meusburger, investigadora del grupo Environmental Geoscience de la Universidad de Basilea. “Para hacer esto, es importante conocer la proporción de lluvia radiactiva de Chernobyl“.

Además de revelar los efectos a largo plazo de la lluvia radiactiva, el nuevo mapa también puede ayudar a los investigadores a analizar las tasas de erosión del suelo desde la década de 1960.

El archivo de suelos utilizado por los científicos presentaba muestras recolectadas debajo de los pastizales, tierra que se ha mantenido estable durante las últimas décadas.

El nuevo método de análisis permitió a los investigadores diferenciar entre los radionucleidos causados por las pruebas militares y el cesio liberado al medio ambiente por la lluvia radiactiva de Chernobyl.

A diferencia del mapa anterior, ahora podemos distinguir entre las fuentes de lluvia radiactiva“, dijo Meusburger.

El nuevo mapa sugiere que el cesio liberado durante las pruebas nucleares se esparció por las capas superiores de la atmósfera antes de ser llevado al suelo por la lluvia. El cesio derivado de las pruebas nucleares se distribuye de manera relativamente uniforme en los suelos europeos, aunque se encuentra en concentraciones ligeramente mayores en las regiones más húmedas, incluido el Macizo Central, las Ardenas y Bretaña.

Debido a que el cesio liberado por el accidente de Chernobyl no logró alcanzar alturas tan altas, permaneciendo en el nivel troposférico, su huella es mucho menor. Las lluvias devolvieron rápidamente el cesio de Chernobyl al suelo, contaminando solo el suelo debajo de la columna que rodeaba a Ucrania después de la explosión.

El esfuerzo de mapeo reveló concentraciones más altas de cesio de Chernobyl en Alsacia, Franche-Comté y las estribaciones de los Alpes, el norte de Italia y el sur de Alemania.

Técnicas nucleares para medir la erosión del suelo (Documento FAO); 16/01/2018

Cada año se pierden más de 75 mil millones de toneladas de tierra fértil debido a la erosión. Los métodos convencionales de monitoreo del suelo son intensivos en recursos y mano de obra, por lo que el programa conjunto de Técnicas Nucleares en la Alimentación y la Agricultura de la FAO y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), está investigando técnicas alternativas para estimar la erosión del suelo. La nueva publicación de la FAO y la OIEA, Use of 137Cs for soil erosion assessmentpresenta una técnica prometedora que mide la pérdida del suelo a través de trazas nucleares.

Durante las pruebas nucleares en la década de 1950 y 1960, y más recientemente durante los accidentes de Chernóbil y Fukushima, se han liberado cantidades mensurables del radionucleido Cesio-137 (137Cs) a la atmósfera.  Cuando 137Cs entra en contacto con el suelo, permanece fijado a las partículas de la tierra, sin ser arrastrado ni absorbido por las plantas. Esto significa que la evolución del 137Cs en el suelo es un buen indicador de la erosión.

Los científicos analizan el contenido del radionucleido Cesio-137 a través de la espectrometría gamma, un método que determina los niveles de radioactividad. Con la condición de que se utilicen suelos de referencia no perturbados, la técnica del 137Cs proporciona información útil sobre el índice de erosión así como sobre las dinámicas y la redistribución del suelo y los sedimentos. La publicación, además, explica las diferentes etapas de recolección, procesamiento e interpretación de datos.

Gracias a un programa de investigación lanzado en la década de 1990, la división mixta FAO/OIEA se ha convertido en una referencia internacional para medir la erosión del suelo a través del uso del Cesio-137.

Compartir:

Deja un comentario